Visitas

viernes, 22 de febrero de 2013

El Vía Crucis de Granada


Vía Crucis es un término latino que en español significa Camino de la Cruz y que se popularizó a través del Emperador Constantino en el siglo IV y de San Jerónimo unas décadas después, con el objeto de caminar el mismo trayecto que hizo Cristo desde la Casa del Pretor Poncio Pilatos, hasta el Gólgota. Se meditaba y oraba allí donde había sucedido una de esas escenas de la Pasión, muchas de ellas jamás escritas por los Evangelistas, sino tradiciones del pueblo que otorgaban mayor cariz espiritual a la Pasión del Señor. En cada uno de los catorce populares episodios, se paraba. De ahí el origen de su nombre: la estación, de estacionar o descansar. Cuando los cruzados toman Jerusalén, el Vía Crucis empieza a introducirse en Europa.

Sin embargo no será hasta 1419 cuando se convierta en una práctica habitual, gracias a un cordobés y a la devoción española. Álvaro de Córdoba, dominico elevado a Beato, volvió ese 1419 a su ciudad natal e instaló a las afueras de la capital del califato un “Vía Crucis” que imitaba el camino de Jerusalén, en concreto, casi kilómetro y medio que anduvo Jesús con la Cruz a cuestas y que desde el siglo XVI se conoce como Vía Dolorosa.

Comprendiendo la dificultad de peregrinar a Jerusalén, el Papa Inocencio XI en 1686 concedió a los franciscanos el derecho de erigir Estaciones en sus iglesias y declaró que todas las indulgencias anteriormente obtenidas por devotamente visitar los lugares de la Pasión del Señor en la Ciudad Santa las podían en adelante ganar los franciscanos y devotos haciendo las Estaciones de la Cruz en sus propias iglesias. Cuando Clemente XIII en 1713 lo extendió a todo el orbe católico, las Iglesias del Mundo colocaron las catorce estaciones en sus muros.

En 1991 Juan Pablo II, nada menos que desde el mismo Coliseo, creaba un nuevo Viacrucis, sustituyendo las escenas que no se basaban en los Evangelios y a mi juicio, saltándose la herencia y la tradición de siglos de la Iglesia. Pero con todo, en Granada esta práctica del Vía Crucis fue famosa y muy popular. Uno de estos caminos poblados de cruces iba hasta la población de Alhendín. Un segundo subía hasta el Sacromonte, hubo otro por la actual Cartuja y el propio que los franciscanos potenciaron desde el centro de la ciudad.

Y desde 1993 se organiza el Vía Crucis Oficial de las Cofradías granadinas, que cumple 21 años este próximo viernes y que será presidido por la Imagen del Crucificado de la Sacristía Basilical de las Angustias, con motivo del Centenario de la Coronación de Nuestra Patrona. Se trata de un Cristo que durante años ha sido relacionado con el hacer de Pablo de Rojas. Sobreentiendo que las lagunas en la interpretación de esta autoría son más que a tener en cuenta, entre otras porque relacionar este (por otro lado) imponente crucifijo con el arte de Rojas despierta cuando menos dos recelos: el primero de ellos es que de ser del maestro de las escuelas escultóricas andaluzas, se trataría de una obra de sus primeros años. Pablo nació en 1549 y no lo detectamos trabajando en Granada hasta 1575. 

La que hoy es Hermandad Patronal, adquirió carácter penitencial en 1556 y desde ese mismo año, sus archivos recogen que procesionaba la Imagen de un crucificado. Hasta 1582 pedían prestada la efigie de Cristo en la cruz, por lo que nos casa con las fechas de actuación artística de Pablo de Rojas. Pero fijándonos en los detalles que definen las obras del escultor referido, se distancia absolutamente de su línea habitual, no está presente el manierismo que especialmente se caracteriza en el “contraposto”, en la flexibilización de la postura y la composición serpenteante que ha otorgado a todas sus obras constatadas e incluso las atribuidas. Y por encima de todo, el rostro, donde las habituales firmas gestuales de Rojas no están presentes. Deberíamos por tanto decir que el crucificado que esta tarde tomará las calles de Granada, forma del rico patrimonio de “recatolización” de la ciudad, dentro de un estilo renacentista abocado al manierismo, fechado entre 1582 y 1590 y si bien la órbita de Rojas sigue presente, seguro que fue ejecutado por alguien de taller.



