Visitas

lunes, 6 de junio de 2011

La España de los hijos de puta

Cuando un país deja de tener claro dónde ha de estar el límite entre el todo vale y el derecho de cada uno de sus ciudadanos a no servir de mofa y escándalo público, se convierte en un Estado serio. Cuando en el campamento chabolista que en definitiva es en lo que se ha transformado la caterva de indignados de la Puerta del Sol, algunos demócratas acérrimos exhibían como mascotas “ratas”, todo lo demás huelga. Y cuando una revista satírica usa sus páginas para casi todo menos para generar debate, opinión o mostrar otro enfoque de la realidad social desde una óptima amable y socarrona, hemos claudicado en educación, en ciudadanía, en madurez y en clase.

Algunos se echaron las manos a la cabeza cuando la Revista El Jueves, no sé por qué motivo, no fue sancionada con una dureza contundente en el instante en que ridiculizó de una manera espantosa nada menos que a Su Alteza Real, el Príncipe don Felipe, heredero al trono y a la Princesa de Asturias como ven en la portada de arriba.

Y si quedaba algo ya, esta es la que ha querido mostrar salida de las manos de su dibujante Mane Fontdevilla. Se ríe del trágico accidente que ha tenido Ortega Cano y demuestra que todo puede ser objeto de mofa, como por ejemplo, un terrible choque en el que ha muerto un hombre que deja dos niños huérfanos, y donde otro se debate entre la vida y la muerte. Pero como en todo, la vida nos vuelve a dar la razón a aquellos que pensamos que con castigos rotundos y contundentes, con penas de prisión o con multas estratosféricas como la que hubieron de imponerles a los graciosísimos dibujantes y responsables de una revista donde hasta el quicio de muerte es objeto de sorna, cuando se rieron sin gracia de los Príncipes y futuros Reyes de España, entre tantos otros que sin ápice de humor han señalado en tantas ocasiones.

Maestro, lucha. Luego habrá tiempo que su familia ponga los puntos a las íes de cadenas bochornosas como Telecinco, o que procuren todo el peso que la balanza que lleva “Justicia” en sus manos sea capaz de caer sobre la cabeza de este dibujante inhumano e insensible que considera, como sus jefes que permiten esto, que la vida de un hombre sirva para el regocijo y cachondeo de algún demente.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin duda, otra oportunidad para publicidad gratis y relanzar la publicación.
La anterior vez se quedó en una multa que, sin dudarlo, fue pagada con una mínima parte de los beneficios que originó la subida de ventas de la revista.

Cuando estos progresaurios, antitaurinos (por lo que significa a patria común de este país), ponen al mismo nivel la vida de un animal a la de una persona se convierten en lo que eran los nacionalsocialistas alemanes de Hitler y Cía, demostrando que de ostentar el poder serían unos fascistas de mucho cuidado, dejando al camarada Stalin en un chico travieso.

Santi.

Anónimo dijo...

Por otro lado, como ocurrió con Farruquito, la impresión que me ha dado en las noticias es un "trato de favor" a Ortega Cano. Desconozco si Telecinco en sus programas rosas ha dado otro tratamiento informativo, corrijo, "informativo", pero el hecho claro es que cualquier otro hijo de vecino pasaría por asesino cuando por exceso de velocidad (bebido o no) arremete contra otro vehículo y causa un muerto. Y aquí, digamos, con un tacto suave...
Ojo y que no digo que no pueda haber fallos técnicos en el vehículo, pero otras noticias en este sentido han calificado al autor de los hechos como presunto homicida, palabras que no he escuchado en este caso.

Curioso, por tanto, la forma de establecer la presunción de inocencia por los medios según el parné que tienes...

Santi.

EL DOCTOR dijo...

Comparto contigo lo dicho. Hay que ser muy "hijo de puta" y tener "mu mala sangre" pa hacer eso.

Un abrazo siempre fuerte.

Granaíllo dijo...

No caben más gilipollas en España; como entre uno más nos caemos al mar...

Miguelangelalcala.