Visitas

viernes, 24 de septiembre de 2010

Huelga General

Nos volvimos todos un poco subnormales en el mismo instante en que creímos en su utilidad. A pesar de años, uno tras otro (al menos cinco) donde subía el paro, y lo que es peor, se destruían empleos y ellos mantuvieron las bocas cerradas. Creímos a pies juntillas que en efecto, los cientos de millones de euros destinados a su mantenimiento (sin justificación de su utilidad, todo sea dicho), estaban bien aprovechados, era de ley. Aunque la Iglesia Católica haya demostrado con mil argumentos más su razón de ser y sin embargo, se sufraga voluntariamente y no por imposición, Y hasta nos creímos, hasta nos aguantamos las ganas de mentar a más de un familiar, toda vez que se daban a conocer las cifras de personas que quedaban liberadas de sus responsabilidades laborales y cuyo gasto generado, otra vez, iba directo a las espaldas de los mismos.
Soportamos con estoicismo cómo los líderes sindicales hablaban de solidaridad obrera y reclamaban derechos para los trabajadores, cuando la derecha fue la que más hizo por los "currelas" de este país (que antes era una nación), no mandando a millones al paro. Y sin embargo, nos dijeron en una serie de entregas anormales, que los problemas y los males eran del PP (en la Oposición, ¿eh?) y dejaron bien claro que mientras estuvieran comprados con los cientos de millones que sindicatos como CC OO y UGT reciben, no iban a morder la mano progresista que los alimenta. Y muchos se hartaron de esperar algo, que hicieran algo, que dijeran algo... Y cuando las cifras (sin maquillar) alcanzan los cinco millones de parados y más de un 28% de desocupación laboral en algunas zonas españolas, dicen que hay que hacer una huelga... Algunos, piensan que tal vez le sobró al líder sindical Toxo, su viaje de postín, su crucero por el Báltico, mientras aquellos a los que dice defender, se les caía al suelo la cara, día tras día, en los comedores de Cáritas Parroquial (o sea, en la Iglesia Católica).

Callados, eternamente callados no sea que molesten a su amo el de la mal trazada y artificiosa ceja. Ahora creen que una huelga servirá para algo, cuando nadie en su sano juicio piensa que a España le venga bien quedar paralizada, con la que está cayendo. Son inoportunos hasta para eso; y mentirosos, que pactan con el Gobierno la huelga que menos dañe. Seguro que si en Moncloa hubiese un presidente de derechas, los sindicatos hubieran crucificado una y mil veces a los conservadores, exigido su cabeza y por supuesto, nada de contemplaciones. Cuando teníamos un sesenta por ciento menos de paro y la economía española no era deficitaria, sino que arrojaba saldos favorables, montaron una que sirvió a la perfección para que supiéramos cómo se las gastan los sindicalistas, que se creen herederos del espíritu inglés de la post revolución industrial, o guerreros de un Boulevard parisino cualquiera, pidiendo la sangre real; o los republicanos de hace setenta años, quemando iglesias en la España de los treinta
Cándido Méndez acaba de decir una de las burradas, de las tonterías y de las payasadas más graves que se hayan podido pronunciar en los últimos años: es más importante el derecho a la huelga que el derecho al trabajo. ¡ Increíble! Digna frase de un líder sindical español, claro, no sé por qué nos llevamos a sorpresas. Pero tranquilos: dentro de unos días, este martes, lso piquetes, las actitudes lesivas y agresivas, paralizarán el país sí o sí, sin darse cuenta que es lo que menos falta hace ahora, que son inoportunos y que la solución no estriba en hacerle perder a todos más dinero, sino en echar a los gobernantes más incompetentes de la historia de España y castigar al partido que ya, sin duda alguna, es sinónimo de pobreza y de crisis, de paro y de destrucción, el PSOE.
Pero tranquilos... Esto sólo va a servir para dejarle claro (al único que quizás quede sin darse cuenta) al pueblo que los sindicatos, no sirven para nada; y que las Huelgas Generales, a destiempo y a deshora, sin sentido ni justificación, pactada con el Gobierno y con el intento de no enfadar a este para que sigan corriendo los generosos cientos de millones de euros de subvenciones, son nocivas, inútiles y partidistas... ¡No quiero ni imaginarme qué hubiera pasado si toda esta sucesión de calamidades que el Gobierno ZP nos ha traído, las hubiera gestado el Partido Popular!... La Guerra Civil iba a pasar a la historia como el final del cuento de Blancanieves.

3 comentarios:

el_hombre_serio dijo...

Lo peor es que el dia 28 de madrugada y todo el 29 se dedicaran a coaccionar, amenazar, romper cristales, persianas... de todos los negocios de los autónomos que son los que de verdad sufren, trabajan y nadie, nadie, nadie los protege ante este desgobierno.

J. Carlos Medina dijo...

Pues nosotros ya hemos recibido de forma oficiosa y velada las amenazas pertinentes por parte de los enlaces sindicales los cuales ya nos han hecho saber las posibles consecuencias de asistir al trabajo. Términos como, silicona en las cerraduras, agresividad verbal y posiblemente física así como algún que otro tipo de coacción, han sido pronunciados en la visita amable, inocente y pacífica que hemos recibido hoy.

Anónimo dijo...

En mi empresa han comunicado que tendremos poquetes informativos "contundentes".

Vamos, matonzuelos del tres al cuarto que no tienen cojones para ir sólos.

El miércoles,problemas... si no al tiempo.

Saludos.