Pero regresemos al Vía Crucis Oficial y a sus convocatorias anteriores, en las que se nos hace ineludible destacar la primera de ellas, con el Señor de la Magdalena, aquel año de 1993. La línea a seguir parecía clara por parte de las Juntas de Gobierno de la Real Federación: las obras consumadas del arte granadino, las piezas incombustibles de la devoción local y por supuesto, los grandes tesoros que en su día despertaron la religiosidad popular y que ahora, recibían el culto de sus respectivas Cofradías. Sólo así entendemos que el Señor de la Sentencia (José de Mora 1685) o del Cristo de la Misericordia (igualmente José de Mora 1695). Jesús de la Paciencia se sumó al Vía Crucis granadino, que en su 5ª convocatoria escogió el imponente Señor de los Favores (órbita de Pablo de Rojas).

Fotografía de la Revista La Chicotá

En el año 1998, el Señor del Perdón, preeminente obra de Diego de Siloe (antes de 1550) concitaba el 6º Vía Crucis y para 1999, se escogía a la Soledad del Calvario (José de Mora 1671), la hasta ahora única Imagen de la Virgen que ha formado parte de este acto. Se acababa el siglo (8º de los Vía Crucis oficiales) con el inigualable Nazareno de José de Mora, el Señor de la Amargura (hacia 1690) y se recibía el siglo XXI con el Señor de las Tres Caídas, el nazareno franciscano (¿o carmelitano?) que debemos y podemos ubicar en  la órbita de los herederos del taller de Alonso de Mena y que yo me atrevería a apuntar como fechas de autoría, los años que van de 1670 a 1680, afinando (atrevidamente) mucho. Y así, en el año 2002, décimo aniversario de este acto piadoso, fue el Señor de la Humildad (seguidores de José de Mora, principios del siglo XVIII) el bendito simulacro que además, iniciaba una tradición: las Hermandades que cumplían alguna efeméride, en este caso el 75 Aniversario Fundacional, optaban al privilegio de que su Titular presidiera el Vís Crucis.

Este nuevo criterio de selección se apuntó en Jesús del Gran Poder (que saldría en 2003), Jesús de la Pasión (en la 12ª celebración, del año 2004), el Santísimo Cristo de San Agustín (por el 325 Aniversario de la Hermandad y poniendo en la calle hasta el momento, el cortejo de cirios de hermanos más largo de los Vía Crucis oficiales) o Jesús Nazareno, que en esta 14ª celebración del Vía Crucis, del año 2006 cumplía su Hermandad el 25 Aniversario; así las cosas, Cautivo, Redención, y Lanzada,  se alejaban de las Imágenes clásicas de nuestra escuela y abrían el horizonte a la nueva plástica presente en el Vía Crucis, aunque en las dos siguientes convocatorias, la de 2010 y la de 2011, fueron de nuevo seculares tallas las incluidas. La de 2010 (15ª celebración) fue el Señor de la Meditación (barroco edulcorado de nuestra escuela; seguidor de Mora y siglo XVIII) y la de 2011 el Señor del Descendimiento (siglo XVI, en torno a Diego de Aranda o Pesquera).

Fotografía del Blog Incienso y Oro

En 2012 le tocaba el turno a los hermanos del Trabajo desde el Zaidín. Y al fin, llegamos a la 21ª celebración oficial del Vía Crucis de Granada; como curiosidad, ninguna Imagen ha repetido, sólo un año se llevó a cabo con el concurso de una dolorosa, la Soledad de Mora y es el primer año este de 2013, con motivo del Año Jubilar, que no será un Titular de Semana Santa el que lo presida. Como epílogo, valga comentar que con los cambios introducidos por Juan Pablo II, Jesús Despojado no forma parte ya del ejercicio del Vía Crucis, además de perderse las estaciones de las Caídas de Cristo. Pero después de tantos siglos de devoción, en España al menos, hay pasajes que con o sin la inclusión de los Evangelios, son parte de la espiritualidad del pueblo.

El Vía Crucis Oficial en Granada: 
1993 Señor del Rescate
1994 Señor de la Sentencia
1995 Cristo de la Misericordia 
1996 Jesús de la Paciencia
1997 Cristo de los Favores
1998 Señor del Perdón
1999 Soledad en el Calvario
2000 Señor de la Amargura
2001 Señor de las Tres Caídas
2002 Señor de la Humildad
2003 Jesús del Gran Poder
2004 Jesús de la Pasión
2005 Cristo de San Agustín 
2006 Jesús Nazareno 
2007 Jesús Cautivo
2008 Cristo de la Redención
2009 Cristo de la Lanzada
2010 Señor de la Meditación 
2011 Señor del Descendimiento
2012 Nazareno del Trabajo
2013 Cristo de la Basílica de las Angustias.

No hay comentarios: