Visitas

sábado, 17 de diciembre de 2011

Ave que vuela, a la cazuela

¡Qué buena noticia nos regaló hace unos días nuestro regional Diario Ideal! ¡Y qué bien que se hayan hecho eco otros medios de comunicación serios, consecuentes, libres, imparciales y objetivos como el Diario Público! No entro en mí de alegría, de júbilo. Por fin se hace justicia con esa pobre especie a la que hay que exonerar de las plagas que produce, de las enfermedades que transmite, de los daños que causa en el mobiliario urbano y en el patrimonio histórico. ¡Ya está bien! Hasta se atreven a decir que es la rata del aire. Con lo extraordinaria que resulta.

Sí, hablo de la paloma. Hablo de la conveniencia de su superpoblación en cualquier ciudad y pueblo español, de su desmesurado número. Pero habrá que hacer bueno el dicho de “más vale que sobre que no que falte”, ¿verdad? Y así, aún quedan personas coherentes, razonables, justas y congruentes como los miembros de Ecologistas en Acción. ¡Y tanto!

Porque se han portado como responsables ciudadanos. Han sabido estar dónde y cuándo más se necesita; ahí, cuando un desalmado cura de un pueblo de la provincia de Granada le ha dado por preservar una Iglesia de 500 años y de paso capturar algún animalillo de estos de una manera tan abrupta. ¡Por Dios! Con más de 100 millones de palomas en España, al borde de la extinción prácticamente, y se pone a dispararles a tan tiernas avecillas, por mor de defender ese trozo histórico deplorable. ¡Como si no hubiera monumentos con 500 años en España! ¡Qué vergüenza!

Sí, como lo oyen. Ahí que va el cura, y con una peligrosísima escopeta de aire comprimido, se pone a cazar palomas. Si por lo menos lo hubiera hecho con un lince, que son muchos y molestan más. O con esas cabras montesas, o con cualquier otro animal que hubiera resaltado la virilidad  cazadora del sacerdote. ¡No! le da por hacerlo con palomas, que ni traen enfermedades, ni ensucian, ni corroen monumentos, ni anidan y dañan edificios históricos. Porque sin embargo, ahí está el lince, que al menos, que yo sepa, ya ha acabado con más de tres catedrales góticas y echado abajo los restos arqueológicos de dos asentamientos romanos del siglo I a. C.

Pero ahí estaban nuestros héroes. Muy bien por ellos. Ya está bien de que un cura se dedique a repartir alimentos a los que lo necesitan. ¡Por Dios, que hay 7.000 millones de humanos! Si sobran personas.... pero palomas... Qué descanso tengo desde que me enteré que ecologistas en acción se han partido la jeta con su denuncia y su maniobra legal para proteger a la paloma común de La Puebla de don Fadrique; porque el cura mucho dar alimentos, mucho trabajar por Cáritas, mucho dedicarse a las decenas de familias de la comarca que no tienen qué llevarse a la boca ni cómo pagar su hipoteca, pero... ¿y quién mira por las palomas? ¿Quién busca un nido cálido en esas noches invernales del norte de la provincia de Granada? ¿Quién echa sustanciosas cantidades de pan migado en las arenas de las plazas de La Puebla?

Un desalmado el cura este. Con su buen sueldo que no es ni mileurista y le permite comer en costosos restaurantes suculentas cigalas. Que esa es otra: estoy convencido que Ecologistas en Acción prepara ya una numerosa cuantía de panfletos para repartirlos por la comarca de Huéscar prodigando la necesidad de que las cenas de esta Navidad sean veganas, como poco. Que hoy estamos serios por el drama de la paloma común, pero ¿y el drama de la gamba de Garrucha? ¿Y la blanca de Huelva? ¿Y la quisquilla de Motril? ¿Y el langostino de Sanlúcar?

¡Qué vergüenza! Ahí, sentados, celebrando que ha nacido el hijo de un carpintero, fíjate tú qué disparate. Y a costa de ese nacimiento de hace 2011 años, millones de indefensos animales desmembrados en los platos de la “Noche Buena” española, impunemente, sin que nadie haga algo para remediarlo. ¡Ya está bien, hombre, ya está bien! Que cunda el ejemplo y se ponga remedio, que no puede ser... Hoy ya hemos ganado el pulso; la paloma común, un animal que no contagia enfermedades, que no daña el patrimonio, que no crece hasta la dimensión de plaga, va a ser protegida. Yo solicito desde aquí que sea declarada Patrimonio Intangible de la Humanidad, como poco. Que se declare Bien de Interés Cultural, como la fiesta de los toros. Y que alguien con dos dedos de luces, como Ecologistas en Acción, organice un ciclo de conferencias advirtiendo de la inculta majadería que es tener una Iglesia de esas con 500 años de antigüedad que está impidiendo que las beneficiosas heces de la paloma de La Puebla de don Fadrique llegue al suelo de la población, quedándose sus tejados, sus aleros, sus portadas y sus contrafuertes con toda esa riqueza orgánica, corrosiva y nutriente.

Así que el plan de actuación debe ser claro: que el cura se deje de atender las necesidades de los humanos. Si no hubiera tantos, no habría paro. Ni pobreza. Ni mendicidad. ¡Qué manera de perder el tiempo! ¿Qué es un 35 % de paro en la zona donde actúa este cura? Anda ya... Una vez que deje de atender a tanto menesteroso, hay que derruir la Iglesia; luego, el programa de defensa animal ha de conseguir, recogiendo firmas en toda España, que el Gobierno de Rajoy, nada más tomar posesión, prohíba cualquier ingesta animal o vegetal durante estas Navidades. Y por último, que el pueblo, pueda o no (ya embargaremos a quien sea), recaude fondos y costee un voluminoso monumento que se levantará en el lugar donde estuvo la Iglesia. Una gran paloma; por supuesto de varios colores, no nos vayan a tildar de “palomoracistos”. Y con su palomo también. Y otro cojo, no nos digan  que somos “columbófobos”. Y su paloma lesbiana, y su palomo progresista disparando heces sobre las fachadas de las Iglesias de esos curas que lo único que hacen es a día de hoy, dar de comer a un millón de personas en España. Acabáramos, pardiez. Que se pongan a migar pan “en los campos de mi Andalucía por la madrugá”, algo que les honraría mucho más. Y menos proteger al lince, al oso y al lobo ibérico, que seguro que quedan y muchos, pero están escondidos.

En cambio, esas escuetas decenas y decenas de millones de palomas que hacen el útil servicio de corroer los edificios centenarios del patrimonio cultural español. ¡Pobrecitas!

P.D. Reverendo Padre Juan Luís García Rodríguez: ¡yo le prologo el libro! 

14 comentarios:

Salva Fenoll dijo...

Seguro q esas palomas son gays....por lo menos, y rojas, las muy cabron......!!!!!!!

J. Carlos Medina dijo...

Desde luego que es de muy poca vergüenza hacer eso con las paupérrimas palomas. ¿Podría usted resarcir a las palomas de tan alto agravio? ¿Podría usted derivar toda la recaudación alimentaria de La Estrella para ese colectivo animal que tan afectado se ha visto por las ilógicas pretensiones de un sacerdote?

Y de paso hable con su primo, por aquello que de leyes entiende un buen rato, para ver si se le puede aplicar a este desalmado la ley antiterrorista.

Y que no se nos olvide que de los presupuestos generales del estado habrá que destinar una partida para pagar un batallón de psicólogos que tendrán que atender a los miembros de ecologistas en acción que se puedan encontrar traumatizados por este hecho tan grave.
P.D.: ¿Y D. Cayetano de Alba, apodado el pobre, que dirá de todo esto?

ecologistas dijo...

A tiros con el espíritu santo


Hay un chiste en la cultura popular andaluza, o al menos ése es el contexto en el que nosotros la hemos conocido, que cuenta que San José, de caza con sus amigos, fue el primero en disparar a la primera paloma que se cruzó en su vista. Sus amigos le preguntaron: “¿Por Dios, José, por qué disparaste a la paloma, habiendo aves mucho más valiosas, además de que no te gustan para comer?” A lo que San José respondió apesadumbrado: “Es que hay cosas que nunca se olvidan...”


En 2011, la realidad en un pueblo del Este andaluz, la Puebla de Don Fadrique, es que su párroco, Juan Luís García, mataba desde el campanario de la Iglesia, con una escopeta de perdigones, a palomas por la noche en compañía de menores. Testigos presenciales escucharon los disparos y esperaron al párroco a la salida de la Iglesia para advertirle de que la forma de eliminar las palomas no era la más adecuada, por suponer un peligro para los menores que acompañaba y para el resto de la población. A lo que respondió el párroco que en este caso las palomas eran para comérselas y posteriormente en su sermón, añadió que ya en el Génesis se nos dice que Dios dio al hombre y la mujer dominio sobre la tierra y los animales.


Frente a la creación popular del chiste y la leyenda bíblica predicada por la Iglesia, los hechos acaecidos en la Puebla son una realidad que se puede demostrar con los testigos presenciales y las grabaciones que han llevado a Ecologistas en Acción de Granada a denunciar esta acción imprudente, como se le dijo al bajar del campanario y, por encima de todo, ilegal: como indica la denuncia y así lo ha recogido su medio, las escopetas de perdigones están totalmente prohibidas sin licencia y si no es en un lugar habilitado para su uso. El mismo párroco se encargó de relatar los hechos en uno de sus sermones, afirmando que fueron los “ecolojetas” los que le pillaron matando palomas, no el Seprona, ni la Policía. Él mismo reconoció a miembros de Ecologistas, que lo había hecho, que le denunciáramos si lo considerábamos pertinente.


Llegada la denuncia y su publicación en prensa, el arma había desaparecido y ahora decía que “las cazaba con las manos y se las comía …” ¡Milagro! La única coincidencia entre el San José del chiste y el párroco del campanario de la Puebla es que ambos usaban la paloma como símbolo del espíritu santo, uno por provocar el nacimiento de su hijo Jesucristo, el otro, para “resucitar a los muertos” con su caldo.


Un hombre que se supone ser de Dios, pero que cambia su discurso y argumentos con arreglo a cómo le vengan los aires, no parece hacer honor a sus hábitos. Mientras, en la tierra, el chiste andaluz se suele juzgar con más o menos risas. La realidad en torno al uso de armas para disparar a palomas en la Puebla de Don Fadrique será juzgada por las autoridades pertinentes, como se debe hacer en un Estado de Derecho.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Estimados Ecologistas:

Tienen muy poca vergüenza con su chiste, amén de no sé si conscientemente, y tampoco quiero reconocer si repetidamente, hacer chanza de la única religión que está dando de comer a millones de personas, más de uno en este país donde la progresía y la estultez han condenado a cientos de miles de familias a la situación actual.

Que expongan sus hechos bromeando sobre lo más reverencial de la fe de dos mil millones de ciudadanos (todos los cristianos) y aludiendo en concreto a la de 1,300 millones (los católicos), puede retratar muy bien las intenciones que les han movido a cargar contra alguien que estaba eliminando palomas, no ciervos, ni linces, ni la cabra montesa tan propia de Sierra Nevada o similar.

Vaya por delante algo: suelo estar muy en consonancia con ustedes; colaboro con la Protectora, estoy en contra radicalmente de la caza y si tuviera un piso más grande, estaría lleno de perros, pero acabáramos. ¡Palomas! Superpoblación, transmisoras de enfermedades, plagas auténticas en las ciudades, devoradoras del patrimonio histórico, del mobiliario urbano...

Les recomiendo cuándo y cómo usar sus chistes. No sea que recuerde yo alguno de las maternidades de más de uno. ¡Con mucha gracia, por cierto!

Y expuesto queda lo que ustedes sostienen sobre este pérfido cura. Por cierto, amigo mío, que es quizás lo que menos cuenta. Y vaya por delante que tal vez, no apruebe sus prácticas y modos, pero lo que tengo claro es que si en vez de cura hubiera sido albañil, ustedes no mueven ni un dedo.

Santi dijo...

Tanto que esgrimen la legislación para unas cosas y a la hora de plasmar por escrito su impresión van directamente al chiste soez sobre una creencia religiosa.
Es lo típico de éstos "demócratas", que sólo se vive desde sus postulados.

