Visitas

martes, 22 de noviembre de 2011

El voto de los españoles

¿Vota España en consecuencia y el elector suele ser responsable? Si un partido en el Gobierno lo ha hecho rematadamente mal, ¿lo castigan los mismos que en su día lo eligieron, o pesa más la ideología que la moral y que la responsabilidad ciudadana? ¿Cómo ganan o pierden votos los partidos de unas a otras Elecciones Generales?

Me he hecho estas preguntas a consecuencia de un dato sorprendente: el socialismo ha perdido de 2008 a 2011 casi cuatro millones y medio de votos pero sin embargo, el Partido Popular ha ganado tan sólo medio millón de papeletas. La primera de las preguntas que me he hecho, es si estos 4 millones de votos de diferencia, han emigrado desde el socialismo a otros partidos de ideología de izquierdas, más o menos radicales en sus posturas, entendiendo que Unión, Progreso y Democracia de Rosa Díez representa una izquierda muy, muy tamizada, y los de Izquierda Unida el partido más progresista de España.

Una de las claves efectivamente es esta. El votante de izquierdas, como el de derechas, no tiene en cuenta el éxito o fracaso del partido al que un día le  concedió su confianza, sino que vota bajo el impulso de la conciencia ideológica. La mayor parte de los votantes españoles, en una cifra descomunal, sigue apostando por las siglas de siempre. Hay una pequeña minoría que emigra hacia otros partidos, pero siempre dentro del mismo credo político. Y por último, están aquellos que directamente no van a votar, y son los que hacen en mayor medida que un partido gane algunos votos más pierda algunos en relación a los resultados de otros años.


Para empezar, he querido ver el cómputo general de las últimas 4 Elecciones Generales en España. Los resultados históricos desde 2000 a 2011 son estos:


            Elecciones en España de 2000 a 2011

PSOE
PP
IU
PARTICIPACIÓN
Año 2000
   7.918.752
10.321.178
1.263.043
68,71%
Año 2004
11.026.163
   9.763.144
1.284.081
75,66%
Año 2008
11.289.335
10.278.010
   969.946
73,85%
Año 2011
   6.973.880
10.830.693
1.680.810
71,69%

Ahora empecemos a valorar el voto de los españoles en progresión:

De las elecciones de 2000 a las de 2004

PSOE
PP
IU

PARTICIPACIÓN



Año 2000
  7.918.752
10.321.178
1.263.043

68,71%



Año 2004
11.026.163
  9.763.144
1.284.081

75,66%



Diferencia
+3.107.411
    -558.034
   +21.038

+6,95%




Los datos creo que son rotundos... El Partido socialista basó su increíble mejoría en un aumento del número de votantes. Casi un 7 % más de españoles fueron a votar respecto a los anteriores comicios. Está claro que después de los atentados del 11 de marzo, medio millón de votantes conservadores creyeron culpables a los dirigentes del PP y se abstuvieron de votar. Y me parece no estar muy equivocado si sostengo que de ese casi 7 % más de votos registrados en 2004 respecto a 2000, al menos un 6 % votó al Partido socialista. Sobre todo, teniendo en cuenta que Izquierda Unida varió muy poco entre unos y otros sufragios. Aquí la cosa se explica con cierta facilidad. Veamos ahora qué pasó en 2008 en correspondencia con 2004:


De las elecciones de 2004 a las de 2008

PSOE
PP
IU
PARTICIPACIÓN
Año 2004
11.026.163
     9.763.144
1.284.081
75,66%
Año 2008
11.289.335
   10.278.010
   969.946
73,85%
Diferencia
   +263.172
      +514.866
  -314.135
-1,91%

Claras y meridianas como un libro abierto estas elecciones. El pequeño tanto por ciento de menos votantes que hubo entre unos y otros, dicen que el Partido Popular recuperó los votos perdidos en 2004, y que a Izquierda Unida se le escaparon votos que fueron a los socialistas. No hay que estudiar politología para hacer los cálculos. Ahora vienen las mejores... Estas últimas:


De las elecciones de 2008 a las de 2011

PSOE
PP
   IU
PARTICIPACIÓN
Año 2008
11.289.335
10.278.010
   969.946
73,85%
Año 2011
   6.973.880
10.830.693
1.680.810
71,69%
Diferencia
 -4.315.455
   +552.683
+710.864
-2,16%

Baja la participación. No de manera alarmante, pero baja. El Partido Popular no sube mucho. El socialismo pierde casi 4,5 millones de votos. Son los que gana Izquierda Unida a los que hay que sumar una formación que en nuestra tabla hasta el momento no habíamos tenido en cuenta, pero que, presente en 2008 ya, se ha terminado por consolidar y sirve para explicar buena parte de los votos que pierden los socialistas. Me refiero a Unión, Progreso y Democracia, a UPyD. En 2008 sacaron 306.128. Ahora, han sido 1.140.242. La diferencia es de 834.114. A esto hay que sumar los 710.864 votos de más que ha ganado IU. En definitiva, hay 1.544.978 votos perdidos por el socialismo y que han ido a otras formaciones políticas del mismo estrato ideológico. Además, tengamos en cuenta que ha habido menos votos, otro pellizco de electores socialistas que con su abstención les han hecho perder votos. Y seamos magnánimos: consideremos que en efecto, medio millón más de personas han decidido pasarse del socialismo al centro derecha. Aquí está la explicación de la sangría electoral de los socialistas, no hay más. Los 2.770.477 votos que quedan al sumar las papeletas socialistas que se han ido a otros partidos, tal vez estriben en la abstención del 2,19 %.

Para explicar con cifras más sencillas la presumible variación de votos de unas elecciones a otras, sólo hay que fijarse en la tendencia electoral que se ha producido en la ciudad de Granada y en la de Motril, tomando así como referencia los últimos comicios en cada población y qué ha venido a suceder. En Granada, este es el resultado:


PSOE
PP
IU
UPyD
Año 2008
58.716
73.764
5.910
2.703
Año 2011
36.592
74.656
9.782
10.026
Diferencia
-22.124
+892
+3.872
+7.323


Si sumamos los votos que han ganado IU y UpyD el resultado es de 11.195 votos más. Hasta llegar a los 22.124 que ha perdido el PSOE, faltan aún 10.929 votos. Ricemos el rizo y pensemos que los 892 votos de más que ha sacado el PP también los ha perdido el PSOE y por tanto, a esos 10.929 votos de más registrados, se los sumamos. La suma total es de 11.195 votos perdidos por el PSOE y ganados por los otros tres partidos. Pero teníamos una sangría socialista de 22.124 votos. Hemos intentando justificar 11.195, y a pesar de ello, tenemos 10.037 votos (¡más de diez mil votos!) que no aparecen. No le den más vueltas: la abstención.

En Motril, la tabla nos indica lo que sigue:


PSOE
PP
IU
UPyD
Año 2008
14.798
13.141
1.171
197
Año 2011
10.134
13.758
2.080
1.051
Diferencia
 -4.664
    +617
 +909
+854

El PSOE ha perdido 4.664 votos. Si sumamos lo que han ganado las otras tres fuerzas políticas, el resultado es de 2.380 votos. Pero aún siguen sin poder explicarse dónde están los 2.284 que salen de restarle a lo que han perdido los socialistas entre unas y otras elecciones y lo que han ganado los partidos distintos, que se supone han basado sus mejorías electorales en las pérdidas que ha tenido el socialismo en Motril. Pues de nuevo en la abstención está la clave.

Para no extendernos mucho más, las conclusiones que sacamos es que el votante de izquierdas, siempre vota a la izquierda. El de derechas, a la derecha. El Partido Popular es el que menos cambia porque no hay otra opción política parecida a la que darle el voto. En el progresismo sí. Esto explica aumentos o pérdidas de votos entre unos y otros comicios. Luego este país tiene una escasa preparación cultural. Somos (y soy el primero en incluirme) doctrinarios. El tanto por ciento de españoles con una salud moral y ética a prueba de balas es minúsculo. Unos miles tan solo castigan de verdad al partido que lo ha hecho mal, y apuestan por otro que puede hacerlo mejor. Los que más, no salen del “charco” de sus creencias. No dejan de moverse en el mismo estrato y jamás traiciona sus ideales. Lo que hace es cambiarle las siglas. 

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Buena conclusion. Cuando nuestra democracia cumplio la mayoria de edad las instituciones se ocuparon de darle publicidad. Lo q tenemos q preguntarnos es si los españoles hemos cumplido la mayoria de edad y sabemos votar. No me refiero votar por conviccion, por corazon o por tradicion, por castigo o en contra de algo, me refiero a votar con sentido comun.

Santi dijo...

Un compañero, jefe de turno, decía que en España no había el voto inteligente. Que se votaba por siglas y no por ideologías y que lo que hacía él, conservador, era intentar votar siempre a partidos de su ideología salvo cuando llevaban demasiado tiempo en tareas de gobierno. Tus datos vienen a confirmarlo.

La confrontación abierta por la Ley de Memoria Histórica del PSOE es una llamada al voto para movilizar a los desencantados, como todas las leyes relacionadas con la homosexualidad. Con el estómago lleno, podemos filosofar; con los millones de parados, hay otras prioridades.

Pero creo que este año ha habido un paso importante. El que viene el lobo, la derecha, los herederos del franquismo ha dejado de calar. Efectivamente, si no ves positivo un gobierno conservador no votas... pero no hay ese miedo a que le quiten la pensión al abuelo o que congelen a los funcionarios... porque ya lo han hecho los del PSOE.

Sinceramente, si no fuera por el anticlericalismo decimonónico que persiste en el PSOE y determinadas posiciones en temas de bioética podría pensar en 4 u 8 años cambiar el sentido del voto; quizás esta crisis interna permita quitar momias de su interior, cerrar todo el tema del retrovisor al pasado, y dejar su obsesión enfermiza contra la Iglesia, más a sabiendas que aporta a la sociedad más que lo que recibe de los ciudadanos.

No obstante, lo que tengo claro, es que en las próximas, con la Economía encauzada, quizás me decante por un partido minoritario o el voto en blanco. Habrá que sopesarlo llegado el momento.

Anónimo dijo...

David, a lo mejor los que, como tu dices, "no castigan de verdad", votan al que creen que puede hacerlo mejor, IU, UPYD, y no al PP, que tampoco tengo muy claro que sea el que lo puede hacer mejor.
Francis.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Santi, ni soy del PP ni me mueve su organigrama político, pero he de reconocer que es el partido que mantiene unos ideales en materia social, moral y económica que comparten más puntos de vista con el mío. Es decir, que no encuentro otro partido que case mejor con mi manera de pensar, luego hasta que no aparezca (y dudo que exista en unas posibles elecciones dentro de 4 años), servidor tendrá que seguir votándolos; primero porque el sobre en blanco, es perjudicial. Y después, porque no encuentro algo que sea "Menos malo".

Y Francis, yo no sé cuánto de bueno puede hacer el PP, lo que sí avalan los datos de los gobiernos de Felipe González, de Aznar y de Zapatero, es que el que mejor lo ha hecho en toda la democracia española es el PP. Así que esto es como cuando uno compra una televisión. Tal vez la marca nueva y barata de unos extraordinarios resultados... Pero Bang&Olufssen ya ha demostrado ser la mejor, la más creativa y la más innovadora. Luego arriesgarse es peligroso.

Pero en el asunto que nos trata, lo que trato de decir, y ahora lo afirmo sin pelos en la lengua, es que yo, conservador, no voy a votar en mi vida a un partido progresista. Y el progresista, no lo va a votar en su vida a uno conservador, ya está... Que somos así, no hay otra.

Y conozco ejemplos que por el tanto por ciento tan bajo que representan realmente, son dignos de incluirlos en la categoría de personas verdaderamente morales, rectos, serios y responsables... Mi vecino es uno de ellos.

Otra cosa es la "hartá" de copas que nos cueste a los primos el voto de marras.

Anónimo dijo...

Santi, discrepo contigo en lo de que "ha dejado de calar la idea de que con el PP viene el lobo, la derecha, los hererderos del franquismo". Al menos, es lo que yo veo. El PP ha mantenido sus votantes, pero en la calle se piensa que volveremos a los tiempos de Franco, que el mismo ha vuelto al poder. Escuchar para creer, pero bueno, así es la izquierda... Aunque más dictadura que este socialismo que hemos sufrido durante 7 años.

Anónimo dijo...

Ahora que el PSOE va a navegar por su particular travesia del gobierno, tambien tendra el PP que plantearse que algo muy mal estara haciendo, cuando solo el descenso del PSOE le ha hecho ganar por mayoria las elecciones. Mas que nada, porque cuando pasen los años, veamos lo que ha hecho el PP, y no nos acordemos de Zapatero, quizas el mismo numero de votos no les sirva ni para gobernar.
Francis