Visitas

sábado, 6 de agosto de 2011

De la misma quinta

Fueron los quintos una manera de reclutamiento militar nacido con el rey castellano Juan II, padre de la Reina Isabel la Católica, que a partir de marzo de 1419, justo cuando fue jurado rey en las Cortes de Madrid, crea esta fórmula de alistamiento, seguro que tras las necesidades que obligaron a Castilla durante la campaña militar contra el Reino de Granada de 1410/11. Abandonada esta fórmula, fue de nuevo impuesta en España y ha perdurado hasta nuestros días, desapareciendo tras la supresión del servicio militar obligatorio en el año 2001 (el 31 de diciembre). 

Los quintos procuraron acabar con la situación de privilegio de las clases sociales notables, aristócratas o simplemente poderosas que conseguían librar a sus vástagos del reclutamiento militar. Para ello, Felipe V, que en diciembre de 1705 pone en marcha el sistema ya creado por el Rey Juan II, organiza el alistamiento tal que así: 

Se elaboraba el censo local del que se sacaba el listado de jóvenes que podían ser reclutados; a continuación, se procedía a realizar un sorteo para así saber por qué joven se empezaría a contar, y estos se agrupaban en número de cinco. El último joven de los cinco, debía incorporarse forzosamente a filas, de ahí que reciba el nombre de quinto, y que entrar en quintas se haya quedado en el colectivo español como la edad oportuna para entrar en el servicio militar; además, hay que apuntar que la frase que más ha pervivido y se repite no es otra que la que reza el título de esta entrada: ser de la misma quinta equivalía a entrar en el mismo sorteo que otro al haber nacido el mismo año y en franjas temporales parecidas. Luego, el origen de expresiones populares como "Fulanito es de mi quinta", o "¿De qué quinta eres tú?" puede, con toda probabilidad, tener casi seis siglos, o cuando menos, 306 años y se debe al sistema de reclutamiento militar español que estuvo en boga todo este tiempo.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

David,

Recordar que la abolición del Servicio Militar Obligatorio en este país ocurrió bajo el gobierno del Partido Popular con la presidencia del Sr. Aznar.
Lo gobiernos anteriores sólo eran propuestas de estudio para los programas electorales, en castellano, demagogia electoral.

Santi.

PS: Yo soy de la quinta del 76, pero hice la objeción, que me fue de más provecho en lo profesional-personal (ya te lo contaré como batallita de abuelo cebolleta).

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Santi, por Dios... ¿Objetor? Se nos muere el patriotismo. Yo porque no pude, si no...

Anónimo dijo...

Es que no soy de matar... y cuando era cerca de casa y compatibilizar con los estudios y la alternativa era irte con cuatro duros a correr por el monte y montar y desmontar cetmes... pues prefería lo otro... y ya te digo que, en ámbito privado, te cuento las ventajas del objetor... verás como tú, si pudieras, hubieras objetado ;)

Pero vamos, entre yo que no sé disparar y tú en el cuerpo a cuerpo... como tengamos que defender la Patria, se ponen los moros en Compostela en dos días, medio si nos pillan en la siesta...

Un abrazo