Visitas

miércoles, 13 de octubre de 2010

Mentiras de Internet

Los que me conocen saben que no siento ninguna devoción por el Islam, o dicho de otra manera, reconozco los valores que tiene y me prevengo de lo mucho malo que de una u otra forma esconde. Además, claro está para hasta el más despistado que entre a esta Alacena, que no guardo una pizca de filosocialismo en mis venas. Pero tal vez por todo eso, porque si algo persigo con cierta pasión en la verdad, el respeto a la realidad y a lo que sucede tal y como es, que me he decidido a comentar la foto que ilustra esta entrada.

La he visto usada por blogueros, articulistas de diarios conservadores, y la he recibido hasta la saciedad por buena parte de mis amigos que me la han hecho llegar a mi correo. Todos, advirtiendo de lo incomprensible que resulta ver cómo posa el presidente español con el Rey de Marruecos, observando el proyecto imperialista y anexionador del monarca alauita. El comentario generalizado es que Zapatero no tiene valor para decirle a Marruecos que España no está en venta, que no podrán conquistarnos; los que ven la foto y se creen todo lo que reciben vía e-mail, se quedan patidifusos por cómo Zapatero traga con una idea de anexión que encima le es presentado en público.

A veces Internet, ya lo decía yo en mi entrada de este martes, Plagios, es perniciosa. Porque tendemos a creernos todo lo que dice, como antes fue la caja tonta nuestra gurú. Esta foto corresponde al acuerdo Hispano-Marroquí sobre el gaseoducto que permitirá nutrir a España y de ahí, a parte del continente, y que viendo lo que pasa de tanto en vez y de vez en cuando con los gaseoductos rusos que paralizan en medio de olas de frío a media Centro Europa, no es que sea una locura, es que es una bendición para muchos.

Y yo, cada vez que he recibido uno de esos correos, me he visto en la situación de defender a ¡Zapatero! ¡Yo! Sí, porque considero que la verdad es más propicia que infundios sin sentido. Aunque sepa que no perderían oportunidad los socialistas de tirar a Aznar si fuere este el que ocupase el lugar de Zapatero. Así que a quienes mandáis este correo, estáis en lo incierto. Y los articulistas de diarios conservadores, que se les note la carrera, aunque sea la del galgo.

No hay comentarios: