Visitas

viernes, 12 de abril de 2013

Españoles en los Óscar


Fotograma de "Volver a empezar" protagonizada por Antonio Ferrandis

Hoy se cumplen 30 años del Óscar que Juan Luís Garci se apunta para España como la mejor película en lengua extranjera con “Volver a empezar”. Desde siempre, hemos creído que se trataba del primer galardón, la primera conquista del reconocimiento cinematográfico más importante al cine español pero antes de ese abril de 1983, los españoles ya habían subido al escenario desde el que se ponía en marcha la Ceremonia de entrega y colado la “españolidad” en la más importante de las reuniones del cine universal. Es cierto que el Óscar que hoy cumple 30 años fue la primera verificación oficial de una película española, pero no el primer premio otorgado por la Academia americana que ganaba un español. En concreto, hasta la fecha, 16 Premios de la Academia han ganado los técnicos, directores y actores españoles, que son los que siguen:

1969: Juan de la Cierva y Hoces (1929) es el sobrino del afamado Juan de la Cierva, inventor entre tantos del helicóptero gracias a su autogiro. Su padre, era el historiador y ministro Ricardo de la Cierva. Desde siempre el mundo de la investigación científica fue lo que más le atrajo a nuestro hombre que se afincaría en Estados Unidos poniendo sus conocimientos al servicio del Departamento de Defensa de los Estados Unidos. Pero será en 1969 cuando patente una revolucionaria invención para el mundo del cine: un estabilizador óptico utilizado para eliminar los efectos de movimiento, vibraciones y desenfoque de las cámaras. Fue aplicada por vez primera en 1970 en la película “Tora! Tora! Tora!”, un film que recrea el ataque japonés a Pearl Harbour en el transcurso de la II Guerra Mundial y que desde luego, aparte de la gloriosa y novedosa invención de nuestro paisano, pasará a la historia por contar entre su reparto con el afamado Joseph Cotten. Pero el invento fue de tal provecho, que le valió el Óscar Honorífico por su labor investigadora, convirtiéndose en el primer español en ganarlo.

1970: el asturiano Gil Parrondo y Rico-Villademoros es ya el más preclaro hombre del cine español, a tenor de sus reconocimientos y en provecho de sus aportaciones. Nacido en 1921, el último de los grandes premios que ha cosechado fue el Goya de 2005 por la dirección artística de “Ninette”, una adaptación del libreto teatral del simpar Miguel Mihura que dirigió Garci basándose en el imponente físico de Elsa Pataky. Pero Gil Parrondo, el segundo español que ganaba un Óscar, se ha dedicado desde siempre ha lograr los sueños de los directores y a culminar el trabajo de éstos, desde Florián Rey a Juan Antonio Bardem, sin olvidar nada menos que a Orson Welles y Anthony Mann, en estos días de moda tras la muerte de la que fue su esposa, Sara Montiel. En 1962 fue el director artístico nada menos que de “Lawrence de Arabia”; tres años después, participa también con David Lean en “Doctor Zhivago” pero será este año de 1970 cuando alcance las mieles del éxito encargándose de una de las mejores películas del cine bélico y toda una genialidad de la historia del cine: “Patton”, ganadora de 7 Óscar, entre ellos, la de mejor Dirección Artística que le correspondió a nuestro paisano.


El indiscutible maestro Gil Parrondo.

1970: Antonio Luna y Mateos Menjíbar tiene en su haber 130 películas. Se estrenó en el cine en 1945 y siempre ha sido el responsable y jefe de la utilería de los rodajes. Es un decorador que ha trabajado en aquella época del final del franquismo y principios de la democracia en películas de difícil catalogación, so pena de caer en la descalificación, la mayoría de las veces. Pero con Gil Parrondo firmó algunos largometrajes extraordinarios encargándose de la decoración de los mismos. Es el caso de “Patton” (1970), película por la que fue reconocida su labor y trabajo en la ambientación de la misma, formando equipo en el campo de la dirección artística con Gil Parrondo. Luego, Antonio Mateos nos lo hemos encontrado en obras inconmensurables, como por ejemplo, ese mismo año de 1970, en “Tristana”, la soberbia obra de Luís Buñuel, nominada al Óscar como mejor película de habla extranjera y que protagonizaron (el reparto es de ensueño) Catherine Deneuve, Fernando Rey y Franco Nero. Trabajó en “La escopeta nacional” (Luís García Berlanga, 1978), una de las 100 mejores películas de saga de la historia, una crítica ácida y mordaz a la sociedad española del momento y que contó con los mejores actores que entonces tenía España, a excepción de Alfredo Landa: José Sazatornil, Agustín González, Luís Ciges, Antonio Ferrandis o el gran José Luís López Vázquez. Antonio Mateos, también estuvo en “La Barraca” o en “La Colmena”, siendo su último trabajo de 2008


