Visitas

martes, 21 de febrero de 2012

Redentor de Nueva Granada

Quien me conoce ya sabe que soy completamente reacio a la fundación de nuevas hermandades; quien haya leído entradas de este blog donde se exponían la cuestión de los movimientos fundadores entenderá que mi reacción es lógica habida cuenta de la experiencia que avala a esta ciudad en los últimos 20 años; y al fin, dejo muestras de pretéritas reflexiones pinchando aquí  y también aquí 


Mi principal oposición siempre ha sido que los promotores del proyecto, jóvenes en su mayoría con cargas cofrades pasajeras y demasiado sentimiento volátil, dejaban su hermandad para echarse en el refugio de una nueva amasada en su conciencia. Mi exclusiva queja, vestir un santo pero a costa de desvestir otro. Mi primitiva contrariedad, que los promotores, fundadores o como quieran llamarles, siempre argumentaban: “tú no sabes cómo es mi hermano mayor, o mi Junta de Gobierno, o lo difícil que es cambiar algo en mi hermandad”.

Ahora viene empujando algo que puede llegar a buen puerto. No se pretende un Misterio, ni se procura una colección de izquierdos por delante avanzando hacia el centro de la ciudad. Los que empujan de esto, no son niños (porque los 32 años sientan muy bien) y lo primero que tienen claro es que las hermandades que los han visto hacerse, ante cuyas Bendecidas Imágenes se han casado, o que tienen por principal fuente de venero, serán siempre la primera excusa y la insustituible obligación.

Son vecinos del barrio, o no. Llegaron porque tenían una gran relación con el párroco, porque acudían a la Santa Misa dominical allí. Éste les propuso retomar la Asociación de Fieles que un día se constituyó y éste es el que les dice ahora que den un paso más adelante y conformen, según los pasos necesarios, una Hermandad. Con la gloria y la penitencia a partes iguales, y con la Orden Trinitaria en el pecho.

Este año harán el Santo Vía Crucis que viene presidiendo Él. Lo organizaran con modestia, sin perder de vista que se trata de un acto piadoso, pero con el boato decoroso que los cofrades le ponemos a estas cosas. Será el 4 de marzo desde la lejana Parroquia de San Juan Bautista y con el Señor Rescatado, la obra contemporánea de un imaginero de Torredonjimeno que conserva muy buenos visos estéticos, cierto.

Aquí que vienen con su cuadrilla, sus enseres de préstamo y las ganas de implantar una Cofradía en Nueva Granada. Los conozco bien, a uno en concreto. Se viste por los pies cuando se le precisa pero tiene como referente devocional a su Cristo y a su Virgen. Si acaso, hará que su Hermandad, sea ayuda y soporte a esta nueva, pero jamás vestirá el proyecto trinitario a costa desvestir, ni por asomo, ni con el hermano menos necesario de la Concha y el Manuel, a la Hermandad de sus amores más que defendidos y demostrados.

Por eso creo en el proyecto, porque a lo sumo, no dañará. Si sale con el tino que merecen estas cosas, servirá para acrecentar mediante la denostada religiosidad popular, la fe en un barrio necesitado, por necesitar, hasta de pasos procesionales. En el barrio los más castizos ya aplauden la idea, y ya sabemos que las hermandades se pueden convertir en los sitios más populosos en el quinto evangelio visual, vivo y latente de sus habitantes.

Por el momento, la cita es el 4 de marzo; los organizadores, cabezas visibles, capataces o promotores, da igual el cargo, son cofrades que no abandonan lo suyo para hacer algo nuevo, porque comulgan plenamente con sus hermandades y sus fines. Vienen a dar y esperar que la siembra caiga en buena tierra. Si todas las Hermandades ideadas, proyectadas o fundadas intencionadamente fueran así, me tragaría las palabras que en su día dije sobre nuevas fundaciones... Hoy, por el momento, estamos más cerca de la Hermandad número 33, o por lo menos, de un proyecto serio, católico, devocional y con ganas de ser asistencial y caritativo más que con el juego cuaresmal de un grupo de adolescentes.

Los conozco bien; y creo que se puede. Al menos, lo que se haga será para bien...

2 comentarios:

JUAN PEDRO dijo...

amen amigo, asi se deben hacer la nuevas hermandades para no caer en los herrores de la existentes. en mi pueblo, ese cristo del que hablare hoy (D.M), algunos tienen la primigeia idea de buscar un paso con trabajaderas y ponerse un costal, antes ni siquiera de formar una idea de hermandad. como a mi me pasa como a ti, que no les doy bola, por que desconocen el camino de todo esto, al final salgo criticao por todos lados jeje
en fin, por cierto quien es el autor de la imagen? no sera tirao carpio?

Santi dijo...

David,

Con tu loa al autor acabas de introducir en la escuela granadina de escultura a Miguel Zúñiga.

Un abrazo... siento llegar tarde a la entrada...