Visitas

viernes, 17 de mayo de 2013

La Alhambra imitada pero inimitable


Reales Alcázares de Sevilla

La Alhambra es uno de los edificios más visitados del Mundo y destacado monumento que sigue despertando el interés, como muy pocos, de visitantes y ciudadanos de los cinco continentes. Pero no es algo nuevo. Los Palacios de Granada inspirará la construcción de los complejos palaciegos de los monarcas, sultanes y nobles en la España del siglo XIV, caso de los Alcázares de Sevilla, que en 1364 son ampliados por el monarca castellano Pedro I para lo que manda traer a artesanos granadinos que el sultán Muhammad V le envía a que imiten las últimas obras de la Alhambra que el emir granadino había mandado hacer años antes. En Marruecos durante el siglo XV y XVI, el pueblo musulmán se lanza a imitar los elementos decorativos alhambreños, copiados con fidelidad en alcazabas y mezquitas del norte de África, como en Fez o Marrakech, que parecieran estar orgullosas de su pasado granadino.

La Alhambra de Inglaterra, bajo el Crystal Palace

En el siglo XVIII, es el turno de los europeos. Franceses, alemanes e ingleses se hicieron eco de la incontestable originalidad de los palacios nazaritas y pusieron de moda un conjunto de edificaciones que han sido imitados, repetidos y copiados a lo largo y ancho del Planeta. En 1834 el que entonces podía ser el más prestigioso arquitecto europeo de su época, Owen Jones, visita Granada, descubre un edificio que no es sólo decoración sino ciencia matemática en su construcción y se lanza a copiarlo para la Exposición Internacional de Londres de 1854. En el interior del famoso Palacio de Cristal, Owen Jones hace un compendio de todos los ornamentos existentes en el Monumento granadino y construye sus elementos arquitectónicos y decorativos a tamaño original, basándose en los Palacios de Dos Hermanas, de Embajadores y en el Patio de los Leones. Un incendio en 1936 acabó con el Cristal Palace y la Alhambra inglesa.

La Alhambra de Santiago de Chile

En el centro histórico de Santiago de Chile, en la Calle Compañía, se inauguraba en 1862 la primera réplica del Mundo y la única en América de la Alhambra, encargada por la familia Ossa, que mandó al arquitecto Manuel Aldunate a Granada para poder copiar con exactitud el Monumento. Hoy, sede de los Estudios Nacionales de Bellas Artes chilenos, está siendo restaurada y prevé abrir sus puertas de nuevo, en este mes de enero de 2013.

Palacio de la Bolsa de Oporto.

En 1842 los portugueses quieren un edificio fuerte y con carácter para acoger a su flamante Bolsa. La construcción es un compendio de estilos en los que no podía faltar el nazarí, pues precisamente se pusieron los ojos en los palacios granadinos a la hora de decorar el que entonces iba a ser el Salón Árabe, pero que hoy día es utilizado como Salón de Recepciones de la Ciudad de Oporto. Su construcción comenzó el 15 de Septiembre de 1862 y terminó el 12 de Junio de 1880.

Palacio del Duque de Anglada de Madrid.

Volvemos a España. En Madrid, las calles de Alcalá, el Prado o los aledaños de la Cibeles era la milla de oro de la arquitectura solariega. Frente al Museo del Prado, el millonario José Xifré empezó a hacerse un palacio que iba a decorar el granadino José Contreras. Y por supuesto, la Alhambra volvería a inspirar patios, distribuidores y zaguanes, que nacieron bajo el influjo del Palacio de los Leones. Desgraciadamente, en 1949 se derruyó para construir el actual Ministerio de Sanidad. Pero no cabía duda que los palacios granadinos estaban de moda y que la aristocracia española quería habitar una vivienda que poseyera la magia de las estancias alhambreñas. Por eso, cuando en 1854 el Marqués de Salamanca compra la Quinta de Vista Alegre de Madrid a la Corona española, manda construir el llamado Salón Árabe y otras dependencias que copia del Mexuar y de Lindaraja, que aunque deterioradas hoy día, siguen visibles en el castizo Carabanchel madrileño. Y seguirá su ejemplo el Duque de Anglada que en el Paseo de la Castellana inaugura, en 1880, su soberbio palacio organizado mediante un patio central obra del arquitecto granadino José Contreras que era idéntico en medidas y formas al de los Leones.
El Castillo Hearst, origen de la famosa película Ciudadano Kane de Orson Welles.

Hay más de 20 copias de la Alhambra por el mundo. Es posiblemente el Monumento más imitado, hasta el punto que en 1903, en el Estado de California y dentro del condado de los Ángeles, se fundaba la ciudad de Alhambra, una población americana que tiene hoy 84.000 habitantes. Por eso no extraña que el más granadino de los edificios sea el más internacional. Se escogió para el Pabellón de España de la Exposición Internacional organizada por Estados Unidos en San Luís, Misuri, en 1904. El poderoso magnate William Randolf Hearst quiso tener un trozo de Alhambra en su imponente palacio, el Castillo Hearst, para lo que encarga a la arquitecta Julia Morgan que haga la Casa de Mar destinada a invitados, que a lo largo de sus 1.800 metros cuadrados imita nuestra Alhambra.

La Alhambra de Arabia Saudí

Es una moda imparable que desde 1860 a 1930 inunda Utrera, Écija, Málaga, Bilbao o Madrid. Y cuando parecía acabarse la estela de la Alhambra, en 1997 el actual monarca de Arabia Saudí, Abd el Aziz, visita Granada. Fue tanta su fascinación que en 1999 empezó en la capital saudita, un colosal proyecto con el Patio de los Leones, la Sala de la Alberca, el Partal y el Salón del Trono, formando parte de los 7.380 metros cuadrados que se miran en nuestra Alhambra y que han sido hechos con 1,6 millones de ladrillos de Santa Fe y 4.500 metros cuadrados cerámicos granadinos, sin olvidar que los leones están hechos en mármol de Macael y los ladrillos se cocieron en hornos de Otura. Y es que en el siglo XXI, la fascinación por la Alhambra no ha decaído, y en medio de California, entre 2006 y 2009 se construyó el Instituto Americano de Matemáticas, invirtiéndose en el principal centro de estudios matemáticos de Estados Unidos, más de 60 millones de dólares destinados a reproducir la Alhambra en medio de un campo de golf de Silicon Valley. Su fundador pasó cinco días en Granada, interesado por los motivos geométricos de nuestros palacios, que le fascinaron porque son techos y paredes perfectos para los matemáticos, como declararon los dirigentes americanos.

La inimitable.

De América a África haciendo parada en la sede del Instituto Cervantes de El Cairo, que desde 2010 cuenta con elementos inspirados en la Alhambra, caso de las vidrieras que la granadina Asunción Jódar diseñó bajo la temática de los azulejos de la Alhambra, en forma de tríptico de 8 metros cuadrados.  Y es que son 22 los edificios que en cuatro continentes y 10 países distintos imitan, copian, reproducen y pretenden tener al monumento más admirado pero inigualable del Mundo. LA ALHAMBRA.


Relación de edificios inspirados en la Alhambra:
Reales Alcázares de Sevilla, siglo XIV.
Madrazas de Fez.
Madrazas de Marrakech
Palacio de la Condesa de Lebrija, Sevilla (siglo XVII)
La Alhambra del Palacio de Cristal de Londres, 1854.
Palacio de la Alhambra de Santiago de Chile, 1862
Palacio de la Bolsa de Oporto, 1862
Palacio de Xifré en Madrid, 1862.
Palacio de Vista Alegre del Marqués de Salamanca, 1870.
Palacio del Duque de Anglada, 1880.
Ayuntamiento de Bilbao (1883-1892).
Salón Marroquí del Museo del Ejército de Madrid (1892).
Estados Unidos, Estado de los Ángeles, California... Ciudad Alhambra (1903).
Pabellón España Exposición Luisiana (EE. UU.) 1904.
Castillo Hearst, California, 1910.
Patio Ayuntamiento de Utrera, 1920.
Palacio de Justicia de Écija, 1923.
Casa Navajas Torremolinos, 1925.
Balneario de Archena (Murcia), 1980.
Alhambra de Riad, Arabia Saudí, 1999.
Instituto Matemáticas de California, 2006/2009
Instituto Cervantes de El Cairo, 2010

No hay comentarios: