Visitas

jueves, 14 de octubre de 2010

Hipócritas

Día de lo español, homenaje a las Fuerzas Armadas y...

No hay otro tema y dudo mucho que durante días se hable de otra cosa, que en su momento me disgustó sobremanera y que ahora mismo, me parece intolerable. Y por supuesto que hablo de la monumental pitada, del incesante abucheo, del desmedido griterío contra Zapatero y en definitiva, en contra del peor presidente que a día de hoy ya, ha tenido España.

Sentí vergüenza ajena al oír los pitidos a destiempo y a deshora, mostrando poco respeto por lo que se celebraba; y desde ese momento a ahora, he visto como conocidos míos utilizaban los silbidos y las razonadas protestas (aunque fuera de lugar), para adornar sus tuenti y sus facebook y sus redes sociales, y sacar pecho por Zapatero de la mejor manera posible, criticando y cuestionando al PP y tergiversando la historia.

Los debates en la televisión digital se suceden y a cada uno que he visto, iba perdiendo importancia lo que no deja de ser una falta de educación, porque a cada palabra salida de la boca de periodistas de “Público” o de “El Plural”, de “El País” o de cualquier medio interesado en que cualquier río revuelto sea ganancia del pescador progresista, mi respuesta ha sido más clara: hubiera yo también sido un maleducado, y jaleado, y chillado, y criticado y hasta denostado el mástil de la bandera (nunca la bandera) porque:

Me he acordado que los muertos que honrábamos en ese momento, han caído gracias al empeño socialista en una guerra que le ha costado a España ya 93 personas. En la de Irak, murieron 9, de ellos ningún soldado.

Me he acordado que cuando en Madrid estalla aquel fatídico 11 de marzo una bomba que arruina a 190 personas y a tantas otras prácticamente, se asaltaron las sedes del PP con mensajes de texto que procedían claramente de un sitio concreto. Y que Rubalcaba entonces, minimizó los violentos asaltos.

Me he acordado que mientras se pitaba a Zapatero ante el Rey, el Rey podía acordarse de las veces que se han quemado sus fotos en tanto que el Gobierno no ha sido capaz de frenar esos impulsos. O me he acordado que son los socialistas los que gobiernan en Cataluña, donde se queman día sí y día también banderas españolas y se prohíbe el español. O de los ayuntamientos vascos donde no se ha exhibido la enseña nacional porque no, con la connivencia y disculpa socialista que ha relativizado ese tema. ¡No nos den ahora clases de respeto a la bandera!

Me he acordado de los gritos de asesino a Aznar, cuando el único presidente democrático en España con las manos manchadas de sangre, es Felipe González. Y me he acordado de las veces que nuestros ministros de exteriores han consentido que se vulnere a España, que cuando el Rey sacó los pies de tiesto con razón ante Chaves, el Presidente lo dejó marchar sin acompañarlo, y me he acordado de tantas cosas…

Y me he acordado de tantos socialistas que me han visto con la bandera de España en mi muñeca, o en el cinto, o en el llavero, o en la cartera, o en… y me han llamado “facha”. Me he acordado de las veces que los socialistas sacan la ilegal bandera republicana a la calle. Me he acordado de sus ideas desmilitarizantes y de su poco apego a la institución sagrada que es nuestro Ejército Español. Me he acordado de los camioncillos que nuestros soldados, sin inhibidores y sin garantías, han usado en Afganistán, donde hay una guerra con más costes humanos para España y de donde no salimos, gracias a los socialistas.

Me he puesto a pensar que ellos van a hacer lo mismo, o peor. Van a abuchear en cualquier oportunidad a Rajoy. A pesar de que este sea el presidente del peor periodo económico, laboral, social y de prestigio, que atraviesa España. A pesar de cinco millones de parados y a pesar de que seamos el hazmerreír de Europa, que lo somos.

Y como me he acordado de sus banderas tricolores, que les da igual el Ejército, que mayoritariamente se confesarán republicanos, que los muertos honrados y no respetados son los muertos de la mentira socialista en el Congreso (donde se sigue llamando de otra forma a la Guerra de Afganistán) y de toda su progresía barata, cínica y ruinosa (con medidas coercitivas, tribunas alejadas y medios de comunicación aleccionados), he pensado que la Bandera de España, los caídos por Dios y por mi Patria, el Rey, y las Fuerzas Armadas, respetarán que cualquier hijo de bien (allí en la Castellana o en sus casas) se expresara libremente y viniera a decir encriptando en una frase de “Zapatero Dimisión” o “Fuera” que de no convocarse ya elecciones, seguirá subiendo el paro, subiendo el déficit, saliendo mal los números, muriendo lo que quiera Bibiana que sea en los úteros maternos, riéndose de nosotros medio mundo civilizado, hundiéndonos todos más en la miseria y eso no puede tolerarse más.

Y como todo eso se me ha venido a la cabeza, como de todo eso me he acordado, cómo sé a ciencia cierta que estos son los que se reirán mañana de Rajoy, como lo hicieron de Aznar con la centésima parte de motivos que hay para hacerlo del peor presidente de la historia española, y para colmo me entero que ya hay pensadas medidas, leyes, protocolos y otros para evitar que en el futuro, el horrendo gobernante ZP oiga lo que piensa España de él, yo también me siento un mal educado, me siento un irrespetuoso y me uno a esas voces y coreo lo que corearon. Y os pido que nos concentremos todos en otro lugar donde asista Zapatero, con las cámaras de Intereconomía recogiendo el barullo. Y que le montemos una buena a este impresentable y mal presidente. Y que si aguanta al Desfile de 2011, le caiga la monumental. Que los cínicos y desvergonzados socialistas no van a tener piedad, lo haga bien o mal, cuando le toque a un conservador. Mas ojo, que no me den lecciones los que se pasan los colores de mi bandera por los cojones y mandan a los soldados de mi Nación a morir al tiempo que limpiaron sus conciencias con noes a la Guerra 10 veces menos dolosa que esta.

