Visitas

miércoles, 26 de diciembre de 2012

El origen de los Christmas


Propongo un modelo de Tarjeta de Navidad: Granada Nevada


Atrás quedan los años en los que los buzones hogareños contenían alguno de esos “christmas” que familiares, empresas o firmas comerciales enviaban con propósitos todavía navideños. El correo electrónico, los avances en tecnología móvil y una cada vez más acusada insociabilidad y desafecto han terminado por enterrar una tradición que a duras penas sigue viva y en estas fechas está cumpliendo 169 años.

Sir Henry Cole ()1808-1882

En la Inglaterra de 1843 Henry Cole se había ganado un más que plausible lugar; su tarea de diseñador, unido a su pretensión de difundir y fomentar la educación lo llevaron a inventos que revolucionaron la sociedad de su época, entre los que están el sello, que se le ocurrió mientras trabajaba para el Servicio Postal londinense (esto ocurriría entre 1837 y 1840), pero si lo recordamos hoy aquí es por crear la primera tarjeta navideña con la que felicitar estas fiestas. Conocida como Christmas, el término en inglés ya evidencia dónde nacieron estas tarjetas. Ahora bien, seguro  que ustedes se habrán preguntado por qué los ingleses no hablan de Navidad y sí de Christmas... y ciertamente no están muy confundidos, ya que esa palabra anglosajona habla de “Misa de Cristo”. Pero será mejor tratarlo en otro momento en esta Alacena.

"Día de San Valentín" de John Calcott

Nos habíamos ido a 1843 y a la idea nacida en la cabeza de Sir Henry Cole. Éste encargó a un amigo suyo pintor que le realizara un dibujo coloreado con el que ilustrar sus mejores deseos y enviarlos a familiares y amigos. El designado fue John Calcott Horsley (1817-1903), especializado en asuntos históricos pero que pasará a la fama por realizar el primer Christmas de la historia y el primer cartel anunciador de la fiesta de San Valentín.

Primera Tarjeta de Navidad de la Historia (1843)

Ejecutado el dibujo, coloreado y  terminado, Henry Cole recibió las 1.000 copias que una imprenta londinense se había encargado de reproducir. En la escena, una familia estaba rodeada, en un instante del tradicional banquete navideño pero ya en el momento de los brindis. El autor quería que el acto de los protagonistas representara un brindis en recuerdo de los ausentes y se permitió la licencia de hacer que la Navidad fuera un momento relajado, incluso para la educación de los niños.

Detalle de la primera tarjeta navideña (1843)

A propósito de la anécdota, seguro que muchos de ustedes han dejado que en ocasiones tan importantes, festivas y relajadas como la Nochebuena, niños menores de edad prueben levemente algo de alcohol. La famosa expresión: “mojarse los labios” justifica la ingesta de alguna bebida del tiempo y la fiesta en los más pequeños. Hay padres y padres, claro está. Incapaces de cuidar y educar a su prole y los que se permiten algún gesto; y eso mismo hizo John Calcott en su tarjeta de navidad, pintando a un niño de esa familia de la que hablábamos, brindando también con alcohol, lo que levantó las más enérgicas protestas de la sociedad conservadora inglesa y en especial de los anglicanos más ortodoxos, los puritanos.

Otro modelo de Tarjeta de Navidad: Granada en estas fechas

A Henry Cole la tarjeta le encantó, celebrándola con vehemencia y haciéndosela llegar a los suyos; pero no todas las 1.000 tarjetas las usó, de forma que su autor, el pintor Calcott se encargó de vender las sobrantes al precio de un chelín cada una. Sin quererlo, acababa de originar el empleo del christmas.

Definitivamente, no creo que haya una Tarjeta de Navidad más bonita que la de Granada nevada

En 1863, las tarjetas para felicitar las fiestas se imprimían ya en serie; en aquellos años, la cursilería de diseño no era el motivo de sus escenas, desechando paisajes nevados y escenas idílicas, para centrarse en temas religiosos y en escenas de hogar y familia. En 1875 Louis Prang se convirtió en la primera impresora en ofrecer tarjetas en América y de la mano de la Reina Victoria del Reino Unido, llegará la consagración del Christmas cuando en 1893 encargue a la imprenta proveedora oficial de la Casa Real Inglesa, 1.000 tarjetas navideñas con las que cumplimentará el protocolo de la época. El christmas nació en Inglaterra y también fue inglés el primer personaje público que lo usaría.

Quizás, no aguanten dos siglos pero a día de hoy, siguen siendo parte de la Navidad de Occidente. 

No hay comentarios: