Visitas

domingo, 14 de agosto de 2011

Diego Hurtado de Mendoza

Tal día como hoy y hace 436 años, moría uno de los más ilustres personajes españoles que tuvo la fortuna inmensa de nacer en Granada; embajador en Inglaterra, Venecia, representante español ante el Concilio de Trento, gobernador de Sicilia, destacado en las Guerras de Granada (sublevación morisca de Las Alpujarras), poeta, uno de los primeros cultivadores del soneto, elogiado por Lope de Vega y autor de una de las más trascendentales novelas de la literatura española, el Lazarillo de Tormes, se educó en su ciudad natal bajo la tutela del italiano Pedro de Anglería y conoció el refinamiento y la grandeza de una ciudad que durante su niñez, fue la Capital del Imperio. Y un hombre como este, poeta, literato, diplomático y militar, heredero de las poderosas y loadas familias Mendoza y Pacheco, hace grande el nombre grande de su patria chica. 

No hay comentarios: