Visitas

lunes, 21 de enero de 2013

Estar grogui


El sitio y batalla naval de Cartagena de Indias en 1741

El almirante Edward Vernon (1684-1757) es con diferencia el marino inglés protagonista de las mayores mentiras en cuanto al prestigio de la Armada Británica y cuya leyenda se basó en una victoria envuelta en mil derrotas. En 1704 formó parte de la escuadra anglo-holandesa que pretendió tomar el puerto de Vélez Málaga y que no lo consiguió, sufriendo las potencias aliadas 2.700 bajas frente a las 1.600 de franceses y españoles a lo que se uniría el fracaso del Puerto de Barcelona de 1705. Una sonada victoria marítima en la actual Panamá dio paso a una fama que no se correspondía con la realidad; o dicho de otra manera, tuvo la desgracia de toparse con uno de los mejores marinos de todos los tiempos y el héroe de su época, que además era español y capitaneaba los barcos de la Corona de España. Así fue como Blas de Lezo http://laalacenadelasideas.blogspot.com.es/2012/09/blas-de-lezo.html, venció en el Puerto de Cartagena de Indias con 2.800 hombres a los 28.000 que gobernaba Vernon, que se marchó a toda bulla aplicando aquello de “una retirada a tiempo es una victoria”, mientras gritaba por la popa de su nao; “Dios te maldiga, Lezo”.

Estados Unidos al rescate de Europa y de la democracia en la II Guerra Mundial

Bien, aquello ocurrió en 1741, permitiendo como ya habrán leído en la entrada de esta Alacena consagrada al “héroe” español don Blas, que nuestra Patria mantuviera hasta 1805 la soberanía sobre el mar del Mundo hasta que el siglo XIX supusiera la corrupción definitiva de nuestra honra y nuestro prestigio. Pero esa es otra historia; la que nos interesa es la que tiene como protagonista a Vernon, protagonista de la mayor y más humillante derrota de toda la historia de la Royal Navy, perdiendo 50 naves, 11.000 hombres y todo ello teniendo en cuenta que se enfrentaba con 186 barcos a 6 barcos y 2.800 defensores españoles. Para que se hagan una idea, Hubo que esperar 203 años para ver un despliegue naval tan impresionante como el que había organizado la corona inglesa para intentar destruir a España. En concreto, hasta la Operación Overlord (del 6 de junio al 25 de agosto de 1944) con el Desembarco de Normandía, la cantidad de barcos y efectivos de guerra al mando de Vernon jamás se había ni siquiera soñado. Y todo ello para que nuestro Blas de Lezo lo humillara como lo hizo.  T

El rey inglés Jorge II

La rabia del marinero inglés no pudo ni medirse. Intentó otros dos ataques (igualmente fallidos) sobre Santiago de Cuba y Panamá y como antes del combate en Cartagena de Indias había escrito al rey inglés Jorge II contándole que la Armada Inglesa había vencido a la española, no le quedó más remedio que volver a las Islas Británicas con los restos medio descompuestos de su flota y pisar un año después de la expedición suelo inglés en 1742 para comunicar que la victoria de Cartagena nunca existió. Esto causó tal vergüenza a Jorge II que el propio Rey prohibió escribir sobre ello a sus historiadores. Ningún inglés se atrevería hoy día a reconocer la mayor humillación de la edad moderna: habían acuñado monedas y placas conmemorando la victoria y habían sido derrotados de manera flagrante y vergonzosa por los españoles; así que el Rey ordenó silencio absoluto, olvido de todo y relevar del cargo a Vernon y expulsarlo de la Marina.

Edward Vernon con su imermeable de grogram, retratado por Thomas Gainsborough.

Muchos os preguntaréis: ¿qué tiene entonces de especial esto? Pues que Vernon, no pasará a la historia por sus hazañas militares, por sus éxitos, ni siquiera por ser un buen rival y un enemigo honroso, sino por inventar y popularizar el grog, una bebida hecha con agua caliente, azúcar, ron y gotas de limón. La bebida se le ocurrió en la travesía desde Inglaterra a Cartagena de Indias. El ron (la bebida por antonomasia del marino de la época) no era suficiente y Vernon decidió que durara el trayecto y sobrara para festejar el triunfo que creía asegurado, de forma que al diluir el ron con agua, sus hombres bebieran durante el que se antojaba largo asedio de Cartagena. Vernon, que como estratega marítimo quedó retratado, era conocido entre sus marinos como “Old Grog”, por una capa impermeable que siempre vestía confeccionada con un material llamado "grogram", tela muy gruesa hecha de un material rígido, mezcla de lana y seda, antecedente de las fibras actuales impermeables.

La “Armada Vencible” inglesa, zarpó con una orden del Viejo Grog, de Edward Vernon: el ron sería rebajado con agua bajo la vigilancia de un oficial, los marineros gozarían de dos raciones al día y para mejorar el sabor se le añadiría azúcar y limón. La marina británica entendió que era una extraordinaria forma de reducir el consumo de ron por parte de los marineros, y más si tenían que entrar en combate, aunque tras lo que sucedió en Cartagena, con 11.000 bajas inglesas, más les hubiera valido ir ebrios; y en efecto, la bebida fue bautizada como Grog, al igual que el apodo de su inventor. Es más, hasta el 31 de julio de 1970. día que se conoció como el Black tot day, (el día negro del Tot), estaba incluido como parte de la ración diaria que los marinos de la Royal Navy debían recibir. El tot pusser era su ración, y cuando el Almirantazgo decretó el cese de ron en la marina, acabando con una de las más largas tradiciones marineras, los ingleses creyeron que el esplendor marítimo de la Royal Navy había muerto con esa orden.

Pero volvamos a nuestra historia. ¿Recuerdan? Vernon era Grog. La bebida que inventó, el grog. Y el que abusaba de ella y a pesar de encontrarse rebajada, se emborrachaba, se quedaba “groggy”, como dicen los ingleses. Nuestra Real Academia lo introdujo en el diccionario (un anglicismo más de tantos) refiriéndose a él como

1. En el boxeo, aturdido, tambaleante.
2. Adjetivo. Atontado por el cansancio o por otras causas físicas o emocionales.
3. Adjetivo. Casi dormido.

Desde entonces, se dice que alguien está grogui si parece adormecido, ido, despistado o borracho. O muy cansado. O... O es medio tonto como Vernon, que debería figurar entre los más ineptos de Inglaterra, o entre las víctimas de una España que hasta no hace tanto, era el temor del resto. ¡Lo que cambian las cosas!

2 comentarios:

Anónimo dijo...

La historia completa en www.labatalladecartagenadeindias.com

Oviedo de Pasión dijo...

Pues en la etiqueta que ha puesto del Ron nos cuentan otra "batalla": "G.R.O.G.= Georgius Rex Old Grenada" . Asi emarcaban los barriles del Ron que traian los ingleses de allende los mares hacia su tierra.