Visitas

viernes, 22 de junio de 2012

El poeta Zorrilla en Granada

Una de las grandes iniciativas que el Centro Artístico de Granada llevó a cabo como fundación cultural de extrema vivacidad y empeño en la difusión de las artes y las letras fue el reconocimiento por parte de todos los que tenían algo que decir al respecto, del poeta vallisoletano José de Zorrilla, uno de los máximos exponentes del romanticismo literario español y consagrado para la inmortalidad por su “Don Juan Tenorio”. Algunos han querido ver en el acto que habría de acontecer precisamente en Granada, el origen del actual Premio Nacional de Poesía que laurea la carrera de un poeta y su trayectoria como vate, mientras que otros fijan en esta declaración, el primer premio español de letras.

Sea como fuere, la idea impulsada desde Granada y secundada por otros, bien sumándose a ella, bien colaborando en su puesta en marcha, aglutinó a la Corona Española, el Ministerio del ramo, la Real Academia y estamentos académicos de carácter cultural. En todo caso, España en cuerpo y alma, en jerárquico gobierno, estuvo o secundó la iniciativa. De modo que lo que celebramos este 22 de junio es que hace 123 años, en nuestra ciudad se vino a celebrar la primera Fiesta de reconocimiento, tal vez la concesión del primer premio literario de la Historia de España.

El 14 de junio de 1889 llegaba a Granada José de Zorrilla. Se encuentra con el recibimiento de las Autoridades Locales que le dan un paseo por la ciudad, hasta llegar a la Plaza de la Trinidad, recién formada, pues precisamente en mayo de este año de 1889 se había demolido el convento calzado de la Santísima Trinidad y el solar, hoy plaza pero hace 123 años “improvisada plaza”, vio cómo se levantaba un arco de triunfo formado por hojas de palmera y otra vegetación en honor al poeta.

La Alhambra y los principales conjuntos patrimoniales de la ciudad sirvieron para que concluyeran una tras otra las jornadas. El poeta, se alojaba en el palacio neorrenacentista del Carmen de los Mártires, que en aquella época era propiedad aún de Carlos Calderón, nieto del aristócrata granadino que lo compró y general y agregado diplomático del Reino de España.

La agenda de Zorrilla en los ocho días de elogios y actos que vivió en Granada fue intensa. El 15 de junio asiste a la inauguración de la Exposición Regional de artes y artesanía que comisionó el Centro Artístico. El 21, en el Paseo del Salón, la ciudad le rinde el Homenaje Local, engalanando el Paseo del Salón y llamándolo Cantor de Granada. Años antes, no habían sido pocas las poesías dedicadas a esta ciudad y los muchos elogios escritos por su parte.

Por último, un 22 de junio y que hoy se cumplen 123 años, en el Palacio de Carlos V fue revestido de honores nacionales de manos del Duque de Rivas, en nombre de la Reina Regente María Cristina frente a la congregación de 14.000 granadinos. El hijo del ilustre poeta romántico Ángel de Saavedra, coronó a Zorrilla diciendo: "En nombre de S.M la Reina Regente, que es la más alta representación de la Patria, tengo el honor de colocar esta corona sobre la egregia sienes del inmortal autor de Granada”: Y los asistentes, le empezaron a llamar “príncipe de los poetas”.

Poco después el Ayuntamiento de Granada acordó un 29 de Julio de 1889 nombrar a Zorrilla Hijo Adoptivo de la ciudad, acuñar una moneda conmemorativa de bronce con su efigie en una cara, y poner en valor los poemas que había dejado escritos haciendo referencia a la Capital de la Alhambra. Pero lo anecdótico de todo esto es que después de los fastos de la coronación, Zorrilla, asfixiado económicamente, cuando ya está de regreso en Madrid, pretendió empeñar la corona que se empleó en su homenaje, llevándose la sorpresa de que ésta fue un elemento simbólico más que una pieza material de la que pudiera haber obtenido alguna compensación económica, desilusionándose al estar seguro que había sido ungido con una presea de oro auténtico.

No hay comentarios: