Visitas

jueves, 21 de octubre de 2010

El nuevo Gobierno

Se le ha ocurrido el domingo por la tarde, y ya ha caído en una de sus bravuconerías, diciendo que será el Gobierno que nos saque de la crisis. En 2012, con más paro y peores datos económicos, veremos los videos en Internet donde se cachondeen del Presidente, tiempo al tiempo. Para salir de la crisis, hay que votar otra opción diferente, pero para reírse (no sin ciertos tintes sarcásticos, casi sadomasoquistas), nada como este PSOE que nos rige.

Moratinos llorando al conocer su cese. Trinidad Jiménez, que no la quieren ni los suyos de Madrid, a Exteriores; Rosa Aguilar, una advenediza, oportunista de la política que lo mismo milita en IU que en el PSOE, a Medio Ambiente. Un sindicalista como Ministro de Trabajo. ¡Tiene narices! Que a nadie se le ocurra ahora dudar de que los sindicatos no están vendidos.

Con Rubalcaba como hombre fuerte, la estrategia está clara: sacar casos de corrupción e investigar al PP. Desde hoy y hasta las Elecciones, los populares abrirán los telediarios día sí y día también. Porque el señor Rubalcaba es un perfecto heredero socialista. Lo que no sabemos si en las lecciones obreras que tomó, estaban las de “cómo gestionar una checa”. ¡Qué tiempos aquellos del Frente Popular haciendo y deshaciendo y sesgando vidas por el Madrid de 1936!

El movimiento de fichas no obedece a la restauración del bienestar y la confianza de los españoles; si se dan cuenta, Educación sigue igual. Porque en el fondo, interesa. Un sindicalista y una comunista en el Gobierno, es lo mismo que revalidar la imagen de izquierdas del Gobierno, después de ser el promotor del recorte social más agravante de la historia de la democracia nacional.

La desaparición de Vivienda e Igualdad nos da a entender que en efecto, fueron ministerios inútiles cuyos asuntos podían haberse llevado a través de otras carteras (ahora será así, tal y como se ha venido pidiendo durante años) y lo único que hace es señalar el despilfarro de dinero público que venimos sufriendo. La desaparición de autonomías y diputaciones nos vendría igualmente bien. Así como la desaparición de “la pensión vitalicia” de diputados y senadores.

Ahora que no hay paridad, ahora que España no se rompe, sino que se vende con prebendas y mayores competencias a vascos y canarios, me vuelve a acudir a la cabeza la repetida frase de los ministros socialistas, pidiéndole ideas a la Oposición. La ridiculez mayor. Si no las tienen ellos, que cobran para eso, y fueron elegidos para eso, y tienen la responsabilidad de gobernar (que no el honor, hoy trasnochado) no esperen que nadie se las dé. Absurdo. De ellos es la tarea; si ven que no pueden, lo mejor será que dimitan. Pero no pidan soluciones cuando son incapaces de exponer una siquiera. Con todo, un día más, una vez más. El problema es la catadura moral, simplemente. Tal vez me da pena perder de los escaños ministeriales a tan magníficos humoristas. Solo eso.

1 comentario:

el_hombre_serio dijo...

Sólo quiero aportar una idea: vamos a ser la única generación desde la posguerra que vamos a vivir peor que nuestros padres. Los debidos méritos ya sabemos todos a quien dárselos.

Verdad como la vida misma y una gran cantidad de titulados y doctorados españoles emigrando porque aqui no hay nada que rascar. Saludos.