Visitas

miércoles, 28 de julio de 2010

TOROS

Una ajustada mayoría, excesivamente ajustada (50,5 %) ha decidido hace unas horas que enero de 2012 signifique la tumba a la tradición milenaria de los toros en Cataluña. A nadie se le escapa que las intenciones pacifistas, ecológicas y de animafilia son las que menos priman en la decisión de los 68 parlamentarios catalanes que han refrendado la ley de prohibición de las corridas de toros en la Comunidad Autónoma catalana.

El voto antiespañolista; el intento por desterrar de manera nada legítima y sí impositiva cuanto suene, huela, sepa y se entienda como español de las cuatro provincias del antiguo condado dependiente de la Corona de Aragón. La maquiavélica operación legal y politizada porque en Cataluña no quede rastro de lo español, es cuanto mueve la ley que lleva horas en vigor.

Buena parte de la sociedad catalana siente odio irracional a España y su idiosincrasia. Quizá sea momento de aclarar que la tan cacareada represión lingüística e identitiva que durante el franquismo sufrieron los catalanes está siendo cobrada y devuelta, una revancha sin cuartel con prohibiciones al español, rotular en la lengua de Cervantes, denostar la cultura y el idioma de todos desde las aulas y perseguir con artimañas subrepticias propias de la más asqueante de las políticas ajenas a la democracia. A lo mejor los demás deberíamos jugar al mismo juego. Yo, hoy, me siento mucho más anti catalán. Lo siento por gente que se viste por los pies, como el bueno de mi hermano David García Trigueros; pero desde hoy, debería empezar una firme campaña española, al uso de la catalana. Desde ya, la empezaré a poner en práctica.

P.D. Con mucho de demagogia, algunos seguirán defendiendo que el f.C Barcelona queda ajeno a todo esto, cuando no es más que un instrumento catalanizante y arma arrojadiza política, con tantos ejemplos imposibles de enumerar aquí. Hay que ser gilipollas para que un español, taurino y que se viste por los pies, de por aquí abajo, luzca, exhiba y piropee las armas más catalanas del mundo en forma de escudo de club. Ahí queda eso.

6 comentarios:

Granaíllo dijo...

Los únicos curenos que se van a ver en Caluña son los de sus políticos que sólo saben embestir a España que es embestirse a ellos mismos.

miguelangelalcala.

Lemar dijo...

totalmente de acuerdo hermano, hoy han salido alguno diciendo, que le da vergüenza, de ser catalán, a mi también me daría, menos mal que no lo soy a D.G. y todo ante un presidente, charnego, cordobés, vergonzoso, y orquestado por los partidos nacionalistas.
Ha resuta estar usted muy perdido, ya me contará usted los motivos. Un abrazo.

monaguillo dijo...

Ciertamente hay que ser gilipollas. A mi tampoco me vale decir que se es culé simplemente porque les gusta el tipo de fútbol que hacen. El Club, como bien dice su lema, es "algo más" que fútbol, y apoya todas estas mierdas antiespañolistas.

Pero a día de hoy, es complicado pedir "raciocinio" a una sociedad que ya ha demostrado no tenerlo.

Da gusto leerte, amigo.

Anónimo dijo...

Como me gustan las pataletas del facherio cofrade....como las disfruto...

David R.Jiménez-Muriel dijo...

Pues fíjese anónimo, que yo disfruto con la cobardía del rojerío. Es un clásico; pero vamos, tan cofrade unos y otros, ¿verdad? Si aquí ya sabemos todos quienes somos, aunque vayamos de tapadillo. ¡Hasta en nuestras casas y con los nuestros! ¿verdad?

J. Carlos Medina dijo...

Sr. anónimo o Comagene, como usted prefiera y corríjanme esta apreciación si estoy equivocado: Dado los años que tengo y las puñaladas traperas que la vida nos regala está claro que prefiero mil veces a un "facha" como David antes que a un políticamente correcto, es decir un hipócrita, de los muchos que se autoproclaman de izquierdas y progres. Vista la trayectoria prohibitiva que lleva este gobierno y muchos de los que intentan regular mi conciencia prefiero toparme con alguien que va de frente a tener que mirar continuamente de reojo sobre aquellos que se llaman liberales pero que es mejor no perderlos de vista.