Visitas

viernes, 20 de diciembre de 2013

La Paga Extra

Hecha unos zorros se había quedado España tras la Guerra Civil; para colmo, Europa no podía prestarle ayuda porque andaba inmersa en la locura más horrenda y catastrófica de la historia, la II Guerra Mundial y lo único que guardaban los españoles como oro en paño era la cartilla de racionamiento, que impedía la muerte por inanición. Esos eran lo lujos que podían permitirse nuestros abuelos o padres. Y en medio de aquella catástrofe económica y social que hemos venido a llamar posguerra, el Jefe del Estado, el General Francisco Franco, acaba de despachar y un 19 de diciembre de 1944 firma, sanciona y promulga una Orden que había de publicarse el 24 de diciembre de1944. ACABABA DE NACER LA PAGA EXTRAORDINARIA.

No estaban las arcas estatales para rumbos ni estipendios, pero lo primero que entendió Franco es que había que compensar a los trabajadores por el encarecimiento del nivel de vida y la caída de salarios. Además vio que ese dinero extraordinario repercutiría en los comercios y negocios, reactivando de alguna forma la economía, así que pensó que bien estaba lo bien invertido y  con motivo de la Natividad del Señor, en aquella España Reserva Espiritual de Occidente, el Franco de las dictaduras (hay que contarlo todo) inventó la Paga Extra y fue pionero en el Mundo en este salario extra.

Un año más tarde iba a más y se encontraron los españoles con que el Director General de Trabajo, entonces José Antonio Girón de Velasco, aprobaba otra Orden para que aquella paga extraordinaria tuviese carácter general e indefinido con motivo de las fiestas de Navidad; era el 6 de diciembre de 1945. Pero aquello fue un éxito; de felicidad por parte de los trabajadores, de optimización de la economía porque revertía en el comercio y de buena prensa, así que en 1947, el Gobierno de una Dictadura, el mismo Gobierno que fue el primero en crear un servicio sanitario gratuito para todos y en poner los primeros sistemas y garantías sociales, creó una segunda paga extraordinaria coincidiendo con el 18 de julio.

En el año 2012, el Gobierno de la Junta de Andalucía decidió desmarcarse del Gobierno de España que en base a la crisis, había retirado las pagas extraordinarias a los funcionarios, para después, volver a concederlas, de forma que un dictador (les duela a quién les duela, a lo mejor a mí el primero) pasará a la historia como el que más hizo en cuestión de derechos sociales mientras que el socialismo andaluz, para escarnio, se ha convertido en todo lo contrario.


Amigos funcionarios, suerte. Y recuerden que cualquier tiempo pasado, fue mejor. Al menos en esto, que 68 años atrás, en medio de la II Guerra Mundial y tras una Guerra Civil, era posible, pero el Gobierno del PSOE en Andalucía no lo cree factible hoy día. Paciencia...

No hay comentarios: