Visitas

jueves, 24 de febrero de 2011

Titulitis cofrade


Uno de los egos incontestables del cofrade se vuelca en el título que determina a su Hermandad. Como en una competición sin freno, algunas de nuestras Cofradías suman medallas de la historia en clave de nomenclátor que pone a prueba a la más pintada de las memorias. Debería incluir algún programa televisivo, no sé bien cuál (me inclino por Saber y Ganar) un apartado donde Jordi Hurtado de repente, le preguntara al concursante: “título de la Hermandad de San Jerónimo”. Y el esforzado participante, empezara con una retahíla bucólica de prosapia y de alcanfor a raudales. Sería divertido. Porque algunas corporaciones, tienen más títulos que nazarenos. Y la verdad, la cosa se vuelve con tintas, no sé si trágicas o irrisorias.

Lo cierto es que colocamos títulos persiguiendo el claro efecto de saciar la vanidad de algunos hermanos. Algunas, se han fusionado con cuasi extintas hermandades sacramentales para añadirse aquello de “Muy Antigua”, de “Pontificia” o de “Ánimas Benditas del Purgatorio y…”. Es una realidad. Las más jóvenes, imposible de competir con la alcurnia que aportan los siglos de otras cofradías, optan por títulos refrescantes. Y nace el “Venerable”, con mucho predicamento en el Zaidín y que no tiene el 90 % de los hermanos ni idea (qué optimista soy… ¿El otro 10 % sí lo sabe?) por qué su Hermandad es Venerable. Y lo cierto es que no lo es. Porque según el Derecho Canónico, una Asociación pública o privada de la Iglesia, es VENERABLE por la virtud públicamente reconocida de la Cofradía en su feligresía o barrio, o porque alguno de los hermanos que han estado en su nómina, han tenido fama de santidad y se les otorgó la consideración de venerables. Recuerdo, que antes de ser beato, Fray Leopoldo era Venerable. Y ahora mismo, lo es Juan Pablo II.

Ahora bien: ¿cuándo el Trabajo, la Lanzada o Resurrección, desde el mismo momento de su fundación, ya exhibían una virtud en el barrio? No quiero polemizar y por ende, no quiero decir que 25 años después no tengan ese “halo virtuoso”, pero la gracia estriba en que las reglas de ambas, aprobaron ya desde un primer inicio que la hermandad fuera y se llamara Venerable… ¿No lo ven ustedes una incongruencia? ¿O acaso alguno de sus hermanos tiene o ha tenido olor de santidad? Me voy a callar…

Tampoco entiendo otras que exhiben el título de Ilustre con una facilidad pasmosa. Hacen ostentación del mismo 12 hermandades: Entrada, Cena, Sentencia, San Agustín, Paciencia, Tres Caídas, Estudiantes, Aurora, Favores, Escolapios, Santo Sepulcro y Alhambra. Este título se concede en el momento en que un hermano de la misma lo posee y además, dejando constancia de ello, lo transmite por expreso deseo a la Hermandad. Que sepa yo, esto ocurre en San Agustín con el ducado de Gor, el Arzobispo Alonso Bernardo de los Ríos y Guzmán… No entiendo lo de los Estudiantes, hermandad que reniega de los desmanes anteriores y se recompone. Hermandad que desconozco qué Ilustre alberga en sus filas (o lo ha hecho), por no mencionar la del Rosario y Tres Caídas, que si bien es cierto nació de la Archicofradía letífica, esto no implica ni el uso de sus armas ni de sus títulos, que no le han sido conferidos. Debería la hermandad que por otra parte es ejemplo de tantas y tantas cosas (ahí tienen el cortejo cada Miércoles Santo), declinar la posibilidad del empleo ñoño ese: Hermandad de Nuestro Padre Jesús… de la Muy Antigua, Pontificia… Pero ¡oigan! ¿Qué quieren decir? Porque el “de” es equivalente en el empleo léxico este a: perteneciente. Y que yo sepa, son dos hermandades absolutamente distintas. ¿O acaso provenir de una me da derecho al empleo de sus títulos? ¿No es un ejercicio vanidoso? Porque la hermandad no ha dorado, ni bordado, ni pone los cientos de hermanos que pone cada Miércoles Santo en la calle gracias a robarle los títulos de Pontificia o de Real a la Archicofradía de la Copatrona. Luego, ¿para qué mentir a la historia?

Asunto espinoso sería el de Real. Lo emplean 15 hermandades: Cena, Cautivo, Dolores, San Agustín, Esperanza, Vía Crucis, Gitanos, Estudiantes, Salesianos, Aurora, Silencio, Escolapios, Santo Sepulcro, Soledad de San Jerónimo y Alhambra; casi la mitad de nuestras hermandades de penitencia. En Sevilla, son 44. El rey actual pertenece a unas 250 hermandades. Suerte que no le pasan los recibos… Habría que empeñar El Escorial para sufragar tanta cuota. La gracia es que escribirle a Zarzuela y recibir contestación de la Secretaría de la Casa Civil de Su Majestad el Rey no te convierten en una Hermandad Real. ¿No lo sabían? Pues no, tiene que ser una voluntad expresa del rey, o en su defecto, pedírselo y que conteste otorgando dicho título y el uso del símbolo de la corona. ¿Quién lo tiene en Granada seguro? San Agustín, de manos de Isabel II. ¿Las demás? Pues no sé, pero me malicio que no. Como me malicio que ocurre igual con las 6 hermandades que son Pontificias, título que ostentan: Sentencia, Gitanos, Tres Caídas, Silencio, Santo Sepulcro y Soledad de San Jerónimo, y que sé que Sentencia, sí recibió contestación de Pío XII que les dio el título y les aseguró el uso de la tiara. De las demás: fruto de fusiones o vanidades. Porque en el Vía Crucis, con la que está cayendo, lo del título es cachondeo, cuando el cortejo en la calle cabe en el Callejón de San Bartolomé del Albaicín y al parecer, son muy cariñosos los hermanos de por allí. ¡Tarea de la fina!

El título de fervorosa en Ferroviarios, lo veo que ni pintado. Como aquellos que hacen mención al pasado histórico que tuvo la hermandad y que no perdió, aunque se empeñen los historiadores mentirosos… Como el Muy Antigua de Favores (que nació en 1680 y que no murió hasta su definitivo impulso en 1928) o el de San Agustín, y que echo de menos por ejemplo en Santo Entierro y Soledad de San Jerónimo. Inaceptable, por el contrario, el Imperial de los de San Matías, que ni siquiera la Sacramental que le ha dado el título podía ostentarlo, pues su fundación es posterior a la muerte del Emperador (este muere en 1558 y la Hermandad se funda el 28 de mayo de 1566) y en todo caso, así lo ratificara un Nuncio, seamos serios: ¿quién le dio el título de Imperial si estaba muerto el emperador? ¿Se ha hecho hermano Naruito de Japón?

Como ven, todo tiene un por qué en la Semana Santa., Desgraciadamente, lo desconocemos, no nos interesa o simplemente, nos puede la vanidad. Los títulos tienen justificaciones, cómos y por qués mucho más serios de lo que se piensa. No he querido meterme en el asunto de la heráldica que da para una entrada larga y extensa. Recomendaría a los Escolapios que no usaran el toisón de oro, porque nunca se les concedió. No basta con tener un rey en las filas, sino que alguien autorice y ratifique el empleo de dicho collar. O que las sacramentales, en efecto, coloquen la custodia (principal símbolo referente al carácter eucarístico de una hermandad) en el centro, en lugar privilegiado dentro de la ordenación propia de la heráldica. Porque se ve cada cosa… Hasta un cáliz, y escorado. Sobre todo en Triana, donde al parecer, un ancla del Club Náutico, es más importante que el mismo Dios Sacramentado.

16 comentarios:

Anónimo dijo...

Buenos días

A título informativo te diré que el 23 de julio de 1928, Su Majestad D Alfonso XIII se dignó en conceder el título de Real a la Cofradía de la Virgen de la Esperanza de Granada, en carta dirigida a Don Alfonso Santa Cruz de la Casa, a la sazón , Hermano Mayor.

Previa petición realizada en junio de ese mismo año, argumentando su relación con la Casa Real al poseer el título de Camarera Mayor la Reina Doña Victoria Eugenia.

De nada

Miguel H

monaguillo dijo...

Pasa cuando quieras por la Secretaría de la Hermandad del Silencio y te enseñarán gustosamente el por qué la Cofradía es Pontificia y Real, así como las actas de fusión con la Hermandad Sacramental y de Ánimas de la parroquia de San José.

¿Has dormido bien hoy, gachón?...

Anónimo dijo...

Hermano te cuento cómo se concedió el título a la Esperanza.
El 16 de abril de 1928 se procedió al nombramiento como Hermano Mayor de Honor del General D. José Millán Astray, fundador de la Legión Española, gran devoto de la Virgen (suyo es el fajín que la Virgen porta cada Martes Santo desde 1931) hasta su fallecimiento en 1954. Previamente a este nombramiento, la cofradía había intentado tener como Camarera y Hermana Mayor a la Infanta Beatriz, pero la solicitud no fue concedida por la Casa Real ya que la Infanta no tenía edad suficiente para desempeñar el cargo ni estaba autorizada para ello. Una vez que Millán Astray ya era miembro de la cofradía, por mediación del mismo y sabiendo de su influencia en Palacio, se solicitó el mismo título para la Reina. El 9 de junio de 1928 llegaba la carta en la que se notificaba la conformidad de la soberana, siendo desde entonces la Camarera Mayor de honor de la cofradía. A los dos meses de este nombramiento, y otra vez por mediación de Millán Astray, se consiguió del Rey Alfonso XIII el título de Real para la hermandad, pasando a llamarse Real Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza desde el 23 de julio del año 1928. En testimonio de tal acontecimiento, S.M. Alfonso XIII, envió a su propio hijo, el Infante D. Jaime, a procesionar con la Cofradía en la Semana Santa de 1931.

Un abrazo

Santi, el de la Esperanza

Anónimo dijo...

Hermano, aquí te dejo constancia de que la Hermandad de La Esperanza, sí posee el título de Real porque así lo quiso el Rey Alfonso XIII.

Un abrazo

PEPE JUNCAL



El 16 de abril de 1928 se procedió al nombramiento como Hermano Mayor de Honor del General D. José Millán Astray, fundador de la Legión Española, gran devoto de la Virgen (suyo es el fajín que la Virgen porta cada Martes Santo desde 1931) hasta su fallecimiento en 1954. Previamente a este nombramiento, la cofradía había intentado tener como Camarera y Hermana Mayor a la Infanta Beatriz, pero la solicitud no fue concedida por la Casa Real ya que la Infanta no tenía edad suficiente para desempeñar el cargo ni estaba autorizada para ello. Una vez que Millán Astray ya era miembro de la cofradía, por mediación del mismo y sabiendo de su influencia en Palacio, se solicitó el mismo título para la Reina. El 9 de junio de 1928 llegaba la carta en la que se notificaba la conformidad de la soberana, siendo desde entonces la Camarera Mayor de honor de la cofradía. A los dos meses de este nombramiento, y otra vez por mediación de Millán Astray, se consiguió del Rey Alfonso XIII el título de Real para la hermandad, pasando a llamarse Real Cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza desde el 23 de julio del año 1928. En testimonio de tal acontecimiento, S.M. Alfonso XIII, envió a su propio hijo, el Infante D. Jaime, a procesionar con la Cofradía en la Semana Santa de 1931.

Eduardo Salamanca dijo...

(1/2) Amigo David hasta donde yo sé la hermandad del Silencio tiene documento escrito y por las partes pertinentes que justifica cada uno de sus títulos. El único mas dudoso es el de Real, que no se si lo adquiere por ser el Príncipe Felipe Hermano Mayor Honorario de la corporación. Las primeras paginas del libro Divina Misericordia contienen la reproducción de dichos documentos.

Por otro lado es un poco cruel tachar de gratuito algunos de estos títulos, ya que en ocasiones, como ocurre en la hermandad del silencio, ayudan a perpetuar cofradías, asociaciones de fieles o hermandades. En el caso del Silencio no se da la fusión con la cofradía del Señor San José y Animas hasta el año 1987 cuando la Pontificia Hermandad del Cristo de la Misericordia existía desde el año 1924, y esta tenia 'poder' suficiente para hacer con mas o menos facilidad 'lo que quisiera'.

Como reflexión personal, sin que sirva de critica negativa a ninguna hermandad y en consecuencia de lo que has escrito y del afán por aparentar de las distintas corporaciones creo que podría aplicarse la misma critica a la Hermandad de San Agustín (por fastidiarte un poco), ya que lo que se funda, aunque en base a un fondo histórico, no deja de ser una Hermandad 'cofrade', en todo el espectro 'semanasantero' que pueda definir la realización y distribución de enseres, cortejo y todo lo referente al 'habito nazareno', eso si, con el máximo gusto y siempre respetuoso y fiel a la devoción del Cristo de San Agustín, así me constaba y así lo he podido comprobar. Algo que es igualmente aplicable a Jesús Despojado (esta por desgracia carece de ese fondo histórico). Las hermandades mas jóvenes de Granada y posiblemente las que mejor corte cofrade tienen, y todo lógicamente dado por la formación cofrade de sus fundadores ¿Hasta que punto fue importante aquí tener títulos? Cuando al leer las reglas de estas hermandades te encuentras especificaciones que para mi son ridículas y que creo nunca me encontraría en la hermandad del Valle de Sevilla, o en el Silencio o en el Gran Poder (aunque estas se las traen en algunos puntos). Y puestos a divagar uno puede volver en el tiempo y hablar de la Hermandad del Nazareno, que también fue pionera en la creación del concepto de hermandad como algo 'cofrade' mas allá de los vínculos que deben crearse con la feligresía. Y de vistas al futuro ahí tenemos a la renovada Universitaria que, quizás también por su seno, se casa con todo esto.
En definitiva, es aplicable a todas las hermandades a pesar de que se escuden en la creencia de los cristianos, aunque haya algunas anquilosadas en no se yo que tiempo, que ni creen en el folklore ni funcionan en unidad con la iglesia.

Eduardo Salamanca dijo...

(1/2) Amigo David hasta donde yo sé la hermandad del Silencio tiene documento escrito y por las partes pertinentes que justifica cada uno de sus títulos. El único mas dudoso es el de Real, que no se si lo adquiere por ser el Príncipe Felipe Hermano Mayor Honorario de la corporación. Las primeras paginas del libro Divina Misericordia contienen la reproducción de dichos documentos.

Por otro lado es un poco cruel tachar de gratuito algunos de estos títulos, ya que en ocasiones, como ocurre en la hermandad del silencio, ayudan a perpetuar cofradías, asociaciones de fieles o hermandades. En el caso del Silencio no se da la fusión con la cofradía del Señor San José y Animas hasta el año 1987 cuando la Pontificia Hermandad del Cristo de la Misericordia existía desde el año 1924, y esta tenia 'poder' suficiente para hacer con mas o menos facilidad 'lo que quisiera'.

Como reflexión personal, sin que sirva de critica negativa a ninguna hermandad y en consecuencia de lo que has escrito y del afán por aparentar de las distintas corporaciones creo que podría aplicarse la misma critica a la Hermandad de San Agustín (por fastidiarte un poco), ya que lo que se funda, aunque en base a un fondo histórico, no deja de ser una Hermandad 'cofrade', en todo el espectro 'semanasantero' que pueda definir la realización y distribución de enseres, cortejo y todo lo referente al 'habito nazareno', eso si, con el máximo gusto y siempre respetuoso y fiel a la devoción del Cristo de San Agustín, así me constaba y así lo he podido comprobar. Algo que es igualmente aplicable a Jesús Despojado (esta por desgracia carece de ese fondo histórico). Las hermandades mas jóvenes de Granada y posiblemente las que mejor corte cofrade tienen, y todo lógicamente dado por la formación cofrade de sus fundadores ¿Hasta que punto fue importante aquí tener títulos? Cuando al leer las reglas de estas hermandades te encuentras especificaciones que para mi son ridículas y que creo nunca me encontraría en la hermandad del Valle de Sevilla, o en el Silencio o en el Gran Poder (aunque estas se las traen en algunos puntos). Y puestos a divagar uno puede volver en el tiempo y hablar de la Hermandad del Nazareno, que también fue pionera en la creación del concepto de hermandad como algo 'cofrade' mas allá de los vínculos que deben crearse con la feligresía. Y de vistas al futuro ahí tenemos a la renovada Universitaria que, quizás también por su seno, se casa con todo esto.
En definitiva, es aplicable a todas las hermandades a pesar de que se escuden en la creencia de los cristianos, aunque haya algunas anquilosadas en no se yo que tiempo, que ni creen en el folklore ni funcionan en unidad con la iglesia.

Eduardo Salamanca dijo...

(2/2) No se si por esto que menciono anteriormente hay prioridades que nunca entenderé y tienes que ver como en un pleno de federación la mayoría de los hermanos mayores votan dar 200 euros en contra de 500 para ayudas humanitarias a Haití, ESO SI, que rece la cantidad total de lo que se van a donar las hermandades de Granada, no lo que da cada una. RIDICULO. y como con esto todo.

Nunca dudaré de lo que mueve a cada persona y muchísimo menos voy dejar de creer en nuestro folklore y la fiesta andaluza pero cada vez creo menos en el cofrade con el que te codeas todo el año y su justificación del poder evangelizador de un paso de Semana Santa en la calle, me duele tener que darle la razón a los curas cuando dicen que 'jugamos a los pasicos', pero parece que solo funcionamos así, y por ende y a modo de anexo de la tontería cofrade tienes que toparte con personas que van mas allá de la fe y el perdón y dedican los 365 días del año a difundir su palabra como críticos de arte (porque han visto cuatro bordados y tres canastillas), artistas plásticos (por hacer una especie de 'mounstruito' en barro y llevarlo a ciudad real a que se lo saque una maquina en madera) y ya, porque no, los artistas bohemios de la trabajadera (esos que se jactan de no creer en nada más que el palo, el tío de alante y su blog).

Un saludo de un humilde Popelin y esta extraña mezcla de ideas.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Vayamos por partes... Cuando me refería a la significación de Real, jamás puse en duda que otras hermandades no tuvieran dicha concesión; lo que vengo a advertir es que Real no se consigue sólo haciendo hermano al rey. Debe existir un compromiso tácito y de puño y letra de Su Majestad, de convertir esta Hermandad en Real y en efecto, pueda usar el símbolo de la corona.

Tanto a Miguel, a Pepe como a Santi, les agradezco la gentileza con la que me han hecho llegar el procesop histórico y legítimo que en efecto pone por encima de otras el empleo de títulos y símbolos a la Hermandad de la Esperanza. También quiero que entendáis, hermanos Miguel, Pepe y Santi, que si había una hermandad a la que no me refería en cuanto a lo dudoso de su "prosapia" es precisamente a la de la Esperanza. Con todo, si ello contribuye a aclarar la entrada, he de especificar que en efecto, una de las doce hermandades con título de Real en nuestra Semana Santa, tiene comprobadamente concedido el título y uso de la corona.

Álvaro... Dormir lo justo... Cosas de coplas, ya sabes tú...

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Eduardo, al respecto de lo que comentas sobre San Agustín, he de decirte que lo que se hizo en 1988 fue otorgarle otro carácter a la hermandad, unido al que ya tenía: el de penitencia. No fue una hermandad de penitencia hasta entonces, pero sí existía, jamás dejo de hacerlo (ni durante la Guerra de la Independencia ni durante las desamortizaciones y operaciones laicistas de los gobiernos moderados de Isabel II); que no saliera formaba parte de su idiosincrasia. No tomaba las calles, cierto, pero sí lo hacía a petición de Arzobispos o de los clérigos regulares, contabilizándose más de 60 salidas, llamémosles "extraordinarias" bajo el impulso del propio pueblo de Granada. ¿Qué quiere decir esto? Pues que cuando en 1988 el grupo de cofrades a cuya cabeza iba Miguel Ángel Fernández Medina, la familia López-Guadalupe Muñoz, Antonio Salguero (q.e.p.d.) o Jorge Martínez Garzón entre otros, le añaden lo penitencial a una hermandad que existe, que el verano anterior había recibido al alcalde Antonio Jara en el Convento para el Voto (que entonces se celebraba el 2 de agosto, como siempre) y que contaba entonces con 84 hermanos al corriente de pago como puede demostrar la hermandad y como ha conservado el convento (tiene los recibos de casi toda la historia guardada la Comunidad Clarisa) y vienen a decir que en efecto, la hermandad sí es de 1679, sólo que no era de penitencia.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

En cuanto a los títulos de Silencio, me gustaría tener en mis manos aquel en el que Pío XI declara POntificia a la Hermandad y el concede el uso de la Tiara. ¿Está? ¿Y no será que como costumbre hasta el momento (desde 1903 el ordinario del lugar tenía potestad para la institución de estas asociaciones, pero los del Silencio quisieron una ratificación papal) al haber el Silencio accedido a la sanción y rúbrica papal de repente se convierte en Pontificia? ¿Igualmente es justificable que la entrada en la nómina de la Hermandad de un Príncipe de Asturias derive en el título de Real?

Con todo ello reitero: no basta con un hermano ilustre, rey o papa para hacerse de un título. Porque ya vemos lo fácil que es escribir a Zarzuela y distinguir a Su Majestad. Voilà, ya es uno Real... ¡No hijo no!

Ah, Eduardo, tu última reflexión, para enmarcar. Me la quedo y la expongo. Sabía que en efecto hay todavía lugar para el brindis. Algunos cofrades creemos que esto no es un hobby, un deporte o un pasatiempos. Me alegro y mucho que seas de los que cree que la trascendencia de las hermandades recae en la fe y en la labor social. Lo de Haití, mejor dejarlo...

Un abrazo fuerte a todos...

monaguillo dijo...

Vuelvo a remitirte a la Secretaría de la Hermandad para satisfacer la curiosidad histórica. Yo, desde mi hubicación laboral no tengo ahora mismo notas históricas que ofrecerte. ;)

De todos modos... con la que está cayendo, lo de la titulitis es casi lo de menos, aunque la reflexión sea interesante. Porque no vamos a hablar de imágenes "Milagrosas" ¿no?. :)

Qué mal se llevan las coplas con la almohada... mira que te gusta castigarte.

Un abrizoooooooo.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Con independencia del asunto de secretaría de la Hermandad del Silencio, el anterior comentario de teclado y letra de "Monaguillo", inconmensurable cofrade, y como así me ha venido a precisar, transcribe "hubicación" así con un claro sentido irónico. Advertencia hecha para "males pensantes" de esta nuestra ciudad...

monaguillo dijo...

Es lo que hay... un nivelazo... jajajaj

Anónimo dijo...

Coincido en lo de que "Venerable" quizás es un postizo que se ocurrió en aquella época y se extendió, no obstante, desde su fundación puede proceder el de "Fervorosa", que creo que si es "alcanzable".

Por otro lado no veo mal los Títulos si se les "da uso", más allá de recargar escudos o sacar enseres al cortejo. Por ejemplo:
- ¿Qué Hermandades/Cofradías Pontificias han acogido el Motu Propio SP de Benedicto XVI o han organizado algún tipo de charla sobre su teología? Todos cumplimos con Cáritas Parroquial, pero ¿y ese esfuerzo extra con las Obras Misionales Pontificias? Ya lo ha comentado Eduardo Salamanca...
- "Real"; pues hombre, monarcas católicos como los españoles los hubo... pero pongo un ejemplo: ante la ley del aborto y otras cuestiones en Bélgica el (añorado)Rey Balduino pidió a Su Santidad la retirada del título de "Pulcrísima Majestad" que ostentaba el Rey de los Belgas. A día de hoy, ante ciertas cuestiones, no se si procedería una "revisión" del tema... ojo, y no quiero entrar en temas políticos en esta cuestión.

Por último, si el Título va acompañado de actos, se tengan 25 o 250 años, no veo mal, no como competencia... sino como definición del carácter de la corporación: adhesión fiel al Papa, al Arzobispo, etc. o colaboración estrecha con una Orden (Carmelitana, Mercedaria, Escolapia, Trinitaria, Seráfica, etc.).

Un abrazo, Santi (el que no es de la Esperanza).

David R.Jiménez-Muriel dijo...

¡Me apunto esta reflexión, Santi (el que no es de la Esperanza, je,je) porque es de lo más coherente que he leído (no aquí, en general). Ah, por cierto, aprovecho para decirles a todos mis muy queridos seguidores que me dejan sus pareceres de manera privada, que tienen razón:

Granada es la única ciudad del mundo donde los títulos de sus Hermandades están justificados y son verdaderos y estupendos...

P.D. ¿Cuándo puedo quitar el tono irónico?

manesdeguzman dijo...

muy cierto es que la hermandad de las tres caídas usa un titulo que no le pertenece para nada ya que dicha hermandad ni comparte los objetivos de la archicofradia ni los fines son los mismos, bien que lucharon para separarse de la archicofradia pero ¿porque no fueron valientes y quitaron los títulos y honores que se le rinden a la virgen del rosario capitán general de la armada? pues esta claro que los títulos hacen mucho, pero por suerte todo el mundo saben de que va la hermandad de las tres caídas.