Visitas

jueves, 29 de septiembre de 2011

Lorca politizado

En este curso académico recién iniciado vamos a vivir con intensidad el 75 aniversario de la muerte de Federico. Lo recoge hasta el BOJA, y la Consejería de Educación de nuestra amantísima Junta andaluza se ha dado toda la prisa posible para pedirles a los docentes de primaria y de secundaria que planeen, planteen, ejecuten y lleven a buen puerto una programación específica, nutrida y rica sobre la efeméride. Dirigido a todos los departamentos. No será sólo el de Lengua y Literatura, competente absoluto, el que tenga que versar sobre el poeta. Porque en efecto, y como algunos que lean esto imaginarán, en los actos y actividades que se programen, la carga socio política va a desplazar a la dramaturgo literaria. Y todo ello teniendo en cuenta que hace 13 años vivimos el centenario de su nacimiento con un denso programa que nos salpicó a los escolares de entonces (yo en el extinto COU) de una manera feroz.

Me imagino ya la programación al respecto de los departamentos de historia, haciendo acopio de términos como “legalidad”, “legitimidad”, “golpe”, “asesinato” y “represión del bando nacional”. Seguro. Desaprovecharemos la oportunidad para seguir profundizando en la obra del autor, que dicho sea de paso, era bueno como pocos. Pero lo que importa es que se politizará, más si cabe, al tiempo que en épocas de campaña electoral, y de posible vencedor que no guste a la todavía Junta Andaluza en el poder, hablar de rojos y azules, de malos y buenos, de asesinos y de pobres obreros desarmados, y hacer paralelismos con la panda de fachas de los de Rajoy. ¿No lo creen?

El uso partidista, ideológico, fraccionado, ajeno a la verdadera dimensión de muchos de nuestros hombres de letras produce estragos en su semblante. Adultera la realidad. Viola la verdad. Es cainita, despótico y vergonzoso. Y la Consejería de Educación de nuestra Andalucía se va a despedir tras tantos años en el poder, haciendo honor a los desmanes que hacen de esta región la más atrasada de España y la Europa Occidental y del Euro. Porque Lorca, instrumentalizado y alineado en torno a un color y a un pensamiento, volverá a ser usado para fines lejanos a los que importan y deben trascender: los literarios. ¿Por qué se creen si no que escoció tanto que el profesor de la Universidad de Granada, José Antonio Fortes, dijera tan rotundamente que a Lorca lo mataron los suyos? Porque se acababa el negocio, se moría el interés ideológico desentrañado en torno a su figura y expiraba un sentimiento izquierda amasado alrededor de su obra y nombre.

Mientras, hoy hace años que nació en Alcalá de Henares el “Príncipe de los Ingenios”, el más destacado de los literatos de nuestra lengua, el más leído, el precursor de estilos y géneros, el conspicuo, enormísimo y poco dimensionado Miguel de Cervantes y Saavedra. Pero realmente, interesan poco los grandes, los casi inalcanzables genios del Siglo de Oro; porque a fin de cuentas, ni eran de izquierdas, ni ateos, ni pidieron nunca el voto con su dedo en la ceja para los que permiten el apesebramiento social y llenan la barriga de unos pocos a costa del resto. Y los Calderón, Lope, los muy condenables Juan y Teresa de Jesús (esta última poco más que una loca que se masturbaba) y valías en detrimento como la del Príncipe de los Ingenios, como la del inconmensurable Cervantes, no merecen una publicación en el BOJA, que se recuerde su nombre día sí y otro también en programas educativos concretos y torticeros y que se difundan como los verdaderos cimentadores de nuestras letras, nuestras artes y nuestra lengua...

EL ARTE ES DE IZQUIERDAS... POR DECRETO LEY. 

1 comentario:

José Miguel Moreno Sabio dijo...

Hola David:

Mucho festejo, ruido y hojarasca alrededor de la figura de Federico, pero, en efecto, a estos políticos del festejo, el ruido y la hojarasca poco les interesa la realidad del poeta. Si eso no fuera así, en lugar de intentar seguir manipulando la figura de Lorca, se preocuparían más de profundizar en su esencia, que está en todos y cada uno de sus versos.

¿Quién no se ha emocionado hasta lo más profundo de su ser cuando ella, una granadina ni de derechas ni de izquierda sino simplemente enamorada, se dirije a la embocadura del escenario y recita con sencillez?

"Granada, calle de Elvira,
donde viven las manolas,
las que se van a la Alhambra,
las tres y las cuatro solas.

Una vestida de verde,
otra de malva, y la otra,
un corselete escocés
con cintas hasta la cola".

¡Aquí hay que buscarlo porque es donde lo encontraremos!