Visitas

martes, 17 de mayo de 2011

El origen del mundo


El realismo. No buscar en la idealización la belleza, sino en la naturaleza, en lo que está enfrente de nosotros. Lo que podemos ver. El realismo. Una corriente artística que plasmará la dureza de las condiciones laborales de la época, que hará la labor de pintura denuncia. El realismo y Courbet, el padre de este. Este es el punto de partida de una de las obras malditas con toda una leyenda tras de sí.

Desconocemos de todo punto el nacimiento de la obra cuyo título da nombre a esta entrada en la Alacena. Quizás Courbet estaba buscando una provocación a la altura de las circunstancias. Pero lo cierto es que su obra quedará oculta durante años debajo de otra. Tal vez fuera tan sólo un encargo con alto contenido sexual. Lo cierto es que el francés de preguntó sobre el origen del mundo, y lo tuvo claro. Y en un pequeño formato, realizó en 1866 el cuadro que ilustra la entrada. Algunos apuntan que se trataba de un encargo para el diplomático turco Khalil-Bey. Lo cierto es que Courbet entrega el cuadro bajo esta sentencia: “esto que ustedes ven no es un sexo, sino el origen del mundo”.

Tan sugestivo título tiene a la joven Johanna Heffernan como protagonista. Se trataba de una modelo que solía trabajar con el discípulo de Courbet, el americano Whistler, con el que llegó a mantener una relación amorosa. Irlandesa, conocida cariñosamente como Jo, la bella joven posa con el desenfado más arrebatador, al tiempo que el espectador jamás tendrá la sensación de estar ante una obra obscena, una provocación descarnada y sin sentido. Algo de mal gusto. Pero al fin, cuando el cuadro es adquirido por Francia para su Museo D`Orsay de París, el ministro de cultura del momento, debería haber sido menos pretencioso y mucho menos culto en su presentación. Y tras la retahíla interminable de citas célebres y alusiones pictóricas, debía haber pronunciado la famosa frase que en su día dijo el autor: el coño, soy yo.

¿Cuál es el origen del mundo? ¿No les parece poético?

4 comentarios:

Anónimo dijo...

No sé si es el origen del mundo... o el final del mismo, se han borrado algunos comentarios finales a post como el de Bildu y coronaciones canónicas.

Échale un ojo, pues más que un problema tuyo, parece ser de blogspot... porque en el del Pitu también hay algo raro en el apartado comentarios... de hecho, el domingo no se pudieron hacer.

Un abrazo, Santi.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

¡Qué me vas a contar! He perdido comentarios y hasta una entrada... si es que sabía yo que mis reflexiones sobre coronaciones canónicas o sobre TG7 iban a tener este resultado.

EL ESPERANZO dijo...

David, ten cuidado con la primera foto que pones en tus entradas que en este caso has conseguido que durante 24 horas la mitad de los blogs de cofradías del mundo mundial (que te tienen enlazado) presenten un magnífico y frondoso chirrín en primer plano junto a los santos, en la barra de enlaces jajajjajajjaa.
Si es que no tienes apaño....

Pitu dijo...

Lo que más me gusta del realismo es la pintura del coño ese.
Mu real, pero con mucho pelo.