Visitas

domingo, 8 de abril de 2012

Domingo de Resurrección en Granada

Despide Granada su Semana Santa con dos Hermandades, sin que hubiera nadie de extrañarse que sean dos las Cofradías dedicadas a la Resurrección de Cristo, habida cuenta que en esta misma ciudad son dos también los “Cautivos”, dos los “Atados a la columna”, seis los “Nazarenos” y hasta ocho los “Crucificados” que procesionan y a nadie extraña.

Lo hará primero la Hermandad de Resucitado y Alegría que tiene en el Cristo Titular una soberbia obra de arte contemporánea del no siempre bien valorado Doctor Barbero Gor, especialista como ningún otro en anatomía y de pulcras y efectistas obras de arte.

Luego, en pujante camino, Resurrección y Triunfo. Luctuoso día por el recuerdo del que fuera uno de sus bastiones y hermano mayor, José Paniza. Los del Zaidín, vienen terminando un Paso de Misterio de sobradas proporciones y gran programa iconográfico con exornos florales particularísimos y acertados, amén de lo cuidado de las imágenes secundarias que lo conforman.

Y termina la Semana Santa. No sólo la granadina, sino la de Andalucía. Será a las doce de la noche, en el casi ya Lunes de Pascua. Ninguna otra Hermandad del sur de España regresa tan tarde (y para fortuna del cofrade granadino) y pone el broche una advocación granadina como pocas y un paso de palio. Con la plata y la malla de sus caídas concluye las ocho jornadas donde el cofrade, el católico, ha vivido el resumen perfecto de una pasión que traspasa lo imaginable. Con la Virgen del Triunfo, muchos piensan ya en cómo será la próxima. 

Fotos de Álvaro Abril y la Agrupación Musical de la Estrella de Granada. 

2 comentarios:

Santi dijo...

Creo que Cristo Resucitado de Barbero sí está bien valorado; el problema que le veo es que está falto de "unción sagrada"... pero técnicamente, irreprochable.
Lo mismo con la Virgen de la Alegría, pero quizás demasiado "innovador" para un lenguaje como el de las Cofradías.
Y si estas dos obras pensadas de forma independiente las llevas a un paso y las rodeas de mediocridad escultórica, no ayudan a poner en valor la obra de Barbero. Más que un problema de talla en sí de qué es y quiere ser la Cofradía que le da culto... por lo que esa indefinición al final se transmite a los Titulares entre el resto de cofrades.

Anónimo dijo...

las figuritas, mal llamadas imagenes, que acompañan a resucitado y alegria harian buena lumbre en una chimenea... estoy seguro