Visitas

miércoles, 9 de febrero de 2011

Preliminares 2011 (5º día)

Antes de nada, felicidades a Martínez Ares, que este 8 de febrero cumple 44 años. Y a las 21:06 de la noche, curiosa manera de comenzar la del coro de Rivero. Pericón contando cómo nace el misterio del flamenco; y con ese tema viene “El triángulo”, que centra una presentación muy conseguida, con los cantes propios de Cádiz, Sevilla y Jerez, defendiendo cada una su personalidad flamenca y su capacidad de dominio sobre las demás. La música de los tangos no tiene desperdicio. He de reconocer que tengo predilección por lo que trae casi siempre Luís Rivero, pero el arranque de sus tangos y la modulación tonal que los envuelve, fabuloso. A Cádiz el primer tango, hermanando las tres ciudades para su piropo a la Tacita de Plata y el segundo critica la forma de entender el flamenco por parte de los puristas, donde reconocen la labor de los heterodoxos Chano Lobato, Camarón y Enrique Morente. Cuplé de repaso a la labor propagandística de Teófila Martínez seguido de otro que mezcla a Julio Pardo como pregonero con la participación del cuarteto del Gago que revestidos de militares, recordaban el asunto de los controladores aéreos. El estribillo, rítmico y dinámico incidiendo en el tipo y un popurrí de lo más divertido que jamás he oído en la modalidad, es despedido a los gritos de “esto sí que es, un peaso coro”. Y al coro hay que resumirlo como divertido, musical y fresco. Un firme candidato de todos los años que no defrauda este, para nada. Es pronto, pero lo meto ya entre mis candidatos.

La chirigota sevillana “Los sgayderman” debutan, aunque con la participación de El Canijo de Carmona, que no es poco. Y la presentación donde se descubren como “gays radioactivos”, unos supermariquitas por una picadura, es realmente graciosa. El público se ríe mucho con el final de esta parte. Estos Spyderman tiernos, tienen su particular lucha a diario con la compra de la cesta en un súper conocido. Los porteros de discoteca y su anatomía vuelven locas a estas Sgayderman, pero nunca los dejan entrar en estas salas de ocio, ni ellos en otro sitio que arranca risas. Cuplé para la salida de “Pellejo” de la comparsa de Aragón y el juego de palabras derivado, seguido por otro a la búsqueda de novio de su abuela en el programa de Juan y Medio. Estribillo gracioso y que va a ser pegadizo. El popurrí no se desliga del doble sentido y de la simpatía. La cuarteta del teléfono móvil muy aplaudida y una actuación conseguida que recibe el cariño del teatro. Han dejado un recuerdo que no esperábamos y para bien.

De la Isla de León la comparsa “El principito”, con una presentación voluntariosa, falta de fuerza en las voces y descoordinadas entre sí. Curioso pasodoble sobre el día a día de una mujer que perdió a su marido en un accidente por culpa de alguien ebrio. El segundo, reparto idéntico de críticas a los inmigrantes que vienen y al recibimiento de algunos a ellos. Cuplé frío sobre el trabajo de sastrería del tipo que traen. El segundo cuplé todavía peor; se salva el estribillo, que no pasará desde luego a la historia del concurso. Nada más que decir…

Paco, lo siento… Lo he intentado. Pero me tengo que marchar con viento fresco. Ya saben, como en el pasado año, es la hora del cigarro. Suerte al cuarteto de Medina.

La chirigota “Los que se mojan de verdad” y la contribución en ella de Jesús Bienvenido, hace una presentación descriptiva de estos nadadores sin más que destacar. Pasodoble piropeador para Cádiz con el agua de testigo. Me viene a recordar estas chirigotas viñeras que recuerdan al respetable que venir desde allí les hace especiales. Segundo pasodoble que no deja a títere con cabeza: desde la organización del concurso, a los medios o el jurado, teniendo en cuenta los cuatro meses de ensayos. El sonido clásico recuerda a esas chirigotas añejas de ayer. Cuplé para un “búnker” que tiene por si llega el fin del mundo. Estribillo corto, directo y con recoda. Gusta. Segundo cuplé para las “teletiendas” y la adquisición de un alargador de pene. Popurrí que empieza con el que el año pasado nos trajo Aragón con “Las noches de bohemia”. Como el año pasado, mucha voz a capela y con partes parecidas (recursos idénticos) a los del año pasado. Un cuarteto metido de repente en una chirigota. Me parecieron más novedosos el año pasado.

Desde Puerto Real “¡Que pegaso de chirigota!” El tipo unos hermanos siameses promete, hasta que en los pasodobles encontramos un clásico y adocenado piropo a Cádiz y el segundo, que alguno (y yo suscribo) lo definiría como “memoria de penas”, para una mujer maltratada que se reencuentra con su hijo abandonado. Cuplés que versan sobre los cambios en los grupos del Carnaval (otra para Pellejo) y un segundo con el tipo como protagonista. El popurrí más acertado en sus últimas cuartetas pero sin llegar a entusiasmar. Me quedo con el estribillo de todo el repertorio.

Juan Fernández y Juan Carlos Aragón se unen de nuevo; ahora para sacar adelante la comparsa mixta (9 mujeres y 6 hombres) “Las rosas negras”, que el pasado año no le cogieron el sentido a esto de hacer una letra sin necesidad de parecer un grupo fundamentalista feminista. Presentación con quejido como “Los príncipes” que no pueden negar la influencia de Fernández y Juan Carlos. Eso sí, suenan fuerte, medida la modulación y bien cantado todo. Pasodoble al trasunto del paro en España en comparación a la dictadura cubana. Valiente letra al gusto de compromiso; me gustan los contraltos. Vaya tela, qué claro y qué rabiosamente dicho el segundo pasodoble. Critican las rosas negras la figura de Belén Esteban sosteniendo lo que muchos pensamos. ¡De categoría! Cuplé a la cooperación de Aragón en la comparsa, y al famoso “carajo” al que siempre alude en los cuplés de sus agrupaciones. Muy simpático. El estribillo es algo más flojo en relación a una actuación que están bordando. Y usando la afición de su novio a la comparsa, le habla de infidelidades… Sí, acertado igualmente. La cuarteta “hay hombres que no he sido…” tiene ese sabor indefectiblemente poético que tanto demandamos hoy día; en el popurrí demuestran el trabajo realizado. Porque no se puede decir más que todo está muy bien cantado (y ahí se queda la cuarteta “la rosa negra vive…”) y estas mujeres mulatas cubanas, defienden a la perfección el tipo.

Y cierra el día y además estrenándose, los sevillanos chirigoteros de “Los que se empapan de carnaval”, y tras la presentación, yo les hubiera recomendado otra afición. Pasodoble chillado, no cantado. Yo creo que es que estos gallos, esas desafinaciones, o son para provocar la gracia o han faltado ensayos. Me dan ganas de no seguir oyendo. El caso es que mezclan sus amoríos sevillanos con los gaditanos. No, no mejora la cosa en el segundo pasodoble que intenta sacar pecho por la historia, los grandes autores y el sentimiento andaluz, pero con cierto odio a lo español. Por Dios, qué cosa más mala… Me rindo, pedazo de caradura para presentarse en el Falla con esto. Y a las 01:15, cuando me falta por escuchar el popurrí (no corren por mis venas envites sadomasoquistas, mea culpa), me despido. Hoy, el Coro de Rivero, y la comparsa de “Las Rosas Negras”.

Fotografías del Diario de Cádiz

2 comentarios:

Lemar dijo...

Totalmente de acuerdo hermano en lo de las rosas negras, el coro no lo escuché, me sorprendieron y se nota la mano de Juan Carlos, aunque no me llego a acostumbrar al timbre de voz.

Paco Tinoco dijo...

no te pido que veas cada cuarteto jajaja, si el primero que no aguanta los cuartetos malos soy yo, pero aun asi, se valora el esfuerzo, no volvere a ser pesao jejeje......por cierto, sigo sin haber escuchao nada de este año, pa darme de hostias vamos........