Visitas

miércoles, 2 de noviembre de 2011

César Vidal y Arturo Pérez Reverte

Hace unos días César Vidal procuró en una densa introducción a su denso trabajo sobre la Historia de España que está viendo la luz en Libertad Digital algo que años antes ya insinuaba Arturo Pérez Reverte: el atraso español es una herencia de su catolicismo. La afirmación desde luego puede ser justificada a la luz de cuantas tesis quieran esgrimirse. No sé si recuerdan el encantador y sugerente anuncio que Cadena Cope publicó hace un tiempo, donde tras la visión de un vaso con agua. justo a la mitad, la pregunta no era otra que: ¿medio vacío o medio lleno? Y está claro que a estas alturas, juzgar dos mil años de contribuciones católicas, se escapan a don Arturo (con diferencia uno de los mejores escritores españoles de todos los tiempos), a don César (de una intelectualidad y capacidad creativa sin parangón), al que escribe en este blog y a los mismos archivos vaticanos.

Ambos, temporal y argumentalmente hablando en situaciones distintas pero con mensaje análogo, vienen a comentarnos que tras el Concilio de Trento España perdió la oportunidad de adaptarse a lo que Europa estaba viviendo, señalando que el catolicismo y su Inquisición fue un periodo de negrura rotunda sobre la cultura y el progreso social en esa España del Imperio. De Vidal, reconocido protestante, lo entiendo. De Reverte, desconocido creyente (aludiendo que ni se sabe ni quienes lo admiramos nos interesa) lo entiendo menos. Sobre todo de personas como ellos, que no dejan al albur de la inventiva una sola coma de sus escritos. Bien, puedo hacer una serie más amplia que la que firma don Santiago Bueno (“Tontos con balcones a la calle” o la vida de la Reina Isabel I, la Católica), sobre los infortunios, depravaciones, persecuciones religiosas, muertes y represiones de los protestantes en Europa. ¿O las emigraciones al nuevo mundo se les olvidan a algunos? ¿Y la muerte de Miguel Servet?

Puestos a juzgar la historia, como siempre recomiendo, que Vidal y Reverte tengan en cuenta que desde el siglo XXI no se puede uno aproximar al siglo XVI si no es despojado de nuestra mentalidad cultural adquirida. So pena de errar en las apreciaciones y advertencias, como ambos han hecho, intentando descubrir por qué ESPAÑA es lo que es y no lo que podía ser. Pero vayamos al primero de los ejemplos, más tengan en cuenta que son decenas los que podíamos señalar, y que bien narran cómo ni la España de hace 450 años era menos que la Europa protestante de hace 450 años, ni era tal nuestra opresión religiosa y moral en un siglo XVI donde a los protestantes les lucía el pelo por reprimir y revestirse de un puritanismo que llevó a muchos a la hoguera.

Para ello hemos de situarnos en el lago Lemans, en Suiza, donde los observadores religiosos paseaban entre las familias que aprovechaban los domingos para comer en las orillas del paraje. Probaban la comida para asegurarse que esta no era lo bastante rica como para producirles placer en su ingesta. Pero los calvinistas abonaron el listado de intolerancia persiguiendo intelectuales; los gobiernos ingleses de Eduardo VI e Isabel I fueron proclives a matar católicos. En el futuro Estados Unidos, los puritanos pusieron énfasis en acabar con todo lo que no oliera a creencias protestantes. Y los protestantes son los que hicieron desaparecer a los indígenas del norte de América. Por el contrario, los malísimos y atrasados católicos portugueses y españoles, se mezclaron con los indígenas dando lugar a una nueva raza: el mestizo. ¡Esto se le olvida a Vidal y Reverte, por lo visto!

Sigamos: los 72.000 católicos asesinados por orden de Enrique VIII en su Inglaterra avanzada. O los ocultados y maquillados (perversos intereses) y que se deben a su sucesora Isabel I. Sólo ella mató a más católicos que cuantos católicos mataron a protestantes bajo la cruz de la Inquisición. ¡Vuelvo a sorprenderme con las aseveraciones de dos personas tan cultivadas! Pero esperen, sigamos: quizás no interesa seguir hablando del país que es la primera democracia moderna del mundo, Inglaterra. ¿Por qué en el siglo XVII se asesinan a 40.000 católicos irlandeses? En toda su historia de cuatro siglos, la Inquisición mató a 300.000 personas. La cifra de aquellos que murieron por ser protestantes, infinitamente menor. Luego, ya estamos viendo que las represiones anti católicas de otros países, fueron más fieras que la Santa Hermandad. ¡No me esperaba yo esas mentirijillas, César Vidal!

En su tesis doctoral, el profesor de la Universidad de Havard, P. Smith, dijo: “Si alguien todavía alberga el típico prejuicio de que los primeros protestantes eran más tolerantes, debe ser desengañado. Salvo por algunos dichos liberales de Lutero, correspondientes a sus primeros años cuando carecía de influencia, es casi imposible encontrar algo en los líderes reformistas a favor de la libertad de conciencia. Tan pronto como tuvieron a su alcance el poder para dominar, lo ejercieron”.  

Admiro con vehemencia a Pérez Reverte y a César Vidal. Pero pervirtiendo la historia y adaptándola a intereses particulares, merecen entrar en la distinguida nómina que mi hermano Santi Bueno tiene creada para cuantos son “tontos con balcones a la calle”. Y es que ambos, han venido a poner en valor el famoso dicho que reza tal que así: "MÁS VALE PERMANECER CALLADO Y PARECER TONTO, QUE ABRIR LA BOCA Y CONFIRMARLO”. 

5 comentarios:

Salva Fenoll dijo...

Hermano, de los espñoles y su mestizaje ei América, amén. Buena prueba de ello es la sociedad de castas que allí surge, como bien queda reflejado en el Archivo de Indias; eso sí, con muchos, muchos matices, como ya puso de manifiesto Fray Bartolomé de las Casas.
Ahora, de los portugueses y su mestizaje, me río yo. De mestizaje nada de nada. Esclavistas y racistas a más no poder. Y yo, como historiaor de profesión y estudios, sé que no se juzga un hecho de hace 500 años desde nuestra perspectiva, Pero racistas eran y mucho. El "mestizaje", que no lo hubo, fueron esclavas negras violadas. Que en Portugal, como en Inglatera, sí hubo esclavitud legal. No en vano son, históricamente, sus grandes aliados en el continente, Y no es casual que sea Brasil (colonia suya) el útimo país en abolir la esclavitud en 1888.
Sobre Reverte, nada que decir. Lo admiro, lo leo y lo respeto.
Sobre Vidal, pues ya es otra cosa. Como "historiador" deja mucho , mucho, que desear(siendo el que escribe alguien que se dedica a este hermoso oficio que es el de historiar). Por muy "liberal" que sea.
Besos, hermano

Santi dijo...

Pero es más sencillo David, baste coger el manual de Historio de la Economía Mundial y de Economía de España (primero de Economía) para llevarse una idea del por qué el retraso económico en el país y dejarse de cuentos de viejas.

César Vidal tiene una amplia formación, pero cuando le sale la vena protestante desbarra, porque deja más sitio al corazón que al intelecto.
Pérez Reverte pues eso, que entre tanto espadachín e Inquisición ha desbarrado un poquito.

Cuando tenga usted tiempo, la bandera española a la Alacena... "si us plau" (o como se scriba).

Santi dijo...

PS: He dejado lo de tontos para los de postín... y es que algunos, como el mismísimo Castillo, da para una entrada cada vez que abre la boca, como la monja (!) Forcades y algún político más...

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Salva, hermano, el apunte portugués me parece idóneo. Aún con todo, los de Manuel el Afortunado y sucesores fueron "Padres Blancos" comparados con la reata protestante que dejó tan curiosa herencia más arriba de Méjico.

Y Santi... ¿me sugieres una entrada sobre la bandera? Creo que por el 2008 tuve ya una aproximación en esta Alacena, pero se puede intentar. ¡Cómo te da por ser políglota y yo hablo granaíno na más!

JUAN PEDRO dijo...

me gusta leerle amigo, mas de una discusion he ganado o mas bien he acallado gracias a su blog.