Visitas

jueves, 17 de febrero de 2011

Preliminares 2011 (13º día)

Hoy me he tenido que acordar de ti por culpa de un cantamañanas; de ti y de los tuyos, que somos todos, de acuerdo. Pero especialmente aquellos que te tienen tan cerca. Llevo años cayendo en el error de anteceder otras tierras justo detrás de la mía, y hoy ha tenido que llegar un chirigotero para hacerme comprender que la tuya, tu tierra, a pesar de lo que la critiquen, es la que me corresponde por detrás de mi Granada. Ha tenido que venir un pésimo vate que se salvó por los pelos de una demanda que debía de prosperar, para hacer risa contigo. Hoy, Tú, que eres cien veces más seguido y más reverenciado que todo el Carnaval de Cádiz junto, has tenido que servirle a un "saltabalates" (más granadino no puedo decirlo) para intentar hacer gracia, y no lo conseguiría ni puesto en cruz. Quizás la misma cruz que nos recibe desde las entrañas de San Lorenzo.

Hoy, yo que tengo tragaderas amplias, un horrendo liróforo (a esto de la libertad vamos a jugar todos) ha tenido los arrestos de poner tu Nombre en sus labios para hacer un chiste sin gracia, una gracia sin risa ni sonrisa. Se han olvidado por Cádiz que nacer con el ADN de la sal de la Caleta y el yodo de la Victoria no es suficiente. Un "valiente" integral, que no sé cómo no le rindió cuentas a una Policía que, aquí en Granada, no se hubiera amedrentado con tanta facilidad, ha creído que un disfraz vulgar y adocenado y dos compases juntos, mal puestos, le dan licencia para hacer gracia con cualquier cosa, cuando no conoce ni el concepto. Cuando si tenemos en cuenta a Sheriff, Bocuñano, Love, Selu, Yuyu, Alvarado (el de tu Tierra), Vera o el Canijo, no juega ni en puestos de ascenso de la 2ª División. Como digo, ha venido a reírse de Ti, metiendo al perturbado que nos jugó a todos una mala pasada y nos obligó a tenerte retirado una temporada, porque te dañaron el divino brazo aquel que tanto nos hace falta.

Hoy, me ha amargado el concurso. Incluso he llegado a plantearme si los tópicos gaditanos no llevan razón. Llevo horas tragando la bola amarga que me han metido a empellones, con tal de no sobrepasarme. Pero con todo, he creído que Cádiz es mucho más que este impresentable sin gracia al que desde hoy condeno al ostracismo de mis oídos silentes. Cuando algún aficionado al Carnaval me vuelva a criticar a Juan Carlos, habré de recordarle que ni siquiera aquella letra de “Las ruinas romanas” de 1998, fue en nada tan soez, tan burda y tan hiriente, porque no lesó a la Blanca Paloma sino que buscó la gracia parafraseando un anuncio de la época. ¡Pero qué tipo de libertad intentan reclamar algunos! ¿Conocen el principio fundamental de la libertad? ¿Cree alguien que una Imagen como el Señor del Gran Poder, presente en todos los manuales de arte habidos, con cientos de miles de fieles en todo el Mundo, no es más trascendental incluso que toda la fiesta junta de letras de Cádiz, que dicho sea de paso, se resume en unas pocas buenas?

El año pasado, llegaba Juan Carlos a negar la existencia de Dios. Pero con una elegancia imposible. Es su opinión, y los católicos (y cofrades) somos de todo menos intolerantes, o no yo al menos. A mí, me hizo reflexionar. Jamás vulneró un ápice escueto y reducido de mi libertad haciendo estandarte y bandera de la suya. Pero eso está en manos de unos pocos, de verdaderos artistas como Aragón, y no de un irredento estulto que no sé cómo ha defendido el “cabesa” y menos suscribiendo su mensaje que no tiene sostén alguno (2º pasodoble de Preliminares de la Comparsa "Los Príncipes", pero ese es otro tema).

Y después de comulgar estopa a bocanadas, después de tragarme la hiel a manos llenas, me he trasladado como tantas otras veces delante de Ti, para entender que Sevilla (tan odiada, tan envidiada, tan criticada) sí que es la Tierra donde nos hacemos suyos los que hemos nacido en otro sitio. Porque se pueden meter por donde le quepan muchas cosas algunos, mientras por las venas azules y redimensionadas del sevillano siga corriendo lo que corre y que mueve aquel que cantó Buzón, al que besé su mano, al que me produjo no ha mucho un milagro ( y en ello confío y que vengan los doctores del ateísmo a decirme que no es cierto), y ante el que me he desatado en lágrimas, mientras a la vera de mi madre, o de mi tío, de mis amigos, escuché una misa donde sólo se respiraba lo que Él quería exhalar por las lígneas fosas nasales con las que insufla aliento a todos.

Mientras que en Cádiz algunos se atreven a decir y a sostener que la fiesta del Carnaval es sólo suya, en Sevilla, a pesar de saber que ESE es de ellos, nadie, absolutamente nadie, se atreverá a negarte el consuelo enorme que produce mirarlo, sólo mirarlo. Y cuando al verlo, he llorado a la par que otros, sevillanos, éstos se me han vuelto y me han dicho, con esos acentos melosos que amasa con sus manos de plata el Gualdiquivir: “mi arma, que te dé mucho saño salú pa mirarle a la cara”.

Y cuando hoy el Taca, que se piensa que la libertad de expresión es más sagrada que ninguna otra cosa, ha lesado vil y rastreramente a tantos que como yo, auricular en ristre, sigue el concurso único y mágico gaditano, creyendo además medianamente interesante ese cuplé como para presentarlo en el Falla, no he podido tragar. Porque de nuevo en mi cabeza han resonado las letras de Aragón, alguien que podrá pensar igual que él, pero lo dice con las armas (negadas a casi todos) de la elegancia, la intelectualidad y la reflexión. Y yo he seguido pensando, que a Ti, Gran Poder, te siguen (haciendo cuentas a ojo de buen cubero) más de dos millones de personas… Y que todo el Carnaval de Cádiz, no tiene tantos seguidores. Y que no eres sólo una obra de arte que se estudia hasta en las Universidades. Y que no eres sólo un trozo vivo de la historia de una ciudad y de una fe. Y que no eres sólo un icono.

Tú, Señor, sin más apellidos (que no lo eres sólo de Sevilla), ERES EL GRAN PODER. Y Taca ha hecho que de nuevo, vuelva a ti y a los tuyos. Sí, de no haber nacido en Granada, para nada lo hubiera querido hacer en el mismo sitio que nació tamaño personaje. Como en su día sentí, hoy de nuevo, me hubiera querido ver reflejado en los añiles imposibles de la que es tu casa y que jamás se comporta tan chauvinista, cerrada y cateta como otras… En Sevilla. De la que eres Señor y por ella, de todos los que nos sentimos tuyo.

P.D. No lo dudaba... No se puede esgrimir el argumento peregrino de la libertad en torno a un concurso y escaparse de rositas. En la vida real, nadie puede ir diciendo lo que quiera. Triste, pero ¿qué fue del famoso aforismo popular que reza "tu libertad termina donde empieza la mía"?

6 comentarios:

Paco Tinoco dijo...

Buenos días David, ya con la cabeza un poco más fría para escribirte lo que opino respecto a tu decisión, sólo quería agradecerte este tiempo que le has dedicado, como uno más de nosotros, a nuestra fiesta más internacional, y agradecerte también, el ímpetu y las ganas que le has puesto a todas y cada una de las críticas posteriores a las preliminares correspondientes.
Dicho ésto, también me gustaría decirte, aunque no se como de cabezón puedes llegar a ser, que recapacites, y el veto que le has puesto al carnaval en tu página, se lo pongas solamente al imbécil al que se le ocurrió escribir semejante patochada.
Bien sabes que tu alacena la visito solamente allá por febrero, y en ocasiones salteadas, y la espero durante el año para ver críticas coherentes y de alguien que, como bien te dije en su día, aprecia más esta fiesta que los propios gaditanos. No nos metas a todos en el mismo saco por culpa de un energúmeno.
Sin más que decirte, espero que esto no caiga en saco roto, pues todavía hay tiempo para recapacitar, aunque si tu decisión es irrevocable, gracias por hacerle un hueco a mis fiestas en tu alacena.

NOTA: No por ello te vayas a pensar que no te voy a mandar fotos del falla y de algunas agrupaciones a tu facebook jejeje

monaguillo dijo...

Ya no hace falta que me lo expliques... ya lo he leído. Hay personas que piensan que riéndose de cualquier cosa son graciosos... y lo que son realmente... es muy tristes. Hace ya tiempo que me dí cuenta de eso, por eso me autoevito castigarme con algunas cosas y algunos temas. ¿Para qué?. Mi libertad es precisamente no leerlas, no escucharlas o no seguirlas. Hay gente pa tó, amigo.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Paco, no sé si querrás creerme o no, pero si por alguien he querido este 2011 seguir con mis crónicas (mejores o peores, mías) del Concurso, ha sido por ti. Recuerdo el año pasado cuando un paisano tuyo, haciendo gala de esa enorme gracia que por allí tenéis, me venía a decir en un comentario que la fiesta es vuestra y que si no has lamido las piedras de la Plaza de España no puedes hablar de Carnaval. Aquí, con nuestra "malafollá por arrobas", el que venga a decir que le gusta nuestra ciudad le damos la medalla de oro; y mira que Graná sabe de turismo, de visitantes, de decenas de miles de estudiantes de fuera y de culturas, casi tanto como Cádiz, porque son de las primeras ciudades (aunque la Tacita ostente el primer puesto).

Entonces tú saliste con las armas de la coherencia y aquello me insufló el ánimo pertinente para que en 2011, la Alacena siguiera siendo carnavalera. Como entenderás, mi afición a vuestra fiesta y mi criterio claro y proclive a defender el ingenio, la calidad literaria y la magnificencia de muchos de sus autores, no va a cambiar de la noche a la mañana. Seguiré siendo un seguidor de esto que llamamos COAC, pero no un difusor del mismo. Que lo haga Onda Cádiz o un bloguero de allí, que al parecer, son los únicos que pueden opinar de esto. Yo me colocaré como desde hace lustros mi radio, y seguiré las agrupaciones que quiera, aunque me quede con una idea sesgada del concurso. Eso no quita para que esté ansioso por recibir tus ideas, para que me sigas nutriendo de un gaditanismo auténtico, abierto, real, el que hemos defendido tanto por aquí pero que quizás hemos terminado por engrandecer sin tanto mérito. Y abriré las fotos que me envíes con absoluta pasión. Y tengo muchas ganas de una tertulia y una copita donde salgan los temas que nos apetezcan. Tú sí representas al gaditano que hemos idealizado aquí en el Reino de Granada. Y eso hay que decirlo.

Sobre mi testaruda condición, pregúntale a Susana quién es el "Niño Gabia"; o a cualquier amigo granaíno (nótese que aquí, somos granaínos, porque nacimos en Graná) y te explique quién era el personaje. Bueno, pues yo tengo más cabeza que el "Niño Gabia".

Paco, de verdad, de corazon... GRACIAS.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Álvaro, los "avagelios"... Y como le dijo don Antonio: "te juro Dios Soberano, que si alguien te va a ofender o te levanta la mano... Ese no pudo nacer bajo el Cielo sevillano". Yo nací bajo el de mi Graná. Pero la chanza con AQUEL, no.

Así que lo que le deseo a toda la "tacita de plata", es que oigan de nuevo aquella voz de hace 2.000 años: "Efatá"

Paco Tinoco dijo...

Bueno, me ha parecido ver a un anónimo que ha escrito que la gente de Cádiz te tilda de cateto si vas a los carnavales y no eres de alli...hay gente pa tó David, a lo mejor este amigo se ha topado con un "Gadita", que si te lo comparo con un "Malaguita" supongo que sabras bien lo que es jejeje...
Rescpecto al que te escribió el año pasado que hay que lamer las piedras de la Plaza de España, te puedo asegurar que ése el único carnaval que conoce es el del sábado noche, es decir, salir a la Plaza de España disfrazao de puta y haciendo un macrobotellón en esa plaza, es decir, eso es un carnaval de mierda, cuando ese muchacho te explique las sensaciones que se tienen viendo el carrusel de coros dando vueltas por la Plaza de Abastos de Cádiz, viendo esa Plaza de las Flores a reventar de gente y con ese olor a pescaíto frito que tumba patrás y se dedique a darse una vueltecita por el centro y pase por dónde pase se encuentre a alguna agrupaciñon cantando, que venga y te vuelva a escribir sobre el sentimiento que aflora el carnaval en algunos...
Vuelvo a decirte que gracias por el ímpetu que has demostrado haciendo de tu alacena un rincón para muchos amantes de estas fiestas, y por supuesto, espero verte alguna vez por Cádiz durante el Domingo y Lunes de Coros, que te enseñaré lo que es el Carnaval de verdad, e intentaré reflotar esa pasión que sientes por esta tierra y estas fiestas.

EL ESPERANZO dijo...

Hola, David. Entiendo tus argumentos pero creo que has sido profundamente injusto en esta entrada. Tontos y apretaos hay en todos sitios y no se puede tomar la parte por el todo....Estoy seguro que los gaditanos de verdad y los buenos aficionados al Carnaval no aprueban tales letras. Es más, estoy seguro que alguna respuesta habrá en estos días desde el propio escenario del Falla. Por tanto, te pido que sigas escribiendo sobre el Carnaval porque los que no tenemos ni puñetera idea, pero se nos van los pies y hasta las lágrimas con los tanguillos seguiremos aprendiendo contigo los porqués de esta fiesta..... Abrazos.