Y ojo, don Juan Carlos… Bien sabe Su Majestad mi condición monárquica y mi apego a su egregia figura. Pero no toque los cojones y no opine si faltó o no respeto. Que usted no puede opinar. No joda treinta y tantos años impecables de reinado; no se alinee con la izquierda que precisamente allí pocos monárquicos encontrará. Si entre los conservadores no estamos los que defienden la corona, no existen en España. Así que por mucha razón que lleve, nunca dé hálitos a quien un día se puede revolver en su contra, Majestad. Consejo de súbdito. Y sobre todo, pataleta de uno de tantos que se le están hinchando ya los mismísimos huevos con tanto hijodeputa y subnormal como hay por este país. Que al final, al menudo de talle ese que hubo antes de usted y que presidió más Desfiles que usted, lo van a hacer bueno.

Por cierto, menos clases de protocolo en el día de nuestras Fuerzas Armadas, que si por ustedes fueran, se sustituía por un recorrido de carrozas gays. Que aquí nos tenemos todos calados, y a hipócritas no hay quién gane a un socialista. En la foto de arriba tienen el ejemplo de qué tipo de desfile paga, procura, gusta y auspicia el PSOE. Menos dobles morales. Ya saben el año que viene, a PITAR Y A GRITAR si sigue el busca ruinas de Zapatero.

3 comentarios:

J. Carlos Medina dijo...

¡Jo-der! Como te las gastas hermano.
Yo creo que no es cuestión ni de izquierdistas ni de derechistas, o dicho de otra manera, ni del PSOE, ni del PP, ni de la extrema ideología de cualquier partido.

Yo creo que la cuestión es de sentido común; de ese que nos falta muchas veces para hacer de la política una cuestión más pragmática y menos enervante.


Decir que el abucheo está mal y a continuación esgrimir el "y tu mas" invalida totalmente cualquier planteamiento porque "ojo por ojo.... y al final todos tuertos y mellados". Tu y yo, como ciudadanos, podemos patalear, maldecir y hasta acordarnos de la quinta generación en línea ascendente del nefasto ZP ,y por qué no, también de la de su puñetera madre que ese día tenía que haberse ido al bingo en vez de concebirlo. Pero los políticos, ni los medios de comunicación, no pueden escudarse en el "y tu mas" porque todos, absolutamente todos, tienen más por lo que callar que por lo que decir. Y esto va por los de izquierdas, también por los zapateristas, que nada tienen que ver con la izquierda que yo conozco y también va por los de derechas. Aquí, el que esté libre de pecado que salga en el programa "Salsa Rosa" y veras como habrá alguien que saque sus miserias. Así que el político o periodista que tenga piedras que tirar que se las meta por la retaguardia sin vaselina y a martillazos.
Que estuvo irrespetuoso el abucheo, por supuesto, que los otros en otros sitios hicieron tal y cual, pues cuando vuelva a llegar el tal y cual otra vez ya habrá tiempo de criticarlo pero todos a una como Fuenteovejuna contra los irrespetuosos.

David R.Jiménez-Muriel dijo...

¿No harían lo mismo ellos? ¿No hay una legión de periodistas, Enrique Sopena a la cabeza, que sigue disculpando 5 millones de parados y la situación actual? ¿No se ha pensado en actuar con un protocolo que evite la protesta de los ciudadanos? ¿No se instigó para que las sedes de un partido fueran asaltadas? ¿No se han dicho verdaderas burradas del presidente más capaz de la democracia española? ¿No se juega con la doble moral del "guerra aquí no, pero en otro lugar del mundo sí"? ¿No son precisamente los progresistas los que sacan a la calle la bandera republicana? ¿No son los que les gustaría ver fuera de España la corona y el trono?

Lecciones de educación no, porque como tiremos de historia y saquemos a la luz qué ha sido el PSOE, nos quedamos solos.

Lecciones de patriotismo no, que pactando la nación catalana como ha prometido y asegurado Zapatero, se pierde credibilidad.

Lecciones de respeto a los muertos no, cuando la ideología en cuestión ha supuesto cien millones de muertos en el mundo y aún nos preguntamos por el papel de la Guerra Civil, por no hablar del uso partidista de la Memoria Histórica.

Lecciones de qué usar, no, que la izquierda empezó a emplear el "y tú más".

Lecciones de consideración religiosa no, que los crucifijos molestan y el ante proyecto de ley de supresión de la religiosidad popular, de 2005, es del todo conocida.

Lecciones el partido que cada vez que ha gobernado, o ha hundido o ha destrozado el poder de esta nación, no.

Lo que no entiendo es como todavía algunos no se les cae la cara de vergüenza defendiendo esas siglas. Si yo me fuera del Gobierno con cinco millones de bocas desangeladas, me suicidaría. Pero eso es propio de otras épocas, donde en España había honor. Ahora, ni vergüenza.

Por todo eso y por mucho más, lecciones desde ese lado, no...

Granaíllo dijo...

Se ríen de nosotros hasta los monos de Gibraltar...y tan felices no pasa nada. El peor presidente desde que tengo uso de razón -incuído Carrero Blanco- y por supuesto el peor Gobierno. ¡Qué lástima!

Miguelalcalá