Visitas

jueves, 9 de diciembre de 2010

Camino de Ronda

En mayo de 1921 se iniciaban las obras de estudio para la constitución formal de una de las arterias más largas (cerca de tres kilómetros) y vivas de la ciudad de Granada. Una antigua cañada real que derivó en espacio urbano que serviría de parapeto para frenar una expansión ciudadana que podía acabar con la Vega. No ha hecho falta; el área metropolitana la ha engullido, siendo Granada la más grande y por el contrario, menos responsable, en el deterioro del pulmón verde del lugar.

El Camino de Ronda da nombre a uno de los distritos más grandes y poblados. Es una enorme lengua moderna y sin interés artístico, pero plena de funcionalidad contemporánea, que atraviesa Granada y viene sufriendo con un estoicismo inusitado, más de dos años de obras de Metro que en alguna de sus zonas, parecen a punto de acabar.

Bajo la calle de mi niñez y mi adolescencia, la que más transito por vecindad obligada, pasará la línea 1 del Metropolitano, una suerte de metro que aquí sí puede recibir tal nombre, y que saldrá en un modelo mixto a la superficie por otros espacios de Granada. Manuel Prados se ha empeñado en hacer más habitable esta rara calle, y propone un modelo que seguro sería propicio para la imagen adocenada de los edificios que flanquean la que en Granada, siempre, ha sido La Redonda.

No hay comentarios: