Visitas

miércoles, 3 de agosto de 2011

Insuperable

De sus cualidades y criterios estéticos se ha hablado mucho en foros, medios de comunicación, revistas especializadas y en tertulias sesudas y reconocidamente contrastadas. Sabe a cada momento qué ha de hacer y qué aplicación historicista o renovadora debe introducir. Ha firmado de las mejores vestimentas y recreaciones efímeras de Andalucía y su solvente y difícilmente igualable capacidad de empatía para con la Imagen Bendecida que ha de aderezar hacen de él un suculento y plausible vestidor con muy pocos rivales frente a sí y capaz de genialidades y de consecuciones, que de tanto en vez, a pesar de su línea homogénea y de habernos acostumbrado a proezas imposibles para casi la totalidad del común de los mortales, tienen la segura capacidad de dejarnos sin habla. 

Es el caso de la última vestimenta que ha practicado en Santa María Magdalena, obra destinada al acompañamiento cultual y en la Estación de Penitencia de Nuestra Madre y Señora de la Consolación, Titular de la Hermandad del Cristo de San Agustín de Granada. Y no creo necesario decir que el vestidor es Francisco Garví, como tampoco comentar esta, simplemente, prodigiosa, creativa, innovadora, a la vez historicista y sin lugar a dudas, maravillosa manera de saber vestir que tiene, Paco Garví.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Buen trabajo, pero sería aun mejor si quedase en el anonimato y no sirva de auto propaganda a "ciert@s personajes" del alfiler en Granada. Un Saludo y gran blog.

Anónimo dijo...

Hermano,

Nunca dudaré de estos vestidores en cuanto a la técnica y calidad de ejecución de las vestimentas, pues rayan la perfección en sus obras.
No obstante, luego está el tema del gusto personal en cuanto a la idoneidad del tocado o no para la Imagen, la vestimenta utilizada...

En este caso, no voy a discutir la técnica, pero no me convence esta "vestimenta de verano" que se suele dar en las Hermandades y da un poco rienda suelta a usar telas y tocados "experimentales".
He visto el reportaje completo en la web (www.cristodesanagustin.com) y no me convence nada... y lo de San Juan con una especie de capa pluvial en lugar de mantolín, menos. Y desconozco el criterio historicista empleado, pero icnonográficamente San Juan no lo he visto nunca con vestimentas "tipo sacerdotales". Es como cuando se empleó en un besapie una palia bajo el Titular...

Y tampoco veo claro los estampados florales, por muy verano que sea y por muy de Bruselas o Londres que vengan, dentro de esta Hermandad. Creo que el "carácter" debe mantenerse a lo largo del tiempo litúrgico sin innovaciones "estridentes", más en Hermandades "de negro".

Santi.

monaguillo dijo...

Bonito pero recargadillo ¿no?, quizás demasiado para una Hermandad austera :)

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Estoy contigo, Santi, en cuanto que el uso de la capa pluvial no ha debido de realizarse para la vestimenta de San Juan Evangelista. En cuanto al uso de tonos o la apreciación tuya, Álvaro, no ya tanto. Considero que una Hermandad silente no es austera. Es más, creo que en esta vestimenta se apela al elemento definitorio de la estética de San Agustín, un estilo renacentista y un modo de vestir que vemos en los personajes sacros de los grandes lienzos del Veronés o de Tintoretto. Yo no relaciono tanto cómo escoge la Hermandad tonalidad y personalidad de la Estación de Penitencia a cómo lo hace el resto del año. En Cuaresma es de las pocas Dolorosas que considera el morado como el indiscutible para la vestimenta de Hebrea.

A mí me sigue pareciendo, excepción hecha de una pieza litúrgica usada indebidamente como la capa pluvial (que se ha colocado como tal y que está destinada al uso del presbítero y nunca lo fue San Juan) una muy acertada decisión.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

TEXTO RECIBIDO DE PACO GARVÍ:

Pues sin ánimo de molestar a nadie, y con el único fin de aclarar esta controversia dejo yo también mi intervención en este magnífico blog de David Rodríguez, gran amigo y hermano de mi Hermandad.
En mi Hermandad las cosas nunca se hacen porque sí, o porque queden bonitas, cierto es, que la Hermandad cuida la estética de sus altares, pasos, exornos florales y vestimentas al milímetro, pero detrás de todo montaje o vestimenta, siempre hay un sentido litúrgico. Es el caso de la imagen de San Juan Evangelista, el cual vemos revestido con capa pluvial, que también usó en su vestimenta pascual. Evidentemente se trata de un anacronismo. La capa pluvial tiene su origen en la romana lacerna, con la cual se confundía hasta el punto de servir en un primer momento las propias capas de príncipes o magnates que después se ofrecían al culto. Como esta prenda empezó a llevarse en las procesiones, fuera de los templos y se empleó para protegerse de la lluvia y del frío, se llamó pluvial en Italia, nombre que se ha conservado hasta hoy en el lenguaje eclesiástico.
La capa pluvial empezó a utilizarse en la liturgia por sacerdotes y cantores en el siglo X y servía no sólo en las procesiones sino también para ciertos actos del coro y otras ceremonias.
Los obispos, tanto los actuales, como los obispos anteriores a ellos, no son más que los sucesores de los apóstoles, de hecho el Evangelista San Juan se considera el primer obispo de Éfeso, ya que tras su exilio en la Isla de Patmos se marchó a vivir con Santa María, la Virgen, a Turquía. Es por ello, que puede usar la capa pluvial, siendo totalmente lícito, puesto que es una vestimenta simbólica, ya que aunque en su época esta prenda litúrgica no existía, al usarla en su vestimenta hace referencia simbólica a su labor pastoral en Éfeso. ¿O acaso en su época la Virgen María usaba las hermosas sayas y mantos bordados con los que la vemos en la actualidad y tanto nos gusta a los cofrades? ¿Alguna vez portó María en su cabeza la Corona de Reina con las que hoy día siempre la vemos tocada? Son simplemente símbolos de su realeza, como Reina de Cielos y Tierra. Y bien que nos gusta a los cofrades el acto litúrgico de una Coronación Canónica, cuando la Virgen María está muy por encima, pero que muy mucho de toda esa parafernalia.
Pues en el caso del Santo que nos ocupa ocurre lo mismo, se trata de un simbolismo, y no aparece con mitra de obispo, puesto que el rango de la aureola de santidad, o nimbo que porta en su cabeza es mucho mayor que el de obispo, que sería la mitra.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

CONTINUACIÓN...

En otras Hermandades señeras y austeras de la capital hispalense también vemos el uso de la capa pluvial en la imagen del Discípulo Amado, es el caso de la Hermandad del Valle, y os remito a los reportajes fotográficos de sus cultos, precisamente por lo que os he comentado.
En cuanto al color blanco o los estampados florales de los magníficos brocados del siglo XVIII que lucen las imágenes en su vestimenta de la Asunción de María, no de verano, como se dice por ahí, no hay nada que prohiba a una Hermandad de corte serio el usarlo, y más en la vestimenta gloriosa de la Asunción de María, cuyo color en la liturgia es el blanco, igual que el celeste es en la Inmaculada (Sólo en España por privilegio de ser Nuestra Patrona). Las imágenes se visten dentro de su estilo, el color usado es color litúrgico en la Iglesia, por lo que es totalmente lícito el que la imagen de Consolación vista de blanco, y más en tan solemne festividad mariana. En San Agustín no hay vestimenta de verano, sino de Asunción, una de las tres grandes solemnidades de la Virgen en la Iglesia, y al igual que la Virgen se viste para la Inmaculada, lo hace para la Asunción. Si alguna vez se viste de verano, no será de verano, sino para tiempo ordinario, y la Virgen lucirá manto verde. Espero con este comentario dejar aclarada la situación, puede gustar más o menos, en el libro de los gustos no hay nada escrito, pero la Hermandad no ha cometido ningún error litúrgico, todo lo contrario, se trata de un simbolismo litúrgico.
Un saludo y enhorabuena por el blog.
Francisco Garví Fernández

Anónimo dijo...

Gracias Paco por tu intervención, si me permites, te indico unas apreciaciones.

Al igual que el manípulo en su día era para la limpieza/aseo en los banquetes después pasó a un uso litúrgico... y no porque antes tuviera un origen profano, podemos abstraernos de su "realidad" actual, como el ejemplo de la palia, en los últimos 1500 años en la Iglesia.
Lo de primer Obispo de Éfeso, creo que estás en un error, pues el primer obispo de Éfeso fue Timoteo, colaborador de San Pablo. De hecho no hay nada que pueda afirmar que San Juan fuera Obispo en algún momento de su vida.
Luego, el resto del texto de sayas y coronas, demagógico. No vale como argumento y menos entre cofrades; si fuera desde fuera, pues nos extendemos más.

Por lo demás, pues vale, no hay juego para el "verano" que es para la Asunción, pero desde el 26 de julio (fotos de la Web) hasta el 15 de agosto... o hasta un nuevo cambio en septiembre, para renovar el voto, pues vale.

Sobre que la Hermandad del Valle lo viste con capa pluvial, pues vale, también en Sevilla sacaron la Virgen de la Concepción entre cohetes y campanilleros y no por eso tiene que gustar. También organizan Via Lucis con Vírgenes y no hay por donde cogerlo... y hasta les copiamos en eso.
Desde el punto de vista litúrgico, eso ya no es gusto, sí es un error vestir a San Juan como un Obispo, con capa pluvial. No conozco documento alguno ni representación iconoráfica que traten así al Discípulo Amado...

Lo dicho, técnicamente intachable... y ya en el apartado de opinión, pues no me gusta. Aunque lo uséis también en Pascua, al uso de Tres Necesidades (Esperanza actual)...

Saludos, Santi.

Anónimo dijo...

Cito mi mensaje anterior: La labor de un buen vestidor debe ser anónima y no una competición por ver quien viste mas.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Santi, permíteme que te diga que haces grande este blog. Y ya está.

Y anónimo comentarista... ¿Por qué ha de ser anónima la labor de un vestidor? Sigo sin comprenderlo. ¿Lo es la del orfebre que hace la peana sobre la que va a ir nada menos que la Madre de Dios? ¿El del platero que ultima la corona que indicará el estado de gracia de Nuestra Señora? ¿Del bordador que se encarga de recrear las virtudes que adornaron a María Santísima? ¿Del florista que suministra el exorno que refuerce la ofrenda a la Sin Mancha?

Sigo sin entender lo del anonimato...

Anónimo dijo...

BENDITO SEA DIOS......QUE SALGA ALGUIEN DE ÉFESO Y NOS ACLARE LA DUDA....
RAFALCALA

Anónimo dijo...

Yo lo del autobombo tampoco lo entiendo... más si el dueño del portal es de San Agustín y quiere elogiar la labor de un hermano en su Hermandad.

El problema, como todo, está en que la escritura no puede dejar pasar el tono del mensaje... y qué mejor que en persona. Por un caso personal, vestimentas de Santa María del Triunfo, me encuentro en alguna ocasión como lo que ha realizado Paco Garví: técnicamente intachable, pero personalmente no convence... lo que ocurre que en este caso tenemos una Casa de Hermandad y en éste, esta otra casa de hermandad. Espero que por mis consideraciones Paco no se sienta graviado, si es así, David, transmítele mis disculpas.
No creo que Paco, Álvaro o Fernando necesiten de un blog que les comente para demostrar los buenos que son, entre otros, y el buen gusto y el aire fresco que aportan.

Santi.

PS: Rafalcalá, ¡qué te lo dice San Pablo en una carta! A ver si el tío pago en denarios y con el cambio al euro, la privatización de Correos y demás no te ha llegado! jejeje. Mirá el buzón... que yo la tengo.
Saludos.

Anónimo dijo...

SAN PABLO SE CABREÓ CONMIGO(COSAS DE LOS SANTOS) Y YA NO ME ESCRIBE
RAFALCALA

Pepe dijo...

No entiendo y mucho menos comparto la obsesión que se tiene con Sevilla por parte de muchos cofrades, yo sinceramente lo veo ya hasta enfermizo y en gran parte es un problema de esta ciudad, criticamos lo nuestro para alabar a los demás, cosa que los demás serían incapaces de hacer, ya hagan las cosas bien o mal, pero dejando esto a un lado, como bien dice Santi, pq no nos fijamos mejor en la historia y no en lo que hagan determinadas Hdads?¿ A no ser que la historia de la Iglesia se haya escrito en Sevilla....que si es así yo ya me callo.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Estimado Pepe: si en efecto es una obsesión, estoy de acuerdo contigo; es algo enfermizo. Si por contra se trata de buscar en aquella ciudad referentes estéticos y artísticos de los tantos que tienen y que la han hecho en magisterio para lo cofrade, aplaudo la iniciativa.

Anónimo dijo...

Uno de Éfeso me ha dicho que diga que, como en las cartas que nos manda a todos san Pablo (excepto a Rafalcalá, parece ser que a costa de una losa que le dejó en una taberna de Cafarnaún), examinemos todo y quedémonos con lo bueno.
Por tanto, quitar "bombillas ohmran" es bueno... y se quitan. Hacer un misterio de azotes o una medditación "estrellada" (o "asanjacintada") en lugar del alegórico con san Pedro (el santo no estaba delante de la flagelación), o un trono de carrete sólo para el Titular, pues no lo veo tan acertado.
Pero, el libro de los gustos está en blanco y los Cabildos son soberanos...

Anónimo dijo...

NO HACE CALÓ EN CAFARNAÚN
RAFALCALA