Visitas

miércoles, 22 de febrero de 2012

Miércoles de Ceniza

Hace unas horas ha empezado la Cuaresma, en la Calle del Pan; en la colación de San Gil. En el corazón de Granada. Allí ha arrancado, como hace 22 años, como cuando la voz granadina, inundada en las verdes vegas de su tierra y en el rojo de las piedras de su infancia, la ayudaba a salir a flote en los bordes mismos de la noche del martes al miércoles. Como cuando el maestro Ángel Luís le iba empujando al reloj a cada golpe de sus poemas dormidos, a cada brochazo de su léxico tan nuestro, a cada sorbo de su lirismo, tan único y tan irrepetible.

Hace unas horas ha nacido la Cuaresma en la Calle Pan, o del Pan. O donde se despide también entre llorones de plumas de avestruz con 40 noches de sueños y de tertulias al abrigo de la amistad de siempre. Hoy estaba de celador de su venida, ya investido años ha, otro perfecto macero de nuestras cosas. Otro irrepetible palafrenero de la fiesta devota de mi Granada.

Hace unas horas ha nacido la Cuaresma en la Calle del Pan. A los bordes mismos de los cimientos de esa que fue Iglesia de San Gil. Entre Granada y el Albaicín. Entre el centro y la castiza trama de calles arrancadas al urbanista de los siglos. En donde siempre ha nacido desde hace 20 años y en donde siempre va a ir muriéndose entre el sonido de la Banda de siempre y con los amigos de siempre.

Hoy, que ya es Cuaresma, no tengáis miedo. No os escondáis la fe en los bolsillos de la cobardía. No os disimuléis la devoción en vuestras casas. No neguéis sentimientos, pasiones y fervores. No tapéis el costal camino al ensayo, ni el cartón del capirote recién recogido de la Casa de Hermandad, porque Granada tiene que ver que los cofrades somos y estamos. Y cada año más. Y cada año, como hace 451, con un mismo fin: la fe a través de la estética.

Hace unas horas ha nacido la Cuaresma... En el Bar León. Y entre tradiciones, abstinencias y hermanos, YO NO TENGO MIEDO. 

No hay comentarios: