Visitas

jueves, 30 de septiembre de 2010

ASÍ NO

Estoy plenamente de acuerdo con el lema de esta Huelga General que no ha sido, ni de lejos, todo lo exitosa que se barruntaban los sindicatos mayoritarios, cifrándola en efecto muy por encima de la repercusión que realmente ha tenido. Sí, estoy de acuerdo: ASÍ NO. Porque mediante la violencia, mediante la agresividad, la rotura, lesividad y la coacción, han hecho parar a una parte del país, pero se les ha escapado la inmensa mayoría de este. ASÍ NO, pero en el fondo, esta es la única forma que conocen los sindicalistas, los de ayer y los de hoy, para hacerse oír. 100 detenidos lo demuestran.

Alfonso Guerra daba en el clavo hace unos días al señalar cuál había sido la evolución de los líderes sindicales en los últimos años: empezaron representando a la clase trabajadora para pasar a ser representantes de los pocos trabajadores que quedan en España, y al fin, convertirse en representantes de sus propios sindicados… La frase del expresidente del Gobierno, otrora ejemplo de los obreros de este país, no puede ser más acertada. Contrasta desde luego con la opinión “democrática” de los líderes sindicales; vean si no qué decía en la jornada de huelga de ayer el secretario general de UGT, Josep Maria Álvarez: "el derecho a no hacer huelga no existe. Los trabajadores que acuden hoy a trabajar lo hacen coaccionados por sus jefes”. Tras tamaña burrada, a la altura de lo que ya dijera Cándido Méndez, no queda más que preguntarse: ¿esta huelga a quién beneficia, al Gobierno o a los sindicatos? O dicho de otra manera… Esta huelga, de haber sido un verdadero éxito, salvaría el pellejo ya de por sí gastado de los sindicalistas, pero se ha convertido en la regla perfecta que confirma su utilidad. ¿Quién se jugaba más, los que comen en restaurantes de lujo y tienen vacaciones en cruceros (Méndez y Toxo, por supuesto) o el Gobierno?

Ha habido heridos en Coslada, Ciudad Real y Barcelona. Más de setenta detenidos. Mediante la quema de neumáticos se ha conseguido paralizar la entrada y salida de camiones en Mercabarna. Las manifestaciones han sido curiosas, como los 170 que la componían en Valladolid, los menos de 400 en Granada, los 200 de Vigo, unos 60 en Algeciras o los 24 de Terrasa. Sólo con silicona se pudo retrasar la apertura de los supermecados de la Cadena DIA en Valladolid. Y los piquetes son los que cierran a la fuerza el pequeño comercio en Avilés. Cuando empieza, a la una de la tarde del miércoles 29 a arder coches policías en Barcelona, ya está claro que LOS TRIUNFOS SINDICALES SON, COMO EN OTRO TIEMPO, LOS QUE SE CONSIGUEN MEDIANTE LA VIOLENCIA. La situación empeora a cada informativo, y este que suscribe, para ser objetivo, se graba dos, y ve otros dos… Los más afines a la Huelga, como los de Cuatro, muestran la coacción a los periodistas, tapando con spray los objetivos de las cámaras o amenzanado a reporteros. Lo que sí han conseguido es que La Gaceta, diario nacional del Grupo Intereconomía, no salga, pero la edición digital cuelga el periódico entero.

En Vigo se han vivido escenas tristes; colegios que no pueden abrir porque las cerraduras están selladas; en Alcalá de Henares, un centro para discapacitados es atacado. Esto es muy grave… Se asalta la Facultad de Derecho de Valencia, y ante la persistencia de los alumnos a dar clase, rocían con spray antiviolación para “sugestionar” a aquellos que no quieren abandonar la clase. Ahora, lo mejor, la participación de dos concejales del Ayuntamiento socialista de Sevilla en un piquete informativo, donde han quemado un bar. ¡ALGO HAY QUE HACER! Carlos Vázquez (concejal de Economía y Empleo) y Pedro Miño, Director General de Juventud y de Deportes. Un mesón en la Calle Alfonso XII destrozado y cerrado a la fuerza. DIMISIÓN.

Los sindicatos tenían obligatoriamente que distanciarse del Gobierno con el que han mantenido una connivencia en forma de subvenciones que ha callado su voz. Su descrédito era tal que algo debía hacerse; y han utilizado la huelga distanciarse, aunque muchos seguimos pensando que son cómplices de la fabricación de varios millones de parados. Sus datos no son creíbles. Pasear por cualquier ciudad española era la mejor estadística. Casi todo el comercio abierto. Es más, el funcionariado estatal ha secundado la huelga en un 8,6% (9,71 % por la noche y 7,49 % por la mañana) y el funcionariado autonómico y local, en un 12,1%. En el Congreso, han faltado siete diputados nada más. Por cierto que no cobran menos, insólito. Han sido los de IU, BNG y ErC. Se ha consumido un 15,5 % menos de electricidad. Con todos los datos en la mano, decir que ha habido más de un 30 % de paro es un disparate. Un país como este, eminentemente de servicios, donde estos han funcionado a pleno pulmón, no ha parado porque ciertas factorías e industrias hayan sido obligadas a cerrar. En conclusión, teniendo en cuenta lo que decía el mismo Presidente del Gobierno desde el Congreso, que no retiraría su reforma laboral, esta Huelga ha servido para:

*¿Por qué muchos participantes de piquetes, iban tapados? El que se tapa, algo tiene que ocultar.

*Piquetes violentos han garantizado la huelga. Aún así, poco exitosa.

*El seguimiento de la huelga en el funcionariado no llega al 10%. En los hospitales, durante la noche, es del 4 %. Las cifras sindicales, mienten.

*La Huelga poco o nada va a conseguir; en todo caso, señala como cómplices de la situación laboral actual a unos sindicatos que no han hablado durante seis años y que en la jornada de paro, gozaban de respaldo bien entendido del Gobierno.

*Algo está claro. Hasta los que nos posicionamos en contra de este Gobierno de Zapatero, sabemos que la postura sindical es negativa e inservible. Hoy, votantes del PSOE y del PP estaban unidos, unos por interés, otros por responsabilidad (seguro que no se dará a la inversa ante una hipotética huelga futura contra un gobierno del PP), contra la pantomima sindical.

*Más de cien detenidos, cientos de heridos, millones de euros en pérdidas materiales... ¿Quién paga esto? ¡Que lo paguen los sindicatos!

*Un fracaso, un rotundo fracaso. ¿Deberían Toxo y Méndez plantearse la dimisión? SÍ.

martes, 28 de septiembre de 2010

Huelga General, 29 de septiembre de 2010

Los sindicatos tienen el agua al cuello y viven suy peor momento; la credibilidad de la que gozan se esfuma día a día, los españoles son conscientes que se han vendido a los suculentos montantes económicos que reciben, y todos tienen más y más ejemplos que contar, sobre la eficacia o no de los sindicalistas en un siglo XXI donde los conceptos trasnochados que esgrimen algunos líderes sindicales suenan a tiempos inverosímiles ya. O ayuda en nada saber que Cándido Méndez come en restaurantes de lujo, o que las vacaciones de Toxo son cruceros inalcanzables para casi todos los españoles, cuanto menos para los cinco millones de españoles en paro.

Fue el propio Ignacio Fernández Toxo, en el mes de mayo, antes incluso de la huelga de funcionarios, quien afirmaba que “lo que menos se necesita ahora es una huelga general”. Pero había que cambiar el discurso, mientras se les exigen el número total de liberados sindicales y el coste que ello conlleva (si lo pagamos entre todos, desconozco por qué no podemos saber a cuánto asciende lo que nos está tocando pagar), o sale a relucir los cientos de millones de euros que reciben los sindicatos mayoritarios, al punto que ya el ciudadano de a pie no se calla y dice: el que quiera sindicato, que se lo pague. En efecto, el que quiera algo que lo costee, como una peña de fútbol, una hermandad o el hobby más rebuscado que quieran argumentarme.

Viviendo una crisis como la que vivimos, hace falta unas medidas de ajuste. Sin duda las más lógicas no son las propuestas por el Gobierno del ya peor presidente de la historia, a la altura de Fernando VII o a punto de desbancarlo, no… Pero hacen falta. A sabiendas que necesitamos mayor flexibilidad laboral y que en efecto, nos jubilamos muy pronto para el sistema demográfico tan negativo que tenemos, paralizar un país no va a mejorar nada.

