Visitas

lunes, 21 de octubre de 2013

Diego de Siloe, 450 Aniversario (VI)


En Granada.


Elevado a la categoría de primer maestro de toda Castilla, Diego de Siloe decide marcharse a Granada para cumplir con el encargo de las estatuas orantes de los Reyes Católicos en el que iba a ser el panteón de los monarcas españoles. Además hay un asunto pendiente: las nuevas esculturas del Altar Mayor van a sustituir a otras que poco antes había hecho Felipe de Vigarny, maestro de Siloe y luego su colaborador. 

Y aunque las paces estaban ya hechas, hay algo de venganza en la decisión de Diego, acordándose de cuando Felipe le dejó sin pagar su salario en el trabajo que hizo para el Coro de Burgos. Sea como fuere, y para fortuna de Granada, en 1528 está haciendo las imágenes de los soberanos Católicos Isabel y Fernando.

Pero su inmensa calidad cristaliza en un encargo soberbio: el Monasterio de San Jerónimo, para continuar lo ya hecho por Jacopo Torni, el Indaco. desde 1528 a 1547 el Monasterio y tumba del Gran Capitán es producto genial de Siloe, encargado de la decoración de las bóvedas, que dejan de tener función arquitectónica para convertirse en piezas teatrales y en documentos históricos. Más de un centenar de héroes, figuras míticas y santos decoran los espacios.

El siguiente encargo es el Atado a la Columna hoy en la Iglesia de San José y venerado por la Hermandad de la Aurora. El Señor del Perdón como el de la Catedral de Burgos, tiene una seca musculatura, un tórax ancho aunque quizás sea más evolucionado que el burgalés por su ademán y postura.

El siguiente proyecto escultórico que asume es el crucificado del Convento de la Encarnación, fechado hacia 1540 y que servirá para perpetrar un modelo de Cristo en la Cruz ampliamente imitado por sus seguidores, caso del Cristo de la Salud de San Andrés o de una manera infinitamente más alejado de su estilo, el de la Capilla del Carmelo.

Pero es la época dorada de Diego; arquitectura, diseños y escultura cobran vida a velocidades de vértigo. Nacerá la estructura y patio de la Curia Eclesiástica en 1530, los encargos catedralicios que en 1531 dan como fruto, la puerta del Ecce Homo y un año después, la de San Jerónimo, así como los sepulcros de Oñate del Obispo Zuazola, en Guipúzcoa, un extraordinario conjunto plateresco que volvía a dar muestras del dominio de Siloe en todas las técnicas del arte.

1528-1547: Iglesia del Monasterio de San Jerónimo de Granada



1528-1549: Catedral de Málaga


1530: Palacio de la Curia Eclesiástica de Granada


1531: Puerta del Ecce Homo de la Catedral de Granada


1532: Puerta de San Jerónimo de la Catedral de Granada


1534/37: Puerta del Perdón de la Catedral de Granada


1536: Iglesia Parroquial de la Puebla de don Fadrique



1536-1559: Sacra Capilla del Salvador de Úbeda


1540: Casa de los Miradores de Granada


1541/44: Sillería del Coro de San Jerónimo de Granada


1542: Iglesia Parroquial de la Encarnación de Íllora


1543: Portada de la Iglesia del Salvador de Granada


1544: Portada de la Iglesia de Santiago de Guadix


1549: Trazas de la Catedral Guadix



1549: Trazas de la Iglesia Parroquial de Iznalloz



1554/1560: Diseño de las Vidrieras de la Catedral de Granada


No hay comentarios: