Visitas

domingo, 31 de enero de 2010

Palabritas

Cuando 162 grupos cantan, está claro que sobran algunos, que no se pude mantener una calidad homogénea, que algunos llegan al Falla con los deberes muy bien hechos y otros salen sólo por el pundonor y la vanagloria personal de poder decir que pisaron un día esas tablas. Ojo, y vaya desde aquí mi mayor respeto si ese es su sueño cumplido.

Cuando hay que dejar la cosa en 63 agrupaciones y por tanto dejar en la cuneta casi 100, muchos seguidores de esta fiesta quedarán fríos, se revelarán contra la decisión del jurado y aprovecharán la posibilidad que ofrece internet, del Diario de Cádiz pasando por los blogs personales, para decir que ha sido injusto que tal coro, una concreta chirigota o una específica comparsa no está dentro del corte y se ha quedado, en la primera noche de los cuchillos largos, fuera de la fase de cuartos.


Y este año, al menos en la fase de cuartos, me voy a quedar sin escuchar algunas agrupaciones que me han gustado, y mucho. Me voy a quedar sin Los que vienen a tirar del carro, una grata sorpresa a la que se une condicionantes sobrados como para haber premiado su actuación con una clasificación para cuartos. La chirigota cántabra, trabajó más su repertorio que muchas de la misma Tacita. Igual que echaré de menos a la comparsa femenina Lola la piconera, seguro que el mejor grupo femenino de este año. Valiente repertorio y muy bien cantado, desde luego mejor que al menos 6 de las 20 comparsas que sí están en esta nueva ronda. Como echaré y profundamente de menos a los comparsistas chipioneros El niño que llevas dentro. Hicieron mucho más de lo que reciben.

Pero lo siento... Para mí, un popurrí cuya letra era para imprimir y releer tantas veces como sabores dejaron, con un tipo fresco y bueno, con un conjunto de voces armónicas, afinadas y con la justa fuerza, con sabor, con verdad, fue la comparsa de Sevilla, de la mano de Guillermo Caballero Jiménez, Palabritas. ¿“Rompecorazones”? ¿“La mujer luchadora”? ¿“De estraperlo”? Y porque no quiero seguir. En serio, si el año pasado el primer premio de chirigota no fue Selu, “Calle de la Mar” no mereció el segundo premio, “Los parias” ciertamente quedaron por detrás de “La playa de los secretos” (por ejemplo) y tantas otras... pues entonces, Palabritas no tenía que estar en cuartos. Pero para mí será la más grata sorpresa de esta primera fase, y desde ahora estaré muy pendiente de lo que escriba Guillermo Caballero.

Ya tengo mi primer desencuentro este año. Y me temo que al final deberé conceder crédito a los que dicen que el jurado “ni siquiera sabe lo que ha escuchado” (Juan Carlos dixit) porque, palabrita de veras de este que suscribe, Palabritas era digna de llegar mucho más lejos. Al grupo, simplemente gracias. Quien suscriba lo que digo, puede pasarse por:

http://www.lacomparsadelguillermo.com/


viernes, 29 de enero de 2010

14ª Sesión de preliminares del Carnaval de Cádiz 2010


Antepenúltima ocasión de tomar contacto con las agrupaciones de este concurso en la primera vuelta, con los ya habituales 10 grupos por noche, que son 5 chirigotas, 4 comparsas y un coro en esta ocasión, algo más lleno el teatro que ayer, presentando tres cuartos de entrada.

Nueve y cinco minutos de la noche. Abre sesión el gaditanísimo coro de Rafael Pastrana, Los tangueros, con el objetivo de un primer premio que se resiste hace unos años. Disfrazados de hombres del tango bonaerenses y muchos de aquellos intérpretes y autores míticos (Carlos Gardel a la cabeza) que se cuelan en la presentación. Homenaje a Chano Lobato, entre tango argentino y el de Cádiz, en el primero. Se nos va la fuerza por la boca a los andaluces mientras criticamos a catalanes, al resto de provincias andaluzas. Todo un ejemplo de catetez. Ese es el resumen del segundo tango. Potente y verídica letra. Cuplés enlazados, para el Vaticano y la caída del Papa. Coreado popurrí donde gusta sobremanera la reiteración literaria de: Adiós mi Argentina guapa...

Los Naturales (como mi mare me parió), chirigota de Cádiz, con música del incombustible Jesús Bienvenido, en el papel de nudistas antecedidos por un speaker poco elegante. Defienden con humor el naturalismo en su presentación y exhiben protestas contra la normativa municipal al nudismo en la playa gaditana de Cortadura. La música, de La Pensadora de Quiñones. Pasodoble en justificación de su desnudez, frente a banqueros, jueces y eclesiásticos que se visten y denostan en su letra. Entre medias de la actuación, el speaker parafrasea al Ardentía. Segunda copla al monumento en Canalejas, que le representa el cierre de Tabacalera, la marcha del gaditano a otras tierras en busca de trabajo o a las limitaciones de la pesca. Aprovechan para criticar a la alcaldesa. Antes del cuplé imitan los gestos de Los Santos de Bienvenido. Estos versan sobre la vacunación, que debe ser mayor en Sevilla, donde están siempre “miarma” (por mi asma); y además sobre un detector en un aeropuerto que les pita, mas al ir desnudo, necesitó de un tacto rectal. Allí guardan las monedas sueltas. Estribillo ramplón. El imitador del Ardentía es borde. Tienen una foto de Teófila en un cubo de basura, vuelve a recibir en el popurrí, les toca otra vez a los sevillanos. Yo, la originalidad, la gracia y otras cosas, no se la veo. Me estoy hartando de chirigoteros con complejo de comparsistas. A ver si aprendemos de Selu, de Love, de Yuyu, de... y no mezclen churras con merinas.

A las diez y veinte de la noche se recibe la primera comparsa, que con el nombre de El Sol y proveniente de Algeciras, es este su segundo año con la intención de repetir al menos la posición de cuartofinalistas. Con el tipo de fantasía dorada en ropajes y maquillaje, presentación alusiva al astro rey. Pasodobles a la clase dirigente que no sabe qué es la crisis y goza de fabulosas prebendas y segundo alegorizando con el año que hace que murió Marta del Castillo, y que no es ley la que ampara a un asesino por menor que sea. El niño sabe de informática una barbaridad, pero él no está muy puesto y confunde un virus del ordenador con alguno que aqueja a su hijo. Y además es seguidor del programa Sálvame. Este último cuplé flojo. Bonito estribillo. Denoto influencia de Los Piratas en una cuarteta del popurrí. Potencia en las voces y elegante conjunción en esta parte delicada de las actuaciones carnavalescas, salvada con soltura.

Desde San Fernando llega la chirigota Las María Doradas, nuevos como grupo que no sus integrantes, encarnando a “marías” tumbadas plácidamente al sol. En la presentación toma parte Miguel el Mellao como figuración. Bonito pasodoble para un chaval que ha tenido que irse en busca de trabajo y añora su tierra. El otro para su tierra, San Fernando, dedicado al Nazareno, a la Virgen de los Dolores y a Camarón. En un cuplé hacen top-less pero levantando pocas pasiones por su físico. En el otro les gustaría quedar como Belén Esteban, pero sin que se les quede como a ella las fosas nasales “descolgados”. Corto y fácil el estribillo. Un poco de Los Trasnochadores en el popurrí, donde en general bajan el ritmo.

La caja de Pandora es la fuerte del día, avalada por ser la comparsa de Quiñones (letrista) y llevar la música de José Luís Bustelo. Comienza a cantar a las once y veintiséis minutos. Su disfraz escenifica a unos gaditanos de época, encarnando males que le han sucedido a Cádiz (el saqueo del S.XVI, el cierre de Astilleros, la explosión del s.XIX...) Escenografía cuidadísima, con muchos efectos dramáticos; salen de veras de una caja, la que le presta el nombre. Pasodoble primero a lo mucho que hay que ver en Cádiz, hasta hacerse turista aún siendo gaditano y espoloneando a sus ciudadanos a que prediquen gaditanismo con sus actos y conociendo su ciudad. Segundo pasodoble para los hermanamientos extranjeros que está trayendo el Bicentenario, aunque no sirva para limar asperezas con los vecinos de la Bahía, de la Sierra. El resultado de los pasodobles no deja de resultar chauvinistas. Cuplé al presidente del Cádiz y descontento con el equipo en sí, para acabar diciéndolo que deberían fichar al Despojado, que eso es correr. Segundo para la alcaldesa, por la prohibición de nudismo en Cortadura, aunque no multaron dos policías a un naturista. Se acercaron a preguntarle si todo eso era suyo. El estribillo precioso, de lo mejor que se ha podido oír. No hay discusión que el conjunto de voces es uniforme, potente, experimentado, con una más que correcta afinación, arreglado a una composición muy conseguida... Pero me ha dejado absolutamente frío la comparsa. Le falta esa transmisión que han conseguido sin parpadear los de Aragón, Martín, Bienvenido o Tovar. Situaría a esta detrás de las dichas, en esta fase, claro. No sería considerado que se premiara su atrezzo o su puesta en escena primando estos conceptos por encima de la letra, por ejemplo.

Doce y doce de la noche y empieza la segunda parte de esta sesión con la chirigota Los de la Isla de León, una especie en extinción, que concursa por segundo año no habiendo pasado de preliminares. Su tipo es el de camarones y por ende en su presentación piden que no se esquilme la bahía y acaben con ellos, que no les pongan de tapa en un bar y apelan a lo mucho que sirven para hacer una buena pesca. Arranca con arte el primer pasodoble, sucesión de las desdichas de un camarón y se torna serio, cuando aluden a la contaminación de la bahía gaditana. No es fácil hacer tipo de esta guisa, pero les queda bien. Crítico el segundo pasodoble con el asunto del paro, acabando el mismo con el aserto que el culpable es Zapatero. Al segundo puente, que ellos lo destinarán a pescar como el otro, va el primer cuplé. Y a los locales de alterne, que nunca ha pisado uno pero los conoce bien, el segundo. En el estribillo piden que se coma ostiones y demás delicias menos tortillitas de camarones. Bueno, durante el popurrí, el momento en que critican al conocido gestor del Restaurante El Faro porque con ellos hace crema de camarón, o al quejarse porque la máquina expendedora de cebo no los ha incluido, con la buena hechura. Tiene buena voz el camaronero. Ha sido una gran idea al que ha faltado interrelacionarla con letras mejores.

Los hombres del tiempo es el nombre de la comparsa de Torremolinos (Málaga), debutando, encarnado el personaje, por grupos, de las cuatro estaciones y sus particularidades. La presentación de no ser por el final, de órdago. Hubiese sido preferible decirle no a tonalidades más altas que el resultado obtenido después de lo bien construido que estaba. En su primera copla denuncian un independentismo que cuando conviene, como para sacar dinero, es español, caso del atunero Alakrana. Muy buena la letra para dos hermanos, él como su padre, estereotipo del macho. Ella, lo hace todo y es callada y todo ello sirve como reclamo para que educando de otra manera no saldrán asesinos, maltratadores... Cuplé donde un niño pilla a sus padres en materias íntimas. Bien rematado. No tan buen resultado en el segundo, chiste conocido y falto de enganche. Estribillo lago pero muy conseguido. Cuarteta a cuarteta, este popurrí ha sido actual, clásico, poético, reivindicativo y preocupado con el tema del paro. Grato sabor de boca, una sorpresa que me gustaría encontrar en cuartos.

Desde Puerto Real y alcanzando cuatro años de experiencia, viene la chirigota Los galácticos, los personajes de la Guerra de las Galaxias y un par de jugadores del Madrid. Subida de tono la presentación, y primer pasodoble descriptivo, con características chirigoteras de sus integrantes, pero tornan a la seriedad denunciando que con tanta guerra y violencia, no crean que haya vida inteligente en esta Tierra. Segunda copla para la discriminación de las asignaturas de humanidades en este plan de estudios de secundaria que tenemos. Cuplé al cine 3 D actual que termina bien. Otro cuplé a la ropa íntima que ha sacado el Real Madrid. La tanda de cuplecitos mucho mejor que los pasodobles. Solemne tontería que me ha hecho mucha gracia el estribillo. Ole a la cuarteta por sevillanas. Y por José Mercé, de órdago. Muy bueno el popurrí.

Palabritas es un grupo sevillano con bagaje ya en los carnavales. Esta comparsa escenifica el papel de hombres de letras del barroco, birrete peculiar (con tintero, pluma y aditamentos de escribanía) incluido. Buenas voces en esta presentación donde alegorizan con el trasunto de las palabras, buenas o malas, para defender su tipo. Ellos son los guardianes de la palabra; ha sobrado un contralto sin sentido. Pasodoble al maestro de la infancia, respetado y que les ha marcado, aunque la educación debe darla la figura paterna. Buen gusto que se repite en la segunda copla donde estos sevillanos piden que la Tacita les enseñe a quererla. Ortega Cano y su cierto temor último a los toros centra la intención del primer cuplé. Y el jurado del año pasado y su (nunca mejor dicho) fallo premiando en chirigota, es el tema del otro cuplé, que remata con un poco del estribillo de Selu. En su estribillo nos dicen que sólo tiene “palabritas de amor”. La letra del popurrí mercería editarla. Pocas veces una comparsa me ha sorprendido como esta. La construcción más lírica, meditada y sesuda de muchos años. Ya hubieran querido muchos de los grandes, cabezas de serie.

Cierra sesión la chirigota de Córdoba Los que sufren por gusto, debutantes con el tipo de sadomasoquistas que nos explican en su tipo, con un atrevido disfraz propio de esta tendencia sexual. Pasodoble denunciante con las mujeres que son maltratadotas, que las hay. El otro, una vindicación del andalucismo y del orgullo de sentirse tal. Repiten con continuidad: “hay, hay, qué gusto más guay”. Cuplés flojos. No es raro que con esas fachas, su ligue en Halloween, fuera rarita. Igualmente flojo el estribillo. Popurrí por Sabina para contar cómo se iniciaron en esta práctica íntima. A este le sigue Serrat para defender que desde la infancia ya eran raros. Y concluyen (y con ellos la jornada) a las 02:47 horas.

El día me deja tan frío como el ambiente de Granada estas noches. Quiñones me ha decepcionado, y de lo lindo. No lo veo a la altura que se le debe exigir a un grupo como el suyo. Y sin embargo, ante un teatro vacío, frío, parado, sin tantas alharacas ni necesidad de puestas en escena, los sevillanos han bordado una gran actuación, muy por encima de la media discreta de la sesión, pero con absoluta diferencia sobre la siguiente. A ver si el jurado ve lo que como yo, otros tantos, han podido apreciar.

jueves, 28 de enero de 2010

13ª sesión de preliminares del Carnaval de Cádiz 2010


Lo siento si son supersticiosos porque lo cierto es que esta sesión ha sido la número trece de las 16 de esta fase. Con 4 chirigotas, con 4 comparsas, su coro y su cuarteto, más recuperado de público el Falla que otros días, aunque sensiblemente menos que otras jornadas, arrancaba la fiesta de la libertad y el arte en el palacete de ladrillos que es el teatro.

Nueve y seis minutos de la noche. Eduardo Bablé presenta a los neófitos coristas de Puerto real Los muertos del coro. Blanco predominante en estos fantasmas con una presentación descriptiva, tango a los coristas en la memoria, uno más enconado con la clase política, primer cuplé para la alcaldesa, otro para el presentador de un programa de televisión (ciertamente insulso, no el presentador, el cuplé) y un estribillo estridente. Del popurrí, destaco la cuarteta con música de Joaquín Sabina. Fallos de vocalización y abuso de graves en las voces.

Nueva presencia de la provincia de Sevilla con la chirigota Los tontotienda en el intento de hacer bueno el dicho taurino de que no hay quinto malo (y este es su quinto concuso). Vienen de Écija imitando vendedores de la teletienda con chillona vestimenta. Su primer pasodoble recuerda todo un concurso, con las cosas de las que ellos adolecen pero con intactas ganas de seguir en él. El segundo es para Marta del Castillo (q.e.g.e.) y da paso a unos cuplés bastante conseguidos y un estribillo a recordar. Del popurrí, cuartetas notorias que dejan en buen lugar al grupo.

Comparsa de Ronda que sabe ya cuatro veces qué es este concurso y con refuerzo del ex componente de Antonio Martínez Ares la que iniciaba a las diez y diez de la noche su interpretación. Con el nombre de Entre las flores y el disfraz de unos vendedores de flores finiseculares, se presenta una comparsa que constituye el llamado grupo de las gratas sorpresas del concurso. Los aromas a violeta, parte de su escenificación, ayudan a tipo. Su tanda de pasodobles se reparte para los comparsistas en general y a Paco Alba y los cincuenta años de la modalidad como trasunto. El segundo de una especial sensibilidad a María la yerbabuena. Los protagonismos de los cuplés se los reparte el rodaje cinematográfico de Cádiz y el clima y los cambios de este. Bonito estribillo de corte clásico. Con una fuerza y vitalidad tonal, gusta su popurrí.

El cuarteto En Cádiz hay que morir pisa el concurso de adultos este año después de ganar en juveniles en 2009. Pues nada, mucha suerte, que yo, a mis líos antidiarreicos.

Y se escuchan y con ganas, a las once y cuarto de la noche las primeras tonalidades de la actuación de la cabeza de serie del día, la chirigota Los falsos de Love, de Cabra, de Cornejo... Garantía como siempre de buen rato y de buen gusto, elaborando un tipo de personas que tienen dos caras (el que finge bajas laborales, el glotón, el infiel que se dice fiel...) vienen con presentación que es descriptiva y declara sus intereses. Saludo de María la yerbabuena al Cabra, y le contesta. Esto sí es una chirigota... Tandita de pasodobles, original y sembrado. Al pregonero, a Selu, poniéndolo verde. Y de pronto entra el Selu en e escenario y le dan la enhorabuena. Vuelta de tuerca de estos falsos. GENIAL. Homenaje original, irónico, casi incomprensible... Esto es Love y compañía en estado puro. Pues en el segundo, tienen un trabajo genial, con un jefe comprensible, un verdadero lujo. Pero es que no lo critican porque el jefe está en el teatro. Son falsos, y tanto. Esto es original, fresco, saben hacer el tipo, saben dominar la escena, tienen gracia para rabiar. Esto es una chirigota y no esas de pasodobles tristes, frustrados comparsistas. Así, nos vamos al cuplé donde hablan que el virus de Navidad afectó hasta a su Belén. Flojo el estribillo, bien escenificado, pero flojo. Otro cuplé: donde felicitan a todos los autores con falsedad y rematan diciéndole a Martínez Ares que a ver si vuelve. De órdago, qué manera de entender el doble sentido, rozando la verdad y la ironía de la copla. Ya se corea el estribillo. Escenificando, responde a María la yerbabuena con un sonoro ¡falsa! El teatro se lo está pasando muy bien. Pues de cabeza al popurrí en el que no se puede destacar nada, porque es simplemente de antología. Cargado de humor, repaso fidedigno de ambientes, reuniones sociales y casos diarios de falsedad, mentira e hipocresía, con el mejor de los humores de unos míticos chirigoteros dispuestos, a mi juicio, a batirse por el primer pemio.

Pasado el descanso, a las doce menos cinco de la noche retomaba cuerpo la jornada con la comparsa de Benamejí (Córdoba) El noticiero, que se estrena este 2010. Como era previsible, en su disfraz encarnan a los antiguos repartidores de periódico del primer tercio del siglo XX. Problemas de afinación, si acaso de entonación. Cantan muy baja esta presentación con alusiones al Che Guevara (un grandísimo asesino. Curioso que se demonice a Franco y se ensalce al guerrillero). El segundo pasodoble resulta bastante actual y vital, dedicado a quien padece la terrorífica enfermedad del cáncer. A ver qué me expliquen: los cuplés son toques humorísticos, ¿verdad? Pues nada, falta que se lo expliquen a estos comparsistas. Estribillo demasiado largo. A mí me van a perdonar, pero a estas alturas, que ya hemos escuchado más de un centenar de agrupaciones con resultados (algunas) como esta, no me quedan fuerzas para describir la calidad de esta. Aunque en honor a la verdad, fueron a más en el popurrí. HAN SIDO PENALIZADOS POR EXCEDERSE EN EL TIEMPO ESTABLECIDO.

La tercera participación de la chirigota sevillana de San José de la Rinconada lleva por nombre Los que se mueren por el día 10 y la inician con música de Los comparsistas de Juan Carlos Aragón. Su tipo, el de unos parados que guardan cola en una oficina de empleo (y el día 10 viene la ayuda del paro) y su presentación variada alusiva al tipo. Copla donde están en un supermercado con la problemática de su falta de liquidez. Van mordisqueando lo que pueden. Sucede otra copla donde cuentan qué haría si le tocase la lotería, y en caso contrario, de todas maneras un viaje para perder de vista a la suegra sí que iban a costear. Mejor esta letra. Protagonizan las niñas de Zapatero el primer cuplé donde explican por qué tiene así las cejas el presidente: al verlas tras el parto. Su mujer estaba caliente, sudorosa, con ganas de cariño, y es que tenía la gripe A. Estribillo, como dicen, que está como su bolsillo, cortito. El figurante haciendo de San Pancracio tiene su arte. El arranque del popurrí bastante bueno. En resumen, que el habitante ibérico mayoritario es el parado, cerca de cinco millones. Cuarteta donde estuvieron ocupando infinidad de puestos de trabajos. Les suena el móvil con música de La Banda del Capitán Veneno. Buen popurrí.

Comparsa femenina de Sevilla con el tipo de mujeres de los años 50 en un barrio neuyorkino. Segunda participación en el concurso y por nombre Calles de Harlem, arrancada con una presentación brillante a ritmo de blues. Perfecta situación social y lírica de su barrio y sus aspiraciones. Una copla bastante fiel aunque severa describiendo ese país del que proceden. Cantan con acierto. La otra copla frontalmente opuesta a la Iglesia Católica, hace crecer el pensamiento que este año se han debido creer las comparsas femeninas que tienen que demostrar su gallardía con este tipo de coplas. Y el guión coincide como en otras agrupaciones de féminas: hay que ser más lanzadas que ellos, que esto es carnaval. Pues nada, así las cosas el primer cuplé a Arturo de Gran Hermano. Segundo más trabajado de letra y rima, termina siendo de doble temática, la crisis y las hijas de Zapatero. Veo forzado el estribillo. Bueno, muy bueno el conjunto de voces del popurrí, con fusiones de jazz y melismas atemperadas a la voz femenina.

Los quinquis de los 80 actuaban ahora, chirigota de Algeciras metidos en el disfraz de “ochenteros” que acaban de salir de la prisión, nos lo cantan en su presentación. Primer pasodoble homenaje a la madre usando el tipo y su privación de libertad para el propósito. El segundo pasodoble es un ruego para que cambie la Ley de menores bajo la óptica de la violación de una niña. Cuplé al divorcio de Su Alteza Elena de Borbón y para la retirada de anuncios en TVE. Dicen en su estribillo: me gusta trabajar poco, vivir la vida y [...] y quedarme con su dinero, dime tú la diferencia que tengo con Zapatero. Por los Chichos y los Changuitos (muy de los 80) nace un popurrí simpático donde recorren una curiosa carrera delictiva. Chirigota muy por encima de la media de la jornada.

Y cierra sesión los jóvenes comparsistas de Tarifa La crem de la crem, noveles en 2009, encarnando a pasteleros de época, con toda probabilidad fanceses, recortados en un forillo cuidado y estético. Presentación muy bien modulada de voz y con continuos rezos de ingredientes que asemejan a la fiesta y comparan con la sal de Cádiz. Sorprendidos por el tipo muy conseguido, en el Falla huele a dulce, así que el primer pasodoble se lo dedican a los enfermeros que son muchas veces consuelo de los enfermos; pero el segundo es de una sensibilidad desatada en torno a una adopción. Sin vanagloriarme, hace ahora un año que escribí yo esto en un pregón. Tal vez por eso me cause tan grata alegría oír parecidas licencias poéticas en estos comparsistas, que cantan demasiado atemplados. Cuplé a un escarceo amoroso durante el Camino de Santiago. Un segundo para una hipotética recesión de la tradición de los niños de San Ildefonso en el sorteo de la lotería. Estribillo aceptable. Y bien, muy bien (restregón a la gestión de Zapatero en cabeza) ese popurrí con cuartetas muy bien “confitadas”.

No sé si se habrán fijado. De las diez agrupaciones del día, sólo dos son de Cádiz capital. Esto sin duda es exponente de lo que ya hemos comentado en otras ocasiones: estamos ante un concurso que ha contagiado interés más allá de sus fronteras y despertado todo un universo de pasiones hacia sus coplas y forma de manifestarse. Y eso repercute en la fiesta y en la ciudad, en la popularidad de sus autores, la trascendencia de sus letras y debe marcar el compromiso de altura artística del mismo, aunque a veces suponga, y preliminares es la mejor manera de comprobarlo, que 162 agrupaciones no pueden ser buenas, pero sí enriquecedoras. Así, este día ha tenido un claro triunfador, la gente de Love. Y a las dos y veintidós de la mañana, concluye una sesión más.

miércoles, 27 de enero de 2010

12ª sesión de preliminares del Carnaval de Cádiz 2010


Doce, que son doce las sesiones de preliminares y se despejan tantas cosas. A estas alturas la primera fase nos ha dado lugar de sobra a la especulación y las quinielas. Pero el concurso se decide en cada jornada y la de hoy, de nuevo y como clásico con 10 agrupaciones, ofrece 5 chirigotas, 4 comparsas y un coro donde seguir buscando sorpresas o toparnos con la cruda realidad del nivel de preliminares.

Arrancaba la sesión (qué ganas de que un día sea a las nueve en punto) a las nueve y tres minutos de la noche con el coro gaditano de los Sevilla Pecci y música de Tino Tovar, El patio de mi casa. Tres años de historia de este coro a pie que tiene una buena legión de seguidores, representando presos en una cárcel sobre los bloques portuarios del Campo de Sur. Que Tovar compone la música es evidente en esa presentación que suena a banda sonora de Cine B hollywodiense, a rock carcelero. Primer tango alegórico que compara sus otras actuaciones con hijos, y que trae este nuevo para su bautizo. La letra del otro tango criticaba un sistema judicial que se vende a quien puede pagar fianzas y condicionales. Primer cuplé con vuelta a la tortilla y doble sentido. Estos presos la tienen grande, gorda y no saben qué hacer con... con su suegra. Contestación en el otro cuplé (enchampelado, raro en un coro) donde ahora es corta, chica, estrecha... Claro, la habitación, y ahí no cabe la suegra. Estribillo acorde y divertido; sin duda, la música soberbia y conseguidísima.

Gaditanos en nuevo grupo pero con solera y tablas (que no lo dudamos, ¿eh?) los de la chirigota Los que bailaron un año e hicieron olvidar a los de antaño, que representan la escuela televisiva Fama. En la presentación un fallo de dicción (o se me acaban las pilas del transistor) nos deja fríos. Pasodoble donde se sienten contentos de cantar y que lo inician con peculiar ordinariez. Un componente es discapacitado, en silla de ruedas. Y para él va ese segundo pasodoble que reconoce su ilusión por encaramarse a ese Falla. Bonito detalle. Por eso callaremos sobre la calidad de voces. Bueno... Cuplés: para las bolsas que ya no da Carrefour y para la chirigota de los famosos. Estribillo muy definitorio (quién lo haya oído que opine). Esto de llamarse “chupaculos” a ellos mismos, ¿qué es? Volver a incidir en la discapacidad del integrante me suena a búsqueda de aplauso fácil. Si se trata de una denuncia para adaptación del teatro y superación de barreras arquitectónicas, bien. Hubiera bastado con la pancarta del final (Por un Carnaval sin barreras) a lo que nos sumamos todos. Pero parafraseando a un capataz hispalense: “no se puede hacer peor”. Por cierto, decían los chirigoteros que mientras que ONCE había sufragado la chirigota de Kike Remolino con 2.500 euros, a esta, con un discapacitado, no le han querido ni dar los 100 euros de la pancarta. Por eso sólo creo en una ONG o asociación de interés público en general: la Iglesia Católica. ¡Qué vergüenza para la ONCE!

Y la reina del concurso, que es la comparsa, de estreno este 26 de enero a las diez y dieciocho de la noche con la agrupación del Puerto, El ejército de Cái. Música del Sheriff, ganas de conocer lo que es un pase a otra fase, y así empezaba a cantar con el tipo de pescaderos y pescadores, regusto clásico. Pasodoble a la Viña, un museo que vive en ruinas y es historia del Carnaval. Segundo, alegórico y bonito, para un encuentro entre Marta del Castillo y Mari Luz de Huelva. Tanda de cuplés que inicia con la película 2012, que va a hacer que Jerez tenga al fin playa. Lo que tendrá guasa es que ya no hará falta el segundo puente. Y sigue el cuplecito con los personajes del corazón que salen en la tele. A los comparsistas les interesaba otro tipo de programación. Estribillo correcto. El popurrí con alusiones pescadoras, recuerdos a las letras de Alberti, justa afinación y bonito pregón del género (caballas, camarones y claveles) como remate.

La chirigota Los yogures griegos de Beniaján (Murcia), segunda vez que pisan este teatro, con tipo original de estatuas clásicas: el Díscobolo de Mirón, La Venus de Milo, Laocoonte heleno, bustos... Están en un parque y sufren, cuentan en su presentación, con las deposiciones de palomas. Música de comparsa de Tino Tovar y de Los trasnochadores de Bienvenido. Precioso pasodoble a Tino Tovar; el primero descriptivo y vanagloriándose de la representación murciana en Cádiz. Cuplé a los documentales de animales, no tan sorprendentes como ver en diciembre un caballo nadando en Jerez. Segundo dando la vuelta al tema de las bolsas que contaminan y las de Belén Esteban de sus ojos. Estribillo sin ninguna proeza poética. Graciosa cuarteta de elección de las sedes olímpicas para 2016 en el popurrí, y buena la que parafraseando a “El Hombre y la Tierra”, retrata a Paquirrín. Pero muy buena aquella a la voz de Sabina. Suena bien la chirigota.

Se encargaba de cerrar la jornada antes del descanso la comparsa gaditana de Tino Tovar, este año con el nombre de Volver a empezar. Fueron “Voces” el año pasado y considerada como la fuerte de la sesión, a las once y veinte minutos empezaban a cantar. Con su disfraz representaban hombres prehistóricos en un paisaje gélido y en su presentación, nos recuerdan esta nueva etapa de Tino, donde para empezar de nuevo, dejaría atrás odios y rencores carnavaleros y por ello insisten en decir: vuelve a nacer, hijo de Adán, padre de la humanidad. Vaya dos coplas de categoría las de Tino... La primera a las lágrimas de un hombre, cuando siempre se ha dicho que no lloramos, y ahora, la mitad de los varones de Andalucía lloran por el paro. Segunda de antología, medio piropo y medio dardo envenenado a Martínez Ares para que le siga cantando a su madre Cádiz. Cuplé al pirata que no se sabía si era menor de edad o no y segundo a las caras de algunos famosos que no dejan clara la evolución de la especie. Buen estribillo. Popurrí soberbio, con la única pega de las segundas voces, bajas. Comparsa muy a tener en cuenta que trae un aire nuevo, prodigiosa conjunción entre tipo, buenas letras, todo bien cantado... Nada más que fijarse en cómo el público respondió al segundo cuplé, que sin dejar de aplaudir y vitorear, no se pudo escuchar ni el final.

Doce y siete minutos de la noche cuando se reanudaba la fiesta de la copla carnavalera, con la chirigota gaditana El niño enfadado (hemos cambiado el nombre) nuevos novísimos en esto de cantar como grupo en el Falla. Tipo de logotipo de la marca surfera de Tarifa El Niño. Pasodoble nostálgico y reivindicativo con las cosas que se quedaron en el olvido del carnaval, como marcar el compás con los nudillos, poder entrar en los ensayos, mostrar los disfraces antes de actuar... Segundo para un anciano con alzheimer que ya no recuerda y que sus hijos han dejado en el olvido. Cuplé para un amigo suyo agobiado por el mote que le dicen. Segundo para una abuela de 75 años con mucha actividad que despierta envidias de la Duquesa de Alba. Estribillo con mucho ritmo, rapidez y dinamismo, en referencia al tipo escogido. Hay tanto nivel en la categoría que no sé si los volveremos a ver en otros pases. Pero con sabor a un 3x4 de siempre.

Los cupletet, segunda vez que actúan, vienen avalados con nombres de integrantes como los de Fali Pastrana y Romero Bey, así que a priori, esta comparsa gaditana contaba con argumentos sobrados para gustar. Así, su tipo era una fantasía de cupletistas antiguos. Y en su presentación recorren agrupaciones míticas de este concurso, citando clásicos inolvidables. Primer pasodoble dedicado a Carli Brihuega, hombre del carnaval que este año no sale; segundo, precioso, oración a la Virgen del Rocío, defendiendo un Doñana maltratado por los peregrinos, que glorifican a la Madre de Dios y pisan la madre naturaleza. Muy buen gusto el presentador de sala que antecedía cada parte del repertorio, a imitación del de las salas de fiesta de antaño. El primer cuplé para ni siquiera intentar contarlo. Malo, sobre el Jerez y el Cádiz. Segundo para un amigo aficionado a la astronomía; no era difícil que fuera mejor. Popurrí rancio y bonito. Sorprende que canten sentados. Suena a ese tipo de comparsa que ya se ha perdido. ¡Qué bonito el popurrí en su primera cuarteta! Sabor a cante bueno el de estos cupletet. Cantando flojito, medidos los compases, todo con afinación, sin abusos ni estridencias de voces, esta comparsa es un dulcecito.

Herederos del grupo de Manolín Gálvez, y con letra y música nada menos que de Morera y Juan Carlos Aragón (a tener muy en cuenta), la chirigota gaditana La pasma (Polizia Autonómica Andaluza), pisaba de nuevas el Falla. Vaya categoría de presentación. Es una mezcla entre municipales y bandoleros, cantan con acento cerrado, montan dos de ellos en burros enjaezados con la bandera andaluza y el forillo, una plaza muy castiza. Letra que recorre las ocho provincias por las que patrullan para que no pase. Los pasodobles se inician con tono del himno regional. El primero, a la dureza de muchas oposiciones, pero que dentro del tono humorístico, rematan con que en Andalucía, no le dan a autoridad al primer carajote. Genial, al fin pasodobles de chirigota que son de chirigota, y no comparsas frustradas. Sólo Yuyu y Selu eran fieles a esto, y ahora escuchamos esta proeza. Una chirigota que sea de verdad eso, ¡CHIRIGOTA! El público arranca con ¡tú sí que vales! Soberbio segundo pasodoble, donde son escoltas de la Familia Real. Y rematan con otra pildorita muy a lo Juan Carlos, pero todo con humor. Coño, lo que tiene que ser una chirigota, insisto so pena de ser pesado. Pero ya está bien de mezclas ambiguas. Con tanta categoría, llegaban los cuplés, uno a un perro policía que ladra en andaluz porque es un husky sevillano. Segundo a una redada que hicieron a un autobús de una chirigota, de lo mejor de este concurso por el momento. ¡Qué le gusta al perro un control antidroga! Estribillo que va a pegar este Carnaval. Y claro, ya están las primeras voces de ¡chirigota, chirigota! Cómo era la cuarteta del que se quería suicidar. De principio a fin, me atrevería a decir que de lo mejor de la noche, y en su categoría, va a dar mucho qué hablar.

Comparsa mixta (exclusividad de voces femeninas) con letra de Luís Ripoll. Hablamos de Kurare (veneno de la Amazonía), un tipo de fantasía, tocados de plumas y encarnando figuras prehispánicas. Cantan más flojo que metidas en un arcón debajo del mar. Primer pasodoble criticando a la alcaldesa. Nada, no se les entiende al principio de cada copla. Después de dejarme los tímpanos, creo que hablan de Haití. ¡Hay que tener valor para presentar semejante comparsa en el Falla! Si llegan a ser de fuera de Cádiz y cantan más pronto, les hacen vudú desde el gallinero. El primer cuplé para una niña sobrada de kilos (¿autobiográfica? Lo digo por un par de comparsistas) Segundo para una surfista con mal resultado con una ola. Estribillo aceptable. Y para colmo, dicen en el popurrí que el carnaval sólo es de Cádiz. Cantan más bajo que Torrebruno con callos (Dios lo tenga en su gloria). Qué barbaridad, esto si que es cuesta de enero. Malas.

Con música del gaditano Tomate y participación de un actor de series muy buenas y seguidas de Canal Sur (¿qué? ¿He salido o no he salido chirigotero?) venía la chirigota sevillana Estamos en el aire que suma experiencias y con esta atesora ya cuatro en el concurso, no con buenos resultados en otros años, sea todo dicho. Son redactores y presentadores de informativos televisivos. De ello iba la presentación, con alusiones a Jesús Hermida, Karmele o Jorge Javier. Primera copla sobre el año pasado que no pasaron el corte pero siguen en el concurso. Segunda copla que es un repaso a programas diarios de la tele, la única compañía de una abuela que no es visitada por sus hijos, y no puede ser llamada telebasura con esa labor social. Bonita. Cuplé primero a su fealdad, pero por lo menos, no tienen la nariz torcida como Belén Esteban. Segundo paras su suegra, que come bastante. Buen estribillo (por lo menos verdadero; si el paro no ha bajado, yo te lo cuento. Y si hay otro atentado, yo te lo cuento. Vamos a acabar como Zapatero en el Congreso: nada más que cuentos). Popurrí con música de la comparsa Los Condenaos y de La banda de Juan Carlos. Gracioso, pero después de La pasma, esto está corto.

Y de esta manera, en la ciudad de Cádiz (y el que escribe en la de Granada), siendo las dos y cuarenta ocho minutos de la mañana, se cerraba (y van doce) otra jornadita de coplas. Lo mejor de lo mejor, de lo mejor de la noche, que estaba la entrañable María “la de la yerbabuena”. Ole por ella. Tras esto, destaco la soberbia participación de la comparsa de Tino Tovar y el muy grato sabor de Los cupletet. Pero esa sorpresa, ese regalo inesperado, esa gracia absoluta y fresca de la chirigota La pasma, lo siento por Tino y sus dos grandes coplas, cabeza de serie con diferencia, sin partir como tal. Por cierto que ya sabemos que ascienden a 16.300 las solicitudes para conseguir una entrada en la final. Interés desde luego, no se le puede negar que no suscite este concurso

martes, 26 de enero de 2010

11ª Sesión de preliminares del Carnaval de Cádiz 2010


Undécima sesión de unas preliminares antojadas largas, que culminarán esta semana, librándonos de lo que no merece y deparándonos sabe Dios qué. Sesión de 4 chirigotas, 4 comparsas, un coro y un cuarteto la de un lunes con más público en el Falla y un par de grupos destacados en las categorías de cuarteto y chirigota.

Nacía la función a las nueve y cinco minutos de la noche con el coro de Cádiz femenino Seguimos dando la vara, de estreno si tenemos en cuenta que nace de una escisión. Hadas madrinas que tienen mucho que deber a una de sus integrantes, hija de Julio Pardo, el primer pasodoble a una madre luchadora con un hijo. Segundo crítico con las envidias entre coristas. El primer cuplé con doble sentido sobre la varita que les gusta. Segundo cuplé para los conjuros que consiguen con su varita... Todos menos que el grupo de Juan Carlos se mantenga un año. Muy coreado el estribillo. Popurrí alusivo a la función, al coro gaditano y a los ensayos preparativos para venir al Falla. Musical y con letra notoria. Nunca se ha dado que un coro exclusivamente femenino alcance sesiones últimas del concurso. Esfuerzo han puesto para ello.

Desde Cantabria, demostrando el enorme interés del carnaval gaditano, una chirigota con una trayectoria de 20 años en su carnaval, muy distinto. Allí son una murga y 25 componentes, que han tenido que dejar en 12. Pisan por vez primera el Falla Los que vienen a tirar del carro. Mendigos con síndrome de Diógenes que se presentan con música de Los Comparsistas de Aragón, y una ele de noveles en la espalda. Choca el acento tan fino, tan norteño. Pero ha tenido su arte y es de aplaudir que estén aquí. Pasodoble en agradecimiento por poder cantar en Cádiz diciendo que no podrán compensar al concurso... Aplausos por esa dedicatoria, premio al esfuerzo titánico. Dicen que aprendieron el 3x4 con las cintas del Melli. Segundo pasodoble a su acento, que no se entera de nada de Cádiz y rematan hablando que esta fiesta ha unido al norte y al sur y que esa unión acabará con sus vecinos, en alusión a una copla en contra de ETA cuando cantó en Santoña Juan Carlos. El Falla empieza a decirles ¡chirigota, chirigota! Cuplé para los problemas sexuales con su mujer. El segundo a otras chirigotas, la de los famosos, el Canijo y el Yuyu. Estribillo de categoría (me he olvidado las anchoas en la peña... A ver quién tiene cojones de ir a por ellas) Al Falla le gustaba la actuación. Como pasen a cuartos, el viaje va a ser morrocotudo. En el popurrí, acuden de nuevo a Juan Carlos, a Ruibal, a Martínez Ares, al Canijo... Sorpresa; mucho mejores que otros tantos de por aquí al lado. Conocen bien, pero bien Cádiz y su fiesta. Son aplaudidos y hay que reconocer lo meritorio de estos cántabros. Son despedidos con más gritos de ¡chirigota, chirigota!

La primera comparsa de la noche empezaba a cantar a las diez y dieciséis minutos. Se trataba de Lola la piconera, femenina (bueno, mixta, pero minoría masculina), de estreno en el concurso y con letra de Aurora Garrido. Vestidos de piconeras a raíz de la obra llevada al cine de Pemán, se presentan (muy bien cantado) por Cádiz. Precioso forillo con las Puertas de Tierra y pasodobles iniciados como la música de la película; alusión a la Guerra de la Independencia, descripción de la historia escrita por el poeta de Cádiz. Música muy castiza y todo muy bien cantado, y elegantísima manera de tratar el maltrato a la mujer. Gran letra. Cuplé donde se acaba el mundo y nos trasladan a otro planeta, menos a las niñas de Zapatero. Segundo para el trío que ha formado Ramoni con dos del Puerto. Y hasta aparece el trío llamado “Ahí está el tío”. ¡Qué castizo y qué bonito el estribillo ([...] como embrujan las coplas de la piconera, Lola Lolita)! Popurrí precioso, como ninguna otra agrupación femenina ha cantado (al menos que yo haya escuchado).

El cuarteto de Morera viene respaldado por dos primeros premios consecutivos. Con el nombre este año de Los vaqueros de Spingfield, tal vez terminen haciendo historia con un tercer premio consecutivo. Yo, fiel a mis gustos, previa disculpa, me retiro a mis avíos. Con esto del virus que tengo, ya ni a fumar, que era tarea consabida cuando actúa un cuarteto. Pues nada, a tomarme mis antidiarreicos de los coj...

Turno para la agrupación fuerte del día, la chirigota de Kike Remolino, dos veces seguidas primer premio y dispuesta a seguir en la brecha. Cierto que en 2009 fueron primer premio por lo mismo que Julio Pardo gana siempre, con un Selu arrollador; para este concurso, son Los parapapá, elfos de la Navidad, que trabajan, como dice su nombre, para Papá (Noel, se entiende). Un gran atrezzo. Pasodoble a la Navidad, comparando como la vive un niño y un adulto. La puesta en escena cuando reciben una carta los elfos, denota el cuidado en estas cosas de los de Remolino. Con dos güevos bien puestos, reconocen en el segundo pasodoble que el primer premio de 2009, realmente, fue para Los Enteraos de Selu García Cossío. Y así se meten al Falla en el bolsillo que reacciona como un resorte al oír el pasodoble, de caballero. Haciendo el tipo, le dicen sutilmente a Martínez Ares que no se moja en sus comentarios en Onda Cádiz. Nos vamos al primer cuplé, alusivo al reparto de regalos de Papa Noel en Cádiz y que no es conveniente vestir de rojo por el asunto de los toros. Segundo, para la manera tan rápida de procesionar que tiene la Hermandad del Despojado. Muy gracioso el estribillo: “pídeme lo que quieras... que nosotros te lo damos, pero si pides dinero: ya vienen los Reyes Magos”. Al tiempo, el popurrí, lo inician con música de Los Comparsistas de Juan Carlos (después de esto, no estarían en la final los de Aragón, pero vaya tela, a todos les gustó). La cuarteta sobre la navidad en Canal Sur, magnífica. Una chirigota sin duda dispuesta a defender su primer premio.

Tras el descanso, se reanudaba el concurso a las doce y diecinueve minutos de la noche con la actuación de otro grupo más que el conocido Luís Ripoll trae este año al Falla. Se trata de la comparsa de Jerez Los Bulería, grupo que sabe lo que es llegar a cuartos. Tipo de gitanos cantaores que están en una bodega jerezana y le cantan, como declaración de intereses, a Cádiz. Primer pasodoble, con una muy buena letra, versa sobre su sentimiento de coplero dedicado a la provincia de Cádiz. Segundo a la rivalidad entre Jerez y Cádiz; tanda de cuplés enchampelados por supuesto, primero con un Zapatero que se pregunta por qué a él no lo quieren y a Obama sí. Segundo sobre la predicción de los mayas sobre los cambios de 2012, al que dan la vuelta y terminan con una equivocación de su novia. Flojos. Estribillo que juega con su tipo. Popurrí con alusiones a las excelencia de la provincia. Muy bien cantado, pero sin el pellizco de una comparsa para estar en otras fases.

Desde Trebujena y con música del Sheriff, la chirigota Los auténticos trasnochadores, con más de una década de experiencia en el concurso. Y era de esperar que en su presentación, sonara la música de Los Trasnochadores (2009) de Bienvenido. Tipo de juerguistas con vaso de litro en la mano. Parodia del tipo de Los Trasnochadores. Pasodoble a los que trasnochan y a los que trabajan mientras tanto y otro a una crisis mala en España pero que en otros países es eterna y donde mueren miles a diario, que ya querrían tener una crisis como la de España. ¡Cierto y demagógico a la vez! Cuplé que explica la diferencia entre ellos y Los trasnochadores de la comparsa. Estribillo simpático. Crisis de nuevo en el segundo cuplé, que les obliga a hacerse donantes de semen. Ordinario. Popurrí que empieza señalando sin señalar un “hotelito” camiono a Jerez, famoso por sus mujeres tan “ligonas”. Del Don Tico al Casino. Bien desarrollado.

Proseguía la sesión con la comparsa de Vejer de la Frontera Jandeños, nuevos en este concurso como grupo en sí, no desde luego su trayectoria personal. Muy cuidado el tipo, de prehistóricos, los primeros habitantes de Cádiz y por tanto de Europa. Provienen en concreto de la comarca de la laguna de la Janda en la zona de Barbate y Vejer, que defienden en su presentación. Primer pasodoble a esa procedencia jandeña, y segundo a la inmigración, buena letra demagoga igualmente. Cuplés sin gracia. Primero a los avances y descubrimientos de la humanidad. Precioso estribillo, rítmico, dinámico y que resume toda la historia de Cádiz. Segundo, a los ataques a Bush, Berlusconni, la caída del Papa... Preciosa cuarteta de su popurrí sobre las pinturas que vio Picasso, diez mil años después; bonita música apelando a Ruibal. Soy yo o ¿hay influencia de Juan Carlos Aragón?

Igualmente era la primera vez para esta chirigota de Huelva Vetalengua 112. ¿Quién dijo crisis? Rocieros en la puerta de su Casa de Hermandad, pero demasiado folclóricos y poco religiosos. Hay que decir que no favorece en nada a estas agrupaciones cantar a más de las dos de la mañana. No obstante, para ser rigurosos, tampoco ha sido una gran presentación, que nos describía tipo, interés rociero y nos figuraba una familia en su casa rociera. Pasodoble dedicado a José Luís Bustelo, Paco Alba, Antonio Rosado, Antonio Martín y Martínez Ares, por lo que Cádiz es una obra de arte en boca de sus poetas. Segundo de denuncia a la ley de discriminación positiva en este país “feminacista”, una España del talante. Cuplé para un accidente de tráfico de su hermano. Segundo sobre como hacer humor chirigotero fino, para que no se note que se caga en los muertos de Zapatero. Curioso estribillo. En el popurrí dicen que en el Rocío, como en el Carnaval, hay mucha gente que “es ninfa” (con giro léxico y doble sentido). Que con tanta medalla de hermandades parece el del Equipo A. Un repertorio bastante inferior al esperado.

Y la décima agrupación de este lunes que cerraba sesión, venida desde Ceuta, la comparsa Los matarile que se reencuentran con el templo de los ladrillos coloraos tras siete años sin pisarlo. Y con un cuidadísimo tipo de diminutos personajes que son guardianes de la llave de las coplas, dos hermosísimas coplas en pasodobles, una para las barreras arquitectónicas, en especial las del Falla, con las que rinden homenaje a María la de la yerbabuena. La otra, a un jurado donde les dicen que los ganadores fueron los Enteraos, pero aclaman la elegancia de saber ganar y de saber perder de las dos chirigotas implicadas. De buen gusto los dos cuplés, uno a la hora que les ha tocado cantar, diciendo que no les importaría cantar los últimos en cada sesión menos en la final. Segundo para su mujer, que tiene cinturón de castidad. Estribillo que juega con el tipo. Gran música y todo cantado con mucha afinación. Popurrí magnífico. Dicen que Cádiz fue su capital muchos años, y eso se nota.

La jornada nos dejaba dos bicampeones como gran plato, aunque sin duda la sorpresa para los cántabros, las chicas de Lola la Piconera y Los matarile. Enrique García “Remolino” presentaba una buena chirigota, sin duda, pero tras escuchar al Sheriff, Yuyu, los famosos, el Canijo, y a falta aún del Lobe y de Selu, ya de primeras no la veo como otros años. Aunque siendo fieles a la verdad, tampoco los vi el pasado año. A la espera de la siguiente sesión, sólo rogamos que no haya tantos retrasos. No es de ley que se terminara a las 02:56.