Visitas

miércoles, 4 de mayo de 2011

Salvemos San Jerónimo


¿Indolente? Federico definió así a Granada. O a los granadinos, que “tanto monta”. En los últimos años una de las ciudades con la masa patrimonial más amplia y pretendida de cuantas pueden jactarse de ser destino cultural e histórico en la vieja Europa, está dejando que sus principales recursos (cuando no el más importante) y para mayor calado, su propia idiosincrasia, su personalidad, se vaya desmoronando como la Patria a la que cantaba Quevedo en su famoso poema.

Primero fue San Andrés, hace ya la friolera de 11 años. De seguido, San Matías, Santiago del Servicio Doméstico, San Miguel el Bajo, un San Cristóbal de parches y remiendos, San Nicolás y al fin, una de las joyas, una de las piezas capitales, la que hace unos meses nos ha avisado que los años y el olvido hacen más daño que los terremotos, los incendios y las invasiones de los soldados napoleónicos.

San Jerónimo es mucho más que un referente patrimonial, un oasis espiritual y un hito de la historia en clave localista. San Jerónimo es mucho más que una Iglesia y un Monasterio con difícil contestación en el resto de ciudades nobles de España.

San Jerónimo supone una de las primeras construcciones del Renacimiento a la romana en España. El primer Templo del Mundo consagrado a la Inmaculada (los hubo anteriores pero ya no existen) o el escenario último de una de las figuras más trascendentales de la Europa de su época y de la España de todos los tiempos, don Gonzalo el Capitán. El Gran Capitán.

San Jerónimo es un edificio enigmático que si por su propia factura y méritos artísticos ha merecido ser inmortalizado en cualquier manual de arte que se precie, suma a ello una simbología especial, un casi pulso a la Iglesia Católica que lo erigió y bendijo y un cúmulo de historias y de sucesos que envuelven sus piedras y contenidos patrimoniales en la neblina de las curiosidades y en la bruma de las anécdotas más sorprendentes.

San Jerónimo es a Granada lo que los más capitales monumentos a sus ciudades maternas. Es el San Carlos de Viena, la Iglesia de Tyn en Praga, San Esteban de Budapest, los Inválidos de París o la Iglesia Vieja de Amsterda. El monasterio jerónimo es nuestra particular Santa Cruz de Florencia donde Stendhal perdió el norte del raciocinio.

Pero lo que debe ser San Jerónimo, tanto por su importancia arquitectónica, su valor patrimonial, sus méritos artísticos o su trascendencia histórica, es lo que fue El Salvador a Sevilla. En aquella ciudad nos enseñaron que los mismos ciudadanos son los responsables de su patrimonio y los verdaderos dueños de sus monumentos y de su cuidado. Aquella ciudad movilizó Roma con Santiago y el Cielo con el Limbo para traer a la vida un Edificio en considerable riesgo de verticalidad. Aquella ciudad, que le ha enseñado al mundo una y mil veces cómo hay que hacer las cosas, nos debe servir de ejemplo a los granadinos para actuar y cuanto antes mejor en pro de una intervención que se está haciendo muy necesaria y rauda, a fin de preservar una de las joyas capitales del arte y de la historia patria del ostracismo que en Granada equivale a ruina. Y tenemos un monumento ya levantado (o derruido) al olvido y a la indolencia granadina: San Luís.

Yo no quiero perderme la oportunidad de seguir explicando esta verdadera maravilla. Esta genialidad artística. Este libro histórico hecho en piedra y artes decorativas. Yo no quiero enterarme de más monumentos dejados, abandonados, ante la impasibilidad de todos. Con un euro podemos hacer más de lo que creemos. Paliar su deterioro es nuestra responsabilidad, porque ni las Instituciones harán nada ni lo hará tampoco el Gobierno Andaluz (que viene desde décadas dando muestras de lo que le importa Granada) y menos el Nacional.

San Jerónimo, más que nunca es de Granada. De los granadinos y de los amantes del arte y que demuestren, más allá de su credo y de su fe, más allá de sus convicciones, una mínima sensibilidad por la historia y por el patrimonio.

San Jerónimo nos necesita. Y Granada, que tiene en esta Iglesia y Monasterio uno de sus reclamos más propicios. Está en nuestra mano…

5 comentarios:

Anónimo dijo...

David,

Enhorabuena por esta iniciativa y te propongo una primera idea, que no es otra que una "Carta abierta a los candidatos a Alcalde de la Ciudad" dirigida a todos los medios de prensa locales, empezando claro por El Ideal y que, vía esta Alacena o, mejor, por correo electrónico, nos la remitieras para que te mandáramos nombre y DNI como co-firmantes, de tal forma que en una semana la carta estuviera presente en los periódicos firmada por David Rodríguez y ciento cincuenta más... y en elecciones, veremos quien se moja por la cultura, con mayúsculas, en la ciudad, con algo sensato.

Lo segundo, recapitulemos información de Obra Social; claro está lo que La Caixa hace en Catalunya, Caja Madrid en su ámbito natural, Caja Sur en Córdoba y Sevilla... y vemos si hay alguna forma de "presionar" a Caja Granada. Que está muy bien el fútbol y el baloncesto, como están las cosas, el circo (sin pan) que precisamos... pero veamos si se puede hacer algo más. Incluso a algunas de las otras citadas, con mucho cliente en la ciudad, sacar los colores con un "por qué colabora en Sevilla o Polopos y en Granada, ante un caso similar no colaboráis"...

Desconozco lo que pasa en San Jerónimo ni lo grave que es, si la propiedad es de la Orden o del Arzobispado... pero si hay un mini Moeckel malafollá (granaino) puedes ser tú, más con tu facilidad de escritura/palabra, haciendo lo difícil para que los demás nos apuntemos a tu carro.

Suerte... y a ver qué pasa, la coyuntura (elecciones municipales/autonómicas y en un año las nacionales) es idónea para ver si los ediles, diputados autonómicos y nacionales, del color que sean, se implican por el patrimonio de la ciudad.

Un abrazo, Santi.

Anónimo dijo...

Buenas tardes. Debemos de apoyar la iniciativa que el Coro de Cámara Ars XXI ha tomado para recaudar fondos para las mejoras más urgentes, o, mejor dicho, las necesidades más imperiosas, que de no acometerse harán que perdamos esta joya del Renacimiento español. Es un encuentro de coros que tendrá lugar, D.m., este próximo viernes a las 20 horas, la entrada cuesta 5 euros y existen también entradas fila cero para los que quieran contribuir con su granito de arena. Son 6 grandes coros de nuesttra ciudad, la calidad está garantizada y la causa merece la pena.

Anónimo dijo...

David, no se si lo sabes, pero este viernes hay un concierto allí, la entrada vale 5 euros, cantamos cinco coros y lo que se recaude es para San Jerónimo. La entrada se compra en la puerta. Lo digo por si hay algún interesado.
Susana

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Santi, ya tenemos varios proyectos en mente... El primero será con la inestimable y siempre generosa participación de la Estrella de Granada. Hacen falta muchas ideas y muchas ganas de embarcarse en proyectos que consigan fondos para solventar problemas de techumbres, humedades y afecciones estructurales en la Iglesia, Coro de esta y dependencias de clausura.

A cuantos me avisáis del concierto del viernes, muchas gracias... Es la entrada que en unas horas publico, con los coros participantes y el programa, agradeciendo especialmente a Alfredo Nogales y a Ángel Moreno la información que me remitieran hace tiempo.

Todos somos dueños y responsables de nuestra historia. ¿hace falta parafrasear el eslogan de Obama?

Fernando dijo...

No nos olvidemos de la Imperial de San Matías, que está sufriendo lo suyo también. La humedad hace estragos y parte del techo de la capilla de los Titulares de mi Hermandad de las Penas se ha venido abajo... Los templos se caen.