1971: La figura de Ivonne Blake es deliciosa; una figurinista, una diseñadora de vestuario que sin ser española de nacimiento, lo es de convencimiento. Nació en Manchester en 1938, pero se casó con un andaluz hace ahora 44 años. Llegó a la España de 1968 de manera provocativa, minifalda incluida, que según ella misma ha contado, dejó patidifuso al Guardia Civil del Aeropuerto de Barajas. Se nacionalizó española y presume de ello. Su primer trabajo cinematográfico fue en 1966 y desde luego no con un reparto mediocre. ¡Nada menos que con Sophia Loren! Trabaja con François Truffaut en “Farenheit 451” y es la encargada nada menos que de todo el vestuario de “Jesucristo Superstar”, además de vestir a Ava Gadner, crear el vestuario para “Robin y Marian” que encarnaron Sean Connery y la inigualable Audrey Hepburn y es nada menos que la creadora del traje de “Superman”, ahí es nada. Uno de sus últimos trabajos es “Encontrarás dragones”. Pero lo que aquí nos interesa es que en 1971 ganó el Premio Óscar al mejor vestuario con el largometraje “Nicolás y Alejandra”, aunque es justo decir que el Óscar conseguido por Blake no es exclusivamente suyo, pues contó con la inestimable participación del español Antonio Cánovas del Castillo y Rey (1908-1984) quien se encargó de repasar los trajes para dos de los personajes de la película, aunque frente al trabajo mastodóntico de Ivonne Blake, su presencia es casi testimonial, por eso no fue a recoger el Oscar. Eso sí, les prometo que contaré algún día cosas de este extraordinario modisto.

1972: España en racha. En cuatro años, el quinto Óscar para un español. La época dorada o al menos la más reconocida de nuestro cine. En esta ocasión, era de ley que el primer cineasta surrealista se lo llevara. Se trata del Premio a la mejor película en lengua extranjera, conquistada por un (aún hoy) no suficientemente valorado Luís Buñuel, posiblemente el más capacitado, creativo y sensible de todo el cine español. En 1972 se premió “El discreto encanto de la burguesía”, una obra que no pudo ser rodada en España por oposición el Régimen de Franco y que protagonizó Fernando Rey. El hilarante argumento, la acidez crítica, la desnudez de la vileza humana, pero por encima de todo ello, el surrealismo aún latente 40 años después de estar en boga, han hecho de ella una de las obras maestras del cine mundial.

1978: Néstor Almendros es el ejemplo del que goza de todo reconocimiento internacional y es un completo desconocido en su patria. Nacido en 1930, murió a los 62 años, en 1992. La Academia del Cine Italiano toma su nombre para el premio de fotografía. La asociación Human Rights Watch concede el galardón Néstor Almendros desde su sede en Nueva York. Fue cuatro veces nominado a los Óscar, trabajó con Truffaut, estuvo detrás de obras contundentes como “La rodilla de Clara” o “Kramer contra Kramer” y será siempre recordado por el Óscar que se le concedió al ofrecer los mejores fotogramas en “Días de Cielo”, una película que cuenta con un jovencísimo Richard Gere y transcurre al estallar la Primera Guerra Mundial. El cine español había cosechado en menos de una década, seis Premios de la Academia... La década de oro del cine español patentada como última muestra por este genial director de fotografía, olvidado en su patria.

El resto de Premios Óscar conquistados por los españoles sí que pueden ser más conocidos. Arrancando del que ganara Garci hace hoy 30 años y hasta el que completa la lista de 16 galardones con acento español que hace unos años logró Penélope Cruz bajo las órdenes de Woody Allen, éstos serían los que nos faltan, pero por más cercanos y conocidos, habrá otras ocasiones para hablar de ellos.

1982 José Luis Garci (Mejor Película Extranjera por 'Volver a empezar').
1993 Fernando Trueba (Mejor Película Extranjera por 'Belle epoque').
1999 Pedro Almodovar (Mejor Película Extranjera por 'Todo sobre mi madre').
2002 Pedro Almodovar (Mejor Guión Original por 'Hable con ella').
2004 Alejandro Amenábar (Mejor película extranjera por ‘Mar adentro’).
2006 David Martí y Montse Ribé (Mejor maquillaje por ‘El laberinto del fauno’).
2006 Eugenio Caballero y Pilar Revuelta (Mejor dirección artística por ‘El laberinto del fauno’).
2008 Javier Bardem (Mejor actor secundario por ‘No es país para viejos’).
2009 Penélope Cruz (Mejor actriz de reparto por ‘Vicky, Cristina, Barcelona’).

No hay comentarios: