Visitas

domingo, 8 de mayo de 2011

La historia más tonta jamás contada: TG7 y la Hermandad de Resurrección.


El tema ha saltado desde este blog, que como cualquier persona con dos dedos de luces entenderá, recoge la opinión y sentir del que lo escribe (yo) y de quién desea participar en el mismo, y sólo y nada más que eso, a otros espacios y tertulias que tienen que estar muy aburridos como para no zanjar la discusión bizantina que, partiendo desde el principio, no tiene discusión. Así de claro. Y me estoy refiriendo al asunto del cambio de horario de la Estación de Penitencia de la Hermandad de Resurrección y la particular forma y manera de defender el criterio personal que se tuvo en TG7 durante la jornada matinal del día más trascendental del cristiano.

Antes que nada, y como cese de cualquier especulación, ni he tenido ni tengo animadversión alguna hacia Javier Sierra, que profirió una chanza sin gracia que sé y muy bien lo que pudo enfadar a algunos hermanos de San Miguel Arcángel. Partamos de una base: en un medio de comunicación que además es público, y por tanto sobre los impuestos y las partidas presupuestarias de todos los granadinos acuesta su ser, existir y sentido de servicio público, hay que tener un tacto único para decir las cosas. Incluso si se está bromeando. Porque (o al menos eso entiendo yo), ni el mundo de las Hermandades ni las decisiones soberanas y legítimas de un Cabildo de hermanos, es algo como para bromear. Atrás quedaron, queridos amigos, los tiempos en que se realizaba la misma labor en un medio de comunicación privado y todo lo que ello significa. Ahora, en la televisión municipal, el tacto debe ser tan fino y sedoso como el de los terciopelos franceses más cuidados.

Dicho esto, y por si alguien se ha perdido, el debate nace en la semana de Pascua, durante la que esta Alacena buceó en balances absolutamente personales (míos) de la pasada Semana Santa. Y llegado el punto, me hice eco de una aseveración que Javier Sierra (e insisto, por mucho que tú digas públicamente, no hay ninguna rencilla entre nosotros, simplemente porque nunca hubo lugar. Al menos no desde mí hacia ti, y desconozco, aunque quiero pensar que tampoco, de ti hacia mí) pronunciaba durante la retransmisión de la Hermandad de Regina. Para defender su criterio (tan personal como el mío, aunque, y ahora verán, tal vez no tan válido), vino a bromear con la tarde del Domingo de Resurrección, pronunciando la ya manida frase que si no literalmente, sí venía a decir que es un espacio propio para ir a los toros. No sé si es que soy ya muy viejo o mi sentido del humor es mínimo, pero después de haber estado 10 años en medios de comunicación (y ahora lo hago público, tras casi tres años de silencio, volvemos de nuevo) jamás se me ocurrió soltar una befa, una cuchufleta tan guasona. Simplemente, porque no tiene sentido alguno. Menos que cuando se empuña un martillo, zaidinear hasta el extremo de decir que “nos vamos para el barrio, porque aquí no pintamos nada”. Y créanme, eso sí que me parece ofensivo. Sí que me parece una torpeza descomunal; jamás, para alabar una ciudad, un barrio o una población donde yo haya pregonado, escrito, disertado o pasado, simplemente, se me hubiera ocurrido una soflama tan inapropiada. Pero aquello quedó ya denunciado en el Pregón del Costalero de la Ciudad de 2009.

El caso es que TG7 y quienes desde allí hacen la programación cofrade, deben cuidar y mucho este tipo de carnavaladas, estas expresiones que ni defienden la postura del que las dice, ni por supuesto siembran para bien en suelo fértil. El pasado miércoles, las palabras que hablasteis con la señora Hermana Mayor de Resurrección encontraron a una interlocutora elegante, educada y afable. Eva Valladares de todas, es una señora. Si yo la hubiera flanqueado en esa ocasión, (y no me considero maleducado) lo primero que hubiese dicho es que la Hermandad demandaba una corrección en el mismo sitio donde se había pronunciado la metedura de pata. Es de ley. Si yo yerro en mi blog, en mi blog tendré que disculparme. Es en televisión donde decir esto, y no de manera subrepticia y furtiva, como si no hubiera pasado nada.

He dicho (y sostengo desde hace años) que el mejor comunicador cofrade que tiene Granada, sin menoscabo de ninguno, es Jorge Martínez. En nadie mejor puede descansar la labor informativa (la más prolija) y el seguimiento de la vida cofrade local. Hace simplemente fácil (o tal vez, y sirva como ejemplo de cuándo y de qué manera se puede hacer una broma, porque los demás medios son flojos, muy flojos) el guión de lo que vemos. Creo que en una retransmisión ha de haber lugar para contar las cosas con llaneza y proximidad. Pero sin caer en lo chabacano. Pero sobre todo, cualquier opinión o generación de debate que se haga, ha de contar con un estudio y una demostración de que lo que se defiende puede realmente llevarse a cabo. Y eso voy a hacer yo ahora, para finiquitar una discusión tonta que ni procede (porque los hermanos ya se han pronunciado) ni ayuda. En la celebración de un 25 Aniversario tan amplio, tan fecundo, tan cargado de actos y con tan buena respuesta por parte de los hermanos, es preferible tratar los asuntos de esta Hermandad cubriendo con denuedo su programación extraordinaria que ayudándola con consejos sobre cuándo ha de salir.

Veamos… La hermandad cubre su trayecto en siete horas y media, habiendo desde hace unos años recortado en 45 minutos el mismo. Soy de la opinión que a esta y a las 31 restantes les sobra tiempo y se puede andar con más celeridad. Con todo, no es la que más lento anda, teniendo en cuenta la distancia que cubre y que hermandades que andan mucho menos, emplean una hora menos si acaso. Por lo que aprobaría la Hermandad de Resurrección, dentro de los ritmos que suele emplear esta ciudad. Pero insisto, porque además mis argumentos van a ir destinados a favorecer la tesis del cambio de hora a la mañana. De acuerdo. Puede hacer el mismo itinerario en 6 horas y media, luego, una hora menos que ahora.

Entonces, el siguiente de los puntos de partida es contemplar a qué hora debería regresar. A nadie se le escapa (y menos en un enclave como Primavera y aledaños, con muchos bares y algunos de trayectoria cofrade dilatada) que llegada la hora de comer, se reduciría el número de espectadores. Se corre el riesgo, inflamable y peligroso, de que Santa María del Triunfo cruce el dintel de la Parroquial ante un reducido y escueto número de fieles y de cofrades en general. No nos engañemos, a las 16:30 el hambre aprieta y los ritos y usos del común de los mortales granadinos, habla de siesta, de fútbol (es jornada de liga) o de comida con la familia. Pero pongamos la muy mala hora de las cuatro y media de la tarde como el final de la Estación de Penitencia (insisto en que ciertamente peligrosa). Luego, restándole las seis horas y media que hemos dicho, tardaría la Hermandad, nos da como hora de salida, las 10 de la mañana. ¡Vaya!

Ahora mismo, la Hermandad emplea tres horas y cinco minutos en plantar su Cruz de Guía en la Plaza de las Pasiegas. Desde que esta hace lo propio hasta que penetra dentro de la Catedral el palio, deberíamos sumar como poco, media hora más. Si siguen mi exposición, estoy haciendo cuentas que favorezcan la tesis de los que sostienen la favorabilidad de salir por la mañana. Esto daría como resultado que la Hermandad estuviera en Pasiegas a las 13:05 y que entrara al completo en torno a las 13:40. Y bien sabemos que la Misa empieza a la una y que algo antes y para presidir dicha Eucaristía, entra el Niño Dios, los Facundillos. Bien es cierto que le hemos quitado al recorrido una hora, que es lo mismo que decir que restamos media hora a la ida. O sea, que se llegaría a las 12:30 pero habría que correr de lo lindo para no enturbiar la entrada de Facundillos, dejar la Catedral antes de la una de la tarde, cuando empieza la misa, y confiar en que S.E.R. Monseñor Martínez, nuestro querido Arzobispo, esté dispuesto en márgenes tan cortos y vacilantes, a ocupar su silla en los palcos de Pasiegas y como con las otras 31 hermandades dirigir el rezo desde la Plaza Catedralicia. Sinceramente, todo muy cogido con pinzas. Es decir, que habría que adelantar al menos a las 09:30 horas la salida, para evitar contratiempos y el farragoso asunto de la Misa de una.

Pero sigo dándoles ventaja a los partidarios de la salida por la mañana. Sigo confiando en la proeza de salir a las 10:00. Es decir, que para organizar el cortejo (50 nazarenos, 48 mantillas, 112 costaleros, 20 acólitos, 20 hermanos más con insignias, 30 niños de monaguillos, representación parroquial… Unas 300 personas), recibir las órdenes del Diputado Mayor, que Alberto Ortega efectúe las últimas indicaciones a los costaleros, que estos se fajen y hagan la ropa… Resumo, para poder montar la hermandad, lo normal es citar a los hermanos una hora y media antes. ¿Quién no lo hace? Yo salgo en hermandades donde te citan dos horas antes. Pero vale, prosigo facilitando la teoría a los que dicen que lo mejor es salir por la mañana: se puede organizar a 300 personas y las dificultades que ello comporta en una hora tan solo (ya estoy viendo la cara de Fernando Olmos. Se cisca en mi casta seguro) y por tanto, citamos a los hermanos a las 09:00.

Para llegar a San Miguel, con buena parte de los integrantes en el Área Metropolitana, costaleros de todas partes de la geografía de la ciudad y además, en un día festivo donde a tan tempranas horas y marcado en rojo en el calendario, el transporte público queda reducido considerablemente, muchos (y con razón) optarían por echar mano del coche. ¿Alguien recuerda haber aparcado de tirón por las inmediaciones de San Miguel? Porque en los 11 años que llevo visitando con regularidad la Hermandad, me ha costado casi siempre, salvo si conduce Paco Estarli, bendecido por San Cristóbal con la suerte de encontrar aparcamiento en la puerta misma y a la primera. Y retomando la seriedad: para poder estar a las 09:00 en la Iglesia, como muy poco (sin contar el que viva en La Zubia, tenga hijos pequeños que salgan en el cortejo y otros contratiempos), pero que muy poco, ha de levantarse ese día (ducha, desayuno, vestimenta y llegar a la Iglesia) a las 07:45. Por ejemplo, el secretario de la Hermandad o el Ex Hermano Mayor viven a una distancia más que considerable.

Ahora respóndanme con un poco de sinceridad. ¿Después de las soberanas palizas que nos metemos los cofrades durante la Semana Santa, alguien cree que no es un esfuerzo innecesario, poco productivo y posiblemente inapropiado hacer que los hermanos, como poco, se levanten a las ocho menos cuarto de la mañana, un domingo, y pretender que esté sin comer hasta pasadas las cuatro y media de la tarde? ¿No es poner en riesgo la participación de los niños de la Hermandad? ¿No es jugar con el posible de ver mermada la fila nazarena, de camareras (porque estas necesitan mucho más de una hora para arreglarse) e incluso de fieles y espectadores a las puertas de la Iglesia?

No soy hermano (si lo fuera, la bromita de los toros no se queda en esto) pero como si lo fuera. Tengo incluso competencias dentro de la hermandad, porque estimo mucho a todos y tengo el cariño de ellos. Y yo, que soy un cofrade allegado, cercano, de casa, les puedo asegurar que no me levanto a las 08:30 de la mañana (eso necesitaría yo para llegar un poco antes de las 10 de la mañana para ver la salida), después de 30 hermandades en el cuerpo, madrugones épicos y madrugadas tardías desde el Domingo de Ramos, ni con la Guardia Civil con el cetme de asalto en mano. Piensen un momento. ¿Cuánta gente se levanta tan temprano para ver la hermandad? ¿Qué sentido tiene este cambio si no es para favorecer, y estamos viendo que no favorece nada?

Les he hecho cuentas generosas y a favor de los que dicen que es mejor salir por la mañana. Les he dicho que se puede tardar una hora menos, confiar en que la misa de Catedral no sería un problema, que Facundillos no coincidiría, que el Arzobispo recibiría a la Hermandad y que se puede organizar el cortejo en una hora. Pero la realidad es otra. La realidad es que a las 16:30 de la tarde, nadie vería a la Hermandad. Cuatro incansables de los pasos. Y pare usted de contar. La realidad es que se tardaría una hora y media en montar todo, ya habría que salir a las nueve y media y no a las diez. Y la realidad es que una hermana de mantilla, se tendría que levantar a las siete de la mañana. Y me pregunto yo: ¿conviene ponerle tantas trampas a los devotos y a los hermanos y poner en riesgo la participación de estos en el cortejo y de los primeros en las aceras? Sería desde luego un atrevimiento que pasaría factura.

A mí me gustaría cambiar muchas cosas. Empezando por algunos Titulares. Me gustaría incluso pasar a unas hermandades a otras jornadas y algunas túnicas mejorarlas. Pero mis deseos y apetencias se quedan en eso. No porfío ni me empeño en imposibles, y menos, hago bromas con ello. Empezando porque quién de verdad tiene la palabra al respecto, es el hermano con voz y voto en el Cabildo. Luego si desde San Miguel Arcángel la cuestión ha quedado ampliamente cerrada desde hace años, que es seguir como hasta ahora, ¿para qué alguien se empeña en sugerir un deseo personal y encima, con bromas sin gracia? ¡Y encima en un medio que pagamos todos!

Pero es que además, ha quedado ampliamente demostrado que sería una medida perniciosa, muy nociva para las filas de hermanos y los creyentes de afuera del cortejo. Y además: ¿en qué gana la hermandad saliendo por la mañana, si se puede saber? Algunos me dirán que antes se metía pasadas las doce de la noche, acabada ya la jornada de resurrección. Anda, ahora nos ponemos estrictos con el tiempo exacto de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo. ¡fabuloso! ¿Saben a qué hora y qué día tuvo que acontecer la lanzada del soldado de Roma a Cristo? Pues en torno a las 15:15 del Viernes Santo, luego, ¿qué hace saliendo un Martes Santo y regresando un Miércoles? Otros, quizás, me dirán que la mañana es mucho más bonita. ¿Pero para quién? Porque creo que los de Vergeles disfrutan de cuatro o cuatro horas y media de luz natural y tres o tres y media de la noche, configurando dos escenas distintas y enriquecedoras (la luz a raudales de la tarde y las estampas de una candelería encendida de noche, al regreso) mejor que una sola.

¡Qué nos gusta emular a la magnífica y extraordinaria ciudad que es Sevilla y ante la que no oculto mi filia y cuasi devoción. Luego, si emulamos tanto de ella, ¿alguien se ha puesto a reflexionar que la Hermandad del Resucitado de Santa Marina lleva años queriendo dejar la mañana del Domingo porque las están pasando realmente mal con este horario? Imaginen que si allí, panacea de lo cofrade, no funciona, aquí sería esperpéntico. Y para colmo, las imágenes que nos han ofrecido dos años seguidos en TG7. El año pasado al regreso de Regina, una Plaza Alonso Cano cuasi vacía y este año, una salida poco llena, comparada con el domingo anterior, festivo igualmente, donde el Cautivo (que no es precisamente una Hermandad que goce del tirón espectacular de otras) llena y Regina no. ¿Casualidades o quizás la hora? Y es el centro y son las 10:30 de la mañana. Luego más temprano y en Vergeles, ¿quién estaría?

No defiendan más chorradas. Admitan que el Cabildo de la Hermandad ha acertado de pleno decidiendo que esta sigue en la tarde; y cuando quieran hacer gracia, pónganse videos de Los Morancos o de Arévalo, a ver si tienen alguna. Pero sobre todo, argumenten lo que dicen (porque les falta argumento tanto como a mí cortijos en el campo) y nunca olviden, que están en una Televisión Pública. Ah, y las disculpas, para mí sí deben existir y además en directo, en el mismo escenario donde se produjo la “gracieta”. Por muy zaidinero que se sea, que poco y flaco favor se le hace al mundo cofrade del barrio incitando a la rebeldía con levantás tan tristemente pronunciadas como aquella o con aseveraciones como las del Domingo de Resurrección. Pero con todo, la memoria de algunos es muy corta. Cuando el resto de medios, allá por 1999 y 2000 se reían a carcajadas del Zaidín, servidor y los que hacíamos un programa de radio cofrade, éramos los únicos con micrófono en mano que nos partimos la cara por ese barrio. Así que querido Jorge, no defiendas a nadie que por edad puede defenderse, y menos con el argumento del amor al barrio. Metida la pata, hay que sacarla. Y de frente, como yo, Javier, como yo. Sin revanchas, ni rencillas ni historias que os queráis inventar. No, con datos, con hombría y con verdades dejadas por escrito, y por segundo año. El que viene, me obligáis a volver a tocar el asunto.
Resumen de la propuesta de los partidarios de salir por la mañana:
Hay que reducir en una hora el tiempo de la Estación de Penitencia.
Hay que organizar la Hermandad dentro del tiempo, costaleros incluidos, en menos de una hora.
Hay que jugársela con el Cabildo Catedralicio y con los Facundillos.
Hay que levantarse en torno a las siete y media de la mañana.
Hay que confiar que a las diez menos cuarto de la mañana y a las cuatro y media de la tarde, alguien sea un enfermo cofrade irredento y vea la salida y entrada de la Hermandad.
Y hay que hacer lo que diga una tele. Aunque su labor sea la de saber de qué se habla (por ejemplo, no existen los cuerpos litúrgicos, hermosos) y cómo se habla.
Y luego dicen que Manolo Escobar no es profeta: todo es posible en Granada. O en el Zaidín, ¿no?

17 comentarios:

Alfredo Hernández dijo...

Hermano como siempre chapó, bien dicho y a tiempo, que el quiera ir a los tors que valla y le de sus opiniones a sus amigos y no a los espectadores de una tele pública que en definitiva son los que le pagan y no tienen por que aguantar sandeces ya que pagamos por tener retransmisiones de la seman santa no opiniones de malos cofrades y peores cristianos

Anónimo dijo...

Saludos Hermano:
Hacia mucho tiempo que no te transladaba un comentario, y desde luego me has convencido:
La mañana..... PA LOS TOROS¡¡¡¡¡
Vico

Derechatras dijo...

Compadre,como casi siempre deacuerdo en todo.Una cosita.Si la guardia civil, es ese Gran Cuerpo que usted y yo sabemos,normal que no se levante,creo que hasta lo invitaria a acostarse...y si no pa mi,jajaja

Anónimo dijo...

alfredo no te emociones, javi no es mal cofrade y mucho menos mal cristiano, sobra con conocerlo un poquitin.
susana

Anónimo dijo...

Simplemente plas plas plas plas plas!!! chapó hermano chapó, me quito el sombrero!

Anónimo dijo...

Pongamos, David, que todo es factible; es decir, no merma el cortejo porque la gente se levante a las 7:00, en un esfuerzo de devoción y ayuno, el cortejo llega íntegro a las 16:30 de recogía, el público aguanta esas horas del almuerzo en la calle; se cuadran las horas con el Sr. Arzobispo y Facundillos... y salimos a las 10:00.
¿Qué implica? Pues que la Santa Misa de Domingo de Resurrección en la Parroquia que se celebra a las 8:30 - 9:30 - 10:30 - 12:00 (pongo los horarios de Domingo "normal", menos la de 13:00 que se suspende ese día por la procesión, al igual que las de 18:30) se celebraría a las 10:30, en exclusiva, o a las 10:30 y 12:00, o sólo a las 12:00. Entiendo que pastoralmente no es posible, porque LA CELEBRACIÓN DE LA SANTA MISA EN UNA PARROQUIA ES IGUAL DE IMPORTANTE, O MÁS, QUE ESTE ACTO DE CULTO PÚBLICO. ¿Cómo una Parroquia llena en ese día se deja reducida a la mínima expresión cultual? Eso sí, luego todos a iniciar los expedientes para ser "Sacramentales" (entiendo que por la cera roja y lo "bonico" que queda en el escudo, "compae").
También, nuestros sacerdotes tienen la "mala costumbre" de acompañar a todos sus grupos y, por tanto, alguno no podría acompañarnos en la Estación de Penitencia. Por costumbres o modos, en algunos sitios parecerá que esa presencia es "prescindible". Para mí, es más que importante, pues es el perfecto y visible signo de unión a NUESTRA PARROQUIA. Con sus aciertos y errores, con sus facilidades y tiranteces en 25 años, NUESTRA HERMANDAD SÍ ES PARROQUIA.

Salvemos que todo se haga en una única Misa, que los sacerdotes se alternen (José Antonio los años impares, D. Juan los pares) quedan más flecos que ajustar: dejar unos hermanos en la sede canónica para preparar bancos para la Misa y luego volverlos a desplazar para la recogía, con lo cual alguien debe sacrificarse y no hacer estación de penitencia.

No sé el comentario que se hizo, nada más que de oídas; de Javi Sierra creo que si lo hizo, fue un error y no hay maldad. Pero creo que debe ser notorio, por proximidad, y seguro que Javi lo debe saber (aquí lo supongo), que cuando Regina empezó sus "movimientos" hizo lo máximo porque los acompañáramos a la mañana, estando nuestro Cabildo en contra. Es más, con el ejemplo de Sevilla, incluso barajamos irnos a la noche del Sábado Santo para salir de Catedral justo antes de la Vigilia de Pascua y entrar en nuestra Parroquia finalizada la misma y, ciertamente, la opción es compleja de ajustar.

El día está asentado, o lo estaba, y veremos, porque el tiempo pone a cada uno en su sitio, si la "locura de la mañana", fuera del Sagrario, funciona. Y mucho me temo que no será así...
Y digo "locura" pues lo que falla en Sevilla no va a funcionar en Granada y, en este caso, me permito otro ejemplo: el intento en Córdoba, con Semana Santa en idénticas proporciones a la nuestra (aunque con cortejos más extensos), de tener una "madrugá" al estilo sevillano no cuajó y Hermandades como la Merced volvieron a su jornada habitual.
Por tanto, los experimentos con gaseosa...

Por último, mis deseos de que se aparque este asunto que no aporta nada, ni a los medios, ni al debate cofrade.

Un abrazo, Santi.

Anónimo dijo...

no estoy de acuerdo con tu entrada, más tras haber hablado del tema con Javier. Y lo hablamos cuando nos veamos.
en cuanto a la Hermandad de la Resurrección, también me gustaría verlo por la mañana. Es inútil seguir discutiendo, porque los hermanos activos y muchos del resto de los hermanos, no lo quieren, y hay que reducir el número de discusiones absurdas.
El día que decidan cambiar, si así lo deciden, podemos discutir y sobre todo buscar soluciones. buscar problemas siempre es más fácil que buscar soluciones.
Saludos, David.
Francis Rabaza.

Anónimo dijo...

Yo no sé como los que víviamos un corpus en el ferial, teníamos ganas de levantarnos a las seis y media de la mañana, para acompañar a la Asociación Corpus Christi del Zaidín, y a la familia Vedia para pasear el Corpus del Zaidín. Será porque cuando algo se quiere, algo se puede.
Francis.

Lemar dijo...

Hermano amén, la razón le asiste, ya le dije yo que había payasetes con micro con la gracia donde las avispas, y lo peor es que se creen ellos dicharacheros.
Si, es que este personaje parece que se masturba mentalmente, y nosotros se lo pagamos, ya le dije, que algo habrá que hacer, porque si no donde llegaremos, es como el tonto que sin querer y con la gracia, te mete el deo en el ojo y te lo salta, entonces ya no se le rie la gracia verdad, pues eso, que al menos pida disculpas en el mismo medio, y si quiere ir a los toros que vaya, lo que no se en calidad de que irá, jajajja.
PD: Hermano un abrazo, y, ¡A LOS TOROS!
Juan Crescencio López Morillas.
Ah, y a algunos los ponía yo en la madrugá, pero del Viernes de Dolores, y yo a dormir que es lo suyo, jejeje.

Lemar dijo...

Hermano como se les ve el plumero a sus amiguitos en los comentarios, si no fuese así, ya le hubieran crucificado, como con otros tantos han hecho, pero claro es amiguito de ellos, por lo menos hoy en día,y quizá algunos hasta le deban favores.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Vamos a ver Francis... Si tú quieres que la Hermandad salga por la mañana, me imagino que será porque tienes argumentos que razonar y exponer donde quede avalado que es un progreso para la propia Hermandad, y no un inconveniente; hasta el momento, nadie ha buscado problemas, hemos dejado por escrito el rosario de impertinencias que desde luego supone salir por la mañana. Y estoy empezando a cansarme que de una ofensa a una hermandad, esta termine encima teniendo que pedir disculpas. A ver si todavía hacemos campaña pública por el asunto y la liamos más grande.

Yo comprendo que como amigo, salgáis a la defensa, pero no con rollos macabeos como que venías del ferial a salir en el Corpus del Zaidín. A mí eso me parece desde luego poco edificante, qué quieres que te diga. Si lo hacías de costalero y yo hubiera estado en el lugar de Santi Delgado, tú no coges el paso te lo aseguro. Tetas y sopas no caben en la boca, y sacar a Dios mismo es muy serio. De modo que si hay otras ocupaciones anteriores, más importantes y determinantes como la Caseta, lo mejor es que se dedique tiempo a esta. Pero esa discusión es otra.

Por cierto que he de felicitaros por vuestra presencia en la representación de la Lanzada ayer. Muy guapos los miembros de la Junta de Gobierno saliente (ya hablaremos, pero me parece más curioso que querer hablar de cuándo han de salir otras hermandades).

Y como dice Juan, me reservo la impertinencia de pensar cuándo han de salir otras hermandades. O de oír a uno y a dos que poco más o menos querían fusilar a la Esperanza, retractarse toda vez que este año, saliendo media hora más tarde, se ha llegado como siempre, y por lo visto, ya no era por culpa de la pérfida hermandad de Santa Ana. ¡Irrisorio, vamos! Pues así de sabio es el planteamiento de la mañana.

Ya saben los que quieran el cambio de horario: se hacen hermanos, acuden a cultos y charlas, pasan el periodo que las Reglas prescriben y deciden en Cabildo general (o convocan uno extraordinario) el cambio de hora.

Hasta tanto, a la espera de las disculpas públicas. Con el dinero de todos no se puede tolerar tamañas gilipolleces

Anónimo dijo...

En Sevilla sale a las 4 de la mañana y no pasa una hostia, y lleva más nazarenos, mas niños y mas costaleros y te citan a las 2 de la mañana guardandonos a las 2 y media aprox. no te rasgues las vestiduras que no es para tanto.

Anónimo dijo...

David, primero no confundas. Trabajar una caseta no supone tener que acabar mamado. Lo vuelvo a repetir, tener al lado una botella de alcohol, no me supone un irrefrenable estimulo de coger y beberme la botella entera, como tampoco me lo supone cualquier otra droga. Santi Delgado, sabe perfectamente el estado en que llegabamos los "currantes". Yo no tengo por qué ponerme en su sitio, el está perfectamente cualificado y además no soy más listo que él. Te invito a que no cometas el error de pensar que el no se daba cuenta de todo lo que pasaba.

Sigo sin saber, por qué vuelve a salir en tu comentario el nombre Lanzada, cuando yo todos los comentarios los estoy haciendo como hermano de la Resurrección. Aunque soy de la Lanzada ante todo, también soy de la Resurrección y tengo mi opinión propia sobre lo más apropiado para mi Hermandad. En cuanto me haga activo se la haré pública a mis hermanos, mientras tanto no merece la pena. Evitemos esfuerzos.

La hermandad de la Resurrección no tiene que pedir perdón a nadie. No se dónde has visto tu esa exigencia.

Y lo del corpus, te vuelvo a decir. Si a mí con cinco años, siendo nazareno de la Cena, me dicen que tengo que ir a las siete de la mañana, ni mi madre que es una santa, me hubiera parado los pies. Estando el Señor en la Calle, no hay ninguna otra cosa que hacer, ni siquiera dormir.

Y deja de embolicarte con la Lanzada, que creo que no te ha hecho nada. Y como hermano que soy, me encanta ir representandola, allí donde me requieran.
Un saludo.

Francis Rabaza.

Anónimo dijo...

- En Sevilla llevan desde años intentando quitarse de enmedio de ese horario. Hasta este curso cofrade que el Sr. Arzobispo ha dicho "nones" a cualquier movimiento hacia el Sábado Santo.
- Lo que funciona en Sevilla, Madrugá, no tiene que funcionar en otra ciudad. Ya he citado el ejemplo de Córdoba.

Un poco de "educancia" no vendría más a la hora de expresarse... al menos al vincularse a la orden de los Hermanos de las Escuelas Cristianas...

Lemar dijo...

Juan Crescencio López Morillas.

Hermano, le puedo garantizar que en la hermandad de Resurrección el Cabildo de hermanos es soberano, en otras hermandades no lo se ni me interesa, y si lo se tampoco me interesa; y le puedo decir que nunca se ha expuesto un cambio de horario.

Me da igual lo que hagan otros en Sevilla, Granada o Trebujena, la hermandad de Resurrección no se va a aborregar e ir detrás.

Y lo que no se puede permitir es que un personaje con micro en ristre, (que pagamos todos), se pueda permitir decirle publicamente a una hermandad a que hora debe de salir o que debe de hacer o no hacer. Si quiere opinar publicamente por lo menos que lo haga, de las hermandades a las cuales el pertenece, (que tampoco), que seguro que hay más tela que cortar que en Resurrección.

PUNTO Y APARTE, SE ACABÓ, ¡HE DICHO!

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Vamos a ver, porque no nos estamos enterando... ¿De verdad citar a tus hermanos a las 8 de la mañana es algo que queriendo se puede hacer? ¿Es más importante ofrecerle a algunos el deseo de ver por la mañana a una hermandad y no tener en cuenta que esto conlleva cambios que no son fáciles de asumir, y justificar esto como que "el que quiere puede".

Francis, si a mí me parece muy bien que tú estuvieras una semana entera enchiquerado en una caseta y sin beber, y que igualaras con la misma entereza que el que más, y a Santi no le voy a poner yo un pero en nada, porque además lo tengo por amigo y aplaudo cada una de sus acciones cofrades... Pero convendrás conmigo que para sacar un paso, como mínimo, habrá que venir descansado, ¿no?

¿Se puede salir por la mañana? Sí. Pero ahora digo yo: ¿qué beneficia eso? ¿Trae más hermanos? ¿Fomenta las filas? ¿La hermandad termina pagando todas las deudas y puede con esto bordar el manto? ¿Habrá más gente al regreso?

Desgraciadamente tenemos que apelar a la última salida, la de 2010. El regreso, por Primavera, nos dejó a todos sorprendidos. A eso de las doce de la noche, la calle, llena, llenita. Pero igual que jornadas como el lunes o el martes, que al día siguiente es laborable, viendo la entrada de las Benditas Imágenes de las Hermandades de Luz y Trabajo.

Si algo funciona, ¿cambiarlo, para qué fin? Para satisfacer el deseo o pretensión de algunos que no son hermanos?

A mí me gustaría que alguna dolorosa de Granada fuese de José de Mora o de Pedro de Mena. Me gustaría que Álvaro Abril diseñara algún que otro palio escueto y paupérrimo patrimonialmente hablando y lo bordara, por ejemplo, Salvador Oliver. Y me gustaría ver peanas con marfiles... ¿Y?

Pues eso; como poder, Francis, se puede. Se levanta uno a las siete de la mañana encantado. Porque los hermanos de Resurrección, lo harían. Pero "es de ser inútiles", que diría el programa de APM ponerse trampas. Si a una hora prudente se consigue la participación actual, esta puede resentirse a horas intempestivas. Lo diga quien lo diga. Porque aquí nadie ha dicho que los hermanos de verdad, los que tienen todas las hermandades, no iban a responder. Sino que complicarles su acercamiento a la misma, no era muy inteligente.

El que quiera ver otra cosa, lo siento. Tú bien recomendabas a los tuyos que ejerciendo un cargo representativo de la Hermandad, se abstuvieran de confrontaciones públicas que pudiesen salpicarle a la institución, ¿verdad? Pues no me digas ahora que me embolico (coño, qué palabreja más fea) ni nada por el estilo. Pero el lema ese haz lo que te diga y no lo que haga, suele funcionar.

Lo dicho, y lo mantengo: ¿tendrá que pedir Resurrección perdones por salir cuando deciden sus hermanos?

Juan Crescencio y otras hierbas: AMÉN COMO UN CASTILLO DE GRANDE. Soy yo, que me he ganado de alguna manera después de 11 años de cooperación mi derecho a opinar en Resurrección y no lo hago... Ay, señor, qué desocupados estáis todos...

Anónimo dijo...

La clave, "Si algo funciona, ¿cambiarlo, para qué fin?"

Y lo que dice Morillas es cierto, no se ha trasladado a los hermanos porque en Junta de Gobierno (las de la Hermandad de la Resurrección son abiertas a todos los hermanos, incluso a la participación en el punto de ruegos y preguntas) cualquier propuesta en este sentido desde Federación de Cofradías se ha desestimado unánimemente. E, igualmente, ningún hermano o grupos de hermanos se han interesado o solicitado el cambio... lo que no quiera decir que la Junta trasladara esta información a los Cabildos.

Un abrazo.

PS: De copas y pasos, a tres bandas (mínimo) Francis, David y un servidor para trasladaros alguna añeja anécdota... preferible en la Casa de Hermandad algún viernes...