Visitas

sábado, 31 de julio de 2010

Especial Nuestra Señora de la Cabeza Coronada


Una vez más la Imagen de Nuestra Señora de la Cabeza Coronada, la Patrona, Abogada, Alcaldesa a Perpetuidad y Medalla de Oro de Motril, ha sido distinguida por las Autoridades Eclesiásticas con un tributo de acrecentado rango, al cumplirse los 500 años de su llegada a Motril, los 375 años de su nombramiento como Patrona y los 10 de su Coronación Canónica.

Desde el próximo 15 de agosto de 2010 y hasta el de 2011, su Real Santuario (que ostenta dicho título de privilegio desde 1711)será el escenario de cuantos quieran ganar las indulgencias plenarias concedidas por Su Santidad Benedicto XVI habiendo proclamado este como Año Santo Mariano.

Tal concentración de efemérides y la distinción, serán objeto de una serie de "aportaciones históricas" en esta Alacena, que espero, nos ocupe a lo largo de sus Fiestas Mayores que arrancarán el 5 de agosto. La ocasión y los Aniversarios lo merecen.

La ilustración de esta entrada es una obra de diseño del Hermano de la Real e Ilustre Hermandad Sacramental de Nuestra Señora de la Cabeza Coronada, Gerardo Martín Rodríguez.

viernes, 30 de julio de 2010

Cada vez más convencido

O suprimimos los parlamentos autonómicos, o todos cristianos. Como esto primero es el fin de una inmensa caterva de chupópteros, arribistas y mediocres, entonces, que las "olvidadas", las vilipendiadas provincias del este andaluz, tengan la posibilidad de decidir por sí mismas su futuro y el de los suyos.
Por la Comunidad Autónoma del Este Andaluz. Por Andalucía Oriental. Porque Almería, Granada y Jaén, acaben con el desagravio de tantos años
.

jueves, 29 de julio de 2010

Duelo

Qué triste viene este verano; que desazón, qué injusto. Charo, Antonio, Pedro, José Luís... Ni siquiera la prosa barata esa que incidiría en la Gloria Cofrade, en que ya están vistiendo túnicas nazarenas y disfrutando de la divina presencia de Aurora, de Esperanza, de Encarnación o de Consolación; ni tan siquiera que la muerte no es final. Crespones que se desempolvarán en abril, señales hueras de lutos y a buen seguro, textos pregoneros (o pseudo pregoneros, precalentando al respetable) porque una vez muere uno, es doblemente bueno.


Qué triste este julio asfixiante. Qué rudo y qué impasivo. Qué luctuoso y qué difícil se hace buscar consuelo y escoger palabras.

Descansad; ojalá no nos equivoquemos y sea cierta nuestra fe. Porque es lo único que hace menos triste a la familia cofrade de Granada, este implacable mes.

miércoles, 28 de julio de 2010

TOROS

Una ajustada mayoría, excesivamente ajustada (50,5 %) ha decidido hace unas horas que enero de 2012 signifique la tumba a la tradición milenaria de los toros en Cataluña. A nadie se le escapa que las intenciones pacifistas, ecológicas y de animafilia son las que menos priman en la decisión de los 68 parlamentarios catalanes que han refrendado la ley de prohibición de las corridas de toros en la Comunidad Autónoma catalana.

El voto antiespañolista; el intento por desterrar de manera nada legítima y sí impositiva cuanto suene, huela, sepa y se entienda como español de las cuatro provincias del antiguo condado dependiente de la Corona de Aragón. La maquiavélica operación legal y politizada porque en Cataluña no quede rastro de lo español, es cuanto mueve la ley que lleva horas en vigor.

Buena parte de la sociedad catalana siente odio irracional a España y su idiosincrasia. Quizá sea momento de aclarar que la tan cacareada represión lingüística e identitiva que durante el franquismo sufrieron los catalanes está siendo cobrada y devuelta, una revancha sin cuartel con prohibiciones al español, rotular en la lengua de Cervantes, denostar la cultura y el idioma de todos desde las aulas y perseguir con artimañas subrepticias propias de la más asqueante de las políticas ajenas a la democracia. A lo mejor los demás deberíamos jugar al mismo juego. Yo, hoy, me siento mucho más anti catalán. Lo siento por gente que se viste por los pies, como el bueno de mi hermano David García Trigueros; pero desde hoy, debería empezar una firme campaña española, al uso de la catalana. Desde ya, la empezaré a poner en práctica.

P.D. Con mucho de demagogia, algunos seguirán defendiendo que el f.C Barcelona queda ajeno a todo esto, cuando no es más que un instrumento catalanizante y arma arrojadiza política, con tantos ejemplos imposibles de enumerar aquí. Hay que ser gilipollas para que un español, taurino y que se viste por los pies, de por aquí abajo, luzca, exhiba y piropee las armas más catalanas del mundo en forma de escudo de club. Ahí queda eso.

domingo, 25 de julio de 2010

Santiago

Las grandes gestas tienen su momento oportuno; las que además se hacen desde el amor y son fruto de la reflexión, de la verdad, más si cabe. Treinta y cuatro años separan a uno y a otro, y desde hace dos meses, un mismo camino que recorrer, idénticos escenarios, probablemente, unos pasos tras otros (o así lo espero).

65 centímetros y un apellido al que hacer honor. Tal vez no siempre a gusto de todos, pero sí al de los que lo conocen. Al que se lleva 34 años con el primero, le esperan universos químicos y otros muchos teológicos, artísticos y cofrades. Lucirá túnicas de color blanco y sabrá poner a Vergeles en el mapa. Aunque en las coordenadas de su vida, la geografía le diga que fue fruto de Tierra Santa, ahí es nada.

Por donde quieran los tiempos llevarlo importará menos que saber que el suyo, será un hogar recto, comprometido y amigable. De ello se encargará el que le lleva 34 años. O su padrino; y seguro que descontará horas mientras las ocupa en juegos con Martín, aguardando la tarde de un Domingo de Vida y de Triunfo. Si la genética hace sus deberes, no sabrá jamás qué es un palio, pero a cambio recordará todo un repertorio clásico con sabor a Arahal del que podrá darle buena cuenta el que le lleva 34 años.

Y así las cosas, con un apellido al que hacer honor todos y cada uno de los días de su vida, con un nombre que es en sí, resumen prosaico de la España que ama y juiciosamente defiende el que le presta nombre y apellido y sabiendo de tierras manchegas pero con los pellizcos candentes de una Granada suya, seguirá la herencia bendita y sobria de los suyos.

Hoy vivirá el día de su primera celebración, casi a renglón de otra que hace dos meses, de nuevo él que como protagonista, hizo a muchos, más felices.

Felicidades, de veras, a los “Bueno”.

jueves, 8 de julio de 2010

Adiós Holanda (7º día)

La última visita a la Plaza Dam, el corazón de Ámsterdam. En unas horas, el avión nos dejará en Madrid. Por qué no descubrir que esta ciudad es la capital mundial de los diamantes. Y por supuesto, ver el Mercado Mundial de las flores, con un tránsito de 16 millones de plantas vendidas al día.

Los que me conocen me han oído contar esta anécdota varias veces. No deja de ser certera y graciosa a la vez. Se moría una señora de edad, y un sacerdote le administraba la extremaunción. Al término, le dijo que debía estar contenta, porque iba a irse a la casa de Dios, la casa del Señor. Y ella lo miró y le dijo que sí, pero que “como en casa de una no se está en ningún lado”.

Pues los últimos coletazos antes de despedirnos de Holanda. Que sí, que es uno de esos países que producen envidia, enseñan, y que cuando está a punto de expirar la visita, sabe uno que ha merecido la pena. Pero la patria nos espera de regreso. Y la semana, ya se acaba. Hala, a los calores andaluces...

miércoles, 7 de julio de 2010

Volendam, Marken y Molinos de Viento (6º día)

Si uno quiere algo típico holandés, encontrarse con una ciudad como salida de un manual de historia, tiene que ir a Volendam, con sus 23. 000 habitantes, sus trajes típicos, sus miles de millones de zuecos en todas las tiendas y su tipismo como pueblo de pescadores. Aquí, mayoritariamente católica, te hacen fotos con el traje típico antes que cante un gallo. Lo que me faltaba.

De ahí a seguir buceando por los tópicos holandeses, con destino a Marken, que es famoso por sus casas de madera, todo madera, canales, agua y más madera. Se trataba de una isla ahora ligada a la península; a estas alturas, visto lo visto, no impresionan las capacidades ingenieras de este país.

Y el día había que acabarlo así, visitando molinos... Los que hay en torno al lago Ijsselmeer sorprenden. En Holanda, el molino más antiguo data de 1197. Fue y es el país con mayor número de estos, usados para regar, para conseguir harina, para bombear el agua en tierras al nivel del mar... Gracias a los molinos los holandeses ganaron tierra al agua, patentaron el que sería el abuelo del ascensor, en 1406, o aplicaron la energía de las paletas movidas por el viento, en un carro que se movía sin ser tirado por animales, en 1460; no si coco, tenían...

Por cierto... VIVA SAN FERMÍN.

martes, 6 de julio de 2010

Delft, La Haya y Madurodam (5º día)

Holanda existe más allá de su capital, y el día de hoy es prueba de ello. Así, Delft, una pequeña ciudad cuatro veces menos extensa que Granada con unos 96.000 habitantes, coge el testigo a la ciudad del Amstel.

Delft es mundialmente conocida por ser la cuna del famosísimo pintor Vermeer, que vio la luz aquí en 1632, así como por ser el lugar donde fijó su residencia Guillermo de Orange, fundador de la dinastía real que hoy día sigue siéndolo, en 1572. Por tanto, el Palacio del Príncipe es uno de sus edificios dominantes, aunque el resto de las construcciones, conservadas e históricas, recuerdan a los cuadros de Vermeer, que utilizó el urbanismo de su patria chica para sus cuadros. Las grandes iglesias, Vieja y Nueva (siglos XIII y XV respectivamente), rivalizan entre sí, aunque la nueva, gane la partida por ser el Panteón Real holandés.

La Haya es la tercera ciudad más grande de Holanda, con medio millón de habitantes y una extensión parecida a la de Granada. Sede de la Corte Penal Internacional, la Corte Internacional de Justicia, de la ONU o de la Organización de Patentes de Europa, es todo europeísmo, cosmopolitismo, de los funcionarios y de los ministerios, porque es la capital administrativa del país.

Su centro está lleno de esculturas clásicas a Guillermo de Orange, a la independencia (no salimos bien parados los españoles, no), a príncipes y monarcas, literatos y todo tipo de obras curiosas y contemporáneas. El año administrativo es abierto por la reina en esta ciudad, en la llamada Sala de los Caballeros, una edificación gótica imponente.

Y cerca, el pequeño pueblo de Madurodam, cuyo interés reside en su parque a escala 1:25, que reproduce los edificios, lugares y paisajes más típicos de Holanda. Uno ve el país entero en un concentrado espacio.

lunes, 5 de julio de 2010

Ámsterdam (4º día)

Dicen que es una de las diez ciudades más ricas del mundo, y en Europa, destaca sobremanera. Está plagada de flores, de referencias a su ilustre pasado marinero: el Museo Marítimo, la Casa del Mar (sede de las compañías navieras del siglo de oro holandés) o las estatuas a sus ilustres hijos y vecinos (Rembrandt, Descartes, Ana Frank...)

El distrito de Wallen (Barrio Rojo) está absolutamente idealizado. Claro que pulula la prostitución, pero es un barrio antiguo, añejo, con señoras mayores sacando a sus perros y con niños jugando en alguna de sus calles. Es un barrio dedicado a lo que todos saben, pero donde da la impresión que el comercio es la moneda de cambio. Lleno de restaurantes, cafés, locales de ocio, o el “Rincón español”. Que no seré yo el que me tome una tortilla de patatas cuando vengo de donde la creamos; género tonto, me parece, comer lo propio en lugar extraño.

La cosa está clara: parques, jardines, canales, el río Amstel, exposiciones contemporáneas callejeras, muy buenos museos, grandes construcciones barrocas muy peculiares... Y referencias a la resistencia holandesa ante los españoles, un periodo histórico al que no tienen gran apego y del que no guardan buen recuerdo... Y digo yo: que hubieran escogido muerte en vez de susto. Lástima de prestigio histórico tirado a la borda.

domingo, 4 de julio de 2010

Ámsterdam (3er día)

La Casa de Ana Frank, el Palacio Real, la animación que tiene el Río Amstel, el distrito de Wallen, conocido como el barrio rojo o chino... Es fácil moverse por esta ciudad, porque su casco histórico es relativamente pequeño y los trasportes rápidos y eficaces. Tal vez, sortear bicicletas es más complicado, pero como hasta se mueven mediante hidropedales por los canales, nada parece estar saturado.

El Rijksmuseum es sencillamente el mejor escaparate de pintura holandesa de los siglos XVI al XVIII del mundo, con 19 obras maestras del genial Rembrandt. Le hace la competencia nada menos que una sede del Hermitage de San Petesburgo. O el museo van Gogh, con “Los girasoles” y “La casa amarilla”, además de otras 200 pinturas de este genio y toda su correspondencia.

Se cuentan por decenas las iglesias renacentistas o neorrenacentistas, vacías, simples, protestantes y casi sin actividad religiosa, pero sí toda una compleja programación de conciertos en su interior. Holanda es bastante laica en este aspecto.

El Herengracht es un canal de dos kilómetros y medio. Allí están las fotos típicas. Y tanto. A lado y lado, 400 casas del siglo XVII que resumen a la perfección la arquitectura barroca holandesa. Porque aquí caro es hasta respirar. Y no se confundan; las advertencias acerca de las drogas es abismal. Nada de consumo en la calle. De la liberalidad a la permisividad hay un abismo. Eso sí, estamos en una ciudad de flores, culta y marina, muy marina.

sábado, 3 de julio de 2010

Ámsterdam (2º día)

Capital del país, aunque comparte protagonismo institucional con La Haya, Ámsterdam es mundialmente conocida por su famoso Barrio Rojo, y porque la primera de las ideas de todo hijo de vecino, es que se trata del paraíso del consumidor de drogas, cuando lo que verdaderamente encuentra uno es una ciudad ordenada, limpia, con un nivel económico que marea, plagada de bicicletas, un clima muy suave (dicen que en invierno, nada riguroso) para el lugar que ocupa en el continente y llena de contrastes. Mientras dominan las alturas de sus campanarios cristianos, en la calle encuentra uno los ideales del cosmopolitismo y un marcado acento liberal. Pero quizás porque sus habitantes van a lo suyo, reprobando privadamente algunas conductas pero incapaces de no hacer como que no han visto nada.

Su urbanismo es correcto, aunque pronto adivina uno por qué le llaman la Venecia del Norte de Europa. Canales por todas partes; de hecho, casi el treinta por ciento de la superficie territorial de Ámsterdam, es agua. Algo más del doble de grande que Granada, tiene en torno a 750.000 habitantes. Cómoda, llana, sin rigores climáticos y con construcciones clásicas que chocan con los lenguajes que estamos habituados (españoles, portugueses, italianos, franceses, checos, austríacos, húngaros...)

Promete su colección de museos, sus distritos están muy bien organizados y a poco que se fije con detenimiento en sus habitantes, se da cuenta que fumar en espacios al aire libre puede llegar a ser censurable (visualmente hablando), que aquí se vive muy bien, pero que muy bien, y que la colección de viandantes femeninas hacen palidecer a la misma esposa de Rafael van der Vaart, por ejemplo. Y tampoco me voy a meter en muchos avíos, que para eso están las guías de turismo.

viernes, 2 de julio de 2010

Holanda. 1er Día

Holanda es lo mismo que decir, Países Bajos. Y el nombre le viene pintado, que la casi totalidad de su superficie, o está al nivel del mar, o incluso por debajo de este, de modo que con una extensión doce veces menor que España y diecisiete millones de habitantes, aquello es una tierra ganada al mar, mediante siglos de labores de ingeniería en base a diques de contención y canales con los que contener agua, agua y más agua...

Romanizada por espacio de casi cinco siglos, luego en mano de bárbaros (frisios o francos) y al fin, como provincia del Imperio de Carlomagno, caen en manos de los vikingos durante 120 años (del 800 al 920) hasta que son anexionados por el Sacro Imperio Germánico, que procedía de la actual Alemania. Fue la Edad Media holandesa complicada, mitad de su territorio bajo control alemán y con otra mitad en una lucha capitaneada por la nobleza holandesa de la que es heredera la actual monarquía. Los que después sucedieron al desintegrado Sacro Imperio, los Habsburgo, controlarán el país que como tantas otras lotes territoriales, son heredadas por Carlos, el emperador Hispano. Es así como en el siglo XVI los Países Bajos son parte del Imperio Español, que a partir de 1568 empieza a notar las dificultades de control del territorio, especialmente por la siempre tenaz intención independentista del duque de Holanda, que terminará convirtiéndose en rey, siendo el primero Guillermo de Orange, fundador de la dinastía, así como por la controversia entre católicos y protestantes.

Durante 80 años, los españoles guerrearon por el control de esta zona, de Flandes (norte de la actual Bélgica) y centro Europa, perdiendo el control en 1648. Desde entonces, Holanda, conformada por 7 provincias, adquiere su independencia, que peligró por las campañas Napoleónicas. Fue el siglo XVII el de los holandeses, una época dorada donde consiguieron expandirse a costa de portugueses, por Brasil, Angola, Indonesia, Sri Lanka... Principalísimos comerciantes, la Compañía Holandesa de las Indias Orientales fue uno de los instrumentos de navegación más sólido y rentable, con no pocas disputas y abordajes a las flotas comerciales de España.

Hoy día, Holanda es uno de los países más ricos y con mayor índice de bienestar del mundo. Allí nacieron Erasmo de Rótterdam, Rembrandt, Vermeer, Frans Hals, van Gogh, Piet Mondrian... Es el país de los quesos, la mantequilla, las flores (con el tulipán como emblema patrio) de la conciencia medioambiental por el uso de la bicicleta. Son popularísimos sus molinos de viento, su capital, Ámsterdam, es la cuna de la tolerancia social y se rige por una monarquía que gobierna un país donde la cultura es protegida hasta límites insospechados y cuyo sistema educativo es uno de los más eficaces.

Holanda, o Países Bajos, que tanto monta, en su norteña ubicación de la plataforma continental europea, es una nación que a pesar de todo, tiene una mayoría católica sobre la protestante, que sigue contando con fricción a sus niños que si no son buenos vendrá el Gran Duque de Alba a por ellos, y que ha tenido una de las mejores escuelas pictóricas de la historia del arte universal y una típica forma de construcción. Así que 370 años después, algo de España se cuela en lo que un día fue nuestro. Que Dios nos coja confesados.

jueves, 1 de julio de 2010

Dos grandes

Que el mundo cofrade a veces te da sorpresas para bien y para mal forma parte de la Primera Cartilla del tonto de capirote, vamos. Que a veces te exaspera, y te pone contra las cuerdas, y te regala cuchillos afilados, y enérgicas conspiraciones, y deslucidas triquiñuelas, y movimientos onanistas, seguro...

Pero a pesar de todo merece la pena. Cada año sucede algo que me refrenda la teoría. Este, a cada sábado e Cuaresma frustrado por la lluvia, o por espacio de un día que dicen Viernes Santo, o en cada rincón que quiera, avalaban la necesidad de que exista lo cofrade; o si no, de inventar este universo. Y así un viernes 21 de mayo, dejaron en mis manos el mejor de los regalos que hace años recibía, que malicio, reciba en mucho tiempo.

Uno, es la risa, la gracia, la espontaneidad y la alegría contagiada. Se llama Pepe. De los Juncales de toda la vida. El otro, la mesura, la sencillez, la moderación, el señorío de veras. Y se llama Santi, adoptado motrileño. Uno y otro, u otro y uno, embaucan, emborrachan, son pandemias de la amistad, del corazón noble, sincero. Uno, otro y viceversa, son motivos más que suficientes para que merezca la pena ser y llamarse cofrade. Ambos, Pepe y Santi, definitivos culpables de que regrese a la bodega de la verdad, a los intestinos del arte, a la oscuridad de la raza, el sentimiento y la gloria... Y todo en ello en VERDE.

Y como hay cosas que no se olvidan, y marcha, hieren con la señal de la amistad y se quedan por y para siempre, no encontraría palabras.... O sí: QUÉ SUERTE DE GENTE CON LA QUE ME RODEO.

Mi agradecimiento, como siempre, a don Manuel Dorador; esto es, al Esperanzo, por las foticos...