Visitas

viernes, 8 de octubre de 2010

Mario Vargas Llosa

Ahora qué te digo yo si este Premio nos lo han concedido a muchos millones de lectores que te hemos puesto en nuestros Olimpos personales donde guardamos a los grandes, como Márquez o Reverte en mi caso. Ahora qué les digo yo a los que se pasean por esta Alacena que no les cuente Wikipedia o que no conozcan ya sin necesidad alguna de que yo haga semblanzas imposibles.

Ahora, don Mario, es el momento de recordar “Pantaleón y las visitadoras”, que fue el primero de los regalos suyos que yo acepté. Ahora, mi querido don Mario, es excusa para verme encaramado a la segunda de las baldas de la estantería del salón, donde lucen tantos Premios Planeta, y en cuyo centro neurálgico está “Lituma. Porque podrá corretear por los Andes”, que yo sé que el mío me trae recuerdos de noches devorando letras a la luz de mi lámpara.

Ahora, don Mario, egregio y único don Mario, es el perfecto instante para saborear las noches en ese Hotel de Huelva donde casi acabé de una tacada, en parte por la almohada, desde luego por usted, con “Travesuras de la niña mala”, y que al término, acabé por borrar de mi particularísimo Olimpo literario contemporáneo, a muchos nombres para dejar el trono de la divinidad a unos pocos y sentarlo yo a usted en privilegiado sitial. Y así, don Mario, me empeciné en leer “La ciudad y los perros”, cuando hace un año hubiera deseado ser “El jaguar” del texto. Y ahora, eterno, inmortal, maestro Mario, un 7 de octubre de 2010, recibe usted el único premio literario que le faltaba, pero que sin necesidad de tenerlo, que nunca le hizo falta, recuerda a todos que Mario Vargas Llosa, Premio Nobel, es uno de los más grandes narradores, ensayistas y dramaturgos de la historia de la literatura universal, y llamado a ser uno de los mejores en lengua española. Para mí, don Mario, usted es uno de mis tres escritores favoritos, y este Premio, perdone que se lo diga, porque suya es la culpa, me lo quedo yo también, aunque sea moralmente…

2 comentarios:

EL ESPERANZO dijo...

Por fin, por fin, por fin....
Anda David, dime algo también sobre los intelectuales Oliver Stone y Willy Toledo anda sí, por favor, dime algo....y nos echamos unas risas ajjajajajaj

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Hombre, Manuel, don Güili se parte la cara por España, bien lo sabemos todos... Fíjate cómo lo ha puesto la policía marroquí por tocarles todo lo que viene siendo la zona que se encuentra a un palmo del ombligo dirección suelo.