Visitas

sábado, 10 de marzo de 2012

Jesús Nazareno de las Penas

Es una Imagen que puede ser datada entre 1785 y 1789 y que el profesor Juan Jesús López-Guadalupe Muñoz, tras la investigación que pudo llevar a cabo en los archivos del Monasterio del Santo Ángel Custodio, atribuyó con una precisión extraordinaria a uno de los últimos escultores barrocos de la escuela granadina, Juan Felipe González Santisteban (1740-1810) que había contratado entre 1788 y 1789 varias obras con la comunidad de Clarisas Franciscanas de este Cenobio granadino, caso del San Pascual Bailón que recibe culto en la primera hornacina del lado de la Epístola de la actual Iglesia.

He de reconocer que me asusta la presencia de este Nazareno, no porque no sea admirable y de proporciones y modos más que correctos, sino porque siempre he visto en la obra el balbuceo de una “competencia devocional con el Cristo de San Agustín”. Si bien su Hermandad lo incluyó como Titular de la misma observando un Vía Crucis cuaresmal (y no procesionarlo en Semana Santa, algo que no contemplan las Reglas), nadie nos asegura que el cuidado estético y decoroso hacia la Imagen y el ímpetu de un conjunto, pueda producir cierta merma hacia el mismísimo Protector de la Ciudad (bastante improbable pero no descartable), o bien caer en la incongruencia cuasi politeísta que en su día tuvo la etapa anterior de la Hermandad de los Estudiantes que daba culto a tres Imágenes de Cristo distintas.

Pero este Nazareno que sólo pudo cumplimentar un Vía Crucis con su hoy Hermandad (el de 1989), y que a la espera de una bonanza económica que no termina de llegar, precisa una restauración que le permita consolidarse como Imagen devocional en las calles de Granada, al menos en Cuaresma, ha sido viajero y espontáneo Titular de no pocas hermandades granadinas que lo solicitaron en múltiples ocasiones a sus más fieles custodias y devotas, las monjas clarisas del Santo Ángel. La primera de estas salidas se vino a producir en el año 1953, incorporado como uno de los pasos que recrearían un Magno Vía Crucis organizado con motivo del entonces XXV Aniversario de la Fundación de la Federación de Cofradías. Y poco después, con la Hermandad del Vía Crucis.

Repitió al poco en las calles, esta vez en la Hermandad del Rosario. Aquel 1956 todavía no contaba con un Cristo Titular, para lo que hubo de esperar hasta 1961 siéndolo el actual Señor de las Tres Caídas. Pero a lo largo de los tres años que van de 1960 a 1962 se convertiría en el Señor de la Hermandad de la Esperanza, que a partir de ese año adquiere el particular Nazareno del Gran Poder que estuvo procesionando hasta 1995, obra del granadino Manuel Roldán de la Plata.

Al fin, fueron 4 los años que procesionaría como Titular de la Hermandad de la Estrella, del Albaicín, entre 1980 y 1983, para al año siguiente incorporarse el actual Nazareno de Pasión que gubió Dubé de Luque. Al fin, la última vez que pisó las calles de esta ciudad, sería en aquel 1989 durante un Vía Crucis que en su honor y pleitesía organizó la ya suya Hermandad del Cristo de San Agustín.

Una Imagen de Cristo y 5 Hermandades. Y más de 210 años de historia. 

6 comentarios:

Salva dijo...

Recuerdo que, de niño, no sé por qué (quizás por esa lógica de asociar cada advocación con un paso), hubo una temporada que asemejaba el nombre de Jesús Nazareno de las Penas, a la imagen del Santo Crucifijo, es decir, como si esa fuera su advocación "pasionista" y no su nombre común (Cristo de San Agustín). Fue poco tiempo después cuando, mi gran maestra de matemáticas y hoy por hoy miembro de la Junta de la Hermandad, Mari Carmen Pardo, en esos recreos de "tertulia cofrade" me aclaró que Jesús Nazareno de las Penas era (palabras textuales) "un nazareno preeeecioosoooo (con ahínco), antiguo, que se veneraba en el convento, que algún dia la hermandad sacaría a la calle" y que cuando fuera por allí me lo presentaría.
Con esto, confirmo desde lo que conozco (para muestra un botón) esto que dices del potencial que supone la efigie del nazareno apenado entre los escasos metros cuadrados del Angel Custodio.
No obstante esa afirmación roza la hipérbole, pues si bien es cierto que es una bella imagen, que lo es, creo yo, desde mi punto de vista, y conociendo a la gente que frecuenta aquella casa, que las ideas están bastante claras.
Y para terminar, una pequeña reflexión, o más bien un apunte si Vd me lo permite: más preocupado estaría yo por la portentosidad del palio silente de Consolación, que por la dulzura del Nazareno, si hablamos de hacer sombra (si es que es posible...) al Santo Crucifijo.

Y para terminar, digo ¿pudiéndo tenerlo todo, por qué elegir por uno? jejeje.

Que Dios te guarde, hermano!

Anónimo dijo...

David,

El temor quizás no sea para los hermanos de la corporación, pero fuera de ella, creo que no pocos -entre los que me incluyo-, tiene más tirón "devocional" el Nazareno que el Sagrado Protector. Y es que la fe no entiende de razones artísticas...

Un abrazo, Santi.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Hombre, fuera de los hermanos, Santi, estoy convencido que no le tienen devoción ni a uno, ni a otro, ni a la Madre Superiora. ¡No van ni a los cultos de su Hermandad, le van a rezar a otros...!

Caso distinto es tu apego ya reconocido a este Nazareno... Pero que sigo viendo una trampa al lado del Protector.

¿Y adquirirlo y darle culto en una Iglesia para hacer con Él una hermandad de estas rancias, con música solemne y marchas procesionales severas para su paso? Muy dado en Málaga y que aquí condenarían.

¿Cómo lo ves?

Santi dijo...

Yo es que no veo mal una Hermandad, si tiene cortejo suficiente, para tres pasos; Nazareno, Crucificado y Dolorosa. Y no sería llevar San Agustín a las turbias aguas de la exUniversitaria... ¡ni mucho menos!

Pero tampoco me parece mal la opción de la Hermandad, del Via Crucis cuaresmal en su paso.

Sobre lo de adquirirlo y darle culto, pues qué quieres que te diga; como es Granada, como están las cosas... no lo veo factible. Y económicamente, a años luz de Málaga. Pero ten cuidado, que vayamos a que un comentario así salga como noticia que enajenan al Nazareno y que hay una nueva fundacióne n la ciudad...

Un abrazo, te mando recuerdos con ALfredo. Ya te dará razones...

Santi dijo...

PS: Y la última colaboración fundacional, recuperar una Vera+Cruz para la madrugada del Jueves Santo de un pueblo próximo a la capital terminó (felizmente) en una Borrquilla... así que (con lo que me gusta "lo negro") en un proyecto como el que citas, "estilo malagueño", y con un Nazareno... sale algo con Alma de Dios y capas al viento... jejeje

Santi dijo...

PPS: Eso sí, si no para el 2013 para el 2015, quizás la segunda fecha por coincidir con los 25 años de la última salida con su Hermandad a la calle, pensaría en otro acto de culto externo en Cuaresma y con Paso. Pero ya para gustos...