Visitas

sábado, 7 de abril de 2012

Sábado Santo en Granada

Una única Hermandad recorre la segunda jornada más joven de la Semana Santa granadina, abierta a las estaciones de penitencia tras el Concilio Vaticano II y que protagoniza la pretérita y regia Cofradía de la Alhambra, que procesiona el simulacro de la Piedad y al compartir la advocación con la Patrona de Granada y su Archidiócesis, recaba la atención devocional de buena parte de los granadinos de siempre. El conjunto escultórico es de los más destacados de España, quizás una de las últimas obras plenamente barrocas de la nación, ejecutada hacia 1750 por el que vino a ser considerado el “último escultor barroco” de Andalucía, entendiendo que tras las normas de la recién creada Academia de San Fernando (1752), el estilo empezó a consumirse dando paso a los últimos coletazos del mismo y al abrazado neoclasicismo.

La Hermandad ha contado con ilustres entre sus filas. El inmortal Federico García Lorca fue hermano y portó aquel 1928, su cruz de guía. Todo en ella es estética y mérito artístico. Posee una de las colecciones de enseres más admirado y rico de Granada y visten sus nazarenos los que sin duda son las túnicas más cuidadas y los materiales más elegantes de toda la Semana Santa de la ciudad. Si a ello sumamos el discurrir por el recinto palatino de la Alhambra, que atraviesa dos puertas nazaritas, la renacentista, la imperial de las Granadas (un arco de triunfo en honor al emperador Carlos) o que su estampa se recorta ante el Palacio de Carlos, es absolutamente recomendable su contemplación.

Y Ella. La Virgen de las Angustias está coronada canónicamente. Se vivió este hecho devocional tras 39 años de espera sobre la anterior, convirtiéndose a su vez en la primera Imagen Bendecida de la Semana Santa de Granada en recibir tal distinción. Su corona, admirable y original, no es más que el resumen del patrimonio que exhibe la Cofradía. De la que esperamos que progresivamente, haga realidad el gran paso que se inició en 1931, en plata, siendo la primera de España que introducía el arte oriental (en concreto, el hispanomusulmán o nazarí) en lo cofrade y que reproduce el famoso Patio del Palacio de los Leones de la Alhambra. 

No hay comentarios: