Visitas

miércoles, 5 de mayo de 2010

La Patria soñada

De tanto verla a diario, pasa desapercibida para el que se siente su hijo y para el que la hace día tras día. Pero resulta que el turismo y la lista de la comunidad de viajeros más prestigiosa del mundo, considera que esta ciudad es de cinco estrellas. Porque, así, a vuela pluma, Granada es:

*El mejor destino de España.
*El sexto mejor destino de Europa.
*El décimo mejor destino para enamorarse.
*El décimo cuarto mejor destino del Mundo.

En España, por detrás de la joya esta que es nuestra casa y la de los nuestros, Sevilla, Santiago y Barcelona...

En Europa, detrás de esta patria chica donde están nuestras raíces, Viena, Praga o Londres.

En el Mundo, por detrás de nuestra madre que nos ha visto nacer y crecer, que a veces es madrastra pero que no dejamos de querer, Tokio, Madrid, Amsterdam, Oslo, Chicago, Los Ángeles... ¿Sigo?

Granada es un paraíso a pesar de nosotros los granadinos. Su masa cultural, su oferta patrimonial, sus condicionantes estéticos, su emplazamiento exclusivo y su inigualable agua, la hacen un destino escogido y triunfante. Cuando vean a un turista, de ahora en adelante, sepan estar a la altura de su ciudad. Cuando vayan a otras ciudades, empápense de ellas para traernos esas cosas que nos hará mejores. Y sobre todo, cuando estén lejos de este pedazo de tierra que es nuestra y que nos deberían cobrar por vivir en ella, recuerden que vienen de una de las mejores ciudades del mundo, a pesar de la clase política mezquina e incapaz y de los que se empeñan en empañarla.

A mí no me hacen falta listas, ni podios, ni medallas... Porque para mí, siempre serás lo que te dije en un pregón reciente... Y a buen entendedor...

El amor murió de pronto

y en el olvido descansa.


Murió por el desamor,

por la traición, por la falta

de la verdad que lo hacía

verdad. ¡Lo que cuesta hallarla!


Nadie muere por amor

porque el amor ya no mata

que hay intereses que valen

más de lo que el amor paga.


Amor que no se merece

cuando se necesitara

porque el amor sí se mide

y no es medida de nada,

que ya no nace en el pecho

pero muere en las palabras.


Hoy amor, eres tan falso

como tan pronto te cambias

y te vas del corazón

para meterte en la cama.


Al amor lo hemos guardado

bajo montones de sábanas.

Ya no grita en las aceras

ni empapa las almohadas,

ni es cambio y no fue trueque

y ya no duele ni espanta.


No se susurra al oído

que es cuando tiene importancia

y se usa sólo en labios

al servicio de quien paga.


El amor es esqueleto

con salud pero sin alma

y puede apagar su fuego

hasta la brisa más vaga.


El amor descansa en paz

en la tumba de las fábulas,

en la inocencia del púber,

en las perdidas batallas...

...que hoy no hay sitio para él

más que en las historias falsas.


Y de pronto me encontré

contigo, así, cara a cara.

Con lo que quiso enviarme

y hasta mi e-mail llegaba

el que con fraterno afecto

ahora me presentaba.


Y la tumba del amor

sin el amor se quedaba.


Y me acordé, de momento

de mi bandera: ESPERANZA.

De Tomás de Villanueva,

la Orden Agustiniana,

de Teresa de Calcuta

(aunque oriunda de Malta),

de Santa Ángela de la Cruz

(bendita flor sevillana),

de Juan Ciudad, Juan el loco,

Juan de Obra Hospitalaria

y del frailuco bendito

de Alpandeire, que le falta

ya menos para llegar

al Altar que se ganara.


Me acordé de quien me dio

las fuerzas necesitadas

en mi Calle San Antón

en simulacros de plata;

y de mi Calle Palermo

como mi primera casa;

de mi Tertulia Cofrade

en octubre, ahí es nada.


De la conciente nobleza

de canela y cuatro patas

de la que tiene por nombre

el de la Diosa Diana.


Y de mi auténtica Iglesia,

tan pecadora y tan Santa.


Y te traje, amor, de vuelta

por las puertas de mi patria,

entre mi anónima gente.

Por los salones de Caritas,

en las clausuras silentes

de clarisas, franciscanas,

concepcionistas, del Císter,

agustinas y Bernardas.

Y descubrí que el amor

lo he tenido siempre. ¡Vaya!


Jamás estuvo tan cerca

sin que antes lo notara.

“Su piel de color bermejo,

aunque mucha luz le saca,

destellos blancos, de cal.

Su pelo, una gran nevada.

Sus ojos, azul intenso

cuando es bien de mañana.

Se viste con cuatro prendas

joviales como las aguas

y por edad, no me importa

lo mucho que a mí me saca.


Señor del Amor y Entrega,

al amor, aún le aguarda

algo de vida en el mundo

y vengo a darte las gracias

por el amor que me has dado

como nunca comprobara.


¿Queréis saber el nombre

del amor de quién os habla?


Un amor loco y sin cura.

Amor de Madre: ¡Granada!

9 comentarios:

J. Carlos Medina dijo...

Quedarse prendado de Granada no es tarea difícil, basta con mirar un callejero de esta ciudad para comprender su grandeza y sentirse atrapado por siempre y para siempre de ella. Ciertamente, el vivir de forma cotidiana en Granada hace que se pierda un poco la perspectiva de su inconmensurable belleza y es por eso que, aquellos que no vivimos en Granada, cuando arriamos nuestras vida entre chicotás y chicotás en tan magna ciudad percibimos de una forma mas soberbia su magia.
Si me diesen a elegir entre vivir en Sevilla o Granada no tendría tan claro si decidirme por Granada o por.... Granada.

Sevilla tiene muchas cosas para ser una ciudad diferente pero Granada lo tiene todo.Y si me apuras mucho hasta la mala follá granaina tiene su encanto.

Jesús Ortiz dijo...

Cuando uno está ausente y echa tanto de menos la tierra que lo parió, se te hace un nudo en la garganta cada vez que te tocan la fibra sensible con alegorías como la tuya. Pero, además, es que nuestra tierra es una de las más especiales del mundo entero, un lugar que aquel que va no quiere irse, y aquellos que nos vamos, deseamos regresar.
Que viva por siempre Granada, y que por siempre habite y perdure en aquel rinconcito de nuestro corazón donde guardamos los tesoros más preciados de nuestra vida.

MM Peña dijo...

Granada vive en sí misma
tan prisionera
que solo tiene salida
por las estrellas...

(que dijera Carlos Cano)

Carnecita de gallina me has puesto tú esta mañana... muchas gracias, chiquillo.

Memoria Histórica de Motril dijo...

granada tiene mucho arte, je je je.

EL ESPERANZO dijo...

Graná es que es mu bonica y los granaínos estamos mu bien peinaos....

ruano dijo...

llevo bastante tiempo siguiendo este blog. Pero la entrada de hoy es de ponerle un circulito al calendario.... De babero Don David

Salva dijo...

Aunque llevo muchos meses siguiendo el blog es la primera vez que escribo. No escribo porque creo que de este blog se aprende mas leyendo que participando, y leyendo al mismo tiempo la opinion de otros diestros en la materia.
Pero hoy me he animado por la añoranza que siento por Granada. Solo le pido a Dios, que mas temprano que tarde pueda volver a vivir en Granada. Esos paseos esporadicos que algun dia que el tiempo de estudio me permite, por el Albaycin, por el Realejo, por el Darro... en definitiva por cualquier rincon del centro de Granada, esa oracion casual en el Santo Angel o en la Magdalena, donde se respira historia, devocion y arte... eso es mi gasolina en mis noches de estudio incensante... y la fuerza que me da para estar junto a la cama del un hospital conocido como Ruiz de Alda.
Creedme que es lo mas triste del mundo ir a Granada, para ir a un hospital, despues de haber vivido alli durante 6 años disfrutando de todo lo que esta ciudad puede ofrecerte en todos los sentidos.
Un saludo David, de un obediente accitano.

Carolina Fernández dijo...

Preciosa esta entrada, que me remata cuando llevo ya días sin pisar la tierra que me vio nacer y crecer ...

Un abrazo desde la provincia de "Cái"

Anónimo dijo...

Sere breve , pa largo ya está mi PESHITA, oleeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee,que bonito , los pelos como escarpias
MELA.