Visitas

viernes, 21 de febrero de 2014

Museo Arqueológico de Granada

Es el segundo Museo Arqueológico más antiguo de España., creado como “Gabinete de antigüedades” por el egregio Gómez Moreno en 1842 y sólo superado por el de Barcelona. Por delante del Nacional, por delante del de Valladolid, primero del sur de España y oficialmente fundado en 1879, sus primeras piezas provinieron de la ciudad emiral  de Medina Elvira. Fueron años en los que, bajo la tutela de la Comisión de Monumentos y del Ayuntamiento de la ciudad, el Palacio de Carlos V pudo exhibir dos secciones claras de su antiquísimo y pionero museo: los restos de Arqueología y los de Bellas Artes.

¡Qué sería de esta ciudad sin las fotos de Mayte Martínez Caro!

En 1917 se compraba la Casa de Castril, entonces en manos de los herederos del arabista Leopoldo Eguilaz y Yanguas, convirtiéndose a lo largo de este último siglo, en la sede del Arqueológico provincial de Granada. El Palacio del siglo XVI fue la casa familiar de los Zafra, descendientes del Secretario Personal de los Reyes Católicos. Su fachada, de Sebastián de Alcántara sobre modelos del inigualable Diego de Siloe, se acabó en 1539 y es el mejor ejemplo del plateresco granadino. Tan soberbio palacio renacentista además, se erige en uno de los más históricos enclaves urbanos de la ciudad, nada menos que a las orillas del Río Darro y en lo que fue el legendario barrio de los Axares, destinado al placer, a la salud y al bienestar desde finales del siglo XIII, cuando nació como arrabal del Albaicín.

Siete salas recorren la prehistoria y la historia. Desde el Neolítico a los primeros compases de la cultura musulmana en la Península, las piezas de las culturas prehistóricas se mezclan con iberas, fenicias, romanas y de los primeros siglos de la dominación musulmana. La Sala I abarca el Paleolítico, la cultura argárica y la edad de Bronce; la Sala II recorre la huella de la Humanidad hace 5.000 años, con el Neolítico y la cultura del Cobre en Granada. La III se llena de lo acontecido entre el 1900 y el 1200 antes de Cristo. Y la IV pone de manifiesto que esta ciudad se fundó hace 2.700 años, la huella del mundo Ibero en la provincia y las culturas fenicias y cartaginesas en nuestras costas. Así, la Sala V concita un inmenso interés basándose en Roma y aportando fondos escultóricos y elementos de primer orden para cerrar el Mundo Antiguo con las salas VI y VII.

El Museo es la mejor presea de lo que fue Granada y su provincia en la Antigüedad. Miles y miles de año de recorrido por la humanidad a través de miles de piezas, expuestas o conservadas. Se cumple en 2014 los 30 años que la Junta de Andalucía decidió tutelar el Museo y 4 años que, incomprensible, injusta y taimadamente, decidió cerrarse. Cuatro años de ignominia en los que desde Sevilla se dice que el Gobierno Central no ha cumplido con el envío de fondos económicos y 4 años que algunos ciudadanos nos preguntamos para qué se quisieron entonces las competencias que las autonomías no son capaces de llevar a cabo.

Lo de menos es la pelea entre signos políticos. Lo importante, la privación durante 4 años del nexo de unión de Granada con su pasado, del estudio de los pueblos que hicieron posible el nacimiento de nuestra tierra, de que no merecemos este olvido, esta dejadez y esta vergonzosa inutilidad de los responsables a la hora de mantener por 4 años cerrado, un Museo que justifica por sí solo la evolución del hombre.

El 24 de febrero de 1982 se descubría una de las piezas más singulares y valiosas del Museo, el “Togado de Periate”, una escultura del emperador Romano Claudio II el Gótico y una de las mayores obras de bronce encontradas en España. 32 años después, por el Palacio que dio lugar a la famosa expresión granadina “llueve más que cuando enterraron a Zafra” y que es en sí, motivo suficiente para visitar el enclave, no digamos ya su vasta y riquísima colección, Junta de Andalucía y otros servilismos políticos parecidos se lavan las manos, privando a Granada de cultura mientras los recursos autonómicos se usan a veces en fines menos loables.


Mañana a las 17:30, todo amante de la cultura, tiene una cita en el Museo, para reclamar de manera ostensible su reapertura. Una valiente convocatoria en fechas próximas al hallazgo del Togado de Periate, un símbolo de cómo los políticos inoperantes pueden hacer callar lo que 1.700 años no consiguieron. 

2 comentarios:

japi dijo...

Interesantísimos, los artículos que tiene en su blog, por eso me ha parecido muy acertado, incluir su página en mi blog www.reycij.blogspot.com

Mayte martinez caro dijo...

Hola!!!
Esperemos que se conciencien todas las instituciones que la ciudad esta de una dejadez apabullante!!!
Por casualidad he vuelto a mirar este blog y mira por donde encuentro una foto mia y un comentario de lo mas agradable posible!!
Saludos
Mayte