David,
Podrías enviar al sacerdote de La Puebla el contenido de esta entrada para que su abogado estime, si es conveniente, incluir dicha información en el proceso o, incluso, abrir uno nuevo.
Es fácil demostrar, vía IP, quién es el autor...
El problema es que saben contra quién van... y que la Iglesia, no suele prestarse a estos "juegos judiciales". El código PENAL lo deja muy clarito:
Artículo 525.
1. Incurrirán en la pena de multa de ocho a doce meses los que, para ofender los sentimientos de los miembros de una confesión religiosa, hagan públicamente, de palabra, por escrito o mediante cualquier tipo de documento, escarnio de sus dogmas, creencias, ritos o ceremonias, o vejen, también públicamente, a quienes los profesan o practican.

Todos sabemos que con multa de doce meses no se va a la cárcel, pero si se da el caso de que, por ejemplo, comete(n) un "tráfico" (imprudencia al volante) podría suponer que la pena se cumpliera por una condena previa.

Ya lo dijo el Señor, dóciles como palomas pero no estúpidos.

PS: Esa defensa de la naturaleza y la vida la querría ver yo también al lado de la Iglesia en la defensa de los no nacidos... pero claro, no es progre...

PPS: Ahora después llegará, quizás, la coda de donde dije digo digo Diego.

rojos dijo...

Puestos a denunciar, deberían denunciar al periódico Ideal, ya que ese escrito se publicó como carta al director hace unos días.

Santi dijo...

No es el soporte (Ideal) sino el que firma, más en una Carta al Director.

Rojo-ateo-ecologista dijo...

Ideal deja bien claro que los responsables últimos de la publicación son ellos, además de que se reservan el derecho a hacerlo o no.
En fin, si van a comenzar una cruzada ultra contra los chistes sobre el catolicismo, les queda por delante una dura batalla.
De todas formas, gracias por permitir nuestra participación en su blog. Aunque estemos en las antípodas ideológicas, la libertad de expresión debe de ser una bandera a defender por tod@s, además me alegra ver que hay una parte de la iglesia (ustedes) que comparten esta idea.
Un saludo.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Estimado "rojo-ateo-ecologista"... Estar en las antípodas ideológicas respecto al otro no nos impide sobre todo que ambos pensemos algo y lo sostengamos como idea común: la protección al medio natural y a los recursos de los que disponemos, incluyendo la defensa de los animales sí o sí.

No puedo aprobar que se bromee con mi fe, aunque tampoco perseguirlo. Caer en el disparate de hacer algún que otro chiste (más propio de titulares de la prensa radical) sobre el nazi-ecologismo y otras fobias parecidas no es tampoco la solución.

Soy un firme defensor de la naturaleza, pero no por mis amigables méritos y mi espléndida valía como humano, sino por pura lógica casi egoísta: ¿cómo viviríamos sin la compañía de la naturaleza?

Lo que nunca entendí al respecto de mi amigo y hermano el presbítero Juan Luís García, es si se persigue por su condición de cura o hemos perdido todos la cabeza cuando se quiere censurar la caza (acoso, exterminio... me da igual) de palomas, que todos (T O D O S) sabemos, resultan radicalmente nocivas por su elevado número y su incontrolada comunidad. Por eso escribí esta entrada en tono jocoso, dado que siempre entendí que la labor, por otro lado intachable, de Ecologistas en Acción, era un adelanto del 28 de diciembre y una jugarreta a la inocencia social denunciando la caza de palomas.

Sí que sugiero que marchen contra los correbouls catalanes, sin miedo al eficaz sistema catalán y a esa presumida y bien llevada identidad. Es fácil hacer chistes con el Espíritu Santo, pero según con qué, ni un sargento de la Legión se atreve. Y he aquí el malestar, ha de entenderlo.

Por cierto que en esta Alacena lo que prima es la cultura. No sé si la que a todos gusta o no, pero la cultura; luego entiendo que el debate, aún estando en los polos más opuestos (a la hora de entender la sociedad), no hace más que abrirnos nuevas puertas a unos y a otros.

Yo le entorno esta: la tan denostada Iglesia sigue, a día de hoy, siendo la institución que más hace en favor de los necesitados en cualquier rincón del Mundo, por encima en cuantía y cantidad de Naciones Unidas o el poderoso Imperio Estadounidense.

En La Puebla, la Iglesia es a través de Cáritas quien más hace también.

¿No sería más interesante valorar que un tío joven, con estudios superiores, con doctorandos, que podía haberse ganado la vida con un sueldo muy superior al que tiene hoy día y que no tendría que estar sujeto a preceptos tan contundentes, decida encaminar su vida hacia el beneficio público, como es lo que hizo en su momento el Padre Juan Luís García Rodríguez?

Y el día que dispare contra un gato, un perro, un ciervo o cualquier otro animal que no traiga plagas, destruya y corra edificios y suponga una amenaza a la salud pública, tranquilos que no van a necesitar ustedes denunciarlo... Ya me oirá a mí... pero Dios de mi vida... ¿dispararle a palomas?

Y para colmo, rematamos tan enriquecedora labor riéndonos de la fe de cientos de millones de ciudadanos.

Pues así empañamos la labor, Ecologistas en Acción. ¿A que sí?

Por cierto, he aquí esta Alacena para lo que guste.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Un último apunte... El comentarista Santi no es el responsable de este blog; lo digo para no confundir unos con otros, aunque en este caso (como en tantos otros) yo (que sí soy el responsable del mismo) sí opine como él.

"Santi" tiene uno propio de una intelectualidad absoluta, aunque si su nick reza "rojos" o "rojo-ateo-ecologista", creo que los contenidos que deja en el mismo van a parecerle poco interesantes.

rojo-ateo-ecologista dijo...

Estimado David R.Jiménez-Muriel,
Vayamos por partes:
1) Desde mi modesta opinión, creo que estás confundiendo lo que denuncia Ecologistas en Acción. No se está denunciando que el Sr. cura mate varias palomas para hacerse un caldo, más bien se denuncia que haga un uso inadecuado de armas en un entorno urbano, con los peligros que ello conlleva. Ecologistas en Acción también son conscientes que las palomas suponen una plaga que dañan el patrimonio histórico y que transmiten enfermedades letales a los seres humanos, pero para ello, la administración regula los mecanismos adecuados para reducir estas poblaciones de palomas, sin que ello suponga un peligro para el resto de los ciudadanos.

2) No sé si conoce la cronología de lo acontecido, pero según leo, creo que no. El 19 de octubre, varios miembros de ecologistas en acción que paseaban por las calles de la Puebla, escuchan disparos que provienen del campanario de la iglesia. Ante el peligro que ello supone, deciden esperar al sr. cura a la salida iglesia y advertirle que sus acciones suponen un peligro para el resto de ciudadanos y que piense en utilizar otros métodos para eliminar las palomas. Ante esto, el sr. cura responde airadamente y no contento con ello insulta públicamente a estas personas en su sermón dominical llamándolas "ecolojetas". Nuevamente, los miembros de Ecologistas en Acción implicados en los hechos, mantienen una conversación privada con el sr. cura y le instan a resolver el problema de una forma civilizada, a lo que el sr. cura contesta: "si tenéis algún problema acudid a la justicia". El mismo nos anima a denunciarlo, aportando las pruebas (grabaciones), en las que se ve salir de la iglesia en compañía de menores con una escopeta de perdigones en la mano, y en las que afirman que estaban disparando a palomas.

2) No fuimos nosotros los que hemos comenzado con los chistes, pregúntele a su amigo Juan Luis por los chistes de ecologistas que se cuenta en sus sermones. De todas formas. mil disculpas por el chiste de San José y el Espíritu Santo. Nuestra intención no es dañar ninguna sensibilidad y menos la católica... y más sabiendo como se las han gastado durante toda la historia. Como dicen los creyentes: Dios me libre..!

3) Lo cortés no quita lo valiente. Me parece perfecto que ciertos sectores de base de la iglesia ayuden a los necesitados, pero eso no quita que la ley los trate igual que al resto de ciudadanos (pagar impuestos, uso reglamentario de armas, corrupción ...).

4) Y para terminar, no hagan un castillo de este asunto de las palomas. Tened en cuenta que Ecologistas en Acción lo único que hizo fue mandar una pequeña nota de prensa a la agencia EFE y miren ustedes el gran revuelo que se ha montado. Desde Ecologistas en Acción se mandan cientos de notas de prensa (relacionadas con casos verdaderamente preocupantes) y que son continuamente censuradas (destrucción del entorno, corrupción, pérdida de biodiversidad, contaminación, cambio climático ...).

5) Ahhh! y no busquen en los rojos, los ateos, los ecologistas... su principal enemigo al que tienen que machacar, el principal adversario de la iglesia está dentro de ella (pederastia, acumulación de riquezas del Vaticano, alienación con los poderosos del mundo...) y es quien posiblemente acabe con ella, o por lo menos la dejará gravemente herida. Es tiempo de auto-crítica a todos los niveles.

Tómense todo este asunto con humor y dígale a su amigo Juan Luis que nos eche una mano con la apostasía.

Un saludo!.

rojo-ateo-ecologista dijo...

Se acabó la libertad de expresión.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Estimado "rojo-ateo-ecologista"

Tranquilo que no se acabó la libertad de expresión, es que no trabajo en esta Alacena sino en otros mil sitios que no siempre me permiten mantener la frescura e inmediatez que quisiera.

Bien, como apunta al respecto de ir por partes: ustedes ya han hecho su labor. Han denunciado y no hace falta más nada. La justicia ordinaria cumplirá con su parte y al cabo, espero que sigamos manteniendo una relación oportuna, epistolar o no, y que pase por otras entradas de este blog, como ve de un enfoque eminentemente patrimonial, aunque conservador, católico y granadino, por usar como usted tres descripciones a manera de perfil.

Mire, entiendo que no haya querido hacer chanza sobre nuestra fe, aunque repita la misma cuando dice " sabiendo como se las han gastado durante toda la historia". No es conveniente ni oportuno, ni por supuesto justo. Más que nada porque desde el siglo XXI no puede juzgar acontecimientos del pasado sin contaminación socio cultural implícita (este es mi tema) ni creo hace justicia obviando que en la balanza del haber hay más peso que en el debe.

Lo de la pederastia, acumulación de riquezas y otras solemnes calumnias que lanza, o cuando menos fragmentos de discursos ya escritos y repetidos como mantras, son más falsos aún. Esa acumulación de riquezas es sinónimo de patrimonio histórico, que genera dinero que luego tendrá un destino social, luego la venta de la Piedad de Miguel Ángel, aún a precios orbitales, sería menos productivo que su exposición cultual y cultural. Por supuesto la primera, más si cabe la segunda.

Pero no creo que este sea el tema que nos ocupe.

Al fin, sobre su apostasía, la Iglesia no pone inconveniente, sólo que los sacramentos no son de quita y pon. No se les puede borrar de ninguna lista porque la Iglesia no tiene un censo como Hacienda de todos los bautizados. Y el sacramento, en nuestra fe, no es "descapotable". Usted puede hacer apostasía, incurrir en excomunión y si quiere hasta costear un monumento a Largo Caballero, pero que un día fue bautizado no se lo quita nadie. No es algo que ni Juan Luís ni Benedicto XVI incluso puedan remediar.

Por cierto, amigo comentarista (oiga, que se me despierta ya una cierta afinidad aunque no sea religiosa ni política, de modo que permita el tratamiento de amigo), de veras... Haga un esfuerzo por no incurrir en los tópicos sobre el sacerdocio o la Iglesia, vivirá más feliz. Algo parecido intentamos los demás con otros credos e ideologías. Vivimos más felices.

Hay millones, millones y millones de religiosos en el Mundo. ¿Sabría decirme cuántos de ellos son pederastas? Lo mismo hay más ecologistas en tanto por ciento con archivos pedófilos en sus ordenadores.

Ah, por cierto. Como católico y como persona (tan simple como eso), al pedófilo, sacerdote o albañil, le cortaba yo. Ya me entiende.

¡Vivan las palomas de La Puebla! Y que su labor siga siendo positiva, de todo corazón. Pero que a veces no sea esclava de sus rabias contenidas. Porque esto de la denuncia a un cura, si llega a hacerlo un tabernero, se queda en anécdota. Pero que la justicia hablará como ante la justicia hablarán otros.

Disculpe la tardanza en publicación y contestación y ya sabe dónde tiene un blog para cualquier cosa que sea de utilidad y divertimento.

Feliz Navidad.

rojo-ateo-ecologista dijo...

Por mi parte, feliz solsticio de invierno, y para celebrarlo, la opinión de grandes científicos:
http://www.youtube.com/watch?v=7FqLr5eWsxk

http://www.youtube.com/watch?v=-nneHBjXzUU&feature=related