Visitas

martes, 28 de junio de 2011

Feria taurina de Granada 2011... Por David García Trigueros

Que la Feria taurina de Granada es un ciclo de gran admiración por los toreros es un tópico más que absurdo teniendo en cuenta, más que nada, que se nos vende como la predilección de los profesionales por este público y por los grandes conocimientos taurinos que éste tiene. Ni mucho menos. Es una feria fácil, poco exigente y cómoda, sobre todo cuando venden gato por libre con pases de adorno y nunca exigiendo al toro con pases de profundo contenido. Además de eso, toros cómodos de pitones, brochos, y por supuesto la gran mayoría con un pase previo por la barbería.

            La cosa continúa igual no piensen que por que haya cambiado el empresario la cosa ha padecido transformaciones de gran calibre. Ni mucho menos. No obstante y eso sí que es de justicia reconocerlo se ha observado un nuevo rumbo en cuanto al trapío de los astados que han saltado al ruedo maestrante en este año. José Jesús Cañas se ha esmerado en mejorar las hechuras, si bien tampoco era demasiado difícil teniendo en cuenta lo que había antes. Aún no está definido el trapío que agrade al aficionado granadino pero sí se va en camino de una verdad en el conjunto armónico del toro. Con más cuerpo, mejor rematados, con más cara, mejor presencia, diversidad de pelajes y con los pitones por delante, al menos hasta el martes. Las figuras tampoco quieren venir a Granada a jugársela, quieren salir de rositas, llevarse las orejas calentitas en el esportón y anunciar a bombo y platillo la hecatombre en Granada tras cortar 4 orejas. ¡Conflicto de intereses! En sentido al público de Granada le queda mucho por andar, en realmente saber tener en cuenta qué salta al ruedo y no conformarse con cualquier cosa, con toros deslucidos e insípidos en su fachada y en su comportamiento. La gente empieza a estar cansada de tanto Domecq, se solicitan ya nuevas propuestas…quizá sea hora también de estrujarse los sesos y configurar carteles novedosos, con propuestas diferentes que sean capaces de sentar a la gente en el tendido. Está visto que los carteles convencionales ya no tienen en el mismo tirón que antes. Quizá ha llegado al momento de movilizar en Granada a la afición de toda España y hacer que vengan ante carteles rematados e interesantes, únicos e ineludibles. Que les digo yo… una corrida concurso, por ejemplo, con tres figuras “cómodas”: Enrique Ponce, “El Fandi” y Manzanares. La gente estaría ilusionada por ver a estos toreros ante un Pablo Romero, ante un Cebada Gago, un pavo de Prieto de la Cal… Soñar es gratis.

            En lo que se refiere a la Feria de este año ha sido entretenida. El público torerista y el palco poco exigente han hecho abrir la Puerta Grande todos los días, con orejas a mansalva y de dudosa dignidad, con faenas mediocres y estocadas pésimas. Vueltas al ruedo a tres reses sólo por el hecho de ser bravas. Nos resulta tan increíble eso que hasta lo premiamos. En esto también nos queda un amplio recorrido con afinación de criterios y demás. Ha predominado, sobre todo, la falta de fuerza de los cornúpetas así como la falta de raza por lo que se ha hecho imposible ver hasta el último toro de la Feria el único puyazo en condiciones. El 6º de la tarde de Victorino fue el único que recibió dos veces la vara, colocada en su sitio y con un mínimo de vistosidad en la suerte y gran manejo de las riendas por parte de Antonio Saavedra. Lo mismo ha ocurrido con las banderillas y toda la lidia, pocas cuadrillas han lidiado bien a sus toros, con abundancia de mantazos, pasos inciertos y capotazos a destiempo que nos demuestran en muchos casos la falta de oficio y afición de los rehileteros y de los matadores que permiten ese tipo de desórdenes.  Quizá destacar las banderillas de Javier Ambel, las de Antonio Jiménez “El Ecijano” o las de Curro Javier y José Antonio Trujillo. Faenas de capote…escasas. Sólo digna de mención la de Castella al primero de su lote, sin duda el mejor toro de todo el ciclo, en el que propinó verónicas, chicuelinas y una revolera de cartelería. La muleta, hay cosas muy dignas de muchos matadores yo me quedaría con la de Julián López “El Juli”, Morante o Manzanares. Aunque del alicantino lo que hay que destacar son los dos estoconazos hasta los gavilanes que le pegó a su lote. Así que con permiso de mi tocayo voy a proponer el “I Trofeo Alacena de las Ideas” para la Feria taurina.

Mejor toro. Lidiado en 2º lugar en la 7ª de abono por Sebastián Castella.
Mejor ganadería. “Buenavista”.
Mejor faena de capote. Sebastián Castella.
Mejor puyazo. Antonio Saavedra al 6º de Victorino Martín.
Mejor par de banderillas. Javier Ambel al 2º de Buenavista.
Mejor faena de muleta. Julián López “El Juli”.
Mejor estocada. José María Manzanares al 3º y 6º de Gavira. 

David García Trigueros es uno de las más conspicuas figuras de la afición taurina española; afortunadamente afincado en Granada, es comunicador de Radio Granada, Cadena Ser y de Granada Televisión. Articulista y colaborador literario habitual de publicaciones de cáracter cultural, formó parte de uno de los más firmes portales taurinos de nivel nacional y actualmente, cursa la Licenciatura en Historia del Arte; ni que decir tiene, que esta su Alacena, que ya ha visto de él contribuciones parecidas, se nutre de su particular y excelente modo de entender la Fiesta patria. Y el agradecimiento, es enorme...

No hay comentarios: