Visitas

martes, 18 de febrero de 2014

450 aniversario de Miguel Ángel

No pudo más que ser durante el invierno y en el loco febrero. De esto han pasado 450 años, fecha que hoy conmemoramos con cierto pesar, habida cuenta que tal día como hoy expiraba el genio más grande que ha dado el arte universal: Miguel Ángel. Moría el arquitecto, el escultor, el pintor, el poeta y el proyectista. Moría aquel que venció a Leonardo, que acalló a Bramante y que tuvo en sus manos a un Papa y al mayor mecenas y el más culto del humanismo mundial. Moría el escultor capaz de convertir el mármol en alma y pintar la fantasía más sugestiva e incomparable del Mundo. Pero moría el que ideaba perfectos hasta los andamios y retaba al más poderoso, haciéndolo callar con el arma más poderosa: su arte.

Moría hace hoy 450 años el que entendió tan perfecta una obra, que no dudó en escabullirse un día y a punto de oscurecer, colarse en San Pedro Vaticano para firmar en sus espaldas, la obra más espiritual que el hombre ha logrado.

Moría hace hoy 450 años el que fue capaz de hacer la escultura más equilibrada y sin embargo rotunda, la misma que salió de una sola pieza a pesar de su tamaño y de cuyo mármol huyeron da Vinci o Sansovino. Estaba claro que él dominaría la verdad del arte.

Moría hace 450 años el que llegó a hacer un Cupido tan exquisito, que hasta la experta familia Medici creyó una obra de la Antigüedad. Antes de los 30 años, “David”, “Piedad” o “Moisés” acreditaban su genio.

Moría hace 450 años el que fue llamado a pintar 12 Apóstoles en un techo estrellado de una capilla vaticana y realizó el libro imprescindible de la perspectiva, la anatomía, la corrección y la contundencia.

Moría hace 450 años el primer artista de la Humanidad que le realizaron una biografía en vida, que era apodado incluso por sus rivales como Il Divino y que era capaz de parir hasta 300 sonetos, mientras ejecutaba las más corpóreas pinturas y elevaba el sentido de la escultura a las cotas que nunca después se lograrían.


Moría, hace hoy 450 años, el más grande artista de todos los tiempos, el divino Miguel Ángel Buonarroti.  

No hay comentarios: