Visitas

martes, 8 de marzo de 2016

Undivel


Eres como un martinete
hecho en telas encoladas;
una petenera en cruz
un taranto que se mata
porque su pueblo gitano
se salve, se salve “acana”.

Eres quién pone el amor
en corazones de aceite,
quién sube por las paredes
llenas de cal en las sienes
y el que es mástil de la vida
en costalero jinete.

Eres quién sacia su sed
con hiel, con menta y albahaca
y en panderos de cristal
vences a la madrugada
sobre los montes garduños
con la lija de tus llagas.

Eres quién ata a sus muslos
cuatro clavos sorprendidos
y pone al pie de su cruz
un costurero pajizo
y haces a los montes santos
con tu corona de espinos.

Eres piqueta de gallo
que nuestra fe nos corona
con flores de calabaza
en madrugadas remotas
mientras ponen tus cofrades
un calvario de amapolas
en andas sacromontanas
de madera de Montoyas.

Eres semilla y colonia,
una gitana baranda
por donde come su pena
el de piel de la nostalgia.

Eres todo lo que queda
de un pueblo cobre de fragua
hijo y nieto de camborios
tribu de pan y de palmas
de cal, de aguja y de bueyes
que te construye mortajas
con las veredas de pitas
de sus cuevas encaladas.

Eres Undivel Bendito

Dios GITANO DE GRANADA.

No hay comentarios: