Visitas

jueves, 23 de diciembre de 2010

Vísperas

Sí, una fiesta Cristiana, quizás un momento marcado de sentido para los que nos consideramos seguidores de Cristo. Pero también la televisión es a veces un medio magnífico de definir las cosas. Y este anuncio de Intereconomía es soberbio.

Con independencia del credo de quien lo vea, a pesar de que el espectador sea o no religioso, el mensaje es claro y plausible. En un mundo como el nuestro, hay hogares donde todavía las lecciones vitales de aquellos que pasaron por la vida marcando para bien el ritmo de la Historia de la Humanidad, caben.

En mi casa, y más aún mañana, cabes, Niño de Belén.

En mi casa, en mi hogar, aquel que habla en estos términos, cabe.

En mi casa, en mi hogar, en mi corazón, aquel que me deja lleno de bonhomía y santidad, cabe.

En mi casa, en mi hogar, en mi corazón y en mi pensamiento, el que conserva estos preceptos, cabe.

Y seguro que en muchos hogares de los que os metéis por esta Alacena. Yo os doy las gracias por ello.

1 comentario:

monaguillo dijo...

Magnífico. Hay poco más que decir que no sea eso... Magnífico.