Ahora bien, recuerden: el derecho a la huelga no puede anteponerse al derecho a trabajar. No hagan como en la de 2002, cuando sus “piquetes informativos” destrozaron sin pudor. Recuerdo a la perfección la huelga de 1994, quizás porque fue la primera que con plena lucidez viví. Nos rogaron desde el propio centro, que no acudiéramos a clase, por miedo a que les ocurriera algo a los que entonces no disfrutaban del transporte escolar. Mi madre se negó en rotundo a que pisara la calle. Era algo lógico: siempre se le ha tenido miedo a una huelga, porque se ha actuado lesivamente, porque como en la II República o en los comienzos de la Guerra, estos son los herederos de aquellos que quemaban Iglesias y Palacios, entre tantos… Pues eso, que los piquetes sean informativos, porque puedo asegurar que las coacciones y las armas blancas, ya se están esgrimiendo. Así, después, este país no le tiene ningún respeto a un sindicato vendido y untado que no ha hecho nada por un país con la tasa de paro más alta de la historia, la situación más complicada y que convoca sin sentido, huelgas que no beneficiarán en nada y que son inoportunas, coercitivas, y esperemos que no, pero les persigue la historia: vandálicas.

lunes, 27 de septiembre de 2010

Hace un año



Y la frase que en 1886 escribió Robert Louis Stevenson, más me suena a falacia...

domingo, 26 de septiembre de 2010

Nuestra Señora de las Angustias, Patrona de Granada


Será de las pocas veces en las que este que escribe se quede sin palabras, que le cueste de veras decir y transmitir; que no encuentre cómo plasmar en una Alacena de todos las imágenes de un domingo más grande si acaso que los de años precedentes. Porque no por sabido, no por esperado, deja de sorprender cuantos a las seis de la mañana, aún de noche, con una temperatura baja y sueño amasado, Granada, la tradicional, la que gusta de sus cosas, la que sostiene típicos y tópicos, mi Granada (que no la única, pero sí la que más amo), ha colapsado durante dos horas y media calles, plazas y recovecos de su centro histórico.

Ha llegado la Granada de siempre, y la Granada visitante a una Carrera que por primera vez en su domingo más grande, lleva por nombre el nombre de la Mejor Ciudadana. Ha pisado mi Granada la senda de cera de unos ciriales, que por primera vez daban luz y anunciaba, litúrgicos y espigados, la presencia de la Mejor Ciudadana. Ha colmado mi Granada una Catedral que desde hacía nueve años, no se vestía, en el domingo más grande, de la solemnidad que sólo se le reserva a la Mejor Ciudadana.


Dice bien el bueno de mi hermano Alfredo: “Fíjate si es Grande, que lo que Ella no pueda”… Pudo y quiso, y se hizo su voluntad, y todo porque reserva excelencias a los que se visten por los pies, a los que huyen de la mentira, a los que desprecian la falsedad, a los que jamás olvidan y pueden luego acostarse con la conciencia tranquila, a sabiendas que “sus medidas” siempre fueron “las medidas”. No todos pueden decir lo mismo.

No sé bien qué decirte Angustias, porque me has vuelto a coger por sorpresa, me has vuelto a enseñar que no hay devoción comparable a la tuya, y me has dejado claro, una vez más, que eres Tú la que comanda Granada, y la Archidiócesis, y todo lo que te propongas, porque Tu Voluntad a veces es amarga, pero merece la pena aceptarla. Y el domingo más hermoso, más grande y más granadino de todos, eres bandera perfecta de la ciudad y de los que son y hacen mi Granada, no digo la única, pero sí la que más amo…

viernes, 24 de septiembre de 2010

Huelga General

Nos volvimos todos un poco subnormales en el mismo instante en que creímos en su utilidad. A pesar de años, uno tras otro (al menos cinco) donde subía el paro, y lo que es peor, se destruían empleos y ellos mantuvieron las bocas cerradas. Creímos a pies juntillas que en efecto, los cientos de millones de euros destinados a su mantenimiento (sin justificación de su utilidad, todo sea dicho), estaban bien aprovechados, era de ley. Aunque la Iglesia Católica haya demostrado con mil argumentos más su razón de ser y sin embargo, se sufraga voluntariamente y no por imposición, Y hasta nos creímos, hasta nos aguantamos las ganas de mentar a más de un familiar, toda vez que se daban a conocer las cifras de personas que quedaban liberadas de sus responsabilidades laborales y cuyo gasto generado, otra vez, iba directo a las espaldas de los mismos.
Soportamos con estoicismo cómo los líderes sindicales hablaban de solidaridad obrera y reclamaban derechos para los trabajadores, cuando la derecha fue la que más hizo por los "currelas" de este país (que antes era una nación), no mandando a millones al paro. Y sin embargo, nos dijeron en una serie de entregas anormales, que los problemas y los males eran del PP (en la Oposición, ¿eh?) y dejaron bien claro que mientras estuvieran comprados con los cientos de millones que sindicatos como CC OO y UGT reciben, no iban a morder la mano progresista que los alimenta. Y muchos se hartaron de esperar algo, que hicieran algo, que dijeran algo... Y cuando las cifras (sin maquillar) alcanzan los cinco millones de parados y más de un 28% de desocupación laboral en algunas zonas españolas, dicen que hay que hacer una huelga... Algunos, piensan que tal vez le sobró al líder sindical Toxo, su viaje de postín, su crucero por el Báltico, mientras aquellos a los que dice defender, se les caía al suelo la cara, día tras día, en los comedores de Cáritas Parroquial (o sea, en la Iglesia Católica).

Callados, eternamente callados no sea que molesten a su amo el de la mal trazada y artificiosa ceja. Ahora creen que una huelga servirá para algo, cuando nadie en su sano juicio piensa que a España le venga bien quedar paralizada, con la que está cayendo. Son inoportunos hasta para eso; y mentirosos, que pactan con el Gobierno la huelga que menos dañe. Seguro que si en Moncloa hubiese un presidente de derechas, los sindicatos hubieran crucificado una y mil veces a los conservadores, exigido su cabeza y por supuesto, nada de contemplaciones. Cuando teníamos un sesenta por ciento menos de paro y la economía española no era deficitaria, sino que arrojaba saldos favorables, montaron una que sirvió a la perfección para que supiéramos cómo se las gastan los sindicalistas, que se creen herederos del espíritu inglés de la post revolución industrial, o guerreros de un Boulevard parisino cualquiera, pidiendo la sangre real; o los republicanos de hace setenta años, quemando iglesias en la España de los treinta
Cándido Méndez acaba de decir una de las burradas, de las tonterías y de las payasadas más graves que se hayan podido pronunciar en los últimos años: es más importante el derecho a la huelga que el derecho al trabajo. ¡ Increíble! Digna frase de un líder sindical español, claro, no sé por qué nos llevamos a sorpresas. Pero tranquilos: dentro de unos días, este martes, lso piquetes, las actitudes lesivas y agresivas, paralizarán el país sí o sí, sin darse cuenta que es lo que menos falta hace ahora, que son inoportunos y que la solución no estriba en hacerle perder a todos más dinero, sino en echar a los gobernantes más incompetentes de la historia de España y castigar al partido que ya, sin duda alguna, es sinónimo de pobreza y de crisis, de paro y de destrucción, el PSOE.
Pero tranquilos... Esto sólo va a servir para dejarle claro (al único que quizás quede sin darse cuenta) al pueblo que los sindicatos, no sirven para nada; y que las Huelgas Generales, a destiempo y a deshora, sin sentido ni justificación, pactada con el Gobierno y con el intento de no enfadar a este para que sigan corriendo los generosos cientos de millones de euros de subvenciones, son nocivas, inútiles y partidistas... ¡No quiero ni imaginarme qué hubiera pasado si toda esta sucesión de calamidades que el Gobierno ZP nos ha traído, las hubiera gestado el Partido Popular!... La Guerra Civil iba a pasar a la historia como el final del cuento de Blancanieves.

jueves, 23 de septiembre de 2010

Correbous

Ya podéis descansar... Los intereses políticos no van con vosotros. Esto era una persecución españolista, y se ha visto claro. Ayer miércoles, ayer 22 de septiembre, ayer, y ya está, los catalanes han enseñado sin querer un plumero que se les había visto cuánto ha. Nos han demostrado que los toros les sudaba el mismísimo forro de los vaqueros. El dolor y cuantos argumentos más propios de San Francisco de Asís que de un politicucho de provincias que lo único que sabe es llorar y comportarse dictatorialmente, se ha perdido. Parece que lo importante es borrar todo lo que huele a español de esa región y ya está.

Y lo habéis conseguido y os lleváis el Premio Hipócrita del Año. Resulta que si el toro no muere, ya sí se le puede incendiar los cuernos, atar, vejar y cuantas otras cosas habéis aplicado (sin las mismas razones ni argumentos) a la Fiesta Nacional. Porque el problema, ya sí que podemos todos decirlo, es que es la "Fiesta Nacional", no otro. Es que se trata de España, no de otra cosa...

Me dais asco. Por joder a los que rotulan en español; por casi prohibir la enseñanza del español; por relegar la cultura que es vuestra y nuestra; por discriminar a lo español... Por ser fascistas, que es lo que sois, haciendo lo mismo que os hicieron durante la dictadura. Tenéis vuestros correbous o como coño se digan... Ojalá los aprovechéis... Y el resto del país despertemos y os paguemos con la misma moneda.

miércoles, 22 de septiembre de 2010

La Carrera

Quien me conoce sabe de mi apego a las tradiciones, a la repetición cociente y sosegada de una serie de actos que terminan por alcanzar el grado de ritos. Porque así convertimos lo rutinario en trascendente. Sostengo de siempre que las cosas tienen importancia si alguno de nosotros se encarga de dársela, y los estertores de septiembre, en Granada, tienen importancia, y de qué manera.

Llevo repitiendo unos días el mismo ritual no escrito, particularísimo y propio desde hace años. La visita a la Carrera (al fin, de Ella) y la entrada a aquel conjunto armónico y cargado que llamamos Basílica. Unos días me detengo en contemplar los tesoros históricos que custodia celosa la Iglesia Patronal. Identifico modelos decorativos, descubro vegetales y ornamentos geométricos, busco los volúmenes definidos de su arquitectura y repaso visualmente capillas, ornamentos, imágenes y preseas. Ni que decir tiene que la primera visión, como un punto de fuga dibujado, se va hacia ese Camarín luminoso que destaca entre los tonos consumidos del rico mármol del Retablo. Allí, viendo hasta sin ver, un tono negro y oro define la representación que en esta zona andaluza, y más si cabe en Granada, ha terminado por ser el má seguro sostén y el calmante emocional más pretendido de cuantos haya.

Pero sobre todo, me gusta apoltronarme, ingrávido y a escondidas, a los pies del Templo y buscar las caras, los gestos, expresiones y murmullos a media voz de los que como yo, entraron en busca de “algo”… No cambiaría por nada ese baño de emociones en las caras de los míos, los granadinos. Si me dieran a escoger entre esa edificante visión y el rico patrimonio, lo tengo claro. Me aporta, me conforta y me alecciona más ver esa devoción que está asida en la colectividad de esta ciudad. Llevaremos todos nuestros particulares intereses, nuestras imágenes de veneración o incluso nuestros credos y confesiones (que en este punto exacto de la Carrera de la Virgen no tienen ni tan siquiera que ser católicos, figúrense), pero a Angustias, le aguarda un sitio especial en cada uno de los hijos de Granada.

Llevo días de un ritual que espero no abandonarlo jamás. Un paseo vespertino por el trazo urbano de ese boulevard afrancesado de castaños de Indias y fachadas barrocas; he cortado el primero de los pedazos de esa Torta de la Virgen, con un sabor que explota en mi boca con recuerdos añejos a familia y a tradiciones. Mi vecino, que es más que mi río, tiene sus aguas quietas y estancadas (ese es otro cantar) llenas de hojas; he desempolvado la colcha de entre tiempo; mi perra busca ya el calor de los suyos; y Ella refulge en una Basílica que no es Patrimonio, ni Bien Cultural, ni testigo histórico ni contenedor artístico… Es el escenario perfecto donde agazaparse para ver que aquí, quien manda es LA MEJOR CIUDADANA…

martes, 21 de septiembre de 2010

Sarkozy

No le tiembla el pulso. Aquí estamos hartos que nos vendan milongas históricas sobre nuestro pasado emigrante. Tengo la enorme suerte de tratar desde hace unos años, con un encantador matrimonio motrileño que estuvo la friolera de 36 años en Alemania, en Munich y en Nuremberg. Cuentan cosas que hiela la sangre. A raíz de sus anécdotas, que no sé si por ella, he conocido a más españolitos que se fueron al fin del mundo a buscarse la vida. La cosa cambia con lo que nos venden los progresistas nuestros.

De primeras, la mejor consigna que oían nuestros compatriotas era la de la adaptación sí o sí. Adaptación de lengua, de credo y de maneras, usos o costumbres. Por supuesto, los mismos derechos que un ciudadano alemán, no disfrutaban; calculan mis amigos motrileños emigrantes, que hacia la mitad de su periplo laboral alemán, tuvieron el miramiento sanitario, educativo y social de cualquier otro alemán.

Al fin, los españoles que emigraban, iban a trabajar. Rara vez a delinquir. No se trata de relacionar emigrante con delito, pero sí de advertir que los asentamientos ilegales, donde no se trabaja, no se produce y no se aporta socialmente nada, tiene aparejado un índice de delincuencia más que contrastado. Pero claro, en Francia, que nos lleva un mundo de historia democrática, que ha sido la nación de los Derechos del Hombre, que además son republicanos y muy solidarios, tienen las ideas claras: el delincuente, sea gitano, ario o negro, es delincuente. Y mira por donde, que el asentamiento ilegal gitano de la madre Francia, se ha demostrado que no beneficia (antes bien, perjudica) a la Francia de los franceses. Y el presidente, que cada vez que un pirata somalí o un fundamentalista islámico lo pone en un aprieto demuestra capacidad de reacción (o tiene que demostrarla hasta para con españoles, viendo que el presidente español no es capaz), ha dicho alto y claro que no le inflamen la zona testicular, porque esto es lo que hay, lo vea quien lo quiera ver mal: Roma, Bruselas o Kuala Lumpur.

Sarkozy, digno representante del afamado dicho que todo pequeñito tiene un buen par de cojones, los ha sacado a relucir mientras el esbelto, aguerrido, apuesto y espigado presidente español, estará pensando ya en cómo traerse a más vagos, maleantes y por ende, futuros votantes del PSOE, a nuestra violada patria española.

lunes, 20 de septiembre de 2010

A lo soliquintrón

Cada español, quiera o no, aporta para los gastos de los sindicatos alrededor de 20 euros anuales. Las decenas de millones de euros anuales que reciben entre UGT y CC.OO. nos resulta helador. Para colmo, Fernández Toxo “cruza” el Báltico en camarote exterior de lujo, por 3.200 euros, mientras dice defender los intereses de los cinco millones de parados (sin maquillar las cifras). Con sinceridad, la barbaridad de liberados y el coste desorbitado para su poca productividad, ponen en entredicho su eficacia. O su existencia. Máxime cuando el señor Toxo canta con el puño en alto una “Internacional” tan trasnochada que ni él cree en ella, a la vista de sus muy capitalistas vacaciones.

Y ha muerto Labordeta; y que en paz descanse, faltaría más. Pero el esperpento de político, alineado y poco fiable, es de todas su mejor recordatorio. Lo malo es que en este país cuando alguien fallece, se convierte de repente en poco menos que Siervo de Dios.

Que hablando de Siervos y Beatos, el sábado subía Madre Purísima a los altares, habiéndolo hecho antes Fray Leopoldo. Sobre la beatificación en Granada del buen frailuco, dicen los más pesimistas, que 65.ooo personas estuvieron en el Solemne Acto. La fama de este supera fronteras. Por el otro lado, a Madre Purísima acompañaron antes de ayer 45.000 devotos (20.000 menos) y con la figura de la Macarena como reclamo universal. Ahora bien, el tiempo que empleó la televisión pública en contar una y otra beatificación (Andalucía Directo, servicios informativos…) ha sido más generosa con Sevilla que con Granada. Luego, nos querrán vender que es la tele de todos. No, de eso nada.

Y al fin el espinoso tema de la Guardia Civil, que cobra menos trabajando más, que la Policía Nacional, por ejemplo. Tengan en cuenta, mis muy estimados miembros del Instituto Benemérito, que la desmilitarización de su cuerpo les llevaría a su desaparición. No tiene sentido tener dos policías civiles. Ya existe uno. Si alguno de ustedes lo ha pensado, créame, es la vergüenza del Cuerpo. La Guardia Civil lleva 166 años siendo lo que es. Seguro que ninguno de los guardias que aboga por la desmilitarización de los del Duque de Ahumada, tiene tanto en su servicio. Por tanto, ser miembro de la Guardia Civil requiere unos sacrificios que ustedes conocían en el instante de entrar en el Histórico y Glorioso Cuerpo que representan. Si ya nuestra Guardia Civil da estas muestras, en efecto termino por comprender que España se va a la mismísima mierda.

jueves, 16 de septiembre de 2010

Liga Adelante


Granada es la ciudad donde los términos medios no existen. Capaz de lo mejor, de lo peor y casi nunca, de los términos intermedios. Tan propia y particular, que el ADN “granaino” sí que debería vindicarse como extraordinario. Oigan, para todo. A ver dónde si no se puede presumir de una ciudad que ha sido en 3 veces capital musulmana (ziríes, almorávides y nazaríes) y una capital imperial (con don Carlos I de España y ya saben, V de Alemania), que esconde 1.200 edificaciones dignas de incluir en los capítulos patrimoniales o que levanta el emporio de la caradura y la droga, allá por su zona norte.

Granada es especial, tanto que las cosas aquí, o van muy bien, o van muy mal. Nunca marchan regular, medianamente, nunca “van tirando”. En el plano cofrade, o tenemos hermandades que no desentonarían en nada cruzando Campana, que es como la Quinta Avenida universal de esto, o no servirían ni para montar la Semana Santa de “Valdeconejos del Burgo”. Y no me hagan hablar.

¿Por qué en lo deportivo iba a ser distinta mi patria chica (o grande)? Hace unos meses, se estaba recogiendo dinero para erigir una estatua a Fabri González. Un semidiós revestido de entrenador de fútbol que devolvía a un club que en su día fue grande, tras 23 años de peregrinación por las cloacas de este deporte, a una categoría digna, o al menos, más en consonancia con la dignidad de esta ciudad. Hace unos meses, quizás hasta hace un mes, prensa, socios, “navegadores ocultos” por los foros deportivos y granadinos de a pie, soñaron con desmontar el monumento de Benlliure a Colón y la Reina Isabel por otro donde el chándal “rojirri” y el lustroso bigote del lucense, presidiera la confluencia del centro del centro de Granada.

Lo cierto es que no es tiempo de alegrarse, porque en los cinco partidos oficiales de lo que se lleva de temporada, cuatro derrotas nos dejan a los pies de los caballos. De ahí a que, con 39 jornadas por delante, algunos eleven la voz y digan que ellos ya sabían este fracaso, tampoco. En un foro granadinista, he tenido la oportunidad de leer cómo alguno decía que él ya “no veía en 2ª B al entrenador, menos en la Liga Adelante”. Lo cierto es que el anónimo no lo vería, pero repasando comentarios de la pasada temporada, la llegada de Fabri y la marcha del equipo era digna de elogio (generalizado, claro).

No me une más afecto al míster que el del hombre que estuvo cuando se abandonaron los vertederos del fútbol nacional aquel mayo de Alcorcón. Lo que no estoy dispuesto es a pensar que ahora no es una figura válida para el equipo. Quizás hemos pecado de triunfalistas y hemos comprado todo el humo que nos vendió el club y el periodismo deportivo de esta ciudad. Para despistados, alguno que otro no dudó en poner a los pies de los caballos al Granada en pos de un 74. Hoy, el “pedodista” hace bueno eso de que “a quien buen árbol se arrima”…

Mi descrédito hacia los que venden la piel del oso antes de haber cazado el ejemplar no tiene límites. Nunca estuve plenamente convencido que en dos años se ganaría la Europa League, como poco, y creo que en esta ciudad de modas pasajeras, unos años de afianzamiento en la segunda división (hasta que pueda completarse un Estadio en condiciones o que el dinero del club no acabe en los contenedores de basura) no vendría nada mal. Es una oportunidad única para que ese 20 % de afición dudosa, lesiva, mal encarada y que tan flaco favor le hace a la ciudad y a la institución futbolera se aburra.

Con 39 jornadas por delante, matar al emisario es una tontería. A Fabri habrá que renovarle las confianzas de antaño por espacio de otros tres partidos más. Y por supuesto, poner en tela de juicio como a él, al resto de la plantilla. Ni el capataz tiene la culpa de que un paso bote, (o no íntegra), ni es el héroe, el semidiós revestido de poder plenipotenciario que hace y deshace, que conquista y es derrotado.

Mi ciudad es así, no tiene remedio… Impaciente, no conoce los términos medios. No tiene más que dos estaciones y no sabe hacer las cosas regular. Las hace rematadamente mal, o plausiblemente bien.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Princesa Letizia


Hay que ser un buen periodista para en unos años, pasar por ABC, Agencia EFE, CNN + o Televisión Española. Hay que tener armas y una personalidad seductora para que un pintor te declare su musa, o para que un Príncipe, de la más azul de las sangres por parte paterna y materna, serio, reflexivo, culto y responsable, abanderado de la historia de su Patria, caiga a sus pies.


Cuando se supo, uno que es de esos monárquicos sin fisuras no pudo más que disimular un malestar verdadero y firme, porque no la avalaba esa historia, ese pasado idílico, perfecto y como de cuento de hadas que creemos, ha de tener una futura Reina. Pero precisamente todo eso y nada a la vez, la hacen distinta; nos ha seducido a todos. Ha heredado modos de esa Reina que será ya en la historia de nuestra corona, la mejor consorte jamás habida. Sabe a la perfección que la dinastía no está asegurada por ley, sino por el convencimiento de los españoles, y ganárselos será (aunque está siendo) tarea harto complicada.


Sabe que está llamada a reinar, con lo que ello supone. Y a su lado está el hijo de un padre que ya es uno de los mejores monarcas de entre cuantos han llevado corona en casi 16 siglos en este país. Todo esto lo sabe y confío en quien, con tan poca edad, ya se codeaba entre lo mejor del periodismo español. Por algo será.


Inicié recelosa opinión a la consorte. Hoy,este monárquico español, rinde homenaje a Su Princesa de Asturias y futura Reina, y aprovecha para felicitarla por su 38 cumpleaños.

martes, 14 de septiembre de 2010

Santísimo Cristo de San Agustín

Celebrado ininterrumpidamente, con este, por espacio de 331 años, hoy Señor de nuevo, te reconocemos como el Protector de la Ciudad de Granada.

lunes, 13 de septiembre de 2010

Fragmento de la Presentación del Cartel del XXV Aniversario de Resurrección y Triunfo

Llevo Señor ya tres décadas

(para muchos casi nada

para mí toda una vida)

tras esa verdad intacta

que no sé si es verdad

o mentira de las malas.

Me creí a pie juntillas

que vivo en la vida estabas.

Creí con todas mis fuerzas

y mi mayor esperanza

que al engañar a la muerte,

y triunfar sobre las parcas

ibas a asir con tus manos

el timón que nos guiara,

capitaneando un mundo

que zozobra en su desgracia.

Creí Señor porque quise

hilando cada parábola

que tu mensaje era claro

y tus leyes eran llanas,

accesibles, comprensivas,

factibles y meridianas.

Pero en estos dos mil años,

las Escrituras Sagradas

duermen en la somnolencia

de las manos que acunaran

el balancín del olvido

de tu mensaje de calma.

Te estoy buscando Señor

(puede que con pistas falsas)

pero el Templo que en tres días

sobre otro Tú edificaras,

ya perdió su solidez,

su firmeza y su prestancia.

Hemos hecho de tu ejemplo,

de todas tus enseñanzas,

un conjunto de leyendas

pervertidas y violadas.

Te estoy buscando Señor

porque en verdad me haces alta.

Pero se empeñas este mundo

en devolverme aumentada,

la imagen del extravío,

la miseria codiciada:

¿Quién puso sobre tu mundo

las fronteras, las murallas,

aranceles del dinero

que disgregan y separan

y distinguen altaneros

las gracias de las desgracias?

¿Quién llamó a la independencia

bañera en la que se baña

con su sangre todo un pueblo

que en sus nucas se desangra?

¿Quién se inventó las banderas,

las hoces, martillos, águilas

y torció los mismos brazos

de tu cruz, la vera y santa

y bautizó con sus odios

a nuestras cruces gamadas?

¿Quién fue el obrero vendido

con chaqueta y con corbata

que gritó: -la libertad

siempre es buena y nunca mala…

y en los vientres de las niñas

esas vidas se coartan?

¿Quién bendijo los cañones?

¿Quién ganó tanto con armas?

¿Quién le disparó a su hermano?

¿Quién abandonó a África?

¿Quién condenó a su vecino

por amar a quien amara

y tachó su condición

si el corazón es quien manda?

¿Quién comerció con un cuerpo?

¿Quién luchó sin la palabra?

¿Quién tiró los desperdicios

con los que otros se sacian?

¿Quién se lavó la conciencia

con tres monedas escasas?

¿Y quién condenó el divorcio

mientras tanto comulgaba

un dictador asesino

con su pecho de medallas?

¿Quién supo decir primero

la maldecida palabra

“hambre”, mas sin embargo,

los dientes se cepillaba

mientras el hambre se esconde

felina, y se agazapa

a la vuelta de la esquina

de la puerta de mi casa.

Treinta años llevo Señor

dándole al Mundo la espalda

y el Mundo nos lleva dados

dos mil años de ignorancia.

Tú estás Vivo, no nos dejes,

ver al diablo cara a cara.

Ya no creo en los diarios

ni en esas hueras pantallas

donde el hombre solo vale

lo que su cartera valga.

Y a pesar de todo sé,

aunque las dudas me atrapan,

que estás Vivo, entre nosotros,

y tu amor es el que manda.

Aumenta ya nuestra fe;

que tu voluntad se haga;

déjate ver, por tus hechos

y vive en quienes te llaman.

Santificaré el Domingo

porque Vivo te encontrara

en tu Calle Primavera

¡Vivo y Triunfal en tus andas!

Que por otros veinticinco

años tus hermanos hagan

de tu vida y testimonio

la norma que no se acaba;

y no nos dejes perdidos.

¡Que brote nuestra esperanza!

¡Porque Dios, te necesita

esta ciudad de Granada!