Visitas

viernes, 29 de abril de 2011

De balance (III)


Después de un sentimiento de inferioridad manifiesta con las ciudades (o la ciudad, seamos coherentes) que parió las trazas y formas de lo cofrade, Granada en lo costalero, como diría el bueno de José M. Gonru, “Masa”, va debajo de los pasos con el pecho fuera y la barbilla al canasto. Una expresión muy del Misterio de la Cena que reúne los condicionantes perfectos para definir el trabajo costalero que en 2011 y en líneas generales, ha experimentado una eclosión sin iguales y que subraya la idea del mérito y calidad que hemos ido cociendo y recogemos en forma de fruto.

Hay guiones ya sabidos, que no por ello generan sorpresa. Apelando a las frases célebres, Rafael Alcalá sostiene con una verdad incuestionable, que “no hay nada más bonito que un paso de palio”; cualquiera que lleve más de un año en la bodega de un paso, sabrá que a pesar de las dificultades que un Misterio presente (y especialmente de dimensiones sobrecogedoras como el Eucarístico de Santo Domingo), realmente la dificultad para gobernar con estética y solvencia un palio es indiscutible. Fijar un costero en ese escabel que sierra la cerviz del más pintado y conseguir que las bambalinas se mezan con la parsimonia y el vaivén oportuno es infinitamente más difícil que controlar cualquiera de los Pasos de nuestros Cristos. Y Granada ha puesto de nuevo en la calle conjuntos marianos que nada tienen que envidiar a los más pretendidos palios andaluces. Yo, para evitar suspicacias como las de ayer, ordeno alfabéticamente los que este año han tenido pocas o casi ninguna tacha, repitiendo los de siempre, y teniendo en cuenta que algunos renombrados (por mor de la lluvia) no nos han hecho disfrutar: Esperanza, Reyes, Rosario, Salud y Victoria. Nótese que el ramillete, la tríada habitual, ha crecido. Así lo he visto y de esta opinión es partícipe más de uno con cierta luz en las entendederas.

Las priostías a veces son las verdaderas causantes de una buena estética. A poco que un palio tenga proporciones, hechuras y materiales adecuados y un montaje reflexivo y experimentado, el andar del costalero será abultadamente más propicio; pero hay que contar con esa priostía y con un cierto magisterio por parte de los de abajo y del de negro. Las enormísimas mejoras experimentadas en los palios de Reyes, Merced o Salud no son para nada discutibles. Me quedo especialmente con el palio salesiano, que llegó y en dos horas nos dejó a muchos a merced de un babero para no empaparnos la pechera. Porque el de los Reyes, ya habíamos visto que la mesa actuaba y se mecía con una elegancia sin pega, pero este año ha confirmado que el mal montaje del conjunto estaba desvirtuando el exquisito trabajo de los costaleros de Dionisio Martínez. En Merced, el avance de Alberto Ortega ha sido inconmensurable, y era necesario que un capataz como este, no sufriera críticas (por otro lado visibles) que empañaran su plausible trabajo.

En el campo de los Misterios he de quedarme con la Cena. Dominar un conjunto de esas dimensiones y ese peso no ha sido tarea fácil. Un reto perfectamente asumible para José Manuel R. Quesada y los suyos, que acumulan galas en el pectoral de la vida costalera. Desde abajo, decenas de años de experiencia han dado el resultado. Casi seis metros de buque armado hasta los ojos, fijado como pocos y sin dar muestras de cabeceos que otros años sí tuvo. Así se hacen las cosas, Barea, así se hacen las cosas. La elegancia y fineza del trabajo merece un reconocimiento mayor del que se recibirá, pero valgan mis apuntes desde aquí.

Atención que nos dejaron un sabor de boca las costaleras del Trabajo que muchos no pensamos jamás. Mientras que el rumor extendido incidía en que la Hermandad prestó poco interés en la continuidad de la costalería femenina en el gran estreno de 2011, las mujeres del Corpus Christi han dejado claro que en este primer año vienen con ganas de apear a más de un pretendido Misterio granadino de los puestos de lujo. Lección extraordinaria la que dieron.

En las antípodas de estas mieles costaleras, buena parte de los pasos a hombros. Parece que la brecha abierta entre costal y hombros crece irremisiblemente. Porque al tiempo que comprobamos calidad en aumento en Gran Poder, Amargura del Vía Crucis, Amargura de la Calle Santiago, lo poco que pudimos ver en Pasión (me dolió no ver a Nacho y a David Gamero en el auxilio del capataz) o en Redención, amén de los espectaculares avances ya citados de palios como Reyes, Merced o Salud, los pasos de hermandades como Cautivo, Gitanos o Ferroviarios, (especialmente la igualá de un palio como el de Amor y Trabajo, delicioso en flor, en vestimenta mariana, en… y triste andando) necesitan una urgente revisión por parte de sus respectivas Juntas y sus capataces. Con todo, si tomamos como referencia años anteriores y este recién vivido, lo costalero en Granada, avanza y a pasos firmes y contundentes.

En este campo, no podemos más que felicitarnos. La costalería granadina, con más de un millar de integrantes y con pasos que se acercan, algunos, a casi las tres cuadrillas, mientras que la tónica habitual es que posean la cuadrilla doblada, habla de su salud y de su calidad. Falta ahora que junto al trabajo impecable en el terreno de lo estético, hagamos lo posible porque la figura del costalero no se revista de una frivolidad que en estos últimos años venimos padeciendo. Torres más grandes cayeron.

9 comentarios:

EL ESPERANZO dijo...

Estoy casi de acuerdo con todo lo que dices.
Especialmente te digo que me gustó muchísimo la Cena que anduvo como nunca. Y ojo: El Huerto hizo un trabajo muy meritorio, fantástico en algunos momentos....Y ten en cuenta también especialmente que en el caso de estos dos Misterios hay un factor importante a tener en cuenta: llevas detrás una Banda como el GRAN PODER que, marcha tras marcha, apenas con tambor, no te deja literalmente respirar. Te machaca vivo. Una Banda que te enchufa 65 ó 70 marchas en una Estación de Penitencia de seis horas; una Banda para costaleros de verdad.
Sobresaliente para ambos.

Anónimo dijo...

Alguna hermandad muy señera en granada va a dejar los hombros y seguramente se pase al costal.Enhorabuena por el blog David.

Francis dijo...

Para mi el cambio del año, ha sido el palio de la Salud, en cuanto a andares costaleros se refiere.

Derechatras dijo...

Compadre que bueno es usted,se le ha olvidao comentar ,la "leccion" de como se llama un patero,que tuvimos la opurtunidad de ver en tv.Veinticinco años de costalero,veintitres llevando un zanco(y que zanco),todo al garete al ver a esa criatura variar.Vergonzoso,lamentable no tengo palabras ni adjetivos.Respeto a todo persona que se meta debajo de un paso,pero por favor que se modernicen,que algunas hermandades viven todavia en el siglo uno despues de Cristo,coño.No voy a decir la hermandad,tan solo que sale del sagrario el Domingo de Ramos
Saludos

David R.Jiménez-Muriel dijo...

En breve, Bandas, Manuel... Porque lo de Gran Poder este año, meteórico.

Gracias, querido anónimo. El blog lo hacéis todos.

Sobre el palio de la Salud, de acuerdo contigo. A mí me dejó embelesado. Rafael Fandila tiene oficio y uno de los corazones más grandes que uno pueda echarse a la cara. El trabajo que ha hecho en la remodelación del palio salesiano (varales, cañoneras, bastidor del techo...) ha dado su fruto. Que se note que estuvo años lidiando con la Victoria, la Madre y Maestra.

Y compadre, qué te digo... Reírnos nos reímos. Pero gracia, sinceramente, como bien apuntas, no tiene ninguna. El "Queso" sigue patidifuso. A poco que se vayan limando algunas cosas, y después de haber visto las últimas chicotás del palio de Palma de Sevilla, cortesía de Álvaro Barea, estoy convencido que en Granada, estamos haciendo muy bien las cosas. Con nuestras sombras, claro, pero muy bien.

Un cofrade más dijo...

Estimado David:

Me gustan estos análisis de la Semana Mayor en todas sus vertientes, enhorabuena por ello. Le reconozco también cierta valentía a la hora de decir según qué cosas que no todo el mundo sería capaz de decirlas.
Mi pregunta ahora es la siguiente: los pasos o hermandades que no nombra por qué es?? por qué no hay nada que destacar de ellas o por qué están a la "mitad" de la tabla entre lo "bueno" y lo "malo"???
Echo de menos comentarios para Entrada, Paz, Sentencia, Maravillas, Despojado, Luz, Lanzada, Caridad, Cañilla, Soledad, Meditación...
Por lo demás, nada que objetar.
Un saludo y ánimo para seguir con estos balances.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Un cofrade más:

Intento que las hermandades suelan salir a lo largo de todos los balances (cuatro en esta ocasión) que planteo. Si no salen en flor o vestimentas, lo harán en música, andar costalero o cualquier otro aspecto de nuestra Semana Santa. Los estudiantes, por ejemplo, los he valorado como uno de los mejores cortejos y con el experimento en progresión más plausible de la Semana Santa. De Soledad, entiendo que de San Jerónimo, su vestimenta como brillante. Despojado como hermandad en aumento de cortejo y así en algunas. Caridad ha sido evaluada floralmente hablando, verbi gratia.

Con todo, no pretendo una oficialidad de esta Alacena. No puede ni debe ser el guión y patrón de los balances del año. Aunque a veces cuando me mojo, salpica y me salpica. Eso es lo de menos. Sólo la verdad termina resplandeciendo y especialmente es la que nos hace libres, como indicó San Pablo y como hizo suyo Juan Pablo II.

Ahora, lo que a mí me gustaría es ir recibiendo valoraciones de otros cofrades, como comentarios o como entradas que se sumen a las ya previstas y establecidas. Tengo el compromiso de algunos: Juan Morillas, Santiago Bueno, Francis Rabaza, Curro Gámez, Manuel Dorador, Álvaro Barea (y disculpe el que haya olvidado, que tengo la cabeza como el tiempo) y otros... ¿Por qué no una Alacena hecha con las aportaciones de "un cofrade más" y de algunos otros colaboradores que dejen la reflexión de su Semana Santa 2011? Yo, con la que se publique para este sábado 30, cumplo. Cuatro entregas que engloban mi particular visión, acertada o no, pero mía.

Así que les animo. Es una satisfacción y especialmente, un enriquecimiento de esta Alacena.

Con todo, gracias.

Anónimo dijo...

Viendo sólo un poquito de Domingo de Ramos... poco que aportar a la Alacena, este año...

Un abrazo, Santi.

er masa dijo...

er pechito siempre fuera y la barbilla en el canasto...era fan tuyo desde antes de conocerte...y ahoraq te conozco mas flipo contigo..no se como una persona tan xiquitita puede ser tan grande.
un abrazo mu masa!q te quiere mucho gachon...y ya que tienes echos los balances...A LOS BARES!!