Visitas

martes, 11 de febrero de 2014

Granada inspira

A estas alturas a nadie le sorprende que la vieja capital del Reino tenga armas más que suficientes como para subyugar a sus hijos y a los que la visitan. Y eso sucede en 1926, cuando el heredero de toda una industria teatral sin precedentes en el Reino Unido, visite Granada y quede estupefacto con una huella patrimonial que valió para que Antonio Machado dijera de ella que esta urbe “tiene todo su encanto y el de las demás ciudades”. No iba desencaminado el poeta, porque al año siguiente, nacía en el norte de Inglaterra, operando desde Manchester, la más importante de las redes de salas de cine del Reino Unido, con un total de 56 teatros y 281 salas de exhibición asociadas, que llevarán el más rotundo nombre posible. Pero en el contrato mercantil de fundación de esta nueva empresa, los dueños, los hermanos Cecil y Sidney Bernstein, dejan claro por qué se llamará así, desde entonces a hoy, su emporio de teatro y cine: por la ciudad española de Granada que tanto hizo disfrutar a Cecil Bernstein en aquella visita suya de 1926.

Pero el paso definitivo y la consagración empresarial de los Bernstein se iba a producir en 1954, cuando nace la primera televisión independiente o privada del Reino Unido que opera en el norte de Inglaterra, Irlanda del Norte, Gales o las Islas del Canal: Granada Televisión. Junto a este proyecto ambicioso, nacería Granada Studios, los estudios de televisión en funcionamiento más antiguos del Reino Unido, los más importantes junto con los de la BBC y los que más programas y series han vendido para su implantación en otros países, llevando con el logo GRANADA, una firma propia y un homenaje de casi 90 años a la ciudad de la Alhambra.

Hasta 2010, en el techo de los estudios un gigantesco letrero de neón rojo se convertiría en el punto de referencia de los ciudadanos de Manchester, lo primero que veían los usuarios del tren y la gran marca de la casa que durante más de medio siglo ondeó sobre suelo británico: Granada TV. Siguen tres estudios en funcionamiento, repartiendo el nombre Granada en fachadas y espacios de sus casi 5.000 metros cuadrados.

Sidney Bernstein llevó su televisión a Leeds, Liverpool y Manchester. Las oficinas centrales, nada menos que en el Quay Street, el mismísimo centro de Manchester, pregonaba el nombre Granada a propios y foráneos. Y el nombre Granada siguió presente en la vida habitual de los espectadores de las salas de cine, de los teatros o de los ciudadanos que sintonizaban la televisión. Los servicios Informativos Granada han sido y siguen siendo una referencia de identidad del norte británico. El logotipo no hacía más que refrendar esto, con una gran G y debajo el nombre completo de aquella ciudad lejana del sur de Europa que inspiró a este gigante de la comunicación.

La televisión produce la serie más antigua del Mundo, que nació el 9 de diciembre de 1960 u sigue emitiéndose: “Coronation Street”. El documental Seven Up fue comprado por 20 cadenas televisivas mundiales e inspiró a la bebida homónima. “Las aventuras de Sherlock Holmes” o “La joya de la corona” se han emitido en nuestro país y el reconocimiento de los Premios Bafta dio lugar a la creación de Granada Television Internacional. Luego llegarían cadenas especializadas del grupo, como Granada Talk TV que lanzó al estrellato al controvertido Sacha Baron Cohen y en 1988 se inició el Granada Studios Tour para conocer los lugares de rodaje y montaje de programas y series. Cadenas hermanas de la empresa son Granada Good Life, Granada Sky, Granada Plus o Granada Breeze.

No deja de sorprendernos los nombres de algunos de sus programas, que han operado por internet, en televisiones de pago o en abierto, como “Granada Talk”, “Granada Comida y Vino”, “Granada Salud y Belleza”, “Granada High Street” y “Granada Casa y Jardín”. Estaba claro que el sello empresarial, televisivo y hasta comercial, se ha basado en sus casi 90 años en usar el nombre Granada como el más identificativo y personal, una propaganda que ha pasado de puntillas para los ciudadanos de la VERDADERA Granada y que ha reforzado la imagen de esta ciudad que por sus valores históricos, patrimoniales y plásticos, aquel lejano año de 1926, inspiró a los más importantes productores del espectáculo británico, primero a realizar los impecables estudios diseñados por Ralph Tubbs, reformando unas atarazanas de la época victoriana signadas con el nombre Granada, y luego a hacer de este nombre el signo icónico en Manchester y en el cine, el teatro y la televisión del Reino Unido.


Pero oigan, eso era algo que ya sabíamos: QUE GRANADA INSPIRA. La pena es que si esto hubiera ocurrido con cualquier otra ciudad española, tendríamos hasta en la sopa que los británicos llevan 90 años rindiendo homenajes a una urbe nuestra. Por eso, que cosas así se conozcan, por un lado son redundantes, porque Granada no necesita que nadie le diga lo incontestable que es, pero son muy necesarias, porque dejan claro que esta ciudad ha sido madre, maestra y clave de todo lo habido en la historia de los últimos 2.700 años. 

No hay comentarios: