Visitas

domingo, 18 de diciembre de 2011

¿Hace frío fuera? ¿Ahí, en la calle? ¡Hace frío fuera! Es un estado que va más allá del clima y del tiempo; del ambiente y sus circunstancias. La gélida frigidez del que pasa al lado de alguien que requiere un instante del prójimo. Del que contempla rutinario una emisión de informativos como una escena bucólica y costumbrista que a fuerza de tanto repetirla es tan hogareña como el pan caliente de cada almuerzo. Es la impasible frescura del que piensa que las cosas pasan lejos si no le tocan a uno mismo.

Es algo peor que el paro, que el hambre, que la miseria más estrecha, más ceñida, más indigente. Es mucho más horrible que la falta de fe, que el ejercicio gratuito de violencia, que la desconsideración social, que todas las murallas, tapias, paredones y cercas ideológicas, irreconciliables y adversarias.

Es un frío culminante, que no tiene abrigo, que no tiene remedio. Algo peor que la falta de valores, que la ausencia de futuro, que el desahucio de unos muchos y la dación en pago de unos pocos. El frío aterrador que por estas fechas, es peor que un almacén comercial, una caridad por diversión, una hipocresía servida entre langostinos o un acto de buena voluntad porque el calendario lo exige.

Más que todo eso, para mí, el verdadero frío, la más horripilante sensación sería quedarme un día sin TI, ESPERANZA. 


P.D. La fabulosa fotografía tuya, Esperanza, es de tu hijo Luís F. Marín, grande como pocos, verde como muchos, y tuyo irremisiblemente. 

3 comentarios:

PEPE LASALA dijo...

Estimado David, desde la Tertulia Cofrade Cruz Arbórea, te deseamos de todo corazón Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo, con la felicitación que hemos creado en nuestro blog.
http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Amigos de Cruz Arbórea: un placer saludaros y os deseo que estas vísperas sean provechosas y sirvan para prepararnos realmente para ese 25 de diciembre.

Todo tipo de suertes a la Tertulia y quedáis invitados a conocer Granada y su mundo cofrade.

Un fortísimo abrazo.

monaguillo dijo...

Que no nos falte nunca, David. Feliz día de la Esperanza.