Visitas

martes, 4 de enero de 2011

AENA

Los que saben de esto, dicen que el caso Gurtel puede ser un juego de niños con lo que nos está ocultando el Gobierno, y que merece la pena conocer la versión no gubernamental sobre la labor de los controladores (que en esta Alacena son duramente criticados, dicho sea de paso), todo ello por ver qué se nos puede escapar. Y en efecto, y parafraseando a Shakespeare, algo huele a podrido. Pero no en Dinamarca, como se lee en Hamlet, sino en la aviación española.

Al parecer AENA tiene un agujero descomunal de 12.800 millones de euros (sí, has leído bien, 2,14 billones de pesetas) a consecuencia de las inversiones en infraestructuras, déficit económico que genera en intereses la nada desdeñable cantidad de 800.000 euros diarios, o lo que es lo mismo, casi 3.000 millones de euros anuales que hay que pagar en concepto de intereses a los acreedores. Aunque quizás lo más interesante sea contar que antes de la llegada de este Gobierno al poder (PSOE, presidido por Zapatero), no sólo no había tenido nunca déficit, sino que siempre había generado grandes beneficios; y además es absolutamente necesario que sepan que las inversiones en infraestructuras de este Gobierno (PSOE, presidido por Zapatero) han correspondido a obras adjudicadas siempre a las mismas tres empresas afines al PSOE, una de ellas del ministro Blanco ("Grupo San José")

Quizás ahora contemos lo más peligroso de todo esto: a consecuencia del abultado déficit de AENA, por primera vez el año 2011 será cuando no se disponga de dinero para pagar a los acreedores y bancos extranjeros, pudiendo por tanto peligrar los aeropuertos españoles, que podrían ser embargados y quedar en manos extranjeras. Y esto me parece muy grave. ¡LA BANCA EXTRANJERA PUEDE EJERCER SU DERECHO DE EMBARGO SOBRE NUESTRA RED DE AEROPUERTOS NACIONALES!

De tan tremenda deuda, 9.300 millones fueron financiados por bancos españoles y 3.500 millones directamente por bancos extranjeros; los bancos españoles -para mantener su liquidez- al ver que el montante aumentaba, fueron emitiendo deuda y obligaciones que vendieron en el mercado internacional, luego la deuda queda mayoritariamente en manos extranjeras, y no hace falta que nadie pregunte que apoderarse de la red de aeropuertos de un país turístico es un negocio rentable, apetitoso y fáctico, hasta el punto de saberse que corporaciones inglesas y estadounidenses ya han iniciado acciones para asumir la deuda de Aena (so pena de que sus bancos ejerzan apremio de embargo) y quedarse así con la mayor tajada que puedan sacar.

¿Sabías que -probablemente por eso- empresas americanas "de consultores" (como las que trabajan en Irak haciendo el trabajo más sucio) trabajan con Fomento y con Aena (McKinley), y que han diseñado sus "Planes de Actuación", obligándoles a una hoja de ruta para quedarse con la gestión de nuestros aeropuertos "legalmente", a cambio de evitar el escándalo público de un embargo internacional que acabaría con este gobierno? Es entonces cuando algunos aseguran que la Ministra Elena Salgado hizo varias promesas en Londres a los representantes de empresas británicas a fin de que estas pudieran hacer que Financial Times dejase de tildar a España como "país con riesgo de insolvencia”. ¿Te suena ahora a cuál de las más jugosas "insolvencias" se refería? ¿Y por qué precisamente el Reino Unido estaba tan interesado en hacer pública nuestra "insolvencia"? (si no nos doblegábamos a las pretensiones de sus empresas sobre nuestro patrimonio, claro). ¿Por qué crees que -entre otros motivos- tuvo que intervenir el Rey para pedir a las fuerzas políticas un consenso "ante la gravedad de la situación"?

Hasta el Gobierno de José María Aznar, nuestros aeropuertos no nos habían costado a los ciudadanos españoles ni un céntimo porque se pagaban en su totalidad con las ganancias de Aena (que, a su vez, provenían de las compañías aéreas que vuelan a -y sobrevuelan- nuestro país). Y así nace la idea de la privatización, no sólo porque sea necesario vender la propiedad estatal, que a la vista está que sí, sino por lo ruinoso de lo que se pone en venta y que ahora mismo les estoy contando. Así, el plan de privatización de Fomento incluye a las Comunidades Autónomas, para que -salvo Madrid y Barcelona- se queden con los aeropuertos pequeños (no rentables), que tendrán que ser financiados a partir de ahora con dinero de los contribuyentes (cuando hasta ahora ningún aeropuerto -grande ni pequeño- nos costaba dinero a los contribuyentes); lo triste es que parece que Fomento pretende tranquilizar a la opinión pública declarando que conservará "en todo momento" la titularidad de los aeropuertos, cuando tal cosa no sirve a efectos prácticos para nada y lo que hace es perder -total y absolutamente- cualquier capacidad de gestión sobre los mismos, ahora y para siempre. Ahora bien, a la salida de ministros como Álvarez Cascos (PP) y en general, a la salida del PP del Gobierno, había superávit en las cuentas de AENA.

Un amigo hace tiempo que me viene advirtiendo que a pesar de la mala actuación de los controladores, quizás sea momento de no cargar todas las tintas sobre ellos, porque puede que este interés por mantener el estado de alarma o la intención porque la opinión pública “asesine” socialmente al colectivo, es para que no se sepa todo esto. Lo que sí estoy seguro es que si no me pude explicar nunca cómo nombraban Ministro de Fomentoa un hombre sin estudios, en vez de poner a un ingeniero de carrera (que hubiese sido lo normal), pero que ha sido durante años el portavoz del PSOE, "ingeniero" de la comunicación, experto en ocultar y manipular información a su conveniencia, maestro en campañas de prensa, en campañas de difamación, en campañas de "acoso y derribo" mediático, lo que sí puedo ahora entender, es la chapuza de AENA que han hecho los socialistas. Y lo bien que saben esconder las cosas. Pues te pido que se entere mucha gente…

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Vendió ZP una parte importante de las reservas de oro del país en un operación que arrojó un resultado negativo desorbitado.
Que lo de AENA sea una parte culpa de los controladores y otra del Gobierno, seguro. Como te dije, van poco a poco soltando "bombas informativas" desviando la atención...
Como digo en el post anterior, esperemos lo que nos depare el futuro, hasta las elecciones, de campañas mediáticas orquestadas de tal forma que:
- originan un problema;
- dan publicidad al mismo, a base de repetir la misma historia;
- aportan una solución para aparecer como buenos gestores.

Pero en lo de privatizar te equivocas, que la culpa la tiene Aznar... y, si no quedan argumentos, Franco, que son unos fachas, mu' malos, que hay que ser progresista y todoslos eslóganes impensables precisamente para eso, para que no piense el pueblo.
Ni Maquiavelo lo hubiera hecho tan bien (y fíjate que los resultados en encuestas no son tan malos con los millones de parados que hay, el número de familias que no tienen ingresos y que, entre otras instituciones, sobreviven gracias a la Iglesia Católica Apostólica Romana, entre cuyos miembros está el malísimo Rouco, el facha Munilla, etc.).

Un abrazo, Santi.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Si es que estos fascistas se han empeñado en ir socavando los enormes logros sociales que hemos conseguido bajo el tolerante y talentoso gobierno de nuestro profeta Zapatero, y fíjate...

Un abrazo fuerte.

José Miguel Moreno Sabio dijo...

Hola David, intervengo brevemente para comentar que desde que el nefasto llegó al Gobierno no ha hecho más que darnos mugre por mejoras sociales: matrimonio de homosexuales, nueva ley del aborto, memoria histórica y demás basura. Claro que para otro tipo de actuaciones, ¡esos más de cuatro millones de parados!, o no ha tenido tiempo, o no lo ha sabido hacer o no lo ha querido hacer por desinterés. A esta escoria de la humanidad no le importa más que destruir. ¿Cuál es el nuevo modelo de sociedad que pretende imponer? ¡Es que destruye todo lo que toca! Lo de pepiño es puro recochineo contra el pueblo español, ¡que somos todos, hasta los que no lo merecen!

Un abrazo y feliz año nuevo.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Todo esto que expones queda, para unos once millones largos de españoles, justificado, cuando no negado. Si la realidad es ocultada, tergiversada o usada a nuestro propio beneficio, ¡qué vamos a esperar de los políticos que representan a tantos españoles y que encima viven de todo esto!

Así que hoy me toca enfundarme en una cierta melancolía. Porque no veo capaz a la clase social española de desembarazarse de sus prejuicios y atacar donde debe.

Con todo, fue un placer el café de hace unos días. Cuídate mucho y que este año nos sea muy provechoso y por supuesto nos brinde, José Miguel, más oportunidades en las que coincidamos.