Visitas

martes, 10 de junio de 2014

El matrimonio secreto

Kermit Roosevelt, hijo del Presidente americano

Kermit Roosevelt era el segundo hijo del Presidente de los Estados Unidos, un estudiante de Harvard que se había enamorado perdidamente de la hija del embajador estadounidense en España, Belle Willard. La joven Belle Wyatt Willard enamoró desde un primer instante al hijo del Presidente y éste no dudó en seguirla allá donde debiera para esposarla. Así las cosas, la familia se encontraba residiendo en España, ya que le futuro suegro del joven Kermit ocupaba el cargo de Embajador Estadounidense ante España. Y así fue como de manera silenciosa, casi a escondidas, contraían matrimonio un 10 de junio de 1914, es decir, justo hace hoy 100 años, la joven pareja.


Dos días después del enlace, el "matrimonio secreto" fue portada del ABC. 

El secretismo de todo aquel enlace fue mayúsculo. El enlace se llevó a cabo en un despacho sobrio, casi indecente de la Jefatura de Policía de Madrid. La celebración fue modesta y sin pretensiones, desde luego no las que uno imagina tratándose de todo un hijo de un presidente americano. se llevó a cabo en la Embajada norteamericana y lo más curioso de aquello, fue el encuentro que el día de antes, ocurría en el tren.


El viaje en tren que fue de todo, menos secreto... 

Viajaba Theodore Roosevelt en un tren que lo llevaba hasta Madrid, para asistir al enlace de su hijo y la novia de éste. A pesar de la discreción del gobierno norteamericano, alguien tuvo que percatarse que aquel no era un viajero común y al uso y corrió la voz. Pero lo que nadie podía sospechar es que en aquel mismo tren, viajaba también casi de incógnito nada menos que el Rey Alfonso XIII. El Monarca regresaba de una visita privada a San Sebastián y por nada del mundo quería ser descubierto, como tampoco lo pretendía Roosevelt. Así que de repente, dos mandatarios, se encontraban en el mismo tren, intentando que nadie supiera de ellos y revolucionando el Madrid de hace un siglo, que por supuesto, se hizo eco de tan ilustre visita, descubrió aquel viaje secreto estadounidense y puso al Diario ABC a fotografiar tan “exclusivo y destacadísimo enlace”.


Lo que pone de manifiesto que en un país como el nuestro, al final, se acaba sabiendo todo.  

No hay comentarios: