Visitas

sábado, 21 de enero de 2012

Fachas

Proclamada la II República, los diputados progresistas se opusieron de manera cerril a que la mujer pudiera votar. Y no sería sino tras el triunfo conservador de la CEDA, de la derecha política española, cuando la mujer pudo acercarse a las urnas. La izquierda sostuvo que si las mujeres españolas podían acceder al voto, sería el cura que las confesaba el que introduciría el voto por ellas. No hace falta ser nada inteligente para observar que cuando alguien de la progresía política de este país le espeta a otro conservador el afamado insulto de “facha”, es un perfecto desconocedor de su propia historia. La fotografía de arriba demuestra lo expuesto. Se trata del Diario “El Heraldo de Madrid”, en su edición del 2 de octubre de 1931.

El mismo día, los periódicos progresistas “La voz” o “El Diluvio” se expresaban en términos parecidos. Si uno recuerda palabras del fundador del PSOE, tales como “tomamos la senda democrática porque nos conviene”, empieza a entender que en este país, fachas, lo que se dice fachas, son todos los que son, todos los que están y los que reniegan de su pasado y nos pregona claramente que no hace falta votar al PP para haberse ganado a pulso la condición de facha.

Y ahí lo dejo para el buen entendedor.


1 comentario:

J. Carlos Medina dijo...

Creo que el calificativo de fecha es sinónimo de intransigente, totalitario, déspota y unos cuantos sinónimos mas de la misma índole. Y gente de esa calaña los hay en todos los signos políticos.

Creo que la derecha debería utilizarlo tambien como insulto. Es la única forma de desprenderse de este San Benito que se le asocia egemónicamente. Mientras le de pudor hacerlo lo que hace incoscientemente es sentirse dueño del mismo.