Visitas

sábado, 12 de marzo de 2016

El milagro de Diezma


Medio leyenda y verdad,
cuando fue cargado a hombros
no quiso que en soledad
Diezma quedara. Asombros
de aquellos que lo llevaron,
y que con Él se quedaron
en esa fuente cercana
por no salir de mañana
más allá de esa su Iglesia.
Su peso fue una anestesia,
y su carga tan pesada
que no hubo quien lo lograra
y se dieron vuelta atrás.
No consintió un paso más
ese Cristo de la Fe
pues el que lo vio y lo ve
ni da crédito ni puede
comprender lo que sucede
y cuál es su voluntad.

Medio leyenda y verdad
no salió jamás de Diezma
y es que es la fe quién no dezma
ni al subirse a ese tractor
al que le pudo el amor
de ese Dios crucificado
que todo Diezma ha llamado
Fe por su fe en el Señor.

No quiso irse jamás.
No lo logró el pueblo entero
y sigue fiel, verdadero

medio leyenda y verdad.

No hay